Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 7 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN Sos criados, y procura que estos criados vistan con exquisita elegancia, lo mismo que él, si es posible, á fin de que se advierta la diferencia en el modo de llevar la ropa. El hombre elegante no se pone jamás estos chalecos de soiree que llevamos nosotros, con uno y dos botones, flores y bordados caprichosos. ¡Oh, jamás! El hombre elegante no acepta más que el chaleco blanco ó el chaleco negro; pero lisos, sencillos, sin ringorrangos. Los esfuerzos que todos los años hacen los sastres ingleses para imponer los fracs de colores diversos se estrellan ante la firmeza de convicciones del hombre elegante. Y esos fracs y esos smokings de colores marrón ó violeta se los ponen los cursis, que en Londres abundan como en todas partes. La elegancia masculina no es esa que trasplantan los pollos madrileños copiando servilmente á los pollos ingleses ó á los pollos parisinos. Porque el pollo, os lo- aseguro, es un ente zoológico perfectamente ridículo en todas las latitudes. Aaya si se bebe en un baile de máscaras en Covent Garden! Parece que la gente no- vieae á otra cosa, y el Champagne y el wisky corren á torrentes. Es raro encontrar una pareja de tórtolos que se dediquen al flirteo amoroso. Por lo general, ellas y ellos se pasan la noche dando vueltas de vals y bebiendo como mosquitos. Estos bailes de máscaras son muy curiosos, porque las máscaras no parecen poi ninguna parte. Las mujeres visten trajes elegantes y costosos de sotrée, pero se presentan sin antifaz. ¿Para qué? Este personal se conoce perfectamente, y, ni ellas ni ellos tienen secretos que guardarse. En los palcos se ve alguna que otra dama extranjera, que asisten curiosas al espec taculo. En el salón bailan con una patosería sin igual; pero no bailan más que valses vertiginosos, corriendo mucho, dando muchas vueltas, hasta llegar á marearse y rodar por el suelo. Cualquiera creería que se divierten mucho, y no es así. Lo que les ocurre á alguias parejas es que se alegran demasiado. 1 erminado el último vals, salimos de Co vent Garden. Es la hora de la animación en el mercado... Los carros descargan toneladas de legumbres, frutas y hortali zas... Una de las calles del mercado está destinada á la venta de flores, y es costumbre al salir del baile pasar por allí y adquirir ramos... Las mujeres desfilan arrastrando por el fango las colas de sus vestidos. Los señoritos, de frac y á cuerpo, las agasajan con bouquets... Amanece... Cada cincuenta pasos vigila un policeman... tOh, qué poesía! JOSÉ JUAN CADENAS. Londres, Septiembre, 1.3 13. i votadas es dicha población ha manifestado que tomó parte en los incendios de los últimos días de Julio p a la cárcel antigua se han celebrado dos consejos de guerra. Uno de ellos ha sido contra Francisco Grau, detenido por los soldados en las inmediaciones del convento del Campo Sagrado, ocupándosele un revólver con cápsulas. Tiene buenos antecedentes. El fiscal le acusa como auxiliar de la rebelión y le pide diez y siete años y cuatro meses de prisión. El otro consejo ha sido contra Antonio García Acosta, quincenario conocido de la Policía como ladrón de oficio. Se le acusa de haber impulsado á las tropas á disparar al aire durante los sucesos de Julio. Pide el fiscal la reclusión perpetua. Ambos presos dicen que son inocentes. trabajando activamente. Durante la semana se reunirán tres veces al día. jueces militares que Losmarios por lossucesosinstruyen- los surecientes siguen En la sesión de mañp i i tas conclusiones. r y carreras pedestres. l E 1 próximo domingo se ceieorara en la gran pista un concurso de aeróstatos I a comisión organizadora del primer con curso regional de ganados trabaja activamente para que sea un verdadero éxito la celebración del citado certamen. p l teatro ci. co de la Exposición se ve to das las noches concurridísimo, pues en cada velada alcanza mayores triunfos la compañía lírica lilipuziana. SOLIDARIDAD 1 eía yo días pasados la biografía de don Joaquín María López escrita porD. Fermín Caballero. Caballero es uno de nuestros más grandes y admirables prosistas; ocupará en nuestra historia literaria un primer lugar- -por encima de tanta medianía que está en primera fila- -cuando se haga una revisión crítica de nuestros valores literarios. Nada más hondamente interesante que ¡a vida de aquel ilustre orador contada por D. Fermín Caballero. López nació de una familia humilde; por su inteligencia, por sus bellas prendas de carácter, llegó á los más altos puestos de la política. Fue diputado, senador, fiscal del Tribunal Supremo, alcalde de Madrid, ministro de Gracia y Justicia, ministro de la Gobernación. Dos veces ocupó la presidencia del Consejo de ministros. Su elocuencia eia admirable, avasalladora. Toda su alma rotnáatica, enamorada de la libertad, estaba en su palabra cálida, elegante y fluida. Se citan á menudo otros parlamentarios y políticos de esta época (1830- 1850) pero se puede decir que D. Joaquí- n María López es el tipo más acabado, mas representativo, de un período de nuestra historia política, período de exaltación, de efervescencia, romántico é inconsciente. No todos los que lean estas líneas sabrán cómo murió aquel eminente político. Se le formó una pequeña induracióu en la lengua; poco á poco el mal fue creciendo; don Joaquín María López, que al pr ncipio no dio importancia al mal, fue percatándose de la gravedad de la dolencia; al fia vio el iramente lo irremediable, lo terrible de su destino. Las páginas en que su íntimo amigo Caballero cuenta la desesperación y la angustia del insigne orador son de una emoción trágica profunda, intensísima. Se diría que el lector asiste á la representación de una tragedia shakespenana Dios- -dice Caballero- -había concedido á mi amigo cien dones: la palabra maravillosa, la generosi dad, el entusiasmo, la energía, el bello humor; pero no le había dado la resignación, la conformidad serena y alta con lo irremediable. En los últimos días de su enfermedad, aquel hombre, que había seducido coa su palabra á la multitudes y que había dominado en las asambleas políticas, ya no podía ni aun hacerse entender de los suyos. Murió una muerte trágica. Y aquí, después de la muerte, viene algo mas trágico, si cabe. A su entierro no asistieron- -dice Ca ballero- -sino unas treinta personas. ¿Qué sociedad era la española de 1850? ¿Qué pueblo era el pueblo español en 1850? Aquel orador enterrado obscuramente había luchado toda su vida, con toda su alma, por las libertades españolas; era un entusiasta: amigo del pueblo. Sin embargo, este hoin tare que por España y por el pueblo había trabajado y batallado murió obscurecido olvidado España es un país de un individu 1 rta salvaje, disgregado! mico 1 1 Hoj, i- e podría repetir el caso de D. Jo i JJHI VIa ii VALENCIA Y SU EXPOSICIÓN POR TELEFONO MJEfiCOLEa, 6, J r LOS SUCESOS DE BARCELONA POR TELEFONO VALENCIA, 6, 9 H. p l gobernador ha remitido á Madrid los libros, enseres y papeles encontrados en la escuela que dirigía el desterrado Toraer. Entre los libros que se envían figuran La Sociedad moribunda, La anarquía, Pensamientos antimilitaristas y Las ciencias laicas ó la piquito y el compásBAPCELONA, 6 I O N -3 an sido puestos en libertad provisional el alcalde y el concejal de Premio de Kar, que fueron presos á raíz de los últimos acontecimientos. lino délos desterrados, que estaba en Alciia, ha sido trasladado a ésta, porque en cretariado. p n el salón de actos de la Exposición se ha celebrado hoy la sesión preparatoria del Congreso nacional de secrétanos de los Ayuntamientos, presidida por el secretario del Ayuntamiento de Valencia, D. Tomás Jiménez Valdivieso, el cual, en un elocuente discurso, saludó y dio la bienvenida á los congresistas. Expuso luego el objeto de la reunión, y abrió debate sobre la constitución de la Mesa definitiva. Fue ésta elegida, nombrando presidente al secretario del Ayuntamiento de Valencia, vicepresidente al del Ayuntamiento de Toledo y secretario al que lo es del de Paterna. Seguidamente se leyeron los temas propuestos para la discusión y la lista de adhesiones y congresistas, que pasan de mil. Reinó grandísimo entusiasmo. A las cuatro de la tarde, en el mismo salón de actos, se celebró la sesión inaugural del Congreso Presidió el Sr. Sanjuán, el cuai propuso, y se aprobó, que se dirigiera un saludo á las autoridades civiles, al ministro de la Gobernación, al conde de Romanones y al secretario del Ayuntamiento de Valencia. Seguidamente comenzó la discusión de la Memoria acerca del tema Bases á que debería sujetarse la implantación de la autonomía municipal. Las conclusiones son las siguiente Separación total de la hacienda municipal de ia del Estado Los acuerdos de los Ayuntamientos autónomos no podrán ser anulauos ni suspendidos más que por les Tribunales ordinarios de justicia. El ejercicio de las funciones delegadas del Estado por otra persona que no sea el alcalde elegido por el Ayuntamiento es un obstáeulo para la vida autónoma. Cuando los alcaldes ejerzan mal las funciones que les están encomendadas, el Gobierno las delegará accidentalmente en otro funcionario sin carácter administrativo, pero que esté sujeto á responsabilidad penal. El ideal del Municipio autónomo es regirse propiamente, determinando su funcionamiento y organización, sin otras limitaeiones que dejar á salvo los derechos de los individuos y de la nación. En la discusión de estas conclusiones han intervenido los secretarios Sres O iva y Esparraguera y el director del Boletín del Se-