Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MUNIDO, POR Cí RlfcO, CABL 5; TELEGRAFO DE DEflTODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELÉGRAFQ Y TELEFuNO DE. NÜBSTEDS. COREBSPOKSALHS) TELEGRAMAS OFICIALES MEL 1 LLA, 2 7 r Jftl gobernador militar al ministro de la Guerra; Comandante en jefe, por mediación estación heliógráfica del ÁtaMyóh, me dice lo siguiente: A la una. de la tarde de hoy ha sido ocupada alcazaba Zeuán por columna generales Orozco- y Tovar, teniendo ésta fuego, qué ocasionó algunos heridos. I a columna del general Orozco, por haberleencomehdádó cumplir movimiento envolvente, no se há incorporado aún; pero sé halla su vanguardia á la vista. O EULI, A, 27, ION. prn reconocimiento hecho hoy estribacio nes Gurugú lugar combates 23 y 27 Julio último, se han encontrado varios cadáveres entre otros, comandantes I ópez Ñuño, Fresneda; capitán Belniar, otro de I lerena y varios imposible identificar. Mañana sale columna recogerlos. Peñón disparos sueltos y Alhucemas tiroteos y dos de cañón, siendo contestados sin novedad. EN LA PLAZA, MELIL 1. A, 2 7 I T. (URGENTE. I anoche última ha transcurrido con toda tranquilidad, y ahora se oyen disparos de cañón en el Atalayóu y Sidi- Amed- elHach. í as hogueras continúan en el barranco del Lobo, producidas por el incendio de ayer e las tropas, El convoy ha salido- Hoy y. no. na sido hostilizado, marchando á su destino sin novedad. Ocaña me envía una nota en la queme 3i ce qae la noche transcurrió en el campamento de Tovar coa toda tranquilidad, iluminada por la luua, que ha lucido en todo HU esplendor. Se han oído desde allí lejanos disparos, que se supone hayan sido hechos entre los moros que quieren la guerra y los que desean la paz. L tranquilidad que se nota en estos días parece confirmar que los moros se han corrido todos hacia Zeluán y Nador, adonde se Gree que ha acudido el grueso de la harca. -í, a. atención de la plaza, pendiente de las noticias que se esperan esta tarde de Zeiuán, se fija ahora en el incremento que adquiere él incendio de la parte baja y media del Gurugú, donde están ardiendo las casas del hermauo del Schaldy y otras de significados moros de l; i harca. Él poblado de Mezquita casi no se ve, envuelto como está en tupidas llamas v denlos nubarrones de humo. Se han vuelto las tornas. I as hogueras ¿jue ahora se excienden por el vecino monte cuando le pldoT detalles de la toma de Zeluán me entrega uñas cuartillas que recibió de Sánchez Ocañá en la famosa alcazaba, y que textualmente dice así: Alamanecer i se presentó hoy en nuestro campamento Tur, que venía de las posicio J! a a zarpado, con, rumbo á Málaga, el vanes de Orozco. spot. Cabo. San Sebastián. que- lleva heA las seis dé la mañana se dispuso la diridos y enfermos. visión Tovar á marchar á Zeluán por el ¿aHace una hora, frente al edificio de la miuo directo de Nador; yo sieío incorporado áestas fuerzas. compañía de mar, han volcado dos vagonetas del tren de las obras del puerto, resulTur se vuelve á agregar á la división re tando contusos dos obreros. forzada, que va por la izquierda nuestra, por Ha costado gran trabajo ponerlos sobre la las alturas de Bam- bu- Mohamedy del Axara. A las dos columnas nos separa el monte vía y quitarla carga que conducían. Axara. GAR- CAR. El- general Alfau va a l a extrema derecha; la Caballería, en línea, por escuadrones, ocupa todo el frente, y sigue én vanguardia LA TOMA Burguete, con sus Cazadores de Figueras. Alfau va flanqueando las primeras lomas DEZELUAN con tres batallones y u n a batería. SULLA, 2 7 í T. (UHQEMIE. A medida que avanzamos aparece más Í 3 ecibo ahora mismo la siguiente nota de amplío el inmenso espacio de las llanuras Tur, que está en Zeluán: de Bu Arg. con sus largos rastrojos, de vez I ¿a división Orozco, que salió esta maen cuando salpicadas con algunas mancha? drugada de Nador, ha ocupado al mediodía verdes. de hoy Zeluán, obteniendo una brillante Por la derecha; s a e l e v a n los altóspicavictoria. chos del Pequeño Atlas, la vertiente meriPor premura de tiempo y con las dificuldional del Gurugú, y al fondo se ve el cotades naturales de comunicación, estando llad- o que divide la masa montañosa y da como estamos á 12 kilómetros de Nadór, paso á las minas francesas. me limito á consignar escuetamente tan Detrás se asoma en elevada prominencia, trascendental triunfo, á reserva de ampliar tan alta como las agujas del Gurugú, la con detalles, lo antes posible, la hermosa montaña en donde se hallan las minas esOperación realizada pañolas. El heliógrafo une las comunicaciones euA las ocho y media pasamos por el monte tre Zeíuán y Nador. donde él regimiento del Rey esperaba el paso de la división Orozco y desde EXPECTACIÓN donde había de dirigir el ataque á Zeluáu -YlELILLA. íj, 8 N. (URGENTE. el general Marina. l a expectación que reinaba en la plaza A las diez y media rompió el fuego el ene- desde esta mañana se ha convertido en migo desde las lomas alias próximas á lo febril ansiedad por aumentar su intensidad que fue corte del Roghi. I ós moros dispaá medida que pasa el tiempo desde que se raban parapetados en las casas construidas ha recibido la primera noticia de la toma eú una altura por la Compañía minera frande Zeluán. cesa para los obreros indígenas. I, a grata nueva fue acogida en los camLa columna desplegó unas guerrillas por pamentos con entusiastas manifestaciones el fiauco izquierdo y reforzó la vanguardia de júbilo. con Chiciana. También se desplegó, CataRELATO P E UN TESTIGO luña Como los cabileños arreciasen en el ataMELILLA, 27, 9 rt. (u. iíiENTE. que y se viera al fondo, en u n a lejana onnquieto é impaciente por no recibir notidulación, un grupo de caballería inora, Tovar mandó hacer alto y dio orden de emcias de nuestros compañeros, salí al ca mino por donde podian venir emisarios plazar u n a batería. suyos. Hízose así rápidamente, y con unos cuanOigo á lo lejos el galopar violento de un tos cañonazos se logró dispersar al enemigo. Al reanudarse el avance, los moros, q u e caballo, y cuando á los pocos minutos pasa delante de mí, reconozco en el jinete á nues- se habían corrido por las crestas, repitieron tro bravo fotógrafo Alba. No me reconoce, el ataque le llamo, y detiene su cabalgadura. Jinete y Entonces fueron los Schneider los que con un eficacísimo fuego de ráfagas, c o m caballo encuéntranse cubiertos de polvo y binado con los disparos d e l a batería de de sudor. montaña, ahuyentaron á los rífenos. Alba, que por los acontecimientos que ha Algunos proyectiles de éstos llegaron en presenciado está sin comer desde anoche, viene rendido, extenuado por la peligrosa los primeros momentos hasta el cuartel g e jornada que ha hecho á través de caminos neral y las baterías, pero. no causar on daño desconocidos para él. Nos saludamos, y. alguno. np las encienden los rífenos para llamar al combate á las tribus comarcanas; las encienden nuestros, soldados para destruir las traicioneras guaridas de los que se entretenían en tirotear á mansalva loscoavoves. I