Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNPO, PQR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO g DE TODO EL DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO TELEFONO LA CAMPAÑA DE MELILLA DE N U E S T R O S CORRESPONSALES) quedar distanciado unos dos mil metros de la otra línea. Toda la nueva vía es ancha y doble, con traviesas muy fuertes y muy sólidamente sujetas, que hará imposible que los moros i MELILLÁ, 3, 1 T. (uROENTE. puedan destruirla sin excelentes instruA Ib ordo del cañonero Qtenem! Concha, esta mentos, esto en el caso dificilísimo de que mañana, á las siete, ha marchado á la pudieran llegar, pues ya he dicho que está Restinga el general Marina, acompañado alejada dos mil metros de la línea de las üe su Estado Mayor, del coronel Primo de posiciones y perfectamente defendida poi Rivera y del almirante Morgado, que llegó los fuegos de la primera caseta, los blocaos anoche á Melilla a bordo del Carlos V. y la casa del Cabo Moreno. El general permanecerá muy poco tiemEl tren ll, eva la máquina y cuatro vago po en la Restinga, el suficiente para esperar des blindados- con ametralladoras y trinche que llegue el automóvil regalado por el voras para treinta tiradores cada una. luntario nialagueño Sr. Duarte, que le lleLas pruebas han sido completamente sa vará desde la posición hasta el zoco de Eltisfactorias. El recorrido se ha hecho muy Ab bien. Iya vía es resistente, no obstante Is L, a excursión del general Marina tiene escasez de elementos con que se contaba, la por objetivo conocer persoaalmente sobre el premura del tiempo y la escasa consistencia terreno la actitud en que se hallan colocadel terreno, todo él arenoso. das algunas cabilas de Arkeman, sobre las El terraplén llega hasta la misma bocacuales recaen sospechas de simpatizar con nada de Mar Chica, enlazando con el. emlos elementos de la harca. barcadero que se ha construido sobre la la A bordo del cañonero va mucho equipaguna de la parte anterior del Atalayen, je, lo que hace suponer que el general se Este muelle, construido por reservistas, á propone pernoctar en el zoco quienes se ha satisfecho su jornal, y por unos En el General Concha va también nuestro treinta paisanos, protegidos todos en sus compañero Jaime Tur, que se quedará en trabajos por una sección de Cazadores de JJl- Arba para informar desde allí acerca de Reus, tiene doscientos metros de longitud las operaciones que realice la- columna del y dos de calado. Enfrente de él hay otro de general Aguilera. análoga extensión y de construcción ideáMientras dure la ausencia del general en tica, que pertenece á la segunda caseta. Jefe queda asumiendo el mando supremo de La pequeña travesía desde la bocana hasJas uerzas, desde la plaza hasta las posita estos embarcaderos se hará en botes, que ciones extremas, el gobernador militar, ge- tardarán de diez á quince minutos. Además neral Arizón. la compañía dispondrá de una lancha con- Eii este momento embarcan también para motor de petróleo. la Restinga una compañía del regimiento La inauguración oficial se hará el dominüe telilla, que va á relevar á otra de las allí destacadas, y cien tiendas de campaña go próximo, y se supone que desde ese mismo día quedarán suprimidos los convoyes flestmadas á zoco El- Arba. Acaba de fondear el vapor Menorquín con por tierra, puesto que por el nuevo medio correspondencia perteneciente á tres días. se pueden aprovisionar con segundad y mucho más rápidarneute que por tierra los Solamente entre certificados y sobres mo aederos se han recibido cérea de nueve mil. campamentos de la segunda caseta, Sidi Musa, Yebel Sidi Amet y el Atalayen. Es imposible de todo punto que el escaso Cuando esta tarde llegábamos á la boca personal que aquí existe pueda, á pesar de na, vimos sobre una de las crestas fronteras. todos sus admirables esfuerzos, atender coá Sidi Musa grandes grupos de moros que íno es debido á tal aglomeración de serviparecían seguir con gran ansiedad las ex cio. periencias de la locomotora. Eran tantos los que surgían, que el destacamento de la po sición se creyó en el caso de cañonearlos. Los moros huyeron, pero poco después encendieron en lo alto de la cumbre una grande hoguera, sin duda para llamar re MEL 1 L 1. Í, 3 í T. (URGENTB) fuerzos. El hecho se prestó, entre los que nos di sta tarde se ha verificado la primera mos cuenta de él, á muchos comentarios, prueba completa del ferrocarril mineconviniendo todos los que conocen el terre ro de la Compañía Española, tendido hasta no y las costumbres de los rífenos que es la bocana de Mar Chica, más que probable qu la harca, al ver que Al acto han asistido únicamente el ingeniero jefe, Sr. Becerra, con el personal facul- desaparece la manera con que hasta ahora tativo; el contratista ¿le las ooras, Sr. Barra- se han aprovisionado los campamentos de la- avanzadas, intentará algún movimiento Shma, y algunos, muy pocos, invitados. El nuevo trayecto se comenzó el 14 de para descender y que sus agresiones conAgosto y tiene próximamente unos cinco tinúen siendo eficaces. Yo no sé si se atreverán á ello; pero si lo ¡kilómetros de largo. 1 Arranca desde la parte que nabía ya cons- intentan llevarán su merecido, porque tatitruida hasta frente al lavadero de mineral, to la segunda caseta, como Sidi Musa, como (flesde donde empieza á desviarse por la ori- el Atalayen están apercibidos; dominan el lla del mar, alejándose poco á poco hasta terreno con sus fuegos, y sin exponer un EL GENERAL MARINA A LA RESTINGA solo hombre pueden realizar una represiott tan inmediata como enérgica. Todo ello sin contar con que por Mar Chica navegan ya el bote automóvil dal Carlos V, una- lancha cañonera, y mañana 6 pasado lo hará la Cartagenera. La noticia de la inauguración üe 1 a nueva línea y del nuevo servicio de convoyes ha causado en toda la plaza inrneuso j úbilo, EL CONVOY OTRAS NOTICIAS 1 a noche ha transcurrido completamente tranquila. Los partes de las posiciones avanzadas tampoco acusan novedad Lo único saliente es la observación hecha por todos los soldados de las avanzadas de que cada noche que pasa es mayor el número de perros que descienden del Gurugú para husmear en los alrededores las sobras del rancho que los soldados tiran. Se ve que los pobres animales están ver daderamente hambrientos; se pasan la noche dando vueltas alred edor de los campamentos, aullando lúgubremente, pugnando n vano por atravesar las alambradas y acercarse á nuestros soldados, que unas veces les arrojan pedazos de pan y oteas los reciben á tiros. El hecho tiene gran importancia, porque demuestra una vez mas las noticias que vengo transmitiendo acerca de la miseria en que se hállala harca. Al romper el día se vieron grupos en las crestas del Gurugú fronteras á la plaza. Las baterías de Camellos rompieron el fuego- y los dispersaron. Todo volvió á quedar tranquilo. A las diez de la mañana salió el convoy Le escoltaba el coronel de Saboya con seis eonipañías de su regimiento, una batería del 3 o de montaña y una sección de Húsares de la Princesa. Como todos los días, en cuanto pasóle la primera caseta, los moros empezaron á tirotearle. Al llegar bajo las estribaciones del barranco del Lobo, el tiroteo fue tan nutrido que la columna tuvo que desplegarse en guerrilla y emplazar los cañones de montaña. La represión fue muy dura; infantes y jinetes llegaron hasta las primeras lomas, haciendo desde ellas un fuego nutridísimo muy secundado por la artillería. Los moros ofrecieron menor resistencia que los días pasados. La columna no tuvo bajas. El regreso se realizó sin novedad. Ha llegado el Sevilla, procedente de Cabo de Agua. Sus tripulantes dicen que esta mañana volvió á salir al campo la columna del coronel Larrea para castigar algunas fracciones rebeldes. Parece que se detendrá en un punto im portante de Quebdans, cuya situación no han sabido decirme. El crucero Extremadwa ha quedado anclado en la costa, frente al punto llamado La Peineta, para proteger con sus fuegos el movimiento déla columna- en caso necesario. EL FERROCARRIL A LA BOCANA E