Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. b C. MIÉRCOLES 6 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN r. PAG. 8. MONUMENTO A LOS HÉROES I a patnóüca iniciativa de nuestro estima do compañero en la Prensa el director de España Nueva, D. Augusto Vivero, de perpetuar la memoria de los soldados que hallaron muerte gloriosa el día 27 de Julio en el tristemente célebre barranco del Lobo, ha encontrado en la opinión eco favorable Mucbcs periódicos, al comentar tan plausible idea, no escatiman su elogio, lo misnic al iniciador que á nuestro qaendo amigo el insigne escultor Beniliure, que, según ya dijimos, se brindó espontáneamente al director de España Nueva para modelar el IHO lumento. Con tan generosa y brillante cooperación bien puede esperarse que la memoria de aquellos héroes será perpetuada como se merece, y que los mármoles y. bronces que se coloquen ene! fatídico barranco servirán, á la vez que para ensalzar la acción de aquellos españoles que sacrificaron sus vidas en aras de la patria, para mostrar á las generaciones venideras el mérito de nuestros artistas. MANIFESTACIONES INTERESANTES obligación de defenderla, siente profundo dolor ante la actitud de España; dolor que aumentan sus temores de que, á pesar de su amistad y leal afecto hacia la nación española, se vea precisado á tener que llegar á un rompimiento sensible, pero inevitable, de seguir las cosas co uo hasta aquí. p o r su euenta telegrafía el Sr. Armiñán consideraciones bastante pesimistas respecto al problema de Marruecos, temiendo que la guerra en el Rif pueda extenderse y complicarse, y excitando al Gobierno á que refuerce los elementos militares que en la actualidad poseemos en Ceuta y Algeciras. nazar á Tazza, los franceses no deben o vi dar que esa ciudad se encuentra, despaéá de Lalla- Marnia y Uxda, en el camino de Oran á Fez. Sentado esto, ayudemos á Esoaün. del aejor modo posible en la vasta zona de u fluencia que le pertenece al Norte del Al as, y aplaudamos de todo corazón, como leales aliados, las victorias que obtiene. En Marruecos, franceses y españoles no serán íivales jamás; pero es lógico que los hechos despierten nuestra emulación. HERIDOS Y RESERVISTAS MÁI. AG 5 4 T. NOTICIAS DE MADRID C e lia dispuesto la salida para Melilla de 50 guardias civiles de Infantería y 30 ie Caballería, con objeto de mantener el orden público en el interior de dicha plaza africana y evitar incidentes análogos á los ocurridos el día de la ocupación del Gurugú. Se han presentado más voluntarios de ¡os que iban á formar la fuerza expedicionaria. Con estos individuos van el capitán D. Pedro Nogueira, de la Comandancia de Córdoba, y el teniente Sr. Brotóns, de la de Málaga, á más de otro oficial. para Melilla el coronel Ayer salió D. Amado Enseña de Artillería EL GOBERNADOR DE TETUAN p l notable periodista y querido amigo nuestro D, Luis de Armiñán da cuenta á nuestro colega el Heraldo, en la forma que sigue, de una conferencia celebrada con el gobernador de Tetuán: En compañía del cónsul, Sr. López Ferxer, del capitán Cogolludo y del amigo Calderón visité al gobernador de Tetuán, AbSelani- Ben el Hosain, celebrando una larga interviú con él. Tenía mis dudas al intentar la visita, pues el gobernador es hombre rudo, muy guerrero, de raza mulata y con todas las tosquedades consiguientes á su constante profesión de soldado de la Guardia del Emperador. Este carácter de hombre de acción y ds la plena confianza del Ma h en t ha valido el cargo de gobernador de esta, plaza, en e que desenvuelve una política de franca resistencia al influjo europeo y de tenaz resistencia á todo intervencionismo extraño il Mogreb. El gobernador habló largo rato, aunque no sin procurar economizar en lo posible afirmaciones y juicios concretos, Sin embargo, al hablar de la guerra del Rif se animó y espontaneó algún tanto. Francamente expuso su opinión de que la guerra durará mucho, á menos de que España cese en su acción militar y permita- olver las cosas al estado anterior al rompimiento de hostilidades. Si así lo hace, el Sultán impondrá la paz y castígala los desmanes de los rífenos. Pero i España persiste en su actitud belicosa, ni podrá hacerlo, ni tal vez, á pesar de sus de eos, encontrará medio de impedir más graves complicaciones. El Sultán tiene dos niehallas organizadas jara enviarlas al Rif; pero mientras España üo retire sus tropas, no dará la orden de que vayan. Entre otras razones, porque puuiera sospecharse- que iban á engrosar la jarea rifeña. El gobernador dijo también que la guerra leí Rif no dará gloria ni provecho á Espa ¡a, aun suponiendo que triunfe, por tratare de guerra sostenida con rebeldes sin sol encia ni personalidad, y tan desligados del ultán, que ninguna consecuencia puede ceptar éste ni su Gobierno. En combio el Sultán, que ama la inderndencia del Imperio y tiene, además, la FRANCIA Y ESPAÑA EN MARRUECOS C u el Echo de París llegado ayer á Madrid dice Denys Cochin, entre otras cosas, las siguientes: A la bravura de las tropas españolas que operan en el Rif se une la acertada direc ción de sus generales. No menos valientes y bien dirigidos fueron en la Chauía los franceses, que, desde el punto de vista militar, nada tienen que envidiar á los españoles. Lo peor para aquéllos es que en Madrid las resoluciones han sido más enérgicas y firmes que lo fueron en París por entonces. Seguro estoy de que el general Marina, más afortunado que el general D Amade, no ha recibido, como éste, de su Gobierno y en plena campaña un despacho concebido en estos términos: Nada de agresiones. Este incomprensible criterio, que dio lugar á una gueira neutra, uo agresiva, sin precedentes en la Historia, y que nos impidió sacar el legítimo provecho que debíamos esperar, era hijo de la política interior y mezquina del Palais Bourbon. No obstante ser Abd el- Aziz el Sultán reconocido por el Acta de Algeciras, mostróse manifiesta preferencia por Muley Hañd, que llegó casi á ser impuesto ai Ministerio. De haberlo querido Francia, Abd- el Aziz reinaría actualmente en Fez y restablecería el orden en su país con nuestros consejos. Es evidente que tal situactón hubiera sido preferible á la presente. Sobre todo en el momento en que España obtiene gloriosos triunfos, de los cuales, con justicia y opuestamente á la absurda política de Clemenceau, procurará sacar todo el partido que le sea posible. Al dominar la resistencia de las tribus en el Gurugú, como lo hicieron los franceses en Settat, España conseguirá mayor provecho q u e consiguió Francia con sus laboriosas victorias. Civilizar el impeno de Marruecos es obra digna de ocupar á dos grandes pueblos. Francia debe acordarse de sus preeminencias y tomar parte eu esa obra común. Si España, por scasoj considera, preciso ame- R n las salas habilitadas al efecto en el Se minarlo han sido alojados los siguientes heridos: Alfredo Fernández, sargento de Figueras, herido en el tobillo izquierdo; Faustino González Muñoz, en lq. espalda; Máximo Macías, en una mano Adehno Bureta Viñas, de Madrid, en la rótula; Ildefonso Yuste, de Chiclana, en la espalda; Roque Velasco, de Figueras, en la muñeca Eugenio Ramírez Salecides, en el brazo izquierdo; José Vara Alvarez, de Madiid. en el antebrazo derecho. Ha zarpado el vapor Mahón, con 32 voluntarias, víveres, municiones y 526 tiendas de campaña. Se asegura que marcharán noy á Grana. da dos compañías del regimiento de Extremadura para prestar servicio en aquella guarnición substituyendo al regimiento de Córdoba, que marcha á Melilla. Ha sido concedida una licencia de dos meses á ios siguientes heridos de los combates del mes de Julio: Valdés Martínez, cabo de Llereua, para Belinonte; Cuenca (Antonio) para Estelia; Albaida. para Valencia; Eufrasio Ochoa Martínez del Disciplinario, para Vélez- Málaga. Ramón Julián y Alfonso Oloze Salaveil, para Lérida; José García Berases, del 2. de Artillería de Montaña, para Rozas (Santander) Víctor Tejera Torrejón, de Leieua, para Carabauchel Bajo; Manuel Moren AMartínez, de Arapiles, para Madrid. En el Hospital Civil se han alojado lo siguientes heridos: Constantino López Martín, en el maxilar izquierdo; Tomás López Gutiérrez, de Figueras, en el pie derecho; un trompeta de Alfonso XIII, en el costado derecho, en la carga de Bem- Sicar; cayóse y luchó cuerpo á cuerpo contra dos moros matándolos Bernardmo Martín Félix, del Príncipe, eu un maxilar; José Miguel Guerra, de Guipúzcoa, en el antebrazo derec. no; Segundo Truchado González, de Llerena, en el JIUSlo derecho; Jenaro Barbero Sastre, de L ¿ón, en la mano derecha; Gregorio Martín González Tomillo, del Príncipe, en el costado derecho; Francisco Almodóvar Caballero, en el muslo derecho; Juan Torres Allansa é Ildefonso Carpmo Herrero, en el pie izquierdo; Julio Rodríguez Cuesta, rozaduras ea el brazo izquierdo. Ramón López Cuadamo, en el codo derecho; Marín Lara Gaura, del Príncipe, en el costado- izquierdo; José Dios Conde, del Rey, contusiones; Sabino Andrés Puertas, eu el alucio derecho; Zsnón Riezea Fonseca, de Madrid, en el muslo derecho; José Quiga Díaz, del Príncipe, en la mano dcrecüa; Segundo Marina Lego, en el antebrazo izquierdo; Enrique Liop Bonilla, de Llerena, en el frontal; Francisco Galán Grado, de Las Navas, en el frontal; Saturnino Mirón Plata, de Las Navas, en el costado derecho. Basilio Muñoz López, de León, en el f ron tal; Benito Cardona Nieto, en ía cabeza; Automo Bajador Romero, en el maslo izquierdo; Saturnino Miguel Esteban, da W id Ris, ea el costado derecho; Lópe S Fernández Re IFIBIillilffll imnnnmnii iTM