Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 12 DE SEPTIEMBRE DE ¡909. ADICIÓN 1 PAG. 8, 7 luego los de Barbastro, Figueras, Las Nayas, Arapiles y Llerena. Acompañando á los soldados iban los coJiandantes jefes, representantes de los Cuerpos siguientes: De Cazadores de Madrid, D. Ramiro Sanz Morales; de Baíbastro, D. Nicolás Franco; Je Figueras, D. Nicojnedes de la Iglesia; de Las Navas, D, Manuel Guiao; de Llerena, D. Ángel Gómez Trevijano, y D. Leopoldo Ortega, de Cazadores de Arapiles, A las diez y media se presentó el Rey, vistiendo uniforme del Arma de Caballería con el núm. 1. Con S. M. entraron los infantes D. Carlos y D. Fernando, el jefe de su Casa Militar, general conde del Serrallo; los generales Del Río y Miláns del Bosch, el conde del Grove, los ayudantes señores Águila, Echagüe, barón de Casa- Davalillos y los jefes civiles de Palacio marqueses de la Torrecillla y de Viana. Con los jefes de los seis oatallones citados estaba el gobernador militar, general Bascaran. Comenzó el acto, que fué solemnisimo, co locando el Rey á cada uno de los soldados Ja cruz de plata del Mérito Militar, con distintivo rojo. Después les entregó D. Alfonso sobres que le iba dando el conde del Serrallo y que contenían cien ó cuarenta pesetas, según fuese el soldado á quien el sobre se entregaba de los heridos grave ó levemente. Los sobres tenían escrito el nomore, apellidos, filiación militar y herida que había sufrido el interesado. Su Majestad se dignó conversar con todos y cada uno de los soldados, preguntándoles detalles de cómo habían sido heridos, de su estado actual de salud, etc. etc. Cuando terminó la ceremonia uno de los sargentos, llamado Delgado, dio un entusiasta viva al Rey, que sus compañeros contestaron con calor. Los vivas se repitieron hasta que el Monarca se dirigió á sus habitaciones particulares. Cuando llegaron á Palacio se les invitó á que subiesen en el ascensor, pero ninguno de ellos aeeptó la oferta. El general Bascaran y el comandante Guirao fueron luego al Hospital Militar á entregar la cruz y el donativo correspondientes al soldado García del Amor, que no puede aún levantarse. Los nombres y apellidos de los soldados que ayer fueron á Palacioson los siguientes: Los del batallón de Cazadores de Madrid: Santiago Barba Arregui, que resultó herido- en el brazo dereeho, grave; Ángel Rico Benito, soldado, con heridas en la pantorrilla izquierda, leve, y Félix Montero Calle, herido en el antebrazo derecho. Batallón de Cazadores de Barbastro: Valentín García Barreza, herido en el m- uslo izquierdo, grave; Víctor Rodríguez Arjona, herido grave, y Mariano González Abajo, con heridas en la región abdominal, también grave, Batallón de Cazadores de Figueras: Manuel Vela Rodríguez, sargento, herido en el tobillo del pie derecho, grave, y Miguel Puig Rodil, cabo, herido en la mano izquierda, grave. Batallón de Cazadores de Arapiles: Manuel Grauda, corneta, herido en una pierna, leve, y los soldados Manuel Curado Carretero, con heridas en el cuello, grave; Timoteo Peláez Betegóa, herido en un brazo, grave, y Daniel de las Heras, con heridas en el píe izquierdo, leve. Batallón de Cazadores de Las Navas: Jacinto Delgado Román, sargento, heridas en el antebrazo derecho, grave; Manuel Giralte Mezquita, sargento, herido en el muslo izquierdo, grave; Modesto Baile Oller, corneta. herido en la región temporal izquierda, grave, y los soldados Enrique Domingo Calvo, con heridas en la fosa ilíaca, grave; Gumersindo González Hernández, con heridas en la región mamaria derecha, grave, y Pedro Torres Gonzalo, herido en una pierna, grave. Batallón de Llerena: Cruz Oliva Teva, sargento, con heridas en un brazo; León González Vidal, sargento, herido en una Mano, leve, y los soldados Romualdo Gil Delgado, con heridas en un brazo, grave, y Eusebio Monjas Martín, herido en un pie, grave. Figuraban también en esta relación de soldados heridos que debían concurrir á Palacio el sargento del batallón de Cazadores de Madrid Jesús Rosel Alegre, que, completamente curado de las heridas graves que recibió en un brazo, regresó á Melilla, y el soldado del mismo batallón Manuel Jiménez Domínguez, herido en la boca, que se halla atendiendo á su curación en el pueblo de San Lorenzo de Calatrava. Viendo la pronta curación que han obtenido los heridos en campaña, casi todos ellos de gravedad. se ha hecho el más caluroso elogio del Cuerpo de Sanidad Militar por haber practicado la c, ura y operaciones de los heridos con tan completo éxito. probar los documentos, y las que iban á recoger los socorros otorgados eran recibidas por la Junta de damas Entre las personas que entregaron documentos ayer tarde figuraban una señora viuda, que tiene en el campo de Afnca á su hijo único, el cual era su sosten. y tra reservista que andaba trabajosamente por haber recibido un balazo en una pierna en lucha con los rífenos. Del grupo salían constantemente frases de gratitud y afecto para las damas que con la marquesa de Squilache realizaban con la mayor complacencia la más pura y mas hermosa de las virtudes, dedicando á cada una de las pobres mujeres frases de consuelo y de aliento, al mismo tiempo que le hacían entrega del donativo. Muchas de las que recibían doa uv- os derramaban lágrimas de gratitud. Fue el de ayer un hermoso espectáculo, de los que no olvidarán nunca cuantos lo presenciaron Acompañaban á la marquesa de Squilache las damas de la Junta duquesas ds Hornachuelos y de la Victoria, marquesas del Vadillo, de Comillas, de Ayerbe y de Marín; condesas viuda de- Torrejón y de Aguilar de Inestrillas, y señoras y señoritas de Santos Guzmán, Villar y Villate, Babearan, Barrenechea y Santa Ge- aoveva. El total de donativos re- partidos fue de 46. DETALLES jT e una crónica enviada desde Cabo de Agua á El Noticiero Sevillano por su director propietario, Sr. Mencheta, entresacatnos los siguientes párrafos: Uno de los detalles que más me han satisfecho es la lucha que, dentro de la corrección, mantienen los que van á operaciones y los que se quedan en los campamentos. El teniente coronel Sr. Gavilá creía hoy ser el llamado á tomar parte en la operación próxima á desarrollarse; pero el comandante Sr. Moratiuos, fundándose en que el Sr. Gavilá luchó en los combates de Tasaguin y lomas inmediatas, entiende que á él corresponda el turno de mando, y uno y otro estuvieron procurando inútilmente toda la tardej convencerse. La razón alegada por el Sr. Moratinos como última argumentaciones de peso; el teniente coronel es el gobernador de la plaza, y como en ella quedan fuerzas, su puesto está aquí mientras otra cosa no disponga la superioridad. Muy parecido es lo que ha pasado entre dos médicos; dos van y uno se queda, y los tres quieren salir. También el teniente de Artillería señor Aguílar, que tan notables disparos hizo en Tasaguin, quería ir, á pesar de una contusión que sufrió ayer en una pierna al darle una coz un mulo, y ha correspondido el turno á un compañero, por lo cual se manifiesta muy contrariado. Casos como éstos, que tanto honran al Ejército, se contemplan á cada paso. CTn los Centros militares se afirma que, ha biéndose acentuado la enfermedad que sufre el coronel del regimiento del Rey, señor Fernández Blanco, entregará el mando del mismo al bizarro coronel, recientemente ascendido, D. Joaquín Águila Raíaos, ayudante del Rey. El nombramiento del coronel Agu. ia para el mando del Inmemorial sería muy bien recibido por la opinión militar, que conoce las excelentes dotes que con tanto acierto demostró durante seis años al frente de los Cazadores de Las Navas. c e ha dispuesto que se incorporen coa toda urgencia á esta corte, destinados á la primera compañía de la brigada de tropas de Sanidad militar, un sanitario de primera y cuatro de segunda de la segunda compañía de la misma brigada, cuatro sanitarios de segunda de la tercera compañía, uno de primera y cinco de segunda de ía cuarta, cuatro de segunda de la quinta, cinco de segunda de la sexta, tres de segunda de la séptima y tres, de segunda taoiHén, de la octava compañía. J oy se hará el destino de subalternos á la nueva división que manda el general Ampudia. Se cuenta ya con ios qae acaoan de salú de la Academia, y además ascendetáti 119 sargentos aprobados sin plaza. Los subalternos que se sacan cíe unos Cuerpos para destinarlos á otros doade hay pocos se harán mediante sorteo. S e ha dispuesto que el Estableciiu. eato central de los servicios administrativomilitares efectúe la remesa de 40 capotes de centinela á la primera región, 70 á la segunda, 15 á la tercera, 10 á la cuarta, 20 á cada- una de las regiones quinta, sexta, séptima y octava, 10 á Baleares, 35 a Ceuta, y 40 á Melilla, e n el tren mixto de Andalucía salieron ayer, conducidos por un sargsn to del regimiento de Covadonga, 28 voluntarios que van á incorporarte al ejército ne operaciones de África. Fueron despedidos en la estad 51 por el coronel de Infantería Sr. fíunicn ae u s- NOTICIAS DE MADRID SOCORROS A LOS RESERVISTAS n a casa de la marquesa de Squilache. A las cinco de la tarde de ayer se verificó en casa de la marquesa de Squilache el segundo reparto de socorros á las familias de los reservistas por las damas de la Junta de Madrid que preside S. M. la Reina doña María Cristina. Desde antes de la citada hora se encon traban en casa de la marquesa de Squilache muchas mujeres del pueblo, que iban á recoger los socorros que la Junta les había concedido, y otras que entregaban documentos para solicitar donativos en próximos repartos. Las últimas entraban en una olicina especial destinada al objeto de recibir y com- ¡riin niilMlinniiimniniiiriinirnnin