Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 11 DE OCTUBRE jDE 1909. ED 1 CICXN 1. PAG. 7. LA POLICÍA INDÍGENA r urante el combate del día 29 del pasado, la Policía indígena, que manda el teniente Sr. García Malen, y los contingentes ¿e Frajana y Carmut experimentaron ¡as siguientes bajas: Muertos ó desaparecidos: Mohamed ben Arnar, de la policía; Mohatar ben Aixa, de Ja policía; Maimón ben- Mobatar, de U poJicía; Moharaed- uld- Maimón, de Carrnut; Aomar- ben Falca, de Carmut; Dahu- ben ¡Sedú, de Frajana; Aomar ben- Caisuh, de la policía; Musa ben- Mohamed- ben- Handú, de 3? rajana, y Mohamed beu Falcú, de Carmut. Dé éstos, el segundo, tercero y octavo han sido encontrados y enterrados en el cementerio de Sidi- Auriach, Heridos: Mohamed- ben- Abdallah, de la policía; Maimón ben- Candur, de la policía; Mainión- bel- Abdallah, de Mezquita; Ha med- ben Saai, de Carmut LA PRENSA EXTRANJERA f eijbumal ees Bebáis: Las intenciones del general D Atna. ¿le, que es un hombre de mérito, pueden haber sido inmejorables- pero, apañe de usar ttna forma incorrecta para la expresión, el jgetreral ha sufrido un lamentable error al -meterse em las homloras de la política ex trarjjera. Estamos por asegurar que no se trata en este asunto de niia opmión personal de D Atnade, smo más bien de la idea, difundida por una escasa minoría, de que tíspafia, con su actu- al acción en Marruecos, puer de crear una situación difícil para Francia. i Inútilmente nos preguntarnos de dónde ipuede haber salido este disparatado rumor. Los españoles, como todos sabemos, están ireahzando desde hace tres meses una operación mrlitar en los alrededores de Meliila. Han llevado para desenvolver sus planes un contingente numeroso. Se han batido con heroísmo y han obtenido triunfos que nadie pu de poner en duda. La situación no mejorará, sin embargo, hasta que consigan Someter á las tribus hostiles y llevar á efecto unas enérgicas represalias que acaben de afirmar su autoridad en aquella zona de influencia que les corresponde. Todo se reduce á una importante opera ción de Policía que urge realizar en ese territorio, en el cual España et ia- autorizada para operar con absoluta libertad de acción. Y estos hechos de tan diá a ía claridad son los que han producido la miundada alarma Üe ciertos espíritus demasiado susceptibles. iLos alarmistas han echado á volar absurdas especies, asegurando que los españoles avanzaban hacia el interior de Marruecos y que estaban prestos á caer sobre Tazza y á instalarse en el camino de Fez. i Los anteriores asertos quedan totaj- nieute desmentidos por las repetidas declaraciones del Gobierno español; á mas de que el buen cuidado que toda aación civih ¿a. da tiene de respetar y cumplir los convenios á que se ha sometido desvirtúa las hipótesis dlar, mantés. Por otra parte, debemos atender á lo que llaman ios histonógraíos la naturale za de las cosas. Basta con mirar el mapa para convencerse de que los españales están en el Rif, y. que entre esta región y Tdzza media uo espacio considerable, conbtituído por países montañosos, áridos é iunc pitalanos. Si por casualidad el Gobierno español intentase alguna operación sobre Tazza, no dejaría de tener en cuenta que la expedición daría margen al planteamiento de problemas trascendentales. Supongamos aán que el Estado Mayor español juzgase oportuna, desJe el punto de vi ta militar, vraa expedición hacia Tazaa, El Gobierno debe en este caso poner freno á la natural tendencia del elemento militar, que pretende, arrastrado por su espíritu guerrero, ir cada vez más lejos. Respecto á lo que acabamos de decir, no es posible desconfiar de las seguridades dadas con toda formalidad por el Gobierno español. En realidad, Europa no ha encontrado argumentos para oponerse á la acción española en el Rif Sólo algunos periódicos alemanes, que ya reprobaron en otro tiempo la acción francesa, continúan su campaña de protesta contra la empresa acometida por los españoles. Motivo de estrañeza será para los críticos aienunes la calma de ta Prensa francesa, á quien tratan de impulsar á una campaña cuyo fruto serían ellos 4 los primeros en obtener. Lejos de ceder á esas instigaciones, nuestra norma en los asuntos de Marruecos defee ser la cooperación amigable y leal á la empresa que rea iza España. La ot ra común, que Europa entera nos confió en Algecirases un lazo más de unión entre las dos naciones. Y el buen sentido aconseja, por tanto, confiar en el tacto y la lealtad de un gran pueblo que es vecino y ami, go maestro. El papel que por ahora nos corresponde, puesto que la política frdMcesa en Marruecos es cosa definida y explicada, ante el Parlamento, no es otro que el de seguir con atención y simpatía a un mistno tiempo las operaciones militares etn rcaáidas por España en el Rif, áe las, cuales sacará buen provecho la civilización. -Militar; Antonio Julián Carel? del l. mixto de Ingenieros; Cipriano Ríos y Victo Past ir, de Chinchilla; Quintín Castro Esoejo y Joaquín Vallarmo Vázquez, estos dos últimos heridos ea uno de los combates le Julio. Se les ha repartido tres pesetas á cada soldado. H COftUVA, 1O, 4 T. p l comercia local está haciendo cuanto puede en socorro de los heridos de la campaña de Mehlla Hoy salió el vapor Cabo Nao conduciendo a Málaga la segunda remesa de víveres y ropas, que es enorme, quiza mayor que la prinae- ra. Estos socorros destíñanse, no á los soldaoos gallegos, cono en un principio se dijo, sino á los soldados españoles en general. Aderaás de estos auxilios van recaudadas una- jO. 000 pesetas, que se destinan á los heríaos. se ha recibido uu telegrama del jefe de la ambulancia de la Cruz Roja c ruñesa, que, como se ha dicho, llegó á Málaga ayer, participando p lian sido muy- agasajados en el trayecto y destinados sus individuos á 1- r divisiónOrozco, en Nador. Esta ambulancia cuesta niensualmente unas 4.500 pesetas. PUBLICACIONES Lichtenbcrger, -Ebte libro, que pertenece á la Biblioteca de Filosofía científica, es un resumen de los asombrosos progresos conseguidos por la nación alemana en los últimos tiempos. En él se estudia el desarrollo económico, político, intelectual y artistre del pueblo alemán, y son de gran utilidad las enseñanzas que de su lectura pueden sacarse. Nos releva de todo elogio acerca de la traducción decir que es del culto y conocido periodista Manuel Bueno 3,50 pesetas en todas las librerías. José Ruiz, editor, Madrid. La Alemania moderna, su evolución, jsor c g casa de la vicepresidenta marquesa de Squilache se verificó el sábado un nuevo reparto á las fdinihas de los reservistas. Lasque habían presentado sus documentos y acudieron á recoger los socorros ascendían á 25, entre madres y esposas de soldados que están en Mehlla. Dos pobres mujeres llegaron retrasadas, aunque no por eso dejaron de cobrar. Habían venido á pie desde Colmenar Viejo, cargadas cada una con un niño. No hay que decir que las señoras de la Junta que preside ¡a Reina Cristina socorrieron generosamente á estas dos mujeres para que regresaran á su pueble en coene. REPARTO DE SOCORROS DE PALAC 1 U H a n sido recibidos en audiencia por él Rey el arzobispo de Sevilla, io s obispos de Madrid- Alcalá, Canarias y Fessea; el duque de Tañíanles, el conde de Cabra, los senadores D. Ángel Pulido y D. Eduardo Gullón, D. Eugenio Silvela y el Sr. Ciudad Aunóles. Los cuatro prelados citados cumplimentaron también á tí. M. la Rema. El obispo de Fessea, vicario apostólico de Marruecos, se despidió de SS. MM. y en el expreso salió para Cádi- donde se embarcará uara Tánger. Ante el mayordomo mayor de S. M. marqués de la Torrecilla, ha jurado el cargo de gentilhombre de cámaro, el señor conde de üsilo, el cual, á continuacic ofreció sus respetos al Soberano. Su Majestad la Reina paseó ayer mañana á caballo por la Casa de Campo, acompañada de su dama 4 e servicio la señorita áa Heredia. En la capilla y comedor de la Rea! Congregación del Ave- María, Atocha, 14, tendrán lugar el próximo domingo, 17, ¡os actos siguientes: A las once de la mañana, misa rezada; á continuación, Santo Rosario, y á las doce, comida, servida por los señores congregantes, á cuarenta mujeres pobres. Todos estos actos, que costea S. M. 1 a i eina doña María Cristina (q. D. g) seián HERIDOS Y 1 SSERVISTAS ZARAOOZA, 1 0 7 1 I a Junta de damas sigue recibiendo nu merosos donativos en dinero para aumentar la suscripción nacional. Últimamente han sido entregadas 513 pesetas por doña En alia Taronje, de Moutorte. Bí cura párroco de Pitargisa ha entregado 20 pesetas, y D. Demetrio García Muñoz gran cantidad de prendas y ropa blanca con de Jno á los heridos. MÁLAGA, I O J I T i fna comisión de damas de la Cruz Roja, formada por las señoras de Marios, Massó y señorita de Gnzmán, visitó hoy á los heridos, regalándoles postales y tabaco. E j oy han negado á esta población r 5 sol dados, que han sido dados de alta en los hospitales de Córdoba y Sevilla. Mañana marchará á bordo del Ciudad de Mahón la ambulancia de la Cruz Roja coruñesa. También dispónense á embarcar para Melilla, por habirsido dados de alta, los siguientes soldados: Diego Segura Navarro, de Chiclana; Ildefonso Martínez Díaz, de Saboya; Ignacio Ortega, de. Adnimistraci. on