Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 10 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o g EDICIÓN u PAG. ün él van varios soldados rezagados da la división Orozco que acababan de llegar en el Vuerto Rico, y que marchan á la Restinga y á zoco de El- Arba para incorporarse á sus respectivos puestos. Las baterías desembarcadas acamparán en Cabrerizas Bajas El convoy, protegido por fuerzas de los batallones de Ciudad Rodrigo y Cataluña, salió á la horade coatumbre y regresó á media tarde sin novedad. Sólo hubo contra él tres disparos, hechos desde las alturas del barranco de Sidi Musa. La fuerza no contestó. Aunque el ferrocarril á la bocana íuncio na, como ya he telegrafiado, desde el lunes, el convoy no ha podido suprimirse porque faltan botes y balsas para transportarlo por Mar Chica. Esta t ils el ingeniero jefe de las obras, Sr. Becerra, estuvo en la bocana para probar un bote automóvil. La flotilla ha dedicado el día á remolcar balsas que han transportado á la Restíngalos carros que conducen tubos de hidrógeno paca los globos militares. El vendaval hace imposible la estancia eL los campamentos. Las tiendas han tenido que ser reforzadas. En casi todas ellas las tropas han tenido que comer fiambre porque con el viento y el polvo no ha habido manera de hacer rancho, El Ciudad de Makón ha suspendido la salida que tenía- anuuciada para hoy. En él van varios paquetes de interesantísimas fotografías de Alba y Goñi. Mañana son esperados los transatlánticos At onso XII y Ciudad de Cádiz con más fuerzas de la división Sotomayor. x CABO DE AGUA, 9, S N. Dícese que mañana serán relevadas las (EXPEDIDO DESDE W E U U 1 las diez de la mañana llegó el general tropas en todas las avanzadas, esneeialsnenMarina á bordo del cañonero General te en Sidi Amet- El- Hach. Concha, tributándole honores las tropas y la el A esta ultima posición ha reg- resado ya general Imaz harca. Dice un hebreo que acaba de llegar del Fueron revistadas, y luego, después de enemigo está reforroaiper filas, reunió á los jefes y oficiales, campe estos días que la harca sequebdaníes zando con elementos felicitando calurosamente al coronel Larrea y de otras puntos del interior para hostilipor la brillante operación realizada y á zar las posiciones que frente á Melilla tenecuantos tomaron parte en ella. También elo- mos, coa objeto gió al teniente ceoronel Gavilá y á la fuerza nuestras fuerzas de distraer la atención de por la Restinga y Cabo que quedó en el campamento defendiendo de Agua. briosamente los terrenos ocupados. Algo debe de haber de cierto en elfo, También dedicó frases laudatorias á la que desde primera hora de la tarde lasporbaharca del santón Chachar y para la Policía terías del Atalayen y de Yebel- Sidi- Amet mora, que ha cooperado coa entusiasmo y bombardeando los éxito en expedición militar tan felizmente han estado de Nador. Hasta vivamente desahora se terminada sin ser hostilizada por ninguna alrededores cabila de ¡as márgenes del Muluya, demos- conocen detalles del resultado de la opetración evidente de su sumisión á España. ración. Dícese entre los moros ei El general Marina regresa en este instan- combate que Leudara figuranmuertos endel de el te. á la Restinga, donde pernoctará. -Men- caid de esta fracción. tres santones hijo y y diez clieta. ocho moros notables de Beni- Buyahi, M Talza y Ulad Setut. Se confirmaí también que los heridos pasaron de dos y que EL DÍA DE AYER muchos han muerto. EN MELILLA la Han sido enviadas palomas mensajeras i Restinga y al zoco de El- Arba. Lo misJV 1 EL 1 LLA, Cj, 1 1 N. (URGENTE. mo se hará con las posiciones que tomemos tra vez vuelve el temporal de Poniente en adelante á hacer imposible la vida en los camEn la escuela, pública de la plaza se ha pamentos y á dificultar las operaciones de procedido á la instalación de JOS aparatos desembarque de los buques, sobre todo del para la producción y aplicación de los raPuerto Rico y del Rabat, quejfondearon á las y- os X. seis de la mañana conduciendo las primeras Ha zarpado el Rabat con rumbo á Valenfuerzas de la división Sotomayor. cia, llevando ciento veinte enfermos y heEn el primero han venido tres baterías ridos. Schneider del io. montado; en el segundo, GAR- CAR. 110 artilleros, 79 acémilas y 106 soldados de Sanidad Militar. A pesar del estado del mar, el general Ari- DEL PEÑOiM zón pasó inmediatamente á bordo de los Y ALHUCEMAS buques para dirigir en persona las operaciones de desembarco. Estas se han hecho con JUEYES, 9 1 M grandísima dificultad. él día transcurrido poco hay que decir. Por la misma razón del mal tiempo ano Hubo en la noche anterior algunos ti- che regresó de la Restinga el Menorquín sin ros sueltos. En la fachada del teatro y en la haber podido terminar la descarga del ma- explanada de la Marina hicieron blanco, sin, terial de guerra que llevaba. Esta mañana consecuencias desagradables, algunos pro volvió á zarpar para proseguir la operación. yectiles del enemigo. barca, que iba como de costumbre, á la vanguardia. Hubo un instante de pequeña aiarma, por creerse que el enemigo se disponía á hostilizar, y algunos se prepararon rápidamente á rechazarlo, pero no se le ió por parte alguna. El coronel Larrea amonestó á la gente de la harca, prohibiéndola que disparase sin orden suya. Con frecuencia saltaoau á nuestro paso liebres y conejos, cruzando las perdices en bandadas y produciendo todo ello enorme gritería Durante el almuerzo se presentó al coronel Larrea un moro, informando con toda clase de detalles de la brillante victoria de las fuerzas del general Aguilera, produciendo el suceso al ser conocido gran júbilo entre los soldados. El coronel Larrea entrego un auro al moro mensajero. A las tres de la tarde proseguimos la marcha por la margen del Muluya como ea toda la expedición, viendo frecuentemente grupos de moros que abandonaron sus casas con temores visibles de que sobre ellos cayera algo grave. Llegamosá Marabú Sidi- Mannón- iJassan á las cuatro de la tarde y aquí pernoctamos. Saldremos mañana para Cabo de Agua, terminando asi satisfactoriamente las operaciones en las nuevas posiciones españolas sin tener que lamentar ninguna desgracia. Todos los soldados, jefes y oficiales disfrutan de inmejorable salud. ÍJl general no quiso atender los consejos que le dieron para que aplazase la excursión hasta ver si amainaba el Poniente; subió á bordo, y el barco salió bordeando la costa. Hay que reconocer que hacía falta valor para el viaje, porque el temporales tremendo. Las olas rompen furiosamente en los peñascos, haciendo peligrosísimo el atraco de las embarcaciones. Los remolcadores que han llegado con cargamentos siguen fuera del desembarcadero con las amarras reforzadas, sin poder descargar. Los convoyes que se envían con los camellos por la vía de tierra vienen también retrasadísimos. Pero el general Aguilera, indudablemente la fortuna le favorece en todo, ha hecho el viaje sin ninguna dificultad, ha llegado á los puntos que se proponía visitar y se encuentra ya de regreso en la Restinga, satisfechísimo del resultado de su expedición. Ha estado, como se propuso, en Cabo de Agua. Allí felicitó entusiásticamente á la columna del coronel Larrea, y especialmente al propio coronel, que acababa de regresar algunas horas antes, por el magnífico resultado de su brillante operación. El coronel y su columana han realizado una marcha de 8o kilómetros en treinta horas, sin disparar un tiro, sin tener una baja por herida ni por enfermedad; regresó perfectamente á Cabo de Agua coa rehenes, gran cantidad de ganado, en garantía del pago de multas, y 15 fusiles recogidos á los oabileños. El coronel Larrea estima que puede considerarse como un hecho la pacificación de toda aquella parte del territorio de Quebdana si, como s de suponer, sus habitantes no reciben excitaciones y auxilios del interior. El general Marina participa de igual opinión, creyendo que la pacificación completa, se hará muy pronto. extensiva á toda la tribu de Quebdana. OCAÑA CHAFAKINAS, Q, 8 JV 1. Tpn la madrugada anterior comunica Meu cheta desde Cabo de Agua: He llegado á Cabo de Agua con la vanguardia de la columna del coronel Larrea, al ruando del capitán de la compañía de las Navas, Sr. Fíduchi. E 1 resto de la columna llega á las tres y inedia. No necesita de comentarios la brillante operación realizada, por virtud de la cual España se ha posesionado, sin hostilidades, de un extensísimo territorio partiendo de la margen del Muluya hasta Bení Buatezid, para regresar por Beni K ¡aten hasta SidíAbd- el- Rahman, marcha en la cual no ha habido que disparar ni un solo tiro. Me creo en el deber de manifestar que se ña recogido el fruto de la labor de penetración pacifica que durante dos años ha realizado y seguido hábilmente el general Ma rina, secundado con singular acierto por el coronel Larrea, cuya amistad con los caídes de las cabalas recorridas por la columna, no menos que el eficaz auxilio de la harca de Chacha, han logrado lo que los mismos franceses que acampan al otro lado del Muluya creían, según mis informes, imposible. 1 A 1 fin, ha llegado la retaguardia de la columna. (DBSD CHAPAIUNAS, 8 5 T MAtABÚ S 1 Q 1 MA 1- AON BASSAN. Muluya. A las diez de la mañana se hizo un alto en la marcha, almorzando las fuerzas y descansando un pequeño rato. A la mitad del camino apareció una zorra huyendo á todo correr del tiroteo de la de Buad A las siete de la mañana salimos junto al Regid, donde vivaqueamos raiUIHHIlHililu lllfl lirniiiririirmBumiEim nnnimn nii ruin un IIEI 1 TI P I I 1 uní IIIÍTT I I 1