Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO) g L A C A M P A N A DE MEOLILLA DE TODO L MUN- DO, -POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO m W Y TELEFONO LA E PA SAN SEBASTJÁN, I 1 3 T N QUEBDANA Frente á la segunda caseta se repitió el tiroteo. La columna tuvo que desplegarse para repeler la agresión. El convoy y la columna regresaron sin bajas. Ésta tarde se verificó el sepelio del capitán Sr. Gil, gravemente herido en el combate del 23 de Julio. general Marina; pero éste le ordenó que regresase para avanzar de nuevo al frente de su fuerza cuando el rancho hubiese terminado. El coronel Larrea obedeció la. oraen, dirigióse en busca de su fuerza y á los pocos momentos regresó al frente de ella, formada en columna. El batallón de Saboya permaneció firme 1 presentando las armas. Fue un momento solemnísimo. El general Marina avanzó nacía el coro nel y le estrechó la mano, felicitándole en alta voz. Los soldados rompieron en frenéticos vivas. Seguidamente las dos columaas unidas desfilaron ante el general en jefe. Luego, juntas, emprendieron la marcha á zoco de El- Arba, adonde llegaron á las tres v media de la tarde. El general Marina, con su Estado Mayor, el coronel Larrea, los moros de la Policía indígena y la escolta de Húsares, marchó por la izquierda con dirección á la Restinga, Como antes he dicho, el momento del en caentro de las dos columnas fue muy enio clonante. El general Marina, á pesar de grandísimo dominio que siempre tiene so bre sí, no podía ocultar la inmensa satisfac ción que le emBargaba. El coronel Larrea estaba verdaderamente conmovido. Durante el contacto el crucero Extierna duia y el cañonero General Concha perruane cieron anclados en la costa, frente al san tuano de Muley Alí Xerif. La columna Larrea pernocta hoy en ElArba y mañana saldrá directa- Tiente para Melilla por la vía de tierra. LO QUE DICE EL MINISTRO DE ESTADO l ministro de Estado, que no subió hoy á Miramar, recibió al mediodía á los periodistas. -Nos dijo que no es exacto que se haya enviado Nota alguna á las potencias, ni que éstas se hayan alarmado ante los refuerzos enviados al Rií y temiendo que el Ejército español pase el Müluya. Agregó que ahora habrá que enviar la Nota para reiterar que el límite que se ha fijado el Gobierno español no ha variado desde el 9 de Julio, y por lo tanto no hacen falta negociaciones, ni menos Tratados. Tal vez- -dijo el Sr. Allendesalazar- -haya alguna pequeña diferencia entre la opinión que domina en España y la que prepondera en Francia; pero los Gobiernos de ambos países están por completo de acuerdo. No es posible fijar fecha sobre la terminación de la campaña; pero yo creo que no pasará mucho del mes de Octubre, si llega á esa época. L s operaciones realizadas en Quebdana Jian tenido por objeto que quedase asegurado nuestro Ejército por la retaguardia. Contestando á cierta afirmación contenida en el artículo denunciado á La Correspondencia de España, manifestó el ministro de Estado que la paz no se podría hacer mientras no se haya castigado á los que atacaron á España. El Sr. Allendesalazar manifestó además que muy pronto comenzarán las operaciones definitivas en Mehlla. LA COLUMNA DEL CORONEL LARREA p n las primeras horas de la mañana, la co lumna del coronel Larrea estableció el anunciado contacto eon las fuerzas del general Aguilera, destacadas e n Muley- AlíXerif. El general Marina salió á recibir á la columna, abrazando efusivamente al coronel Larrea delante de las tropas. El recibimieato hecho á los bravos soldados de la columna fue, según me dicen, entusiasta. El coronel Larrea llegó á la Restinga á las tres y media de la tarde. Mañana llegará el general Marina con el cuartel general. Espero detalles de Tur. t J V I U U A II, IO N. (URGENTE. MELILLA, I I 6 T. A cabo de recibir las siguientes noticias de Tur, fechadas á las cuatro de la tarde en el zoco de El- Arba. A las ocho de la mañana salió de este campamento, al mando del coronel Primo de Rivera, una columna formada por un batallón del regimiento de Saboya, un escuadrón de Húsares y una sección de ametralladoras para ponerse en contacto con la (DE NUESTROS CORRESPONSALES) columna del coronel Larrea, que, según noticias comunicadas por el heliógrafo, había salido á la misma hora de Muley Idris. EL DÍA DE AYER Las fuerzas del coronel Primo de Rivera un EN MEL 1 LLA hicierononce breve descanso en Iberkanen, y á las continuaron su marcha hacia MELILLA, JJ, 5 T. (URGENTE. i os moros hostiles de Frajana y de Beni- Muley- Alí- Xerif, en donde se debían en siear hostilizaron anoche á las avanza- contrar las dos columnas. A la misma hora salió el general Marina das de los campamentos del zoco. Les contestó enérgicamente las baterías de la Restinga, acompañado de su Estado Mayor y una escolta de Húsares, dirigiénde Sidí Guanach. No hubo en los nuestros ningúa herido. dose á El- Arba. Sin apearse del caballo conferenció breCréese que los moros no se propusieron con este tiroteo otra cosa que- tantear el te- vemente con los generales Orozco y San rreno para ver si teníamos fuerzas vigi- Martín y los tres partieron directamente para Mutey- Alí- Xenf, adonde llegaron á la lando. El resto de la noche transcurrió con com- una de la tarde. Descansando á la derecha del río se hapleta tranquilidad. Esta mañana volvieron á ser hostilizadas llaba ya la columna de Primo de Rivera, y á la izquierda, un poco más lejos, la de La (las avanzadas y las parejas exploradoras de rrea, formada por 800 soldados del regiCaballería. x Fondeó el transatlántico Buenos Aires. con- miento de África y del batallón de Las Naduciendo el regimiento de Infantería de vas, y 15 infantes y 10 jinetes de la Policía Guipúzcoa y el de Caballería de Alfon- indígena de Cabo de Agua. El batallón de Saboya, aUdivisar al geso XIII. El convoy salió á la hora de costumbre, neral en jefe, formó en el acto, presentando escoltado por una columna al mando del 1 as armas. El general Marina destacó á uno de sus coronel del 2.0 regimiento de montaña, don ¿Ricardo arrldo. Las baterías ílel Hipó- ayudantes para que advirtiese al coronel dromo protegieron la marcha bombardean- Larrea que le aguardaba. Como los soldado las lomas bajas del barranco del Lobo, en dos estuvieran en aquel momento comiendo as cuales se veía desde primera hora rau- el rancho, el coronel Larrea avanzó sólo cho? grupos, Y acompañado de un ayudante en busca del AGUILERA Y SANMARTÍN LA RESTINGA, 11, y 7 MELILLA, I I I I N, a columna del general Aguilera se ha co rrido esta mañana hacia la región de Lehdara, incendiando á su paso algunas casas de cabileños que han abandonado el territorio para no someterse. Los restantes, la mayoría üati acogida el paso de la columna con muestras de paz y sumisión, pagando sin resistirse las inultas impuestas y entregando las armas que tenían. Muchos se han presentado al genera Aguilera para pedirle que les deje llevai brazaletes con los colojces de la bandera española, como demostración de que desean permanecer baio la protección de nuestro Gobierno. La columna del general Aguilera, terminada su expedición por la parte Sui de Quebdana, regresará al zoco. La brigada Sau Martín acampará á la derecha de Punta Quiviana, en el mismo sitio que ocupó hace dos años el grueso de la mehalla imperial que abandonada por Ablel- Aziz tuvo, para librarse de los nfeños del Roghi, que refugiarse en Melilla, desdex donde fue transportada á Tánger á boidu del Numancia i