Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A f i C SÁBADO 9 T E OCTUBRE DE tgog. EDICIÓN v PAG. 8, LOS ÚLTIMOS BANDOS general Anzón, A pareció el bando del breve y elocuente, amenazador, severo, para proteger a los moros que, confiados en la hidalguía del pueblo español, entran en ¡a plaza hn é ¡se anuncia que era inexorable con aquello que aienien conir los moros. Hay que resj elar al Vencido y mucho mas hay que tener en cuerna que la agresión que se iizo fue á parientes iie los que están peleando al lado de nuestros soldados. La Policía indígena nos sirve de guía ea esos terrenos desconocidos en absoluto para Ia 3 tropas, y debido a ellos se supo subir al Gurugú y se ha llegado a Zeluan y Nador por los caminos mas cortos. Ellos nos guiaron por B ni Sicaralas posiciones que boy ocupamos en Tres torcas, y la pequeña harca del Gato lleva ya sufridas vanas perdidas, pues los moros sus rimeros uros los dirigen contra los que nos ensenan el camino por donde cebemos GARCÍA DH CÁRDENAS avanzar. Verdad es que de lo ocurrido el día 30 tenían la culpa los moros que aquí estaban. t n medio de! g zo que producía la ascen- LA PRENSA ción de los soldados al Gurugu, ¿quien le EXTRANJERA manda al monto decirle á un soldado que los cartuchos que llevaba tn la canana eran p 1 Gaulois llegado ayer á Madrid publica para por noche? un articulo de Rene d Aral, del cual ex La indignación estalló en aquel nioruento. tractarnos los siguientes párrafos: Esto, unido á que algún moro se había SI asunto hispano marroquí sigue emreído ai paso de los cadáveres encontrados brollándose de una manera desconcertante. en el barranco del Lobo, hizo que el popu La contradicción entre las declaraciones lacho quisiera tomarse la venganza de la oficiales del Gabinete de Madrid y las notiofensa, y sucedió lo que era de esperar. cias de los corresponsales y agencias perioGen ri es eran las protestas contra los dísticas es mayor cada oía. Creemos, s u provocadores y sus agresores, pues todos embargo, que el Sr. Maura es deojasiaJo comprendían que en ei estado ea que están hábil para cometer una torpeza y que selas cosas significaba un paso atrás. guramente se dará por satisfecho con conApenas tuvo conocimiento del hecho el servar las actuales posiciones. N- o es extrageneral gobernador, Sr. Arizon, dicto el ño que para asegurar la tranquilidad en bando que ya telegrafié. Melula se trate de someter y castigar enérY al conocer lo ocurrido, el general Mari- gicamente a los díscolos y agresivos habina publica la siguiente orden: tantes de las montañas que rolean a la pla Oruen general del Ejer 2ilo. del x de Oc- za. El envío de nuevos rcfuer Os sólo signitubre de 1909 en Z- uau. fica que es preciso ac tbar de u ía vez, y que Con objeto de evitar que las clases é in- el sistema de los cojtmgentes reducidos 3 dividuos de tropa de este ejercito lleven á sencillamente desastroso. Nosotros podeCabo acto alguno que uo denuncie los sen- mos dar fe de ello por experiencia. timieutos de generosidad y alta clemencia J o nos hagamos, pues, eco de la Prensa con el vencido, de que justamente a ardeau alemana, que se dedica a propalar por Eurolos pueblos cultos, les recuerdo lo que pre- pa la falsa especie de que hs- pañi acaricia vienen los artículos 233 235 y 236 del Co- proyectos de conquista. Nadie ha podido digo de Justicia Milu r, que se copian á probar estos planes, y al protestir contra continuación, en la inteligencia de que me ellos tiraremos piedras a nuestro tejado, olhallo dispuesto á ser inexorable con el que vidando los beneficios que nos reporta U infrinja los preceptos de la ¡ey, hasta lograr solidaridad política con iispaua ea el asunque este e ercito, animoso, intransigente, to de Marruecos. Severo y duro con el que le ofrezca resisten Mucuo mejor obraría Europa protestancia en el combate, no manche los laureles do enérgicamente contra la actitud de ese de la victoria con esos hechos deshonrosos Sultán, que después de burlarse de nosotros que sólo pueden ser hnos de la cobardía ó no tiene escrúpulo e a a j itar la resistencia Óe la barbarie. de las tribus del Rif, yu laudólas- eou resEspsro que no olvidaréis los deberes que fuerzos y armamento. á todos nos impone la civilización, cu o Ei verdadero peligro es ¿1 que acabimos Cumplimiento os recomienda muy eficaz- de enunciar. Y ya es u aipo de pensar mente vuestro comandante en jefe, Marina. en él. Lo que de orden de S. E. se hace saber én la general de hoy para conocimiento de r j e l Journal des Debáis: todos. -El coronel jefe ae E. J L Jiraaczsco Una declaración solemne del GobierM. Gómez Jordana no español asegurando el carácter desintesArticuios del Código dejushcia Militar resado de la actual campaña, y la promesa de permanecer fiel a lo Convenios interna que se citan: Art. 233. Serán castigados con la pena clónales libremente concertados por Espade cadena perpetua a muerte, previa degra- ña en Algeciras, y de rc p? tar la integridad dacioi, los militares, que, prescindiendo de territorial del imperio marroquí, atraerán Ja obediencia a sus jefes, incendien ó des- sobre la nación española las simpatías de truyan edificiosú otras propiedades, taqueen toda Europa. A los fines de pacificar los alrededores á los habitantes de los pueulos, caseríos, ó cometan actos de violencia en las personas. de Melalia, nos parece bastante la posesión A los promovedores y al de mayor era- del GJIU ¡JÚ, en cuya cumule podría ser ple e scia íui ues. id. s. Kaipre la pena de instalado un sólido blocao, quedaría resultados excelentes. La ocupación de Z. man vj uci LC. articulo 235. E! que despote de sus ves tidos u oíros efectos á un herido ó prisione ro de guerra para apropiárselos sufrirá la pena de presidio mayor. La pena podra elevarse basta 1 a de musite si al despojar al herido le causase otras lesiones ó agravase notablemente su estado. rt. 236 El militar que en la guerra despoje se propie del dinero ó alhajas que sus compañeros llevaren sobre si sera castigado cono reo de robo con violencia en las personas. De esta disposición se ha dalo lectura en todos los campamentos, guardias y cuarteles, v se elogia al general en Jefe por tan oportuna orden, pues asi se evitará seguramente cualquier otro atentado. También Arizon y Marina han recomendado a los jefes de la Po icia indígena que ordenen á los moros no bijen a la plaza mis que a lo precis y que procuren no hablar de guerra ni de nada con los soldados, pues ellos tienen la absoluta seguridad de que por nuestra parte no ha de hacérseles daño alguno. pudiera también ser de utílidac! para cerrar el llano a las incursiones de los rífenos de Beni- Buifrur. Estas medidas asegurarían á satisfacción el ejercicio de ana policía eficaz. T e Gil Blas. En la acción española en el Rif pueden observarse dos aspectos completamente distintos: el aspecto militar y el aspecto po ítico. Desde el primer punto de vista, Kspaffo tiene un perfecto derecho a re- ilutar sus operaciones militares como mas conveniente te parezca. Si cree necesario movilizar So 070 00 C hombres para castigar a las tritous rifeñas, na iie tiene atribuciones para impedírmela. No sucede lo mismo en el terreno político. El Acta de Algeciras, tan labonosaaieate concluida, es un instrumento dipiomatico que obliga en cierto modo a cuantos lí firmaron. Puesto que se hace índispensawe ana extensión del campo de opeiaciones en el Rif, España debe solicitar de los Gabinetes europeos las modificaciones qn juzgue oportunas para el desarrollo de su política, No de otro modo hemos obrado nosotros al establecernos en Túnez. Un frac iso de los españoles, pese á! a valentía de sus soldados, traería consecuencias gravísimas para los nacionales de todas las potencias diseminados por MarruecoSjy esas consecuencias se dejariau sentir desde el unuier instante en la Argelia francesa. Muley H fid no vacila en predicar a estas horas la guerra santa. Las barcas se multiplican ¿Cual debe ser la actitud de Europa si mañana estallase una guerra eatre tís na y ei Mogreb? NOTICIAS DIVERSAS TELEGRÁFICAS C 1 DIZ- S, 1 s u -3 a llegado el transatlántico Aücattite, ira yendo el personal y eL material embarcado en La Corana co 1 de- sti o á. S íldran mañana p ira Alalaga dej d donde irán á dicha plaza. jgstuvo animadísimo el banquete ofieeido por el Ayuntamiento de áíalawa á. ia comisión aragonesa. Ei menú faé esp endido. Ocupo la presidencia el alcalde úe Málaga, teniendo a derecha é izjuieria á D. En, nque Nabal, Pascual fispoaera L- ieazo Vsencio y Juan A. n Jrés. Ei alcalde ds Z irag jza tema á derecaa izquierda al senador Sr. Rey, ai preside te, de la Diputación, al dipunJo a cortes se ñor- Vlvarez Net y al vicepresiJeute de la Diputación Sr. León y Cerralbo Asistieron los concejales de Maiaga, a jue el director del Hospital S- Anstoy, 3 ei medico militar Sr. García Zabia Al final hubo brindis entusiastas, siendo e. iiitimo ei del alcaide de Z n- jgoza, quiett dio las gracias emocionadísuno por la rerepcióa y agasajos de q- uc üa si 4o objeta. 1 o recaudado ea el citiematoyrdfo Coyas para las familias de los soldados asciende á la cantidad de 1.177 pesetas 0 céntimos. i total de lo recaudado coa destitio ala suscripciónjpatriótica asciende a 42.002 pesetas. En el Casino de la Exposicwa se ctaráa conciertos benéficos ios días 11, 12 y 14, y en ellos tomara parte w tenor J iliau B el, el el violinista Pepito Por s y o. rjs artistas. 2 wan. 8, 9 N. JSM. G. V, 3 T, I mil HUnmiMTlinm 1 rai iimninrrnnraiiiniiir ruimniriinti n 1