Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 8 DE SEPTIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 17. DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EN ROMA L VOTO DE ESPAÑA En el número de del EWLAS ELECCIONES A B C del 30 l i o pasado J u DE LOS PAPAS anuncié la publicación de una Bula suprimiendo toda intervención de los poderes civiles en la elección de los Papas. Esto implicaba la supresión del veto, privilegio que disfrutaban los soberanos de los Estados católicos que tienen un embajador en el Vaticano. Algunos periódicos dicen que el Gobierno FRANCO FRANCH 1. español no se ha conformado y que ha en Septiembre. viado una Nota al secretario de Estado manifestando, en nombre del Rey de España, que éste- i vindicaba ese derecho tradicional. Si España- -suponen que dice la Nota- -ao ha creído opottuno ejercer su derecho en A 1 llegar á Barcelona me sorprende la noios últimos conclaves es porque no le con ticia de la prisión de Ferrer. Los pevino ejercerlo, pero esto no implica que riódicos salen henchidos de gozo, y entre B 2 tcs! onaf 3 Septiembre haya renunciado á su derecho. Él Gobierno español, pues, parece que la gente se observa también un aire de alrecaba del Papa seguir disfrutando un dere- bricias. Yo mismo me he regocijado, y con PERCANCES C 1 NEGÉ TICOS cho que España ha tenido hasta nuestros esto creo darles á los barceloneses una prueba de cortesía, puesto que todo forastero, si días. s Dicha Nota, redactada en términos enér- ha de ser cortés, debe alegrarse ó condolerse, según el tono de la ciudad que habita. gicos- -agregan, -ha causado gran sorpresa J pnés me sumerjo en la ciudad. ¡Qué al secretario de Estado, cuyas cordiales regaslaciones con el Gobierno español son de to- hermosA ciudad la de Barcelona! yMe gusPOR TELÉGRAFO especialmente las Ramblas, me do 3 conocidas. Y sabido es que en el Vati- tan por su diversidad de matices. Cerca del PARÍS, 7 IV Ni. tan cano tienen empeño en conservar buenas puerto, por ejemplo, huele á brea y á cosas oniunisan de Murat que los jabalíes y relaciones con España. de la mar, olor marinero muy característico otros animales dañinos hacen contii La bula- -siguen suponiendo las perso- y sugeridor; más adelante huele la Rambla aquella nas á quienes nos referimos- -no será anula- á olor de oficina, de papeles de escritorio, nuos estragos en cultivo. región, devastanda, claro está, pero correrá la misma suerte de comercio; después, la Rambla huele á flo- do los campos de Los habitantes del país yense precisados que otras bulas idénticas promulgadas por res y á muchachas lindas... á organizar frecuentes batidas. En la veriPío VII, Gregorio XVI, Pío IXy León XIII. Estas muchachas de Barcelona van vesti- ficada estoa días últimos los cazadores han Todos estos Papas dictaron bulas con el das todas ellas según la moda Directorio dado muerte á numerosas alimañas. Las objeto de defender la libertad del Conclave, Llevan túnicas claras, que se abrochan bajo principales piezas fueron una jabalina que y, sin embargo, en el de 1903 un cardenal, 83 kilos, los brazos, y se el arzobispo Príncipe de Cracovia, opuso. Josefina ó como peinan como la emperatriz pesó tejones. un jabato de 40 y cinco enormadame de Recamier. Ca- mes el veto oficial de su Emperador á la elecminan con desembarazo y gustan de los coEl sábado se advirtieron las huellas de eión del cardenal Rampolla. lores blancos. Son pálidas, como mujeres una piara de jabalíes en los bosques de Pa Sólo me resta añadir que, contra lo que que trabajan mucho. No hay cosa que sea choux. cerca de la estación de Neussardicen los periódicos aludidos, afirman otros tan contraria á la belleza como el santo y gues. qué nojiay tal Nota del Gobierno español, feo trabajo. Inmediatamente se formó una partida de y que seguramente ni ha pensado en forcazadores bien armados, que con una vaContemplo las calles nuevas, las inmensas mularla. avenidas cuajadas de árboles, los árboles al- liente trailla de sabuesos se internó en la 1 AS IGLESIAS Pío X, imitando el ejem- tísimos, frondosísimos árboles que son el espesura de los montes. encanto de Barcelona. Casi todos son pláA los pocos momentos de comenzado el pío de su antecesor, ORIENTALES tentó reanudar las nego- tanos. ¿Por qué? ¿Acaso por na vanidad ojeo fue levantada la primera pieza. Un ciaciones encaminadas á conseguir la unión literaria? ¿Tal vez porque los filósofos de hermoso jabalí de gran tamaño pasó como Grecia acostumbraban á divagar bajo la una flecha ante los cazadores. Estos dispa ¿ón Roma de las iglesias orientales. raron sus armas contra el montaraz animal, Aprovechando las excelentes relaciones sombra de los plátanos? Contemplo también las casas. ¡Lástima de pero sólo consiguieron herirle ligeramente. que tiene con el Zar, el Papa creyó que había llegado la hora de solucionar un pro- casas! Son de estilo modernista- ¿Pero el mo- En su huida, la bestia salió á la carretera, pléma que tanto preocuoó al cardenal mon- dernismo significa algo? Yo no encuentro por donde pasaba á la sazón un joven de nada tan arriesgado como el levantar edifi- diez y siete años. El jabalí le derribó de una señor Rampolla. embestida, dándole terribles dentelladas eu Pío, X, que no ignora las dificultades que cios obedeciendo á una moda. Comprendo Jos católicos polacos crean al Gobierno de que las mujeres se vistan á la moda, porque todo el cuerpo, y las heridas del pobre joven Sari Petersburgo, ofreció convencer á los el vestido pasa y el cuerpo queda; pero los son de tal gravedad que se desespera de edificios se hacen para la eternidad, ó deben polacos de que cesaran en su actitud, á hacerse para la eternidad, y las modas du- salvarle. Tras de esta fechoría, el paquidermo cambio de una reconciliación de la Iglesia ran un momento. De manera que dentro de franqueó de un salto las tapias de una canortodoxa con la Iglesia romana. veinte años las casas modernistas de Barce Mousieur Sazonow, ministro de Rusia en lona habrán corrido la misma suerte que los tera donde trabajaban los obreros del ferrocarril. el Vaticano, aceptó cuanto ofrecía el Papa, versos modernistas de los poetas ligeros y La caza de la fiera tomó entonces un as pero no quiso ofrecer nada en cambio, y no Cándidos: estarán demodés, palabra fatal que cumplió las órdenes que había recibido de debemos huir todos con espanto. Hay que pecto tragicómico. Veinte ó treinta obreros se lanzaron contra el intruso jabalí, armasu Gobierno. hacer versos y edificios para la posteridad, V Disgustado por su actitud, el Vaticano se y no para servir al capricho de un modisto dos de palas, picos, barras y azadones. Cin co de ellos, que se pusieron resueltamente ío indicó así al Zar. parisiense. frente á la feroz bestia, fueron derribados y Mqnsieur Sazonow fue relevado, y obtuvo Ahora pasa un regimiento de soldados mordidos. El salvaje animal se lanzó des- como compe qc ñn la gran ruz de San por mitad de las Ramblas. La música mar- pues contra un capataz que llegaba eu Gregorio. v ca un brioso pasodoble, las cornetas vibran aquel momento, infiriéndole gravísimas he El intento de Fío X de unir las iglesias sus notas triunfales, los tambores lanzan su ridas con los poderosos colmillos. orientales á la remana ha sufrido, pues, un redoble pavoroso, la gente se para á ver paMientras se prestaba auxilio á los heridos, Aplazamiento. sar el regimiento y yo percibo como un la persecución del jabalí fue continuada por f? N FAVOR DE LAS Está en Prensa en aliento de entusiasmo, como un anhelo tá- nuevos cazadores que acudieron de todas MISIONES, la imprenta del Va- cito y oculto de glorias futuras, de grande- partes. La fiera perseguida llegó hasta la estación, sembrando el pánico á su paso. ticano un decreto re- zas tan esperadas, tan deseadas... Y me meto por último en un vapor. Es un Fue y vino repetidas veces de la estación á comendando á todos los creyentes que ayuhermoso buque. Se llama Satrústegui, y está la cantera, seguido siempre por la multitud, den á las misiones católicas. Este documento pontificio habla de los esfuerzos realizados por los protestantes para convertir á los infieles y de la desproporción que existe entre la obra realizada por las misiones eatólicas y la que realizan las misiones protestantes. Dicho decreto será enviado á todos ios obispos del mundo, con él objeto de que se publique en todas partes el día de la Natividad de la Virgen (8 de Septiembre) Se publicará luego en las Acta Santae Seáis, así como en la estadística de la Congregación de la Propaganda, que justificará la petición del Santo Padre y la llamada que hace á la piedad de los católicos. HACIA EL NUEVO MUNDO humeando por su enorme chimenea, Impasible á la bulla y trajín de la marinería y de los pa- jeros. El buque no hace caso del trajín. Es un ser filosófico y grande, cuya grandeza se entusiasma tan sólo ante la potestad de los Océanos, ante la aparición de los continentes espaciosos. La s; ente bulle y grita á bordo. Montañas de baúles ruedan sobre cubierta. Las mujeres chillan, los niños lloran, los hombres van y vienen azorados. Pobre gente que emigra, carne de emigración, alimento vital que se desarraiga de la Patria y marcha á nutrir otras patrias ajenas. Pero no empecemos el primer día á entonar melopeas. ¡Animo mío, fortalécetel Mira: antes de la noehe habrás salido al mar, la patria habrá quedado lejos, lo desconocido se abrirá ante tí. ¿Qué adelantas con buscar elementos emocionales de tristeza? Acostúmbrate á rumiar esta idea capital y salvadora que dice: Seamos ante el destino como la hoja en el viento... ¡Salve, omnipotente y paternal Destino! Jo- é M. a SALAVERRIA. CAZADORES HERIDOS POR UN JABALÍ