Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JufcVES 7 DE OCTUBRE DE 1909. JbDlCION 1. PAG. 7 Rodríguez Pena, de higueras; Miguel Alcántara Rapado, de chielana; Manuel Espinosa Carrero, ídem; Ramón Musellés Estelia, de Barcelona, y Sebastián Domínguez Morilla, de Talayera. rrores de la anarquía. A fin de terminar con la situación está indicada una acción paralela de Francia en las fronteras argelinas que facilite las actuales operaciones españolas. Alemania, nuestra asociada en los inteI os enfermos que se encuentran en el Hos- reses económicos, obtendrá beneficios indu pital militar son: José Corbella, del ba- dables eu la misma proporción que nosotros; Inglaterra tendrá que darse por satisfecha, iallón de Alba de Tormes, natural de Valenya qué hemos pagado nuestra libertad de cia; Pablo Diez Riera, de Saboya, natural acción en Marruecos renunciando á nuesde Toledo; Anselmo Juau Andrés, del Príncipe, nacido en Oviedo; Pablo Muñoz Ma- tras prerrogativas y derechos en Egipto y en Terranoya. Italia ya obtuvo de igual dueño, del batallón de Cataluña, nacido en modo la cesión de Trípoli. Por lo que toca Viüabaldo, provincia de Córdoba; Manuel Barrede Cuevas, de Alfonso XII, nacido en a España, el protocolo de 1904 ha marcado UUoc (Castellón) José Diez Pena, de Tori- sus derechos. Y las otras potencias siguatarías del Acta de Algeciras tienen tan moguela (Guadalajara; Fernando Amposta desto interés en el territorio marroquí, que Cornpany, corneta del z. mixto de Ingenieros, de Villarreal; Antonio Castellano no pondrán obstáculo á la pronta resolución Sánchez, del batailón de Chielana, de Jerez del problema. de los Caballeros; Vicente Mañas Sánchez, del de Alfonso XII, de Valencia. p l The Times dice en su número llegado ayer lo siguiente: Eduardo Castro Tizna, del Príncipe, de España sabe muy bien á estas fechas que Vil alva (Lugo) Juan Garrido Fernández, de Saboya, de Zamora; Alfonso Mora Bal- á su Ejército le queda aún ruda labor por sa! del Disciplinario, de La Carolina (Jaén) realizar para llegar al término de las operaVíctor Higo Meseguer, de Ingenieros, de ciones que ha emprendido. El general MaAlicante; José Domínguez Ramírez, cabo de rina ha demostrado excelentes dotes de Cataluña, de Bornos (Cádiz) José Muño? mando y gran talento militar. La ocupación Alvarez, de Reus, de Castro (León) Arturc de Zeluán le ha proporcionado una valiosa posición estratégica, que le hará dominar Barón García, rabo de Arapiles, de Madrid Aurelio Juau Andreu, cabo del Príncipe, de todo el terreno comprendido entre el MuluZamora; Pablo Díaz Sierra, de Saboya, de ya y el Quert. Pero las montañas de BeniBuifrur, á que se han acogido los rífenos, Mouteclaro (Toledo) Gabino Martínez, de Cuenca, de Oviedo; Diego García Cabeza, 5 erán algo difíciles de conquistar. Tenemos cabo de Artillería de niazo de Cuevas de absoluta confianza en el Ejército español, y, á fuer de viejos y fieles amigos de España, Vera (Almería) Antonio Carmona Cabeza, del batallón de nos ha de complacer el feliz acabamiento de su empresa. Chielana, de Cádiz; Máximo Rob es Román ídem, ídem; Francisco Suárez Cobos, ídem, POR TELÉGRAFO de Málaga; Julio Tejada Gómez, deJLas NaPARÍS, 6, l l M. vas, de Madrid; Jacinto Morquilla Ruiz, de Ingenieros, de Madrid; Simeón Hernández, J Vesmíente el Gil Blas que Francia é Indel de Madrid, de Avila; Eduardo Talavera, glaterra hayan hecho observaciones á del de Llereua, de Madrid; José Serrano España acerca de las operaciones en el Rif. Y asegura que España pidió á los GabiMateos, del de Chiclana, de Málaga; Anselmo 1 Iglesias Rodríguez, del de Burgos, de netes de París y Londres su opinión acerca Va encía; José Villa Madrid, ídem, ídem; del desarrollo que podría tener eventual- José Iglesias Paredes, del Príncipe, de La mente la campaña, y que los Gobiernos consultados declararon que confiaban en las Corana. Manuel Arriol Lonozín, de Artillería de seguridades dadas por España de que no plaza, Barcelona; Domingo San Sebastián, saldría de los limites fijados para su influende AJfonso XII, Guipúzcoa; Santos Gonzá- cia en la costa Norte de África. lez Delgado, de Arapiles, Salamanca; Felipe Alvavez Contreras, de Chielana, Badajoz; Francisco Martín Godino, ídem, de Má MOVILIZACIÓN Iaga; Antonio Guardia Pérez, del de MeliDE TROPAS lla, Alicante; José González Santoniora, map 1 primer batallón de San Fernando. rinero del Canos V, Pontevedra; Jaime Mon Ayer llegó á Madrid, y salió para Máforte, de Alfonso XII, Castellón; Damián iLotuberto Barredes, ídem, id. Gabriel Pérez laga, el primer batallón del regimiento de Andrés, de Administración Militar, Guada- San Fernando. Manda el batallón el teniente coronel sslajara. Alejandro Alvarez Roso, compañía ele Te- fior Neira, y forma su plana mayor el colégrafos, de León; Francisco Domínguez mandante Sr. García, los capitanes señores Góuíez, de Talavera, de Málaga; Leopoldo Pérez, Rico, Dueñas y Lámela, y los tenienAscencio Concha, de Madrid; Eleuterio tes Sres. Monreal, Saldaña, González, FlanIirráiz de Diego, de Saboya, de Madrid; Cris- des, Suárez, Martínez, Mainar, Mambrón, tóbal Ainado Torres, de Saboya, de Ciudad- Ducasi, Conde, Cabanas, Corbella, Rivera, Arce y Real, y O b. no M Martínez Montes, del de Quinteía, Castellón, y armeroLópez García; médico Sr. Parrilla, Sr. Antón. Cuenca, de Oviedo. Las fuerzas desembarcaron en la estación del Norte y se dirigieron al cuartel de Ma ría Cristina, donde tomaron el rancho y LA PRENSA permanecieron hasta la hora del embarque, en la estación de Atocha. EXTRANJERA Salió el batallón para Málaga a las once e Gil Blas, llegado ayer á Madrid, tra- y cuarenta, siendo despedido- con ruidosas manifestaciones de entusiasmo por el nuducimos lo que sigue. España representa en las montanas del meroso público que ocupaba los andenes. A la estación acudieron á despedir á las JRif á la Europa civilizadora, cuyo mandato debe ostentar con los mismos títulos que tropas el capitán general, Sr. Villar y VillaFrancia. Por consecuencia, lo que más im- te; el gobernador civil, el general de Ingeporta es que su obra, sin perjuicio délos nieros Sr. Gómez Pallete y muchos jefes y oficiales de la guarnición. Tratados, sea coronada felizmente. No es admisible que un puñado de fanáticos pueda por más tiempo cerrar á las C l segundo batallón. grandes naciones del globo las puertas de El segundo batallón del regimiento de un país anacrónico y entregado á Jos ho San Fernando salió esta madrugada de Ma- drid, á las dos y veinticinco. -siendo despedido en la estación del Mediodía por el capitán general, los gobernadores civil y militar, muchos generales, jefes y oficiales de 1 a guarnición y mucho público, en el que pre dominábala eoloniagallega residente en la corte, que obsequió á sus paisanos del regi miento de San Fernando con tabaco y vino. El batallón expedicionario consta de 800 plazas, al mando del teniente coronel don José Echevarría, y van además un comandante, cuatro capitanes, diez y seis subalternos y dos médicos. En el batallón vienen desde Vigo dos joven es sde familias distinguidas de aquella población que se proponen ir á Me illa á combatir contra los moros. Avisadas las autoridades de Madnd, los detuvieron para hacerles volver con sus parientes. A la salida del tren que conducía las tropas fueron éstas ovacionadas con entusiasmo. Los soldados contestaoan con vivas á España y al Rey y agitaban bandentds nacionales desde las ventanillas de los vagones. p l primer batallón de Ceriñoia A las tres y media de la madrugada llegó formado á los andenes de la estación del Mediodía el primer batallón del regimiento de Ceriñoia, al mando del teniente coronel D. Antonio Bernáldez. El batallón consta, como los anteriores, de 800 plazas. Presenciando el embarque, que se realizo sin novedad y con el mayor entusiasmo por parte de la tropa, se hallaban en la estación el general Del Río, en representación de Su Majestadel Rey, y las autoridades militares y civiles que antes citamos. El tren salió á la hora indicada en el cuadro de marcha. Los expedicionarios fueron objeto de una cariñosísima despedida. UNA OPINIÓN IMPORTANTE PAIÍÍS, 6, y T. p l general Mr. De Torcy, que desde hace unas semanas está en los campos de Melilla siguiendo las operaciones del Ejér. cito español, ha comenzado á publicar en Le lemps una serie de cartas relatando sus impresiones. La de hoy está dedicada á describir la situación militar en torno de dicha plaza y el terreno en donde se han desarrollado y desarrollan las operaciones emprendidas por el general Marina. El autor de esta correspondencia pone de relieve el éxito de las descubiertas y reconocimientos efectuados por el coronel Larrea en la región de Quebdana y las operaciones realizadas por la brigada Aguilera? indicando las numerosas sumisiones que han sido el resultado de las mismas, y que pueden considerarse relativamente completas, toda vez que al realizar las tropas españolas el avance haeia Nador y ííeluán y al ocupar ambas posiciones no fueron hostilizados por ningún grupd importante de quebdaníes. D ECOS VARIOS I abandera conque eí general Marina eu volvió en su tienda el cadáver del bravo general Diez Vicario fue la misma que ondeaba en la alcazaba de Zeluán p n el expreso de Andalucía salió ayer tar de para Málaga y Melilla la comisión del Ayuntamiento de Zaragoza que lleva el encargo de repartir varios donativos ¿el día de la Patrona de Aragón.