Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 16 DE SEPTIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1 PA. G. 7. la punta de un palo la obediencia es una humillación y quien obedece un ser despreciable, mancillado en el germen misino de la vicia noblee; el soldado sólo es digno cuando vuelve las culatas frente al pueblo rebelde... El amor libre, la conciencia libre, oi Dios ni amo, ¿Para que seguir? B. otos todos los frenos, ¿cómo aspirar á fortalecer la vida del derecho entre los que así se educan en la indisciplina de todos los deberes y en el culto de todos los apetitos? propangada por el hecho correspondió plenamente á la propaganda de la idea. Ya ha dicho un pensador ilustre que entre la siembra y la cosecha no media más que el tiempo necesario para que la semilla fructifique. Porque es preciso por otra parte ver con ojos de gobernante lo que ha sido el mitin, tenazmente cultivado como instrumento de propaganda entre las clases más propensas á acoger sin preparación para el bien, sin reflexión tranquila, sin inteligencia abierta á la selección de las ideas, toio cuanto halaga las pasiones y encona las diferencias de posición social. A escuchar las afirmaciones más radicalmente exageradas han acudido durante mucho tiempo, en falange enorme, mujeres y niños, cuyo espíritu se ha formado en el contacto de toda doctrina disolvente, pregonada ala vez en el libro, en el periódico y en la escuela. do como manifestación pacifista. Y es que la Los otros delitos son conexos, pero no son la rebelión misma, si bien por su conexión habrá de juzgarlos la jurisdicción de Guerra. 1 rabas- y dificultades Repitámoslo una vez más: el pensa miento es irresponsable, carece de títulos el Poder público para perseguir las ideas en tanto se mantengan en la alta esfera de la especulación teórica. Pero hay doctrinas que por sí mismas constituyen una provoI a conspiración. cación á la perpetración de determinados delitos; son una agresión al orden legal es Refiere después el ilustre fiscal del Sutablecido por el asentimiento general del premo cómo se efectuó la conjuración tuespíritu público; se esgrimen como arma de multuaria al amparo de una atmósfera, en acción por quienes se anticipan á declararla cual flotaba un espíritu preparado á la se en pugna con la conciencia nacional, reprotesta, y dice: nunciando esp intáneatnenfce á torio amparo Con los rebeldes formaron las mujeres, de una legalidad que niegan, y cuya tutela, nota digna de s. r recogida. Estas se mospor consecuencia, no tienen derecho á retraron más resueltas, más impetuosas, más clamar. sanguinarias que los hombres. Ellas les animaban y les ayudaban á levantar barricaDe ahí proceden las Damas radicales y roEl caso es excepcional, y deba ser de exdas, y tomando parte en la lucha dábanla jas; de ahí ha salido esa juventud capaz de cepción el criterio legal que á él se aplique. un carácter excepcional, emulando á las cal- actuar briosa y decidida contra todo lo hu- Se trata de sobreponer la libertad indiviceteras de la Revolución francesa. ¿Eran las mano y lo divino. dual al funcionamiento de todas las leyes y madres y i as esposas de los reservistas ex ¿Habrá que tomar en cuenta este movi- de todos los poderes legítimos... ¿Cómo pepatriados. ¿Cómo confundir las ternuras miento como síntoma contrario á los senti- dir á aquéllas y encontrar en éstos la prodel amor con los rugidos de las hienas... mientos católicos del país... Tanto valdría tección debida á la libre ernibion del pensaSe comprende que la separación de seres vincular la representación de éste en el re- miento si di esa protección, de- itro del réqueridos á quienes la ley impone el deber vaelto moatór P trinckermres y ácratas qae gimen que la estatuye, empieza por abdicar áe sacrificarse en la lucha con un enemigo lo realizaron. el que, en sus más esencia es fundamentos, que acababa de sembrar de cadáveres las No; de estos hechos no cabe desprender lo combate, lo atropella, lo disloca... alturas del Rií arrancase lágrimas á las que enseñanza alguna en la dirección qae por despedían a sus, deudos más cercanos... algunos se ha pretendido. Son salvajes esEs menester que, sin liegar á los recursos ¿Pero qué conexión tenía con su pena el pasmos de un cuerpo cuya vida orgánica extremos de las situaciones anormales, haya martirio de monjas y frailes, la destrucción está hondamente perturbada. en la legalidad ordinaria medios suficiente- de iglesias y conventos... No: las mujeres mente eficaces para atender á las exigencombatientes eran detritus de su sexo, á las alineación de los delitos. cuales había envenenado el virus de las El delito fundamental que con ocasión cias impuestas, aun en momentos de per- propagandas anarquistas; 5 eran, entre otras, de los sucesos de Barcelona ha sido sometí turbación y alarma, por los intereses socia- las Damas rojas y ias Damas radica SÍ, que do á su fallo se ha calificado de rebelión les amenazados. Pugna con todo principio vivaquean en los dominios del aciatisino, militar, comprendido en el art 237 del Có- fundamental de organización jurídica la nelas que se destacaban en los pequeños gru- digo de Justicia del Ejército, reputándolo cesidad, tantas veces sentida en nuestro pos, que, formados también por adolescen- así caracterizado: primero, porque se trata país, sometido á todos los influjos turbulentes ó chiquillos, vertían el petróleo y pren- de reos que se alzaron en armas contra el tos, de tener que apelar á la suspensión de dían los edificios destinados á ser pasto de Gobierno legítimo; segundo, porque á su ias garantías constitucionales y hasta á la las llamas, cuya lista se había publicado ejecución acompañaron una ó dos de las declaración del estado de guerra para reprevisoramente días antes. cuatro circunstancias cuya concurrencia primir actos punitivos, contra los cuales debiera actuar A tanto ha llegado el poder de los suges- exige dicho artículo para su aplicación: la zadamente, sin el Poder libre y desembaraque saltar tionadores de la muchedumbre, á quienes tercera, ó sea que los rebeldes formen par- ras de la iey, enteneraplicacioneslas frontesus naturales llamó Taine los meneurs y los condotlieri, al tida si existen á la vez otras que se pro- y comunes. estudiar el alma colectiva, cuyo amorfismo pongan el mismo fin, ó la cuarta, es á saber, Y al sondear las profundidades de psicoque Hostilicen á las fuerzas armadas antes es fácilmente accesible á toda fascinación. Los sacerdotes asesinados, las momias de ó después de haberse declarado el estado logía del delito, para sorprender los estímulos que lo alientan, los obstáculos que conlas religiosas desenterradas, excitaron sin- de guerra. y del fiscal, trogularmente las iras de las mujeres, inflamaNo es posible negar que, dadas las condi- trarían la acción del juez complicaciones y das por la alucinación de todos ¡os refina- ciones de realización del alzamiento, éste piézase con dificultades, de las mismas mientos de la crueldad: Matad, robad, des- resulta debidamente apreciado conforme á entorpecimientos, nacidos á reprimirlo, leyes que debieran ayudar truid, gozad sin escrúpulos ni trabas les dicha calificación. dando eficacia á las sanciones del habían dicho plumas y labios depravados. Pero el hecho se diversificó al perpetrarse Códigopositiva ¿Q- iién no incluye en ese penal. Véase cómo se expresaba un apóstol de en otios delitos cuya naturaleza y efectos desdichado índice de aflojamientos aponeula rebeldía: Jóvenes bárbaros de hoy, en- legales conviene también tener en cuenta. róticos los suplicatorios, trinchera tras de trad á saco en la civilización decadente y Los rebeldes no sólo se alzaron en armas la reos de delimiserable de este país sin ventura; destruid contra del Gobierno legítimo y actuaron toscual se defienden hasta losinmunidad de comunes, convirtiendo la sus templos, acabad con sus dioses, alzad el constituyendo distintas partidas con el mis- la representación parlamentaria en intolevelo de las novicias y elevadlas á la catego- mo fin, hostilizando ó no, según los casos, rable impunidad á favor de una clase así ría de madres para virilizar la especie; pe- al Ejército, sino que cometieron además los indebidamente privilegiada; el indulto, que netrad en los registros de la propiedad y delitos comunes de iucendio y robo y los esteriliza los fallos cuya haced hogueras con sus papeles para que el de levantamiento de carriles, interceptación virtualidad atenta, de los Tribunales, áejemfomentando el mal fuego purifique la infame organización so- de las vías de comunicación y destrucción plo de otra cial; entrad en los lugares humildes y le- ó deterioro de los efectos destinados á la pues no porimpunidad igualmente nociva, venir de la mano de la vantad legiones de proletarios para que el explotación y comunicaciones en territorio clemencia deja de el golpe en pedazos la esromper mundo tiemble ante sus jueces despiertos. declarado en estado de guerra, puesto que pada de la Justicia; y, en fin, otros y otros Hay que hacerlo todo nuevo, con los silla- esta declaración estaba hecha por el capi- parapetos, resguardos, cobertizos, cobejeros res empolvados, con las vigas humeantes tán general de Cataluña antes de la comi- y salvoconductos que, dentro de una legisde los viejos edificios derrumbados; pero sión de los mismos, en su inmensa mayoría, antes necesitamos la catapulta que abata según acusa la fecha del bandffi de la men- lación desquiciada por interpretaciones de enervante convencionalismo, contribuyen á los muros y el rodillo que nivele las hogue- cionada autoridad militar, por lo cual se ha- tejer la espesa tela de araña ea la cual se ras... Seguid, seguid... No os detengáis ni llan igualmente sometidos á la jurisdicción enreda lastimosamente el maltrecho oficio ante los sepulcros ni ante los altares. Hay castrense, al tenor del núin. 3.0 del ar- de los encargados de perseguir, enj uiciar, que destruir la Iglesia. Luchad, matad, tículo 9.0 del código de Justicia militar. En acusar y condenar el crimen... morid... este sentido nada hay tampoco que oponer Parece que en estas frases están compren- á su competencia ni á la libertad de criterio didos todos los números del satánico plan, con que dentro de sa función los ha hecho stadistlca interesante. i tres años después dp. escritos, practicado en objeto de sus fallos. -En la estadística que acompaña al disBarcelona. El delito principal es el de rebelión, con- 1 V or estos rumbos degeneró en hecatom- siderada como militar, por haber sido hos- curso del ministro dísese que se han despabe la q je dpuí- se había anuucia- tuizadas las fuerzas deiTíyerciEo, chaao por ei Triaunal Supremo durante el E