Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 14 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o 9 EDICIÓN iT. PAG. 7. CRÓNICA DE LA E NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Cuartel general (La Restinga) Septiembre, 7. p o r algo que el avisado lector podrá su poner y que á mí no me parece discreto puntualizar en forma más explícita, creo oportuno dar cooio de actualidad próxima algunas noticias, ó mejor, datos sobre varios de los lugares que parecen llamados, en opinión mía, á jugar interesantísimo papel en plazo cercano. adon 1 Cuando se habla de Nador en los periódicos y de los bombardeos (hasta ahora lejanos y con tiro curvo indirecto) contra Sus poblados, mucha gente seguirá creyendo que se trata, efectivamente, de un monte bien cubierto de caseríos, de un monte con arbolado, con amplia zona de cultivo, con la animación de un poblado de aduares. 1 No hay nada de esto, y bueno será que el lector se acostumbre á la idea de que al tojnar Nador lograremos una excelente posición estratégica, pero no conquistaremos Una ciudad moruna. i Nador es un alto cerro bastante escarpado por el frente, en la falda del cual existió durante mucho tiempo un poblado que no! era mayor que el de una aldea nuestra. Sus habitantes, montaraces, más dados al pequeño comercio de reses que ala agricul tura, nx hicieron roturaciones, perdiendo así tin terreno- que probablemente diaria cosechas de algarrobo y de olivo; y apenas si trabajaron una hectárea de huerta, no mal ¡regada, que da cosecha varia, incluso tal cual arbolillo frutal; ello mediante un cultivo, dicho se está, completamente iprimitivo. Cuando esos habitantes de Nadcjr, ahogal dos- por el exceso de tributos, se negaron á- reconocer al Roghi, éste atacó lo ¡s aduares, los quemó, los hizo polvo. Semanas, meses después, los castigados que no habían huido á otra comarca solicitaron el perdón del faccioso, y éste les otorgó con su aman licen. cia para reconstruir habitaciones. Fue entonees cuando se levantaron las, chozas y casucas que forman el poblado actual, en el cual los dos únicos edificios prppiamente dichos son la mezquita y la escuela. Desde nuestras posiciones, de estas vi. Viendas nada se ve; es que el cerro forma t en su base y en su costado derecho un hon do repliegue donde el aduar existe. Cerca ae Nador hay tierra más feraz: Barracas tiene unas ocho ó diez hectáreas de regadío, con perenne cultivo. Otra mancha de verdura orla la altura donde se yerguen, con la gentileza de uu viejo militar que fue 1 en su mocedad apuesto y marcial las ruinas del castillo romano, que pudo ser romano, y pudo ser portugués, y sobre el cual me pa rece que han de escribirse aún datos y cálcu ¡los curiosos. 1 Lo más probable es que fue una fortaleza de costa, cuando el mar bañaba lo que hoy jes llanura úe Zeluán, llanura que apenas 1 ¡tiene declive. Como que los morbs señalan J dinas grandes argollas medio comidas por l Jel orín, que penden de un lienzo ¡de muro, t por afirmación tradicional dicen que á esas (argollas se anudaban las amarjras de los (viejos navios portugueses. I K tal Gurugú. í- 1 Pero- -interrumpirá mentalmente el lector- -nos hablau ustedes los (noticieros, más ó menos veladameate, de la ocupación ¡de Zeluán y de Nador. Si Zeluán se ocupa- será un gran centro dé provisiones, se hará tin gran campo atrincherado, sejconvertirá en vv fuerte la Alcazaba, la Kasbá, que bien te- sará el perímeüo del Cojgr eso, Si se fccnua Nacioí tendremos un ian puisto es- Frente a Alhucemas está Ajídir, pueblo de trategico artillado... Muy Dlen. ¿Y el Gurail casas, cinco mezquitas, escuelas y un rugú? ü o- urugu. caro lector, lo que llamamos riachuelo. Los Bani Uriagel poseen allí un el Gurugú, ó sea la masa y cadena de mon- -terreno fértil, de regadío, con múltiples tes determinados por varios nombres, se to- fuentes y adelantado cultivo, sembrado por olivos, higueras, almendros, granados, y mará también. Es decir, me le figuro yo. Conste, pues, sea esto dicho para nuestros ama- hasta en el yebel Kliiyar dicen los indígebles teatinos de la censura, que sigo ha- nas que hay una mina de oro, que quiso blando de impresión propia, de cálculo mío. comprar una casa francesa, y cuyo barco de Se tomará e! Gurugú Pero es una quime- exploración fue recibido á tiros por los venra pensar que se tome el Gurugú como dedores. quien sube al cerro de las Vistillas. Yo creo La bahía de Alhucemas es perfectamente que se tomará, como dicen los técnicos mi- accesible, abordable la playa de los Mártilitares, de revés; yendo por detrás, desde res; entre el Ris y el Nekor puede coloearNador hacia Beni Sicar, ocupando sucesiva- se uu ejército, defendido por el doble foso mente alturas posteriores; en una palabra, de estas dos amplias corrientes. Allí no hay rodeando la masa montañosa, que puede sed y hay que comer. UÜ ejército puede viquedar de tal suerte, contando con la línea vir á costa del país, amenazando á Tres que hoy tenemos, bloqueada. Luego, con re- Forcas y guardando la espalda á nuestros sistencia ó sin resistencia, las más altas Peñones. cúspides vendrán á ser nuestras. Y con el tiempo veremos- -ó verán las gentes de aquí- -ir surgiendo, ir alzándose fuertes españales... La ocupaeión ha de ser, por lo que vamos viendo, completa y extensa. ¿Quién niega, por ejemplo, que ya desembarcada la pfn el Diario Oficial del ministerio de la división Sotomayor no vayamos dentro de Guerra se ha publicado la siguiente dos ó tres semanas á tomar una cerveza- con propuesta de destinos para la nueva divilos oficiales fraaceses al otro lado del M u- sión que manda el general Ampudia. luya? ¿Quién me dice que aquellos datos Al cuartel general de la misma se destique yo he publicado referentes á las calas na al capitán de Estado Mayor D. Vicente de la ensenada de Zera, y otros de la cuen- Valderrama. ca deL Quert, todo ello en la costa O. del Al regimiento de la Reina: primeros tecabo Tres Forcas, no han de reproducirse nientes D. Joaquín Peñuelas Beamud, del en A B C como informe complementario de regimiento de Asturias; D. Antonio Radua actualidad muy pronto? Arbizu, del regimiento de Alcántara; don Pero claro es que de esto no podemos- ha- Abelardo Mariné Palau, del regimiento de blar. Si yo me pongo á escribir con desem- Mallorca; D. Julián Paredes García Celada, barazo sobre este punto, y empiezo por del regimiento de Covadonga; D. Atanasio anunciar el próximo contacto con Larrea, Sevilla Moreno, del regimiento de Tetuán; teniendo éste refuerzo eu su columna, y á D. Manuel Eixea Vilar, del regimiento de decir que irá una brigada hacia Tres For- Otumba, y D. Miguel Moltó Miró, xlel regicas para efectuar un bonito final, etc. etc. la miento de Vizcaya censura tendría algún motivo para decirme: Segundos tenientes D. Abelardo Rivera ¡En, señor cronista, que eso ya pasa del te- Irulagui, del regimiento de Cantabria; don rreno de la impresión y cae en el campa de Alfredo Pradas Arruevo, del regimiento del lo vedado! Infante; D. Juan Salazar Yeste, dsl regiPor lo cuaL yo no debo decir nada de eso, miento de Mallorca; D. Eugenio Molina Galano, del regimiento de Borbón, y don y hago punto, Julio Bailo Patino, del regimiento de AlF. SANCHEZ- OCANA. mansa. Al regimiento de Córdoba: primeros tenientes D. César Marín de Juan, del regimiento de Guadalajara; V) Gabriel Pozas Perea, del regimiento de Bailen; D. José Juárez González, del regimiento de Sevilla; don u e aejuí algunos datos geográficos de la Alfonso Morandeira Gonzalvo, del regimiena zona de Alhucemas, que en la actual to de Covadonga; D. Fernando Reyes Arrocampaña representa un papel importantísi- yo, del regimiento de Gravelinas; D. Ramón mo, por la hostilización constante que des- Gil Antolín, del regimiento de Tetuán: don de ella se hace á la posesión española, y que Ernesto Duran y Sánchez de kamadrid, del en lo porvenir, incorporada á nuestro domi- regimiento de Pavia; D. Antonio Montojo nio, pudiera ser una fuente de riqueza in- Zaccagnini, del regimiento de Álava; don apreciada ahora. Feliciano Castellón López, del regimiento La bahía de Alhucemas puede ser un gran de la Princesa, y D. Augusto Con: Delipuerto á muy poca costa, aprovechándose cado, del regimiento de Soria. Segundos tenientes D. José CJngría Jimépara él la línea de islotes que la unen á la nez, del regimiento de Asturias, y D. AlfonPuntilla. La vega de Alhucemas es muy rica; es so Fernández Martínez, del regimiento de Asturias una vega análoga á la de Valencia. Surcan la llanura dos rios paralelos imAl regimiento de San Fernando: primeros portantes, que derraman la abundancia en tenientes D. Luis Alonso Palomares, del reaquellas tierras de regadío, florecientes de gimiento de Zamora; D. Ángel Monreal Lavegetación, en las cuales, sobre la vid y las claustra, del regimiento de Galicia; D. Inogramíneas, se destacan el naranjo, la pal- cente Suárez Palacios, del regimiento de mera, el melocotonero, el peral y toda suer- Aragón; D. Santiago Martínez Mainar, del te de frutas que la enriquecen. regimiento de Gerona; D. Carlos Ducassi La sierra forma un inmenso anfiteatro Mendieta, del regimiento de Valencia; don que defiende el valle, abrigándolo del seco Mariano Castellón Zayas, del regimiento de viento del Sur. De la cumbre elevada del La Albuera; D. Manuel Corbella Guinovart, monte Arez, donde á 1.344 metros se parten del regimiento de Luchanap D. Eugenio las aguas, baja el rio Nekor, una corriente Saldaña Zambrano, del regimiento de la voluminosa, pura, potable y fresca. El rio Constitución; D. Manuel Corsini Varona, Ris desciende del yebel Tiziren, nevado del regimiento de la Lealtad; D. Carlos Mepjco de 2.500 metros, arrancando una lím- rino García, del regimiento de Isabel II; pida masa líquida y sirviendo su ribera, po- D. Juan Losada Manteca, del regimiento de blada de aduares, de esmiao derecho al río Toledo, y D. Tomás Chueca üdaondo, del regimiento de San Marcial. Barra, al Sebú y á Fez. NOTICIAS DE MADRID Y SU CAMPO