Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 26 DE SEPTIEMBRE DE J 5 O 9 EDICIÓN 1. los cuales lanzan sus proyectiles á terrenos unos euarenta moros con una bai. de Krajaua. El general dispone que no se ra blanca. hostilice á los de esta cabila mientras ao Sus caras no eran de satisfacción; solo haga causa común con los rebeldes de Beni- uno parecía alegrarse, y él sabrá por qué, el Sicar, que cree no la harán; así parece cual exclamó, mirando al general: ¡Gracias ser, pues grupos con mujeres y niños hu- á Dios! yen en dirección á la plaza, llevando en la En forma de procesión, pues nos piecepunta de un palo bandera blanca. Entre dían dos banderolas blaneas, recorrimos tanto, el eusiaigo nutre sus fuerzas con los unos cercados hasta llegar á una loma desq u í llegan y que no esperaban el combate de cuya meseta contemplamos el mar, que por este lado, sino por alguna de las estri no podía estar más tranquilo, viendo á corbaciones del Guragú. ta distancia al Carlos Vy al Pinzón, que reHemos visto estallar algunas granadas en corrían perezosamente la distancia que melos picos más altos del Gurugú; deben ser dia entre Cala- Huertas y Cala- Bu- Amar. lanzadas por el acorazado Qarlos V, que está Sobre esta meseta hemos hecho alto. con el Pinzón al otro lado de la península que forma el Cabo de Tres Forcas. Ivas baterías Schneider han comenzado á RPPARTO disparar en el instante en que el cuartel general ha hecho un alto pie á tierra en lo alto DE SOCORROS de un recodo del barranco de Vad Afras, en cuyo fondo existen algunos bancales de tie- ¡a Junta de damas de Madrid que preside rras cultivadas. S. M. la Reina doña Cristina continuó La brigada Alfau se coloca á la vanguar- ayer tarde en casa de la marquesa de Squidia del comandante general, y queda la de lache, vicepresidenta de la Junta, la filanMorales a la del general Tovar, que por trópica tarea de repartir socorros á las faciertos indicios presumo ha de ser quien milias de los reservistas. pegue ínás duro, fundándome en que el núDesde las cinco de la tarde acudieron al cleo principal del enemigo está ya hostili- palacio de la plaza de las Cortes esposas y zando sus avanzadas, pues vimos perfectamadres de soldados que se hallan en Memente el fuego nutrido de sus guerrillas, lilla. mientras que las nuestras hacen fuego lento Muchas de ellas acudían con sus pequey no continuado. ñuelos, que eran atendidos cariñosamente A nuestro frente, mirando hacia el cabo oor las señoras de la Junta, mientras sus Tres Focas, unos cincuenta ó sesenta indí- inadres firmaban y recogían los socorros, genas disparan sus fusiles desde un pro- dedicando frases de profunda grat tud á sus montorio, pasando uno de los proyectiles protectoras. bien cerca del general Marina y del coroCompartían con la marquesa de Squílanel Jordaua, rozando la cabeza de un ca- che su caritativa tarea, entre otras distinballo. guidas dainaSj la marquesa de Comillas, la Bien poco les ha durado el placer de dis- señora de Núñez de Prado y la señorita de parar sin riesgos. En menos de diez minu- Pineda. tos ha quedado limpia de enemigos aquella Ivas señoras no sólo prodigaban caricias altura, sin más bajas que un soldado herido. á los pequeñuelos, sino que afabiíísimamenEl fuego á nuestra derecha es lento. Cua- te se informaban del desfino de los soldatro disparos de artillería de montaSa han dos de los que no tienen noticia sus famiSido suficientes para que qutdas ¿limpia de lias, para adquirirlas del cuartel general del enemigos la loma que ocup n nu stros Ca- ejército de operaciones, y tomaban nota de zadores para proteger el avanc ¿de la co- los huérfanos para gestionar su ingreso en lumna, que se hace sin dificultades, m gran- un colegio. des riesgos. No debe ocurrirle lo mismo á la Ivas familias socorridas desdejjue la Jundel general Tovar. ta de damas de Madrid empezó los reparEl general Marina advierte que donde tos ascienden á 200, habiéndoseles entregavean nuestros soldados bandera blanca no do unas 29.000 pesetas. hagan fuego, porque aquello indica que esLos socorros han sido de 150 pesetas á las peran nuestro avance para reconocer la so- mujeres de reservistas, 200 pesetas á las que beranía de España. ¡No faltaba más! tienen un hijo y 250 pesetas á las que tieOnce mañana: Ocupamos ya con muy es- nen más de uno. casa resistencia, excepción hecha de la que Además, la Junta de damas ha enviado á repele la brigada Morales en el corazón de Melilla para los hospitales gran cantidad Beni- Sicar, sufriendo algunas bajas y cau- de medicinas, vinos generosos, sábanas, hisándoles mayores al enemigo, desde Ros- las, vendas, prendas de ropa blanca, 5.000 trogordo, Dar el Hach, Bisan, Tafarart, Ta- botellas de aguas minerales de San Franxardirt y las cumbres de Bechina, que tie- cisco, etc. etc. nen sus vertientes en el Mediterráneo por I a cantidad recaudada por la Junta esel lado opuesto á Melilla. Nos hallamos á cede de 300.000 pesetas. tres kilómetros de distancia de Cala Huertas, donde deben hallarse el Carlos P y el Pinzón, esperando órdenes del geneaal en NOTICIAS DIVERSAS jefe. Se oye fuego á larga distaucia, por donde dirige la operación el general Tovar. Acaba de presentarse una batería SchueiMALAGA, í 5, 9 N. der venciendo los obstáculos del pedregoso I os habilitados de los campos de Mehlla y accidentado terreno. han llegado en el Mahón. Sólo pudieron desembarcar en la plaza El coronel Baca dirige la operación de situar las piezas en disposición de hacer fue- citada el ganado qae condujo y alguna harina. go por si la vanguardia se viese obligada á Se ha ordenado tanto á ese barco como al retroceder, que no es probable. Se ha ia vertido cinco minutos; pedir mayor rapidez Menorquín que no regresen más sin hacer el desembarco tota. sería una falta de sentido comúa. Un batallón de Barbastro coupa una altuORENSE, 25, 10 N, ra para proteger nuestro avance. W a llegado el general Carbó, procedente A las doce: Hemos llegado, atravesando de Lugo. algunos barrancos por cortos desfiladeros y Revistó las fuerzas del regimiento de Ceremontando lomas, al poblado de Taured ó Tdurcali ea cuyas aproximaciones, abun- riñola. Un público numeroso nreseaejó el deso r t s í banco- parecidos á los de nues u- cu ido OcttraUC- íiUs, nos e n e MAIA GA, S i 1 AI. S a fondeado el Me? iorquin cou la carga que 8 se había llevado, y üa zarpado el Cabo Oíopesa abarrotado de víveres y con mucho pasaje. A bordo de este barco va también el marqués del Mérito con una. ambulancia de la Cruz Roja. s LO ¡OHE z 5, y JYl. e ha recibido un telegrama de Melilla di ciendo que el número de uoros prisioneros alcanza á 2.000, y qu después del combate del 20 fueron tan de deutados los indígenas que abandoaaro 1 ca láveres, fusiles y prisioneros. Se asegura que las Daias ne la üarca se elevan á 200 muertos y 25 n -idos. VA NCIA, í 5, 6 T. an llegado, procedentes- i- Melilla, los sa oficiales ¿res. Ferrer 1 rtínez, quienes vienen entusiasmados cíe las operaciones que se están realizando. a solicitado ingresar en 1 el ejército de Melilla el sportsman D- -dedeo Luengo García, hijo del diputad del mismo nombre y apellido. anana zarpará para M- nía eí vapor Montevideo, conduelen o material de guerra y voluntarios Un ayudante del capitán -ñera! üa visi tado hoy el Hospital Militar y ios cuarteles, habiendo repartido las canti lades mandadas por la Cámara de Co. uercio y el Fomento con destino á los soldados heridos por los últimos sucesos. 1 HERIDOS Y RESERVISTAS 1 a suscripción iniciada por la junta de damas de Cádiz con desuno a tus heiidos y familias de los maertos en la guerra asciende ya á 9.047,90 pesetas. p n el hospital Militar de Granada sóle quedan curándose actual nente cuatro heridos de las últimas exjclicioaes de Melilla. p n nuestro número de a er solicitábamos la caridad de las pers ñas pudientes en favor de la esposa de un reservista, domiciliada en la calle de Argu. uosa, uúm. 5, guardilla, que ha dado á luz dos niños. Anoche supimos por la pr pia necesuada mujer que la marquesa de Squilache la había enviado un donativo, au que ya le había sido entregado por la Junta de, damas un socorro de 250 pesetas. ¡Dios le premie á la iius re aar a tonto bien como hace! LOND Es, 2 5 9 N. p l duque de Wellington ha aceptado la presidencia de la Junta organizadora de un concierto que se celebrará en esta capital, y cuyos productos serán repartidos entre las viudas é hijos de ios soldados españoles muertos en la campaña del Rif. VALI- NCJA, J 5 2 m. E? n el correo de Andalucía han llegado, procedentes de Cartagena, un cabo del batallón de Cazadores de Madrid, llamado Mariano Ortiz, y tres soldados del mismo Cuerpo, heridos en el comoale de ¡30 de Julio. El cabo tiene uña herida en e ¡brazo derecho y en ella alojada una o a msü jser. Los tres soldados ír fp -v é heridas de tna- po -á sus