Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B CJDOMINGO 3 DE OCTUBRE DE 1900, EDICIÓN i. PAG. 6. Hay bastantes que lo están sólo levemente de contusiones producidas por piedras y culatazos. Muchos ha sido dados de alta para dejar las camas disponibles ante la posibilidad de cualquier nuevo envío inesperado. Elogiase unánimemente el personal sanitario, que ha estado treinta y cinco lloras trabajando en la cura de heridos. Han salido, con enfermos, el Ciudad de Mahón para Malaga y el Vetarde para Almena. Las tropas descansan de la última jornada. Reina tranquilidad aparente. Otra máquina ha sido enviada á Cabo de Agua. GAR- CAR. canía, y á cubierto, pequeSas patralfaS 9 caballería, basta lanzarlas ea crecido número para que, llegando al contacto con el adversario, puedan en cuanto ¿a vtsto retirarse rápida y disimuladamente. La totaDE MENCHETA lidad de las noticias por ellas traídas da al MEL 1 LLA, 2 S N general en jefe el conocimiento que ha mepsinexacto que entre los heridos que hay nester. Pero cuando las condiciones del te en el hospital figure el teniente coro- rreno no consienten la imrcha sigila tüa nel del regimiento de Wad Ras D. Pío Ló- esas patrullas exp oratloras, cuando er enernigo ocupa posiciones dominantes (cual las pez Pozas. Han llegado al hospital cuarenta heridos formadas por los m ntes Mitón, Uicsan y Argan) en donde, oculto, vig la á distancia, leves y enfermos, procedentes de Zeluán. las patrullas se hacen visibles á vanos kilómetros, y su cometido resulta impos ble; pues, ó el enemigo las de) a avanzar sin hosDEL PEÑÓN tilizarlas para que, confia las, caigan en cefojos comunican del Peñón de ia Gomera, ladas, en las que son- xtervninadas ó he por correo, que el día 20 del pasado, al chas prisioneras, ó destacando pequeños amanecer, se aiviso desde la pla ¿a una bar- núoleos las rechaza, mientras las fuerzas quilla mora que, procedente sin duda de principales continúan cultas En. el pumer Tetuán, dirigíase á la playa de las Torres. caso, las patrullas no v ¡eiven; en el segtriActo seguido, ia batería de la Co Oia, que do traen noticias eq nvoc id i- sobre la fuermanda el sargento Lallana, hizo fucgj íe za y posiciones que rec nocieron deficiencanoa sobre la embarcación, viéndose con temente, sobre ¡a extensión y forma de la alegría que una granada de metralla esta lo linea adversaria Y en uuo y otro caso el general se queda á obscuras de cuanto necerca de ella. La barquilla navegaba desesperadamente cesita saber siempre, y mis eu ocasiones hacia dicaa playa, y al reventar la granada cual la presente, en que su ejércto üa de y chocar sobre el mar los mnu uerable ba- internarse en co narcas abruptas, don 3 e lines que aquélla contenía levantáronse in- abandan caminos dominados y desfiladeros famias coluinnitasde agua que durante bre peligrosos. ves instantes ocultaron la birquüla, obserPara suplir esta ineficacia de las patrullas vándose que casi todos los que en ella iban de reconocimiento, la historia- y e ¡arte mise arrojaron al mar, ganando a nado la cos- litar acuden al reconocim euto ofensivo, acerca ta, en la que consiguió refugiarse la emoar- del cual existen diversos tratados a él excacion. clusivamente dedicados. Esta operación de No es posible decir si hubo bajas por par- g. uerra, ta- ubién llama la demostración, es te de los náufragos por ser dificilísimo t o a- un combate que no se piensa llevar a fondo probarlo. Después se vio que otra navegaba por carecer de noticias e informes para comhacia Tetuan a la vela, siendo imposible binarlo. Su objeto es hacer creerá) enemigo hostilizarla por la inmensa distancia a que que se lleva propósito co itrano y que todo puede temerlo de! ataque para obligarle se hallaba. así a que, ante esta amenaza, despliegue P E Ñ O t UE t- A JOME A, 1 O M, todas ó la mayor parte de sus fueizas, P o m o en los demás días, la tranquilidad se descubra en todo su frente y delate con sólo ha sido alterada por algún que su fuego todas las posiciones que ocupe; y, Otro disparo que de cuando en cuando ha con la intensidad de él, la cantidad de sns hecho el enemigo. efectivos Ayer tarde se acercó á la plaza, sin: ser Uo reconocimiento de esta índole 110 es, hostilizado, el cañonero Hernán Cortés. De pues, sino una treta: las tropas que lo reaéi recogió un bote los periódicos que traía lizan parten de uo campo ó posición que la tripulación por a! go habrán elegido antes, atendióudo Después dicho cañonero marchó con á ventajas de situación, abastecimiento ó rumbo a Ceuta sin novedad. resistencia, al cual es lógico y normal vuelHace veinticinco días que no ha venido van tan pronto la dem stración ofensiva se el vapor correo. ha pronunciado lo suficiente para ob ígar al adversario á despiegar fuerzas y revelar efectivos ó propósitos. En cuanto esto se ha DESDE EL CAMPO DE MELILLA RELEVO DE FUERZAS MbiJLLA 2, 9 N. tl GIME) U a regresado sin novedad la columna mixta formada por el batallón de Ca zadores de Talavera, dos com añías del regimiento de Atnca, medio escuadrón de Cazadoies de Mehlla y una batería de montaña, que pernoctó en la posición que ocupó el gene- al Alfau. Actualmente quedan allí un batallón de J 3 arbastro y una batería de campaña, man dados por el coronel jefe de la primera media brigada de Cazadores de Madrid, don Luis Aranda Mihura. El jefe de la cotunina que ha regresado, teniente coronel de Talavera, Sr. Reina Ma nescán, conferenció largamente con el san ton de. ía Puntilla, quien le reiteró una vez mas las gestiones que viene realizando con las cabilas de Beni Sicar en favor de la paz. La columna Uegó en paseo de exploración jiasta muy cerca de Taxdirt, piacticando varios reconocimientos sin encontrar rastro de enemigos. TRANQUILIDAD EN LAS POSICIONES p n las posiciones de z co hl- Had de Beni Sicar, Yebel Sidi- Amet, Sidi- Musa, el Atalayen y ¡as dos casetas reina completa tranquilidad. El coronel Primo de Rivera, con sus fuerzas del regimiento de Mehlla, continúa fortificándose n el Gurugú, donde tiene destacadas dos compañías que ocupan la loma denominada de Gorro Frigio. El grueso de sus fuerzas está en el pobla 3o de Alfor. Dos compañías de Alba de Tormes con linúan circulando entre las posiciones para mantener las comunicaciones. Al mismo tiempo se dedican á talar chumberas para evitar que se esconda en ellas el enemigo. El regimiento del Príncipe, que se hallaDa en Bem Sicar, ha sido relevado por el de Cuenca. El general Alvarez de Sotomayor ha felicitado á sus fuerzas por su brillante comportamiento en las últimas acciones en que tomaiOD parte. Han sido relevados sin ser hostilizados los aestacainentos que hay frente al campo de Me! illa. OTRAS NOTICIAS T urante la mañana de noy se na cumen tado en todas partes el bando del gobernador militar anunciando que será inexorable para castigar á cuantos atenten contra los moros que acudan a ia plaza confiados en la protección que España dispensa a quienes no hagan armas contra ella. ca del íuerte de Camellos para el abastecimiento de Mehlla. JMaüana- etnpezarán las oor- as, coartando los ingenieros en hallar el agaa á unos cien metros de profundidad. quedado instaladas varias máquinas H anperforadoras de pozos artesianos cer- IMPRESIONES SOBRE LA CAMPAÑA visto, en cuanto se sabe lo que se deseaba para combinar subsiguientes operaciones, debe darse por terminado el avance y cesar en la Ufamos á dedicarnos hoy á vulgarizar alv gunas ideas sobre arte militar, por s ¿r muy necesario informar de ellas al púohco profano en achaques de guerra. En los Tratados de aquel arte se estudian prolijamente operaciones que con el no ibre de reconocimientos ofensivos, ó demostraeiones, son de la índole de la realizada el día 30 sobre el zoco el Jemis de Iazuren, por iniciativa del general Marina. La historia de todas las campañas esta llena de reconocimientos de tal naturaleza. Cuando al frente se tiene un euemigo del que se desconocen fuerza y posición, no es posihle dar órdenes al ejercito propio, elegir direcciones para la acción de el, distribuirlo en columnas de ataque, constituirlas con arreglo a sus peculiares objetivo y papel en el conjunto; pues base de toao esto es la indispensable información que ha de ser fundamento del plan táctico que el general adopte. En terreno abierto, cuanau entre el ejército propio y el enemigo existen cumbres qtíe atalayen las posiciones de éste; cuando aun sin esto pueden llegar hasta su cer- reconocimiento, y no tu y p r que deinurar ía vuelta a las posicio. ies de partida, ni meaos porqué llamar retirada a io jue no es sino un ajero repliegue previsto en el plan. Es frecuentísimo en importantes hechos de armas, acaecidos en to lo tiempo y muy diversos lugares, que la acción principal y decisiva tenga por prólog) demostraciones de esta clase, que son verdaderos combates, tanto más sangrientos cuanto mas es preciso prolongarlos para obligar al enemigo á descubrirse; pero en los cuales ni se persigue acción decisiva, aunque sí necesaria, ni conquista inmediata de posiciones, ni victoria definitiva, sino orientación sobre los medios más eficaces para ootener ambos resultados. En dichos reconocimientos hay bajas, claro está, como en todo coaibate Algunos registra la historia que sin perdersu carácter de reconocimiento, han ocasioad o hasta 4000 ó 5 000. Y ya. oímos á dig ejsxlaniar: can a n o con el reconocían ero eso que á ellos les sorprende MO a o ¡íbrará ni lo mas Tiiírmno a quien s e a algo de cosas militares. ¡Las bájaselas bajas. 1 Es preciso que acabe ofensiva; pues ya queda alcanzado eí objeto del I I imnniannimn sninmmiiiraimniiim-