Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 4 DE SEPTIEMBRE DE 1909. EDICIÓN- 1 PAG so. lilla, pero los ministros creen que para entonces estará terminada la parte prineipal de la campaña. Así parece que el presidente se lo mam estó hace pocos días á algunos de sus amigos. A fines del presente mes regresará á Madrid el Sr. Dato para preparar, de acuerdo con el Gobierno, el programa parlamentario. Alrededor de la apertura ae las Cortes se hicieron ayer numerosos y variados comentarios. I,o s ministros, refiriéndose á cuanto se habló por la gente política, decían que las Co tes funcionarán en la fecha fijada y en ellas será lugar de discutir ampliamente todos los asuntos pasados y presentes. EL SR. SÁNCHEZ GUERRA A compañando al Rey en su viaje á San Se basüán, marchará hoy el ministro de Fomento. EL PRESIDENTE Oegún las noticias de Santander, el jefe del Gobierno ha llegado á Corconte, en donde está su familia. I a fecha del regreso del Sr. Maura depende del desarrollo de los asuntos de actualidad, pero seguramente no se retrasará muchos días. LA RECAUDACIÓN 1 a recaudación de Hacienda acusa en el mes de Agosto pasado una baja de 89i.i2i pesetas, originada por la suspensión del cobro de las redenciones á metá ¡ico. Desde i. de Enero nasta Un de Agosto ei alza es de 199.979 pesetas. Bl ministro de Hacienda decía ayer, nablando de esto, que, á pesar de lo pagado por desmonetización de plata y de ser mayor la dozava parte del presupuesto satisfecho en Agosto y Julio á consecuencia de la guerra, la situación del Tesoro es mejor que la de igual fecha anterior, puesto que se tienen disponibles en el Banco 115 millones en oro y plata, contra 111, y añadía que como la situación actual ha de durar poco, y acaso luego vuelvan á admitirse las redenciones á metálico, que hoy se hallan en suspenso, la recaudación de Hacienda recuperará lo que por este concepto lleva perdido. CONSEJO DE INSTRUCCIÓN PUBLICA A yer firmó el Rey un decreto nombrando presidente del Consejo de Instrucción publica al que lo es del Congreso, D. Eduardo Dato. L, o presidía el ilustre Ecüegaray, que na dimitido porque su estado de salud no le permite prestar su acostumbrada asiduidad al elevado cargo. EL SR. MORET A noche, á las once, llegó á Madrid, de re greso de su viaje al extranjero, el jefe del partido liberal. Esperaban en la estación ai Sr. Moret los ex ministros Sres. Aguilera y IyUque, bastantes senadores y diputados y amigos políticos y particulares. El Sr. Moret se dirigió á su domicilio acompañado del Sr. Aguilera. SOBRE LOS SUCESOS DE BARCELONA C u i testigo ocular del incendio y saqueo de uno de los conventos incendiados en Barcelona durante la semana trágica; obligado, en cumplimiento de mi deber, á salir en aquellos días de rai domicilio, presencié luchas sangrientas y el terror de la ciudad; y ya restablecida la calma, he podido apreciar el daño que se ha inferido á Barcelona en sus intereses materiales y la trascendencia tie para el porvenir tienen los luctuosos y anárquieos sucesos que he presenciado; pero las circunstancias no eran ciertamente favorables para comentar lo pasado, y me impuse patriótico silencio. Restablecida la paz material, sosegados en parte los espíritus, se impone un ligero examen de eoriciencia, comenzando por decir toda la verdad, aunque sea dolorosa y siente mal en nuestros oídos, porque sólo así podremos apreciar toda la gravedad de las causas que perturban la vida normal de la sociedad catalana. Sinceramente, lealmente hemos de contesar que todos, grandes y chicos, tenemos, en más ó en menos, culpa del estado de agitación y perturbación de Barcelona. Durante años y años, en la Prensa, en el libro y en el mitin, con sobrada razón muchas veces, hemos arremetido contra todo. El espíritu de protesta se ha inculcado de tal modo en nuestro pueblo, naturalmente dispuesto á ello, que no ha esespado á nuestra censura, justificada ó no, nadie ni nada. JSn esta atmósfera de crítica y denegaeiones que envuelve la ciudad y sus suburbios se ha predicado después con todo descaro é impunidad, el robo, el saqueo y el incendio. El pueblo bajo, falto de sentido moral, se ha saturado de odios; las clases media y alta, encerradas en un egoísmo suicida, nada han hecho para contrarrestar la fatal corriente, y aisladas en su casa, cómoda situación, ó, lo que es peor, dando ejemplos de mansa anarquía, han contribuido no poco á la desmoralización del pueblo. En íeste medio, preñado de electricidad tempestuosa; en este cuerpo social enfermo, en todas sus partes más vivas, se han desarrollado los tristísimos sucesos pasados, signo y medida externa del mal que corroe la entraña misma de nuestra sociedad. L, a causa ocasional, el pretexto, la chispa que puso fuego al polvorín, es bien conocida de todos: una protesta contra la guerra de Melilla. Bl viento que favoreció el incendio, la falta en la represión en los primeros momentos de haberse iniciado la tempestad. Y conste que. no es mi ánimo dirigir censuras contra autoridad alguna. Estoy convencido de que todos hicieron lo que les dictó su, criterio para evitar daños mayores; y menos pudieran dirigirse al gobernador dimisionario, Sr. Ossono, de quien tengo la convicción de que cumplió sobradamente su deber; tanto, que uno de los mayores danos sufridos por Barcelona en estos críticos momentos es, sin duda ninguna, su falta al frente del Gobierno de nuestra ciudad, tan conocida por el Sr. Ossorio por la experiencia de más de dos años. Pretender curar un mal cuyo origen nay que ir á buscar muy lejos, contrarrestar los efectos de propagandas en los momentos en qae se recogen los primeros frutos de la semilla de anarquía y de disolución esparcidas por todos los ámbitos de Cataluña durante años y años, sería empresa temeraria. Subsisten aún dentro de nosotros mismos las causas del mal, que exigen medios enérgicos y apropiados y un largo tratamiento. Deber del Gobierno es prevenir posibles recaídas, teniendo en todo tiempo las fuerzas necesarias para asegurar el orden, y, sobre todo, ser riguroso en el cumplimiento de la ley, pero nada más, porque nada hay tan desmoralizador y anárquico para ua pueblo como la injusticia. A nosotros, á los barceloneses, nos toca trabajo de mayor eficacia, si cabe, y de más responsabilidad: la de educar y, sobre todo, predicar con el ejemplo. L, o pasado ha puesto á nuestra sociedad al borde del abismo, y nuestras clases altas demostrarían no tener instinto de conservación si no rectificaran por completo de conducta. I, a tarea es difícil y sobre todo larga, porque no se cambia en un dos por tres la falsa dirección seguida du acte- IKI KJ tiempo; pare no hay otro camino ni más sencillo al más cómodo. Todo consiste en que cada uno ciinipía con su deber de ciudadano, máxima rnuy conocid pero que eatre no otios se echa con harta frecuencia en olvido. Desde luego, urge acabar en Barcelona y en tido Cataluña con la anarquía q 1. invade todos los espíritus. Todas ia. 3 i ü e s son respetables caando se profesan e b leua fe; pero es indispensable proclamar poi codos el respeto á los demás, la tolerancia, y anatematizar, sin distingos ni atenuaciones, todo acto de fuerza, revolucionario ó anárquico. Es indispensable para puuficar la ai. lósferá política ae Cataluña lttchai fuera de to- 1 os los partidos, aislar á los profesionales d- la revuelta, á los de ideales negativos a los amantes de la revolución por la re vención á los que, en suma, son los eaeini Oj de la paz y de los intereses de Catalana, que son también los de España, porque eu 1 s medios perturbados no es posible ia vida económica ni la vicia material de ÍOJ e trabajan, sean éstos potentados á obier s. 3. A. GUILEK 4. NOTAS- MUNICIPALES LA SESIÓN D 3 AY 51 Dajo la presidencia del Sr. íínc o celebró ayer sesión el Ayuntamiento. Enteróse el Concejo de ÍOJ a s i n t i despacho de oficio, y aprobá sin cKc sión la mayoría de los dictámenes. Qaedó sobre la mesa nti diífam oropoi niendo la adulación del ic ¿pto e ingreso de 350.000 pesetas por 1 ísoeccion y reconocimiento de vinos. lluego se leyó una prop ición del señor Aguilera y Arjona, inspirada c i el sentido de que los arquitectos municipales estudien diferentes reformas necesarias ¡1 algunos puntos de Madrid correspo- ndieu! á ¡os distritos de la Inclusa, Laiina. y Hospicio, y se tomó en consideración, así c uo otra en que se pide la pronta canalización del Manzanares. Con gran amplítnd se cii 3 cuUo 01. a proposición para que se le poaga el nojDre de Tirso de Molina á la calle de la Co. egiata, y por 13 votos contra cinco quedó desechada. El Sr. Encío manifestó que ta vilición no significa que no se quiera dar á una calle el nombie glorioso de Tirso de Molma, á cuyo efecto propuso, y se acordó por jnanimidad, colocar una lápida en la calle de la Colegiata en recuerdo del ilustre dramaturgo. También se tomó el acuerdo de denominar calle de Tirso de Molina á una de las principales vías nuevas. El Sr. Aguilera y Arjona atjogó por que sin pérdida de tiempo realice ei Ayuntamiento obras de ornato y saneamiento en Madrid, especialmente en las barriadas pobres (de su plausible proposición dimos ayer noticias) y el Sr. Iglesias se asoció á ello. El Sr. Fernández Víctorio hizo constar que mientras el Estado no liquide los crédi tos que adeuda al Ayuntamiento no se po drán realizar las obras que propone el se- ñor Aguilera y Arjona. Protestó de que el jefe de la minoría socialista se arrogue la exclusiva de defender los intereses del pueblo de Madrid, que to s dos defienden. El Sr. equenea pidió que se tome todo género de precauciones á fin de evitar una invasión del cólera. Preguntó elSr. Senra si tenía fundiraeu to la noticia publicada respecto al procesa- i miento de D. Pablo Iglesias; éste contestó en sentido afirmativo, y el Sr. Senra se di- urrnrtí n- wmrmwnm