Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 3 DE SEPTIEMBRE DE 1909. EDICIÓN PAG, t LOS GRANDES CRÍMENES AVENTURAS DEUM ASE- SINO POR TELÉGRAFO BIRLIN, 2 6- T. I a prisión de Ferrer. Aunque ayer publicamos extensa xaformación acerca de la detención en Alella de Ferrer, el fundador de ia Escuela Moderna de Barcelona, repreducJtnos délJVoiiciero Umveisat los siguientes detalles nuevos: Estrechado á preguntas Ferrer por los del somatén y por los otros individuos de y su EXPOSICIÓN este Cuerpo que llegaron poco después de darle el alto, amplió sus manifestaciones POR TELEFONO diciendo que se dirigía á Granollers, donde 1 pensaba reunirse coa algunos amigos, y JUEY. eS, 2 1 T. Cigne animadísima la Exposición. Lospi- j juntos todos venir á Barcelona á fin de rotécnicos de ¡a casa Broock darán el asistir ai anunciado Congreso de esperanto. Ni aun así se dieron por convencidos los próximo sábado una importante sesión de del somatan, y por si era ó no cierto lo que. íuegros artificiales- en la gran pista. el desconocido aseguraba lo condujeron á p a r a marchar á Buenos Aire 1? se ha con- la- Casa Consistorial de Alalia, donde, á pe cedido permiso al director de la Escue- sar de ir completamente afeitado, fue reco la Moderna de esta ciudad, que fue clausu- nocido por uno de aquéllos. Dirigiéndosele el que lo reconoció, le rada. Saldrá para su destierro el día 13. Entre j tanto, permanecerá en la Cárcel Moaelo. ¡Tú no eres el qtse dices, porque tú eres Quicol 1 gobernador civil ha girado otra visita E 1 á los almacenes de conservas, y ha de- el En efecto; ante acusación tan. categórica, desconocido contestó afirmativamente, comisado otra cantidad importante de baca- reconociendo en el que lo descubrió á un lao averiado, qne, corno las antes descubier- antiguo amigo que había ido con él á la tas, fue arrojado al mar escuela y que recordaba que en sus moceA 3.500 pesetas asciende el total de las dades se le conocía con el apodo indicado. mallas impuestas por ia autoridad á estos Inmediatamente se le cacheó y registró, expendedores üe alimentos adulterados. ao encontrándosele más que el paraguas y Algunos de los comerciantes del Grao la máquina fotográfica, que llevaba colgada Sorprendidos y r r lados visiíaroa al señor á 1 a espalda. Pérez Moso para 1 -ilít- aíarle que si habían guardado- ias mercancías averiadas íaé para C D él primer tren salió de la estación de Masnou para Barcelona un individuo venderlas á las fábricas de abonos, no para el consumo del vecindario. No obstante esta del sonxatén de Alella, que fue portador de e: litación, el gobernador está dispuesto á una comunicación del alcalde de aquel pueexig- ries el! niás: usn de las muí cas pres- blo para el gobenv or civil, dándole conocimiento de ia Ueu U rn 1- i or d ey de Saniá c! q e ha dado ttn caso- que no tiene preceden te en los anales del crimen. Un sujeto que había cometido un asesinato ha sido detenido y puesto en libertad tres veces consecutivas. Hace algunos días descubrióse en Bormin la muerte violenta de una pobre mujer, á quien se encontró acribillada á navajazos. Junto al ensangrentado cuerpo se hallaron las ropas de feioz asesino, que se desnudó completamente para que no le delatasen las manchas de sangre. Pocas horas después unos soldados detenían á un hombre que vagaba desnado por entre la espesura dé los bosques. Aquel individuo declaró que au. desnudez era efecto del encuentro con unos bandoleros que le despojaron de cuanto llevaba encima. Los soldados, dando crédito á sus palabras, le proporcionaron- algunas ropas y le dejaron alejarse. Sorteado aquel primer peligro, el asesino marchó á Potsdam, donde tomó un tren que salía para Magdeburgo. En este sitio fue detenido suevamente por haber disparado varios tiros ue revó. ver por una ventanilla del vagón- ns aurdní. La Policía de Magdeburgo, que no tenía noticia del asesinato, le puso en libertad, previa la identificación de Su personalidad. E ¡afortunado criminal se dirigió entonces á Halle, y por tercera vez intervino la Policía en sus asuntos. Ahora se trataba del robo de una botella de Champagne en la fonda de la estación. Conducido a la Comisaría, enseñó coa toda calma sus papeles, escribió una taijeta postal á su mujer y quedó libre utra vez más. No tardó en cundir la noticia de su crimen. Pero las órdenes para su captura han llegado tarde. E- l pájaro no parece dispuesto á caer en las redes por cuarta vez, y cuantas pesquisa se han realizado para encontrarle han sido infructuosas. p dar juego el asunto que la Junta de las obras del puerto plantea en la comunicación que ha dirigido á la Comisión provincial. La diferencia de peso para las mercancías registrada en la báscula de la aduana, que en tal comunicación se pone de relieve, despierta sospechas de que se venga cometiendo un fraude escandaloso, con perjuicio de los intereses á la Junta confiados. En Bayona (Pontevedra) ha fallecido la distinguida señora doña Ramona de Beruete, esposa de D. Earique Arroyo. El cadáver ha sido trasladado á Madrid y hoy, á las diez, se verificará la conducción desde la estación dei Norte á la Sacramental de San Isidro. Han celebrado ayer sus días el conde de Orgaz y los Sres. Ruiz Mantilla y Gutiérrez de Salamanca. También mañana, festividad de Santa Rosalía, los celebran la duquesa de Medina Sidonia, marquesa de Alinaguer, condesa viuda del llar y señora de Ossorio y Gallardo (D. Aagel) En esta corte ha fallecido ¡a señora dbña Dolores de ¡a Colma, esposa del diputado integrista D. Juan Laniamié de Clairac. Ha salido para la Toja la distinguida señora del opulento capitalista D. Joscr Santa Marina con sus bellísimas hijas Aageles y María. POR TSLEFONO BV C 5 LONA, 2 9 N. VALENCIA La detención produjo sensación entre la Policía y fue recibida con agrado por el go bernador civil, quien ordenó que saliera el escuadrón de Seguridad hasta las afueras de la capital para evitar que si se enteraba el público de ¡a detención intentase hacer alguna demostración Í 1 paso del carruaje. Cuando el escuadrón je disponía á ponerse en marcha, á las ocho y media, llegaba á la puerta del Gobierno civil una tartana en la que venía D. Francisco Ferrer Guardia, conducido por cuatro individuos del somatén de Alella. De éstos solamente uno venía armado. El Sr. Crespo Azorín ordenó que fuera conducido á su presencia el detenido. Al bajar éste de la tartataa pudimos Observar ue vestía traje color gris, sombrero Panamá, con las alas bajas; iba todo afeitado y en su semblante se dibujaba la m yor tranquilidad. Subió sin ¡a menor vacilación la escalera del edificio, y fue acompañado hasta el des- i pacho del gobernador. De lo que en la en- trevista se trató no es fácil dar cuenta, pues solamente f aeron testigos de la entrevista las mismas personas que en ella tomaron parte. Ateniéndonos á los informes oficiales, parece que el Sr. Ferrer Guardia procuró justiíicar e diciendo que se hallaba muy tranquilo por no alcanzarle ninguna responsabilidad en lo ocurrido, y que ai ser detenido se dirigía á Barcelona coa intención de presentarse á las autoridades, por haber leído en un periódico qne elSr. Ugarte le dirigía firmes acusaciones. Procuró el Sr. Crespo Azorín recabar del detenido que le indicase el sitio donde había permanecido oculto durante los días últimos, pero el Sr. Ferrer Guardia se negó á ello, diciendo: -Soy caballero y no es de caballeros descubrir á quien hace un favor. A tal manifestación respondió el Sr, Crespo Azorín: -Será usted todo lo caballero que quie ra, pero desde luego no puede ser cabaliero quien á usted ie ha tenido en su casa. Y terminó la entrevista ordenando el gobernador civil que el Sr. Ferrer Guardia fuera conducido á la Escuela de Policía para que se sacase su ficha en el gabinete de antropometría. El detenido quedó en el patio üe la antigua Aduana hasta que llegó el escuadrón de Seguridad que escoltó á ¡a tartana que ¡o condujo. Después de ser sacada su ficha y cíe permanecer algún rato en la Jefatura de Policía fue trasladado ai coche del Cuerpo de Segundad, y escoltado por cuatro secciones numerosas del escuadrón salió á las do ce v media para la Cáreel Modelo. El desfile de esta comitiva por el Salón y paseo de San Juan dio motivo á muchos comentarios, pues nadie se explicaba tal lujo de precauciones. Como antes decimos, la detención deJ señor Ferrer Guardia ha causado gran sensación en la Policía, que desde un mes á esta fecha venía dedicándose, con preferencia á otros asuntos, á su persecución. Los que la efectuaron son D. José Colóiner, cabo dei somatén de Aleila; D. José Aymerich Puig, subeabo y alcalde de aquel pueblo; Mariano Bernadas, Rosendo Colomer, Toribio Arenas y Rafael Mateo, individuos del somatén; Isidro Fio, alguacil, y el sereno, del que no se tiene noticia de su nombre en el Gobierno civil: El Sr. Crespa Azorín nos ha manifestada que esta detención es consecuencia de una circular que dirigió ñape pocos días á los alcaldes de la provincia recomendándoles que extremasen 2 a vigilancia por ios caminos y, entradas de los pueblos por si de este nodo podía ser detenido algún fugitivo S i n- ti- r, r, 1 T 1 iiüiniiiniTM mi inm mnirniBnr n ínmmrainumiiiTM mirar r i nn n