Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 6 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 17. EL RELOJ T ic- tac, tie- tac. Por la blanca esfera del re loj avanzan pausadamente las manillas, dejando atrás los minutos, las horas, los días, que no volverán nunca. Y la marcha de las agujas es reposada, tranquila; se mueven al compás del péndulo, que se balancea majestuosamente, cortando el aire con sus aristas para conceder paso al futuro, para dejar descansar al presente con el tiempo que pasó. Y las manecillas marchan lentamente, con sosiego. En su camino infinito quedarán atrás las alegres primaveras de la vida, los fatídicos inviernos de nuestra existencia, las negras noches de las penas, los risueños días del gozo, los crepúsculos de las ilusiones, Y las agujas avanzan... Tie- iac, tic- tac... T ic- tac, tic- tac. Y las manillas del reloj se van separando despacio, muy despacio; y á poco, se buscan, como queriendo juntarse otra vez, hasta que al cabo se encuentran; y al superponerse parece que se unen en un abrazo estrecho, pero breve, muy breve, tornando en seguida á desunirse, continuando su camino- por la esfera, medida por alguien que intentó mostrarnos lo limitado de nuestra existencia, haciéndonos ver que nuestros placeres serán efímeros y dándonos el supremo consuelo de que nuestras penas tendrán término. Y las agujas avanzan... Hc- tac, tic tac... III Tic tac, tic- tac. Y al unirse las agujas dícele la una á la otra: ¿A qué caminas tan despacio? ¿Por qué no me imitas... Yo reeorro más de prisa que tú la esfera. Y la interrogada contesta: ¿Por qué he de ir más de prisa si igual camino recorres tú que yo... Tú marchas rápidamente, yo coa lentitud, y, sin embargo, al cabo de un tiempo las dos salvamos la misma distancia: una hora. ¿A qué, pues, cansarme? Las campanas del reloj nos indican que lo mismo hemos andado la una y la otra. En seguida se separan. La mayor emprende la marcha con aceleramiento, como si quisiera llegar pronto al fin del camino La pequeña anda despacio, como si no quisiera llegar nunca... Y las agujas avanzan. lic- tac, tic- tac... JOSÉ RAMOS MARTIN. PASATIEMPOS BUENA EDAD Un sujeto se casó con una vieja rica. ¿Qué edad tiene tu mujer? -le preguntaron- -La edad de oro, amigo. DOBLE CUADRADO ACRÓSTICO. POR NoVEjARQUE. cuando se pide la mano. Lo demás, cuando los preparativos de boda. 3. a Debe ir al guien de su familia. Que sea muy feliz. Una enemiga de A. Substituir los ceros y asteriscos por le tras para que se lea horizontal y verticalmente en cada cuadrado: En el primero: i. a Ave indígena de la América. 2. a Parte de las aves. 3. aa Res (hembra) 4. Mamíferos (hembras) En el segundo: a i. a Antigua moneda. 2. Punto cardinal. 3. Adepto de cierta doctrina, 4. a Nombre de varón. las dos verticales, resultará el nombre de India Oriental. La solución, vañana. UN AVE MUY HERMOSA indígena, de la Leyendo las dos horizontales de ceros ó Solución á la charadita muda anterior: D 1 S- CO- LO CORRESPONDENCIA PARTICULAR En esta sección se contestarán las preguntas que nos bagan nuestros lectores. Para demostrar esta cualidad es necesario acompañar cada carta del cupón que publicamos en la sección de anuncios. 1. a Tiirección se reserva el derecho de no contestar i determinadas consultas que exijan gran extensión tn la respuesta ó que no sean pertinentes. Un rifeñe que está permanente en la montaña del Gurugú. ¡Hombre, qué mono! ¿Y no po- dría usted morirse espontáneamente y dejar libre el Qurugú? Agradezco, sus galanterías, aunque sean procedentes del Rif, y le aconsejo que no esté en la puerta de la calle, que evite el encontrarse con esa joven y que así ahorrará usted conflictos. ted á otra, y quizá los celos realicen el milagic. Un admirador de Mariacho. -Galantee us- Dios y cuántas penillas tiene sobre su conciencia el picaro diosecillo de las flechas! Declárese por escrito, si es cierto que le corresponde. Un acróbata brutal, al saltar unos maderos, murió de un golpe fatal. ¡Y aun dicen sus compañeros qu no íué un salto mortaü Uno que está loquito por una. ¡Válgame para limpiarse los dientes. Pues, hijo, lo primero quitar ese haehe. ¡Pues menudo sarro arman las haches fuera de lugar! Después de quitar ese estorbo, puede pasarse un cepillito con bicarbonato. Lávese los pies todos los días y lleve dentro del calcetín ácido bórico pulverizado. Las fórmulas para tener Madame de Chevreuse. -Extirpación con novia no se fabrican en mi laboratorio. las uñas y suaves fricciones de Agua de CoUn lector de A B C- -Petróleo Gal. lonia. Lavándole con agua boricaaa á diaUn suscriptor de A B C, que es el mejor perió- rio y una ó dos veces al mes con agua sudico del mundo. -Gracias; lo mismo creo yo. blimada al 1 por 1.000. Con miga de pan Ignoro por completo á quién pudiera con- mojada en limón. En numerosas ocasiones venirle eso. ¿Qué tal letra tiene? Regular... cae por efecto de un microbio que ataca la y exactamente igual á la de un empleado de raíz. Ese agua tiene la propiedad... de teesta casa. ñirle. Muchísimas gracias. Mire usted, afecO. de R. -Reclámeselas usted. -Eso es tuosa amiguita, es un consejo imposible de producido por la mala calidad de los polvos. dar por escrito; hablado, sí. Consiste en una Use sólo los llamados Angelina, de la perfu- amalgama de estes componentes: cariño, mería Varonat, Fuencarral, 30, y se la co- bondad, picardía de buena ley, talento, grarregirá. Agua de salvado. Es usted muy cia... y mano izquierda. amable. Rosendo. -Desgraciadamente, no entiendo nada de enfermedades de oídos, y sólo pueKia cauna virino estas la afable Sekretarimo. -Estas respuestas corresponden á la segunda do aconsejarla que se haga ver por buenos carta. Pues lo mismo da; todo ello es de ne- especialistas, que ahí tendrán consultas gracesidad absoluta. Debe adquirirse primero tuitas. Siento de veras no poder aliviarle. Una morena. -i.3- Verruguina. 2. a Extirpaaquello que tarden más- en hacer. A la que ción con las uñas y fricciones de agua de puedan. Sí; ¿por qué no? Sigfredo. -Vaya á la calle de Preciados, Colonia. Sí qua es bueno. S. de Valmoj ado. -i. a Me inclino á creer 28, clínica del doctor Mateos, y en pocas sesiones de electrólisis... ¡hecho un pim- que son producidas por alguna alteración de la sangre. 2. a Puede ser eso, ó del bazo, pollo se quedará usted! Puede, sin embargo, cambiar Horia Rosca. -Muy bien; pero lo primeri- hígado, etc. a to que debe usted hacer es no poner señor de polvos. 3. Es muy posible, casi seguro. Mariacho, porque es una pequeña tontería. Vea usted á un especialista en males de la No entiendo lo que quiere usted decir con matriz. Pruebe también á lavarse con agua su primera pregunta, ni, por consiguiente, buricada caliente, y con agua sublimada al con su segunda. Coma muchos huevos cru- 1 por 1.000, también templada, alternando. dos, manteca, féculas, uvas, pan, y tome Celebraré que el joven oficial salga triunmucha cerveza. La de medicina. A la griega. fante de esta horrible guerra. Una admiradora. -Gimnasia y masaje. Un Romeo que ama á su Julieta. Consulte Gelí, yeli... ó algo así, porque está escrito usted primero á su corazón y á su voluntad, en árabe puro el seudónimo. En cambio, las Si el afecto es verdadero... adelante. No soy galanterías que me dirige se entienden per- hombre. fectamente; saludo reconocida. i. a Una pulMARIACHO sera, el traje de novia y otro, y unos penIMPRENTA PRENSA ESPAÑOLA dientes ó imperdible; es lo menos. 2. Puede SERRANO. í í W e r i o ñor escrito. La pulseí e regala. S. S. Ortega. ¿Dice usted que qué es kutil Si usa el jabón neutral centrifugado, el cutis le tendrá aterciopelado. Es, sin duda, el jabón ájque se refiere su amiguita. Lo ignoro. Vaya al núm. 30 de la calle de Fuencarral, perfumería Varonat. Sublime, sí es; pero práctico, n Con mucho gusto. Godo redo. -iAy, Godofredo! Si ya encaneces y un yiejecito más bien pareces, no te acobardes. Si eso te apura, eoinpra corriendo una Mixtura, que yo te juro que es gloria pura, ¡Hay diez colores, tan rebonitos! ¡Quedan tan suelto? y tan límpitos los que se arriesgan á ir teñiditosl Bueno; bromas aparte, me parece que ha llegado el caso de que se eche usted en brazos de Emilmat (vamos al decir) y que se resuelva á usar ó la Mixtura ó el Agua Africana. Quedo á sus órdenes. litan. ¡Caramba! Es un poco dificilillo definirle á usted lo que siente cuando ve á esa niña, y casi imposible decirle lo que sentirá ella. En fin... puede que sea estoMuchos años han corrido, muchas memorias han muerto y aun mi corazón palpita cuando alguna vez la veo Ella, indiferente, pasa con el semblante sereno, como estatua que abandona su pedestal un momento; y yo, bajando los ojos, callo, miro, dudo y tiemblo como esclavo fugitivo que tropieza con su dueño.