Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO DE TODO EL DO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFQ) B) B Y TELEFONO, MARRUECOS NOBSTBOS OORRESPONSAIiEb) 3 LILLA LOS SOCORROS f PARA LOS HERIDOS MEUM. Á, 1 U S (URGENTE. (I os generales Marina y Arizón han hecho hoy objeto de una Sonrosa distinción á nuestro compañero Jaime Tur, nombrándole secretario de la Comisión oficial constituida para el reparto de socorros recauda (dos á favor de los heridos en la campaña. El general Arizón nos ha llamado para enseñarnos una carta firmada por la conde sa del Serrallo pidiendo, en nombre de la Reina doña Victoria, una urgente relación de los individuos heridos que están en los hospitales, c n expresión clara de los inútiles y graves, Indícanse ea la carta los vivos deseos de la Reina para enviar á cada uno su donati! vo correspondiente. los inútiles se les dará 200 pesetas, 100 á los graves y 40 á los leves. A los int tiles casados se les dará además tin socorro por cada hijo que tengan. También se solicita en la carta de referencia una relación de los heridos dados de alta é incorporados nuevamente para que sean atendidos. -Los soldados que sean heridos en lo sucejsivo serán también socorridos por la Junta de damas que preside la Reina doña Victoria. Elogiase calurosamente la noble y patriótica iniciativa de nuestra augusta Soberana, que tantos alivios y consuelos está proporcionando. Eí general Arizón y Jaime Tur visitaron esta misma tarde el Hospital Militar para comenzar el reparto de donativos. El general Arízón recorrió una por una Üodas las salas, conversando con los heridos cuyo estado se lo permitía. El capitán Gil, que estaba ya restablecido de las graves heridas que recibió en ei combate del 27, está enfermo de fiebres tifoideas. Su estado inspira grandísima inquietud. -El capitán Borrero sigue mejorando lencamente. En el vapor Puerto Rico ha salido para Málaga y Madrid, en franca convalecencia, el teniente herido D. José Sánchez Pracs, sobrino del general Sánchez Gómez, director de la Guardia civil. El teniente del regimiento de Melilla gravemente herido en el combate del 9 de Julio ha vuelto ayer á prestar servicio ordinario. Tanto á la ida como á la vuelta fue vivamente hostilizado, pero sin consuencias. Mañana es esperado el vapor Menorquín, y pasado mañana el Ciudad de Mahón. ¿SI Sevilla ha zarpado para Alhucemas y el Peñón, después de regresar de Cabo de Agua y Chafarinas. Ha llegado de la Restinga el cañonero El Alonso Pinzón ha marchado á Málaga á reparar ligeras averías. El Extremadura ha zarpado con orden de situarse- frente á Cabo de Agua, ante la posibilidad de que sea necesario bombardear algunos aduares rebeldes. Esta mañana se terminó satisfactoriamente la operación de pasar por el canaliüo de la Restinga la lancha Cartagenera hasta la orilla de Mar Chica, donde será botada en cuanto ceda el viento El Catlos V sigue fondeado frente á la Restinga. Se están instruyendo los expedientes de juicios contradictorios para conceder la cruz laureada de San Fernnando al capitán de la brigada disciplinaria D. Eduardo López Salcedo, muerto en el combate del 9 de Julio, y al teniente del batallón de Las Navas D. Manuel Tourné Lesbi, muerto en el combate del 27. Los soldados de la división de Cazadores continúan efectuando paseos militares. Esta tarde juraron la baadera diez voluntarios dei batallón de Llerenay el de J 3 arbastro duque de San Lorenzo. Han llegado ocho moros argelinos para cuidar de los camellos íecién desembarcados. El general Marina ha recorrido á última hora la Posada del Cabo Moreno y la posición del Lavadero. Después inspeccionó la máquina y los vagones blindados de la Compañía Minera Española. lía refrescado el tiempo. Concha. EN LAS POSICIONES AVANZADAS J oy hemos sabido, por referencias direc tas de las posiciones extremas, que desde hace unas euantas noches grandes grupos de moros se aproximan á las avanzadas para insultar y maldecir á nuestros soldados, diciéndoles en clarísimo castellano: Maldito seas tú y todos los tuyos, que nos matáis de hambre á nosotros y nuestras rnujeras; ¡Malditas, malditos, malditos! Él tono de desesperación, de rabia, con que son proferidas estas frases, que el silencio profundo de la noche hace perfectamente comprensibles, confirma las noticias que los confidentes han de que los ¡A las diez de la mañana salió eí convoy combatientes de laanticipado encuentran harca se para las posiciones avanzadas. La co- hambrientos y en extrema miseria. lumna protectora iba mandada por el coroEl verano termina; chumóos, ael del segundo regimiento montado de ar- base de su alimentación los higos acaban, y actual, se ¡tiílería, marqués de Fuentesanta, y lo cons- todos ven con terror que el invierno se les tituían dos compañías de Cazadores de echa encima, con éus, dos del de Estella, una de la brigada ganados perdidos, los aduares arrasados, los los cat p lisraplinaria, aaa sección de Húsares de la cíos los graneros, sin dinero is estériles, vay sin pan. Princesa y O H batería Sclineider, Al fin han comprendido que el soñado botín de la plaza de Melilla, con que les eni ganaron los jefes de la harca los primeros días de la lucha, haciéndeles abandonar familias y aduares, es un delirio irrealizable, y que, por el contrario, los españoles son cada día más fuertes, ada vez más seguros, y que el castigo que caerá sobre ellos ha de ser durísimo y ejemplar Por eso ya no atacan. las posiciones extremas, no descienden á las lomas bajas para tirotear como antes los convoyes; lo hacen desde lejos, desde los elevados parapetos desús observatorios, atrincherados tras las peñas, sin dar jamás la cara. Eso sí, atentos siempre y siempre vigilantes, aprovechan cuantas oportunidades se les presentan para realizar agresiones aisladas. Anoche es un oficial que en YebelSidi- Amet, al vigilar a los centinelas, se separa un momento de la línea. En el acto cae sobre él un diluvio de balas. El oficial resulta milagrosamente ileso; advertida la fuerza al ruido de los disparos, acude enseguida, pero por pronto que quiere llegar los agresores han desaparecido. Esta tarde, un soldado de Alfonso XII sé acerca á un pozo de la falda del monte de Sidi Musa para hacer una aguada. Una docena de balas se estrellan bajo sus, pies y pasan silbando sobre su cabeza. El soldado cae gravemente herido, tan grave, que á las dos horas deja de existir. Sus compañeros acuden á vendarle. Es tarde ya. Los moros han huídc El convoy de esta mañana fue, como dij e antes, nutridamente tiroteado. No tuvimos una sola baja, lo que demuestra que las balas llegan, por la distancia, sin fuerzas y sin dirección. O ero dato que comprueba ei temor de los moros á nuestros escarmientos. Para probar los morteros Mata, recientemente instalados, se hizo fuego curvo sobre las profundi- dades de algunas gargantas vecinas al Gurugú, Desde el primer disparo se vio claramente surgir, como brotando de la tierra, los grupos de moros que en ellas había escondidos. Huían á la desbandada, trepando cuesta arriba por las crestas. Se los distinguía tan bien, que las baterías ordinarias del fuerte de Camellos rompieron el fuego, atajándolos en la huida, acribillándolos á balazos. A los pocos momentos todas las crestas esta- ban perfectamente l EL CONVOY NOTICIAS VARIAS ENELARBA Y EN CABO DE AGUA p s t a tarde, después de conferenciar de nuevo con los generales Marina y Aii 2; ón, han marchado á la Restinga para regresar á sus cabüas los moros amigos de las cabilas de Quebdana. Hemos hablado un momento con ellos. Se mostraron muy agradecidos á la protección que les dispensa el general en jefe, asegulando que siempre serán leales para Estaaña.