Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO V TELÉFONO t t CJLMFJLDSTJL DKX, PENTODO EL MUN DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO m Sñ Y TELEFONO EN NUEVAS PO 8I CIONE! (DE N U E S T R O S CORRESPONSALES) engaños con que la llevó á una campaña que representa para Guelaya la ruina, la miseria y, lo que es aún peor, la pérdida de su salvaje libertad, veráse obligado á buscar su amparo en cabilas lejanas. A la de Mazuza, que era la suya, y sobre todo á Mezquita, que era su poblado, no volverá jamás. ¿VUELVE MARINA? J- S asta ahora carezco de noticias de Ocaña. Las oficiales que de Zduán llegan concrétanse á decir únicamente que las divisiones Orozco y Tovar continúan allí sin novedad, no advxrtiéndose en ellas ningún síntoma que indiquepróximosmovimientos. Aquí se asegura que quizás á última hora regresará á la plaza el general Marina. Esto vendría á confirmar las impresiones que tenemos acerca de la segura continua ción de las divisiones en Zeluán. Los convoyes á este punto, á Tauima, á Nador, á Ait- Aixa y al zocodeBeuí- Saar sigue haciéndose sin novedad. Entre militares y paisanos sigue comentándose la excelente impresión que han causado, tanto en Madrid como en provincias, la toma de Nador v Zeluán y la ocupación del Gurugú. El general Marina está recibiendo innumerables felicitaciones de todas partes y de toda clase de personas, Corporaciones y entidades por el resultado brillantísimo de las operaciones por él combinadas. También es objeto de grandes elogios el general Arizón pox lo acertadamente que dirigió la operación del Gmugú. TUR DE LA VIEJA RAZA A cabo de conocer un hecho que dice por sí sólo en pro del épico heroísmo de nuestros soldados más que cuanto pudiera escribirse en diez tomos de Historia. Helo aquí en toda su emocionante sobriedad: Acababa de terminar el ataque al campamento de Sotomayor. El cabo Noval, del regimiento del Príncipe, aventuróse un momento fuera de la línea de las avanzadas. La noche estaba obscura como boca de Lobo; la niebla era tan tupida, que no dejaba ver á quince pasos. Bruscamente, el cabo Noval sintió que dos manos de hierro le sujetaban por los hombros y que dos moros armados, con amenaza inminente de matarle, le exigían que les mostrase la entrada del campamento Noval no vaciló; siguió con ellos, siem pre sujeto por las férreas manos y con la constante amenaza de las gumías ante el cuello. Avanzaron los tres con silencio y sigilo hacía las alambradas. Al llegar ante ellas, el cabo dio un grito: ¡Soldados, aquí están los moros! Fue go, y viva España! Sonó una descarga y se hizo el silencio. A la mañana siguiente, cuando, disipada la niebla, hicieron bajo el fuego enemigo MEULLA, 3 0 9 M. ¡TELEGRAMA OFICIAL Círvase V. B. transmitir al ministro de la Guerra el telegrama siguiente: Para evitar las constantes molestias que ocasionaban á las fuerzas acampadas en los alrededores de esta Alcazaba los moros de los aduares contiguos á la posición, dispuse que se ocuparan las alturas de Gal- el- Tor, las que me refetía en mi telegrama de ayer, desde las cuales se domina gran parte de la cabila de Beni- Buifrur. Desde ellas cañonearé hoy los aduares próximos, para obligarles á someterse y evitar sus agresiones. COMENTARIOS E IMPRESIONES WELILLA, 3 o 8 N (URGENTE) U e retrasado aposta, contra mi costum bre, la hora del envío de esta primera Crónica telegráfica con la esperanza de que ¡íin acontecimiento cualquiera, el detalle de alguna nueva operación de nuestras tropas, sae diera pretexto para una relación interesante. La calma es absoluta. Desde que empezó la campaña, quizá ningún día ha sido jnás parco en noticias concretas que el de Jioy. No pasa nada, tío se sabe nada. Melilla entera sigue entregada á sus expansiones de júbilo. v En la línea de las posiciones, desde BeniSicar hasta Nador y Zeluán, la tranquilidad S absoluta, pues 1 0 pueden tomarse en 1 cuenta como novedades de la campaña los iigeros tiroteos y las insignificantes escaramuzas á que dan motivo las agresiones gueltas de los deshechos grupos de la harca. Esta mañana, por ejemplo, fue hostilizada la posiciórr de Ait- Aixaren donde están destacadas las fuerzas del coronel Primo de Jtivera. La agresión fue repelida sin esfuerzo y, lo que es mejor aún, sin consecuencias desagradables para nuestros soldados. Las tropas están realizando á toda prisa los trabajos de fortificación, siendo seguro que muy en breve quedará la posición del Shirugú en situación inexpugnable. Un indígena del campo vecino, muy coíiocedor de las estribaciones del Gurugú, me ha confirmado personalmente estas impresiones, haciéndome ver, con una clarísima descripción del (erreno. que para atacar la posición de AitAixa, sería preciso que los moros pudieran sostenerse largo tiempo en los picos más altos del famoso monte, cosa completamente irrealizable para ellos. LA HARCA DESHECHA Frícese que los contingentes de Alhuce mas que vinieron hace díasáengiosar la harca y atacaron la posición que ocu- pan las fuerzas de Sotomayor en el zoco de El- Had, de Beni- Sicar, han regresado á sus cabilas, convencidos de la imposibilidad de lograr el más insignificante triunfo sobre nuestros soldados. Realmente, la posición es tan estratégica que cierra por completo toda comunicación al enemigo con los puntos en donde antes se aprovisionaba y municionaba. Faltos, pues, los residuos de la deshecha harca de todos los elementos necesarios para proseguir la lucha, créese como muy probable que en breve ocurrirán importantes sumisiones, que determinarán y fijarán el curso de las futuras operaciones. Por lo, pronto, se sabe que una importantísima fracción de la cabila de Mazuza ha mostrado ya deseos de someterse, anunciando el envío de comisionados. El terreno de Beni- Buifrur, del cual la opinión pretendió hacer el objetivo de la campaña, es muy áspero y montañoso; sus moradores, muy aguerridos y excesivamente fanáticos. La posición principal parece ser el zoco de El- Yemis de aquella cabila, situado en la fracción de Iczuren, al pie de las estribaciones, del monte Argan. Este punto obstruye la comunicación con los poblados más importantes de la cabila. Mientras se preparan las nuevas operaciones que indudablemente han de ejecutarse prosiguiendo el plan de campaña que tiene concebido el general Marina, nuestras tropas, tanto en Nador como en el zoco de El- Had de Beni- Sicar, siguen incendiando y arrasando cuantos aduares se sab e que pertenecen á los jefes enemigos que no se han sometido. ELJ 5 CHALDY o se sabe dónde está el Schaldy. Cisan tas indagaciones, se han hecho para descubrir su paradero resultan hasta ahora infructuosas. Los que presumen de estar mejor informados creen que debe hallarse en alguno de los aduares del interior de Beni- Buifrur. Lo único que se sabe es que no resulta cierto el rumor de que el famoso jefe de la harca haya sido herido ei el combate de Tauiina. Es decir, como saberse, se sabe más. Se sabe que su indignación y su abatimiento son enormes, pues cuantas huertas poseía, las más feraces y ricas de Nador, han sido destruidas, incendiadas, devastadas por el fuego de los cañones y de los explosivos. Mucho tendrá que arrepentirse el valeroso Schaldy- -lo cortés no quita lo valiente- -de haber obrado tan mal con España. No es sólo su fortuna personal y su hacienda la que se ha jugado y ha perdido; ha sido algo más grave para él: la ocasión de substituir al Roghi en el dominio de estas cabilas, la jefatura de Guelaya, obietivo de sus inmensas ambiciones. Pobre y arruinado, perdido el poderoso influjo que tenía entre los cabileños, odiado por la tribu entera, que no le perdona los