Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELEGRAFO Y TELEFONO S m DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO jg gf Y TELEFONO LA CAMPANA DE MELILLA (DE NUESTROS CORBESPONSALES) TELEGRAMA OFICIAL 1 ÍU- LILLA, 2 3 I 1 t Noticias contrastadas por moros que han llegado del caaipo aseguian que éstos tuvieron en combate día 20 noventa y siete muertos y número proporcional de heridos. A mplío telegrama ayer sobre ocupación f -zoco El Had de Beni- Sicar. General Tovar, en movimiento envolvente, sostuvo combate por su derecha, temendo dos muertos tropa y ua oficial y 18 tropa heridos; vivaqueó sobre posiciones á corta distancia del general Sotomayor; éste vivaqueó en posición zoco y otras a retaguardia. Movimiento efectuado por generales Sotomayor y ToVar, muy bien dirigido y ejecutado. Coronel Jordaaa, que fue á llevar instrucciones mías al general Tovar, siguió movimiento esta columna en el combate del 20. Llevaron el peso de la acción batallones Talavera, Cataluña, Tarifa y Cliiclana, que condujéronse muy bien; escuadrón Alfonso XII cargó con denuedo, yendo con el teniente coronel Calvacánti, ayudante general Tovar, que llevó orden de éste para cción de Caballería. Las baterías de montaña, con sus fuegos certeros y oportunos, contribuyeron eficazjnente á buen resultado combate. K En combate de ayer para torna zoco, adeimás de batelías de columnas principales, cooperó con certeros disparos batería ¡Schneider del general Del Real, Situada en proximidades D u- Bishau. Barcos escuadia han cañoneado estos días y seguirán cañoneando playas BeaiSicar, Bem- Buga ar y Betn- Said. Situación fuer ¿as hoy es como sigue general Alfau, Jatet y Taunt hasta Dar- elHach- Bühan, general Del Real, desae este punto hasta Rostrogordo y costa occidental de Tres Forcas, dejando sometida y en paz la región comprendida entre dicha línea y tel cabo Tres Forcas; el general Tovar ocupa posiciones que antes he señalado sobre valle del río Oro, á la altura y en frente general Sotomayor; éste ocupa con su división Üesde el zoco ¿1- Had hasta ios lí nites; dimisión Orozco! a segunda brigada, en los Pozos de Aograz y la oriniera, en zoco El Arba. Escuadrones de la Princesa marcharon ayer á unirse a la brigada de los pozos de Áograz. v Yo sigo en mi cuartel general de Dar- elHach- Bishan, desde donde me traslado á los sitios que considero más necesaria mi presenciapara abarcar conjuntooperaciones. Un grupo de cien jinetes adictos, dirigidos por el jefe moro Asmani (a) el Galo, flanqueó ayer división Sotomayor por la izquierda en falda Gurugú, sosteniendo fue o con enemigo. 1 Posición de zoco El Hach la considero importante por lo que penetra en territorio Beni- Sicar, separando á fi acciones ínipor. tantes de esta cabila, y el valor moral que ¡tiene para ellos haberles quitado punto de ¡reunión y mercado á que estaban aco tuoikrados. OPERACIONES EN TRES FORCAS MELILLA, 2 3 5 T. r espués de enviar ayer tarde á nuestro compañero Gar- Car, desde las posiciones ocupadas por el general Tovar, las notas de la hábil y brillante operación que realizó la división de aquél, en combinación con la del general Sotomayor, decidí venir á la plaza. Mi propósito fue compartido, apenas expuesto, por cuatro compañeros de penas y fatigas, y realizados algunos preparativos, nos pusimos en marcha cuando el sol se ocultaba en el horizonte. Adelantáronse dos de los eiuco periodistas que formábamos la pequeña expedición, y lograron orientarse. Menos afortunados, Bejarano, Alarcón y yo nos perdimos cuando las sombras de la noche se nos habían echado encima. Tres horas de espantosa zozobra anduvimos perdidos a lomos de nuestras cabalgaduras. Subíamos lomas, crazábamos barrancos, apeándonos unas veces, al galope de nuestros caballos otras. Atravesamos por entre unas casuchas morunas inexploradas, y cuando ya desesperábamos de hallar un camino cualquiera vimos á lo lejos las hogueras de nuestro campamento. Decidimos emprender el regreso, pues por los sobresaltos y el cansancio sentíamos la esterilidad de nuestra caminata y el tener que quedarnos con las cuartillas escritas relatando la brillante operación que habíamos presenciado, sin podernos gua. rece r. del fuego, y de la cual remití un avance. El finalde nuestia fracasada excursión fue también un poco arriesgado, porque antes de llegar al cuartel del general Tovar tuvimos que parar un rato, dando vivas á España, con objeto de darnos á conocer y que los centinelas de los puestos avanzados no nos disparasen un tiro. OPERACIÓN ADMIRABLE a operación de ayer, de ía cuai ooiito de talles seguramente publicados, fue reaLzada con una precisión matemática. Iva dificultad consistía en enfilar perpendicu arinente el zoco del Had antes de que apareciese la columna Sotomayor y en batir el frente del valle del río de Oro. Todo salió de un modo admirable; la columna describió un ligero semicírculo iniciado hacia la derecha, dominando siempre las lomas altas, desde las cuales se divisaba el mar del Oeste El fuego de la artillería y de las ametralladoras fue tan eficaz la protección, en suma, tan ampha y completa, que cuando apa- reció la división Sotomayor sólo tuvo que sostener el flanqueo por su izquierda en las lomas de la falda del urugú, y entró directamente en el zoco, después de vencer débil resistencia. La co. umna Tovar, después del último empuje que dieron Arapiles y Las Navas para tomar las alturas dominantes, siguió batiéndose por la derecha y persiguiendo al enemigo con fuego de cañón. El espíritu de las tropas no puede ser mejor. Ayer, en los momentos de mayor peligro, daban vivas á los generales Tovar y Morales y cantaban himnos. En la división Sotomayor se manifestaba igual entusiasmo. A las cinco de la tarde la morisma huía por las cañadas engrandes masas y llevándose su impedimenta, lo cual prueba que están bien organizados. EL COMBATE DEL LUNES o quiero dejar de ampliar como se tuere ce el importante combate librado el lunes por la columna Tovar, con el cual conquistó posiciones que el coronel jefe de Estado Mayor, Sr. Jordana, considera de primar orden por el amplio dominio de terreno conseguido. Del efecto de las cargas que dieron los Cazadores de Alfonso XII aun pudimos observar pruebas ayer. Al avanzar, encontramos cadáveres de moros, yjunto á ellos, á larga distancia de donde se había batido la Infantería, se veían trozos de sables y correajes de los caballos, demostrando que la Caballería avanzó en la tercera carga que dio mas de 500 metros que las guerrillas, sin protección directa de ninguna clase. Por confidencias de un moro, desarmado, que fue hecho prisionero en la última hora de la tarde de ayer, se ha comprobado que las bajas de los moros en el combate del lunes fueron muy numerosas. Los de Beni Sicar se pasaron el martes enterrando cadáveres, y aun quedaronjnu chos insepultos. Nosotros vimos y recogimos los cadáve res de cinco soldados muertos, dos de Infantería y tres de Caballería. El moro prisionero nos confirmó que en las actuales posiciones de Tovar tenía hasta el lunes su cuartel general Abd- el Kader, jefe de la harca de Beni- Sicar y BemBuifrur. La columna Tovar vivaquea sobre el valle del Río de Oro, en un pintoresco paisaje cubierto en unos trechos de arbustos y en otros de pequeñas huertas y algunas viñas. Cuando se estableció la comunicación heliograñca y el general Marina supo todo lo sucedido, felicitó expresivamente al general Tovar. Este, á su vez, ha felicitado, en una orden que se leyó en los campamentos, á las fuerzas de su mando. El capitán Tovar se halla muy rnejoiado y su herida presenta imen aspecto L