Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MU DE TODO DO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO fe DETTOOO DO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO kj m Y TELEFONO OFEXEliLCIOISCE S MARINA (DB. NUESTEOS CORRESPONSALES) TELEGRAMAS OFICIALES GMEC 1 LLA, 2 7 12 N. A ínplío mi LeJegratna hoy dando á vuecen cia detalles marcha efectuada para toínar alcazaba Zeluán; se emprendió marcha á las ocho y treinta formando dos columnas, la derecha aLmando general Tovar, Compuesta de seis batallones de Cazadores, tres baterías montaña y una Schneider, dos escuadrones Caballería, Administración y Sanidad Militar correspondiente; la de la izquierda, compuesta división Orozco más el resto Húsares, exceptuando un batallón de Saboya que quedó en huertas de Nador. La columna de la derecha fue constantemente hostilizada desde su salida por la retaguardia y flanco desde las alturas próximas, haciéndole tres heridos tropa y un caballo y tres mulos heridos; á las trece, y flespués de haber cañoneado previamente posiciones inmediatas, entní esta columna en la alcazaba. La columna de la izquierda efectuó un movimiento envolvente por este lado con) bbjeto de alejar al enemigo que pudiera pre sentarse por zoco Telatza y aduares U at Settut, efectuando tan acertadamente, que consiguió su objeto, sin que el enemigo intentase acercarse, entrando á las catorce en la alcazaba, y a la que llegó por el lado opuesto al de la columna del flanco derecho. Las fueizas han acampado en inmediaciones alcazaba, efectuándolo yo en el interior de ella con los generales de ambas divisiones Melilla, 28 Septiembre I OCJ, á las 12,25. contestando ésta sin novedad; que salió hoy con columna continuar reconocimiento Gurugú, encontrando cadáveres capitán Martínez Fernández y Moreno Guerra, teniente Portilla y otros hasta unos cincuenta ATAQUE AL ZOCO DE EL- HAD 1 os moros de Beni- Sicar intentaron ano che un ataque al campamento del zoco en donde están destacadas las tuerzas de la división Sotomayor. La noche estaba muy obscura; densos nubarrones ocultaban la luna, y una neblina espesa, húmeda y ftía, que se metía hasta los huesos, colgaba como una gasa sobre toda la extensión del campo La cerrazón era tal, que no se veía á veinticinco pasos de distancia. En vista de ello, y por si los moros intentaban, aprovechándose de estas para ellos favorabilísimas circunstancias, un golpe de mano, se extremaron las precauciones en el campamento, reforzandose los centinelas y doblándose las guardias Los temores se confirmaron plenamente. Próximamente a la una de la madrugada se oyó por el flanco derecho del campamento un vivísimo tiroteo y se vio surgir como si saliera de pronto de la tierra un enjambre de moros que, como fieras, se venían sobre US avanzadas. Desde el primer momento se vio clara mente que los moros, en número conside rabie, intentaban dar el asalto, pero las tro pas, que, como digo, estaban apercibidas, se pusieron en el acto en pie, rompiendo a su vez el fuego para contener el empuje ver daderamente formidable del enemigo La defensa primero y la represión después fueron tan inmediatas, que desde el primer momento funcionaron las ametralladoras, rechazando á los moros primera mente á las estribaciones de un monte próximo, en donde intentaron rehacerse, y ba rnendolos luego de allí hasta dispersarlos, El fuego cesó por algunos momentos; poco á poco, los moros, en pequeños grupos, gazapeando tras las estribaciones del terre no y aprovechándose de la obscuridad de la noche, volvieron a hostilizar las avanzadas con disparos sueltos, a los cuales nuestros soldados contestaron muy débilmente, si guiendo la táctica de no gastar municiones mas que sobra seguro Al amanecer, disipada ya un tanto la neblina, salió un batallón de Infantería á la descubierta para rechazar definitivamente á los moros que, parapetados en las lomas del montículo, seguían hostilizando el campamento. Los moros abrieron sobre los soldados un fuego nutridísimo, pero las tropas, desplegadas en guerrillas, siguieron avanzando impetuosamente, hasta conquistar una por una todas, las lomas del montículo, rechaAIBLILLA, 2 8 4 T (URGENTE) zando definitivamente á los moros, que se dispersaron en todas direcciones. Ya de día, los cañones Krupp de las baterías de montaña y ¡os Schneider del 10. a montado abrieron un fuego vigoroso sobre los alrededores del campamento, asolando los campos y acabando de destruir las poquísimas casas moras que todavía se man tenían en pie Nuestras bijas en este combate han sidc muy sensibles: han muerto el comandante del regimiento del Príncipe, D. Alvaro Gonzalez. un sargento y tres soldados, y hansidc heridos el capitán del citado regimiento doa Antonio Arias Fariñas dos sargentos J doce soldados. CEREMONIA FÚNEBRE MEL 1 LL 2 8 7 T. y- eueral Sotomayor desde zoco El- Had me dice: A las tres de la mañana ha sido atacado el campamento del z co por unos quinientos moros, llegando algunos á las alambradas de algunas de las obras donde lia llegado el Cuerpo, el fuego se ha contes tado con la moderación necesaria por ser de iioche. Al hacer la descubierta bajo el fuego enemigo ha sido muerto comandante del Príncipe, D. Alvaro González, y herido el capitán D. Antonia Arias Fariñas; además de estos, un sargento, tres soldados muerios y dos sargentos y doce heridos tropa. Coa tinúa el fuego pop tiradores moros; aislado el grueso del enemigo, se ha retirado (W LILLA, 2 ¡O N. iuán para que lo comunique á V. E que continúa en aquella alcazaba racionando las tropas de las dos divisiones, sin otra novedad que hgeios tiroteos sostenidos durante el día contra algunos cabüeños tribu de Beni Buifrur que han tratado de molestar á fuerzas acampadas desde alturas inmediatas, que se han ocupado esta tarde. 1 Por su paite, dicha autoridad comunica ssjne enemigo oisoaros sueltos Alhucemas, á ministro Gobernadoi militar jefe me diceGuerra. ZeComandante en desde p s t a mañana, á las siete, fue el enera -Anzon con su Estado Mavor al i iarran co del Lobo para presenciar la recogida de cadáveres. En una exploración realizada por SidiMusa se hallaron once, dos de soldados que fueron del regimiento de África y nueve del de Mehlla, Los cadáveres hallados fueron enterrados en el mismo barranco de Sidi- Musa, después de rezar un responso tres capellanes y de pronunciar una conmovedora plática el secretario del Vicariato Castrense, Sr. Vala. Al darse sepultura á los cadáveres, las personas presentes gritaron. ¡Vivan los marta es déla patria! ¡Viva España! Un sargento que asistía al acto, excitado por los recuerdos del combate del 23, en que pereció el coronel Alvarez Cabrera, exclamo rabiosamente. ¡Guerra á los moros! Los cadáveres hallados en el barranco del Lobo fueron envueltos con banderas españolas y trasladados al cementerio, donde se les enterró. Fueron identificados los comandantes López Ñuño y D. Ricardo Fresneda, los capitanes Melgar, Martínez Fernáudez, Navarro y Ramírez de Arellano y Moreno Guerra, y el teniente La Portilla, sobrino de D Andrés Mellado. También han sido identificados más de cincuenta cadáveres de soldados y quedan otros sin identificar. Mañana se celebrarán exequias por todos los muertos en lo combates del 23 y el 2) de Julio. Por la tarde se continuó la recogida de cadáveres, y mientras se celebraba, varios pacos agazapados en las lomas del Gurugú hicieron algunos disparos Entonces las baterías del Hipódromo rompieron el fuego, obligando a los moros a refugiarse en las lomas altas de la cañada del Lobo, adonde les persiguieron los caño, nazos. uAR- CAR.