Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO n DE SEPTIEMBRE DE Í 9O9. EDICIÓN i PAG. A. LA MARINA EN CAMPAÑA T e lá arriesgada y brillante operación qtie delante de la playa de Alhucemas llevó á cabo el Numancia el día 4 de este mes recogemos detalles del relato que uno de los tripulantes de este crucero llegado á Málaga ha hecho á un redactor de La Untan Mercantil: el desembarco en estas condiciones y no haber apenas espacio para maniobrar, regresó á bordo sin la menor avería, recibiendo los plácemes de toda la tripulación por su brillante comportamiento. Terminada la descarga, salió en la mañana del 6 para el Peñón el Numancia, llegando por la tarde á aquella plaza, en donde estuvo á bordo el ayudante de plaza conferenciando con el comandante. El Numancia fondeó en el puerto de Alhucemas á las cinco, y en seguida se echó al agua un bote de vapor que se rellenó de agua y carbón, poniéndosele planchas para blindarlo convenientemente. Se rmó el cuarto bote, que salió coa dirección al vapor Sevtila, trayendo al capitán de dicho barco para conferenciar con el comandante. Pero después fue al Semita un teniente de Infantería de Marina con ocho hombres de á bordo armados y municionados, habiendo tomado esta medida militar tan acertada porque estando el Sevilla más hacia el Este desde allí se podía distinguir toda la parte de la costa enemiga que desde á bordo no podían distinguir, con lo cual se consiguió el doble objeto de prestar ayuda eficaz de seguridad al Sevilla en caso de ataque por el enemigo y además obtener la constante vigilancia sobre toda la costa. Salió el cuarto bote remolcando al primero con dirección á la plaza, llevando víveres; pero hostilizado por el enemigo, regresó abordo. En vista de esto se rompió fuego de cañón con piezas de tiro rápido primero y con las de 14 y 20 después, las cuales barrieron materialmente la costa enemiga. A las nueve y media de la noche salió el bote de vapor, mandado por el teniente de navio D. Manuel Moreno Quesada, remolcando el primer bote que llevaba los víveres, y á poca distancia del barco empezaros á hostilizarlo los moros. Al llegar cerca del desembarcadero se romnió- el remolque, enredándose en la hélice é inutilizando sus movimientos. El incidente puso en grave peligro á nuestros marinos, pues á causa de la mucha mar se fueron dos botes al garete sobre la eosta enemiga. Vista la suerte que corrían, dispuso el comandante del Numancia que saliera el cuarto bote armado al mando de otro oficial, quien, á toda fuerza de remos y bajo un fuego nutridísimo de los moros, llegó al lugar del suceso en el preciso momento en que, dueño de sus movimientos el bote de vapor- -gracias al heroico comportamiento del patrón Dávila y el popel Uso, que se arrojaron al agua y quitaron las vueltas de la hélice, -recibió orden de que reforzaran él remolque del primer bote, lo que se llevó á cabo inmediatamente por el cuarto bote. Durante todo este tiempo llovían, por decirlo así, las balas enemigas, cuyos silbidos se oían perfectamente. Afortunadamente, no tuvimos ninguna baja, pues los proyectiles que no chocaban en los botes pasaban largos. Indudablemente, los moros han debido tener muchas bajas, tirando muy desconcertados gracias al nutridísimo y certero fuego que hacía la plaza y á las muchas granadas de tiro rápido que desde á bordo le enviamos. l,o s botes volvieron a bordo sin novedad, esperando que amainase el temporal para llevar á cabo la operación. A las ocho y treinta de la noche, por haber amainado el temporal, sea intentó nuevamente dar víveres á la plaza, empezándose á hacer varias expediciones que fueron mandadas por S. A. R. el príncipe D. Jenaro de Borbón con gran acierto, pues á pesar de la muclia resaca que había en la Pulpara y de lo imp. -octicabJe que eia por allí 1 e EtPopular, de Málaga, llegado ayer á Madrid, reproducimos lo siguiente: Al hacei? en meses pasados. mi último viaje á Málaga tropecé en la fonda donde yo paraba con dos moros de las cercanías de Melilla. Uno de ellos, joven apuesto y despierto, de treinta años próximamente de edaá, tuvo conmigo varias entrevistas de sobremesa, expresándose admirablemente, tanto en español cotn en francés. 151 otre moro, dependiente suyo, ao hablaba más q t s su lengua, y con él nunca pude entablar conversación alguna. El jsven en cuestión era hijo de un caid de los alrededores de Melilla. Su padre, poseedor de grandes medios de fortuna, quiso dar á su hijo cierta educacüón, maaáándole al efecto, á un colegio francés de Argel. Después perfeccionó sus cenecimieatos viajando por Europa y residiendo largas temporadas en Fraucia é Inglaterra. Centra lo que sucede en estos casos, lejos de adoptar las costumbres europeas, el j oven de Melilla se identificó mas y más con las suyas africanas, en términos de expresarse conmigo como se verá por el extracto ó recuerdo de sus conversaciones, que anoto á coatinuación. COMO PIENSA UN MORO remos siempre es la costumbre europea dét matrimonio con una sola mujer, á reserva de faltar con otras clandestinamente á los deberes conyugales. Nosotros, dentro de nuestros medios de fortuna, sostenemos un harén con el nútnero de mujeres que nos agradan ó podemos sostener. Pensar en variar este régimen familiar será imposible mientras Europa no llegue á exterminar nuestra raza, lo que no veo fácil. Preguntando al moro en cuestión si las simpatías de los suyos se inclinaban más á Francia que á España, me contestó que no, porque el carácter de sus compatriotas se identificaba más con nosotros que con los franceses, y la prueba de ello era las buenas relaciones que entonces (hace meses) sostenían con las plazas de Ceuta y Melilla, relaciones íntimas que no se parecían á las que sostenían con las plazas limítrofes de la Argelia... Gallardo y Gazmán. NOTICIAS DE MADRID U oy sábado y mañana domingo, por tai a de y noche, se verificarán las últimas veladas de la ¡kermesse de la Cruz Roja, celebrándose en la última de ellas, ó sea en la noche del domingo, el sorteo de los regalos que se rifan; advirtiéndose que no se admitirán devoluciones de papeletas más que hasta el domingo, á las einco de la tarde, en el Iyux Edén, A yer mañana salieron para Málaga y MeTM lilla 38 voluntarios, alistados en el regimiento de Covadonga. De ellos, unos 20 son natarales de Madrid. Iyos demás proceden de Avila y Extremadura. R el moro, cuyo no abre, por olvi- -do mo tuve curiosidad de investigar, lo que sigue: ZAKAOOZA, I O, 4 T tM rruecos existe hace siglos como nal alcalde de Zaragoza tiene el propósito ción CjUe tiene por base religiosa el mahode remitir á Melilla un vagón de gémeusmo, como los católicos y protestantes neros del país para que los soldados aragoel cristianismo. Mahometanos y cristianos difieren esen- neses disfruten de ellos el día de la Virgen del Pilar. cialmente en sus leyes y costumbres. Muchos cosecheros enviarás vinos. A fuerza de tiempo, nosotros, los moros, hemos creado costumbres inalterables, que MÍLAQA, 1O, I T. deseamos conservar dentro de nuestro territorio. Entrometerse en nuestros asuntos- A yer fueron altas en este Hospital Militar sopre exto de asimilarnos las costumbres los soldados Francisco Vega I eal, de europeas es una imposición que jamás to- Artillería; Marcos Tomás Fernández, de I as Navas, y Juan Roldeño, de Iylereua, herileraremos. Si Europa tiene sus costumores, que es- dos en el combate del día 27 de Julio. Hoy embarcarán para incorporarse á sus tima en mucho, no estimamos menos las nuestras, que estamos dispuestos á conser- respectivos Cuerpos. var y defender. VALBSOA, 16, 2 T. Nosotros, á nuestro modo, gozamos de una libertad omnímoda que sólo se altera pjsta mañana ha recibido el capitán gene á veces por rivalidades personales ó luchas ral un telegrama del comandante del intestinas entre pueblos vecinos. puerto de Melilla participándole que ayer En este caso, nosotros mismos dirimimos tarde, á las siete, salió el vapor Rabat coú esas cuestiones por las buenas ó las malas, ir 7 soldados, ocho heridos y los restantes psro sin necesidad de leyes especiales, que enfermos. se desconocen en nuestro país por no ser Como el Rabat tiene poco andar, sio lle necesarias ni estar al alcance de la genera- gara aquí hasta esta noche á las once. lidad, como sucede en los pueblos de usteEl desembarco se efectuará mañana, á las des, donde, fuera de cuatro letrados gente ocho. de carrera, se aplica una legislación que se Los heridos serán trasladados es el tren desconoce por la mayoría de las gentes. de la Sociedad Valenciana al hospital de la Esas leyes múltiples, esos mandatos setni- Cruz Roja, situado en la playa de Levante, despóticos de los Gobiernos y Asambleas donde quedarán instalados 30, marchando que rigea en vuestros países no queremos los otros en el mismo tren al hospital miliverlos implantados en el nuestro, prefirien- tar de San Pío V, do siga nuestra incultura á esos llamados Al acto del ingreso de los heridos en et adelantos, aplicados á veces por la fuerza hospital asistirán todas las autoridades cipenal ó interpretados falsamente, según el viles y militares y la Junta de dasaas de la color ó tendencias que dominan eu los Go- Cruz Roja. biernos que mandar. El alcalde ha Instado á los concejales para Otra de las cosas que nosotros rechaza- que asistan. HERIDOS Y RESERVISTAS E