Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. B C MIÉRCOLES n DE SEPTIEMBKE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6. Aguilera destacó dos columnas, compuestas cada ana de un batallón, una batería de montaña y un escuadrón de Cazadores de María Cristina para cortar el paso de los moros. l,o s cañones se emplazaron en una pe quena loma y las columnas se desplegaron en guerrilla; pero la línea enemiga era tan larga que no había manera de dominarla, Los jinetes moros, abriéndose en herradura, trataron de envolver á nuestras tropas; entonces éstas practicaron magistralmente un cambio de frente, atacando el centro en descargas cerradas, mientras los escuadrones cargaban furiosamente sobre los extremos. Los moros, para reforzar- el centro, no tuvieron más remedio que replegarse. Entonces las baterías rompieron el fuego, barriéndolos materialmente. La desbandaña y el pánico de los moros fue tal, que muchos, no sabiendo por donde huir, se arrojaron de cabeza á la laguna de Mar Chica. Las columnas regresaron al campamento á primera hora de la tarde, siendo recibidas por las bandas á los acordes de la música. No se sabe todavía el número oficial de Bajas que han sufrido los moros. Se dice que fueron muchas. Nosotros liemos tenido un herido leve, ei soldado de Artillería de montana Miguel Arniendia; un mulo del regimiento de León herido, un caballo del escuadrón de María Cristina muerto y otro herido. En el campamento, donde reina grandísimo entusiasmo, se han abierto dos pozos de excelente agua potable y se están terminando las obras de abrigo para el ganado. Las faerzas que debieron haber salido esta mañana para la Restinga y, naturalmente, para el Zoco, según indicábamos anoche no lo hicieron á consecuencia del temporal. Irán probablemente hoy. El escuadrón de Húsares de la Princesa quedará desde mañana á las órdenes directas del general Marina. OCAÑA. -TUR. ñ Cuanto comenzó d tiroteo 1 general celebrarse todos los años al socorro de los heridos de la campaña Continúa recibiéndose donativos. Además de muchos millares de botellas de agua mineral, han llegado varias cubas de vinos generosos y algunos centenares de gafas contra el viento parala tropa, como avance del envío de 20.000 pesetas anunciado por la marquesa de Squilache, que preside la Junta de damas de Madrid, -Ha llegado el marqués de pilar- -El excelentísimo señor ministro de la Guerra ha puesto en conocimiento del general Marina que en la caja del Ministerio existen 5 000 pesetas; entregadas por la condesa de Casa- Valencia, para distribuirlas entre las clases é individuos de tropa que más se distinguieren en los combates librados hasta la fecha La distribuciónMe los fondos, que están á disposición del general Marina, se hará oportunamente. ESTUDIOS SOBRE EL RSF M p? l infortunado y notable africanista To rres- Campos escribía h a c e algunos años: La causa de la civilización en África va iñdispluble inéhte tinida á la construc- eión de caminos. Todo pueblo que se propone establecerse en el continente negro abre vías de acceso. Esa es la preocupación actual de Francia, ce Inglaterra, de Portugal, de Bélgica, de Alemania y de Italia. Lí Argelia se ha transformado mediante los caminos que conducen á la frontera de Marruecos y llegan al Sahara, que quizá en breve atravesará una gigantesca vía de hierro de 2 ó 3.000 kilómetros, llamada á fijar al suelo y á civilizar á los tuaregs, nómadas y sanguinarios. La construcción de carreteras sería la manera de que el Rif, zona litoral frontera á España, y aislada, sin embargo, del mundo culto, á la vista de la cual pasan los barcos de comercio sin detenerse, entrase en relaciones con Europa. Con esta solución, al preparar la guerra, se sirven los intereses permanentes dé la paz y del comercio... Y refiriéndose singularmente á Melilla, y amistad. Se necesita ocupar permanentemente expone lo siguiente: Instalado un faro en las porciones de territorios y puntos que por MEULLA, 3 j 10 AI. Tres Forcas, que las necesidades de fa na- su situación estratégica y condiciones- espevegación reclaman, para servirlo es preciso ciales sirvan para dominar á las tribus; es n la plaza se ha oído una detonación pa una- carretera por lo alto de la loma que co- decir, colocar al lado de una. acción política recida á la explosión de una mina. Sospéchase que los moros hayan querido rresponde en nuestro campo á las alturas y pacificadora una acción militar que conaprovechar la polvareda que se ha levanta- de Rostrogordo y continúa hasta el frontón tenga en cualquier ino- mento á los indígede Ras- ed- Beü do, y cuya densidad impide ver á dos me nas en sus veleidades é intransigencias, -á A íAlhucemas conduce desde Melilla un veces infantiles, empleando para ello ese- ya tros de distancia, para hacer de las suyas. Y á juzgar por los efectos es de creer que la camino, frecuentado por el Zoco- el- Hach á repetido sistema de columnas volantes de audacia del enemigo haya eneontrado duro la importante ensenada de Zera, y otro muy movilidad constante y p evetiliva. difícil del valle del Oro al del Kert por escarmiento. Como hemos expuesto, esas columnas, en De las consecuencias de la explosión alu- Hach- Usiant. su misión de fuerza y de paz, han de tener El camino hacia el interior se junta con en varias ocasiones que castigar á las cabidida no se tienen todavía detalles, porque- el heliógrafo no funciona á causa del fuerte otros paralelos á las costas y normales á las duramente, batirlas sin contemp aciones, aquella vía, que atraviesa el G- aret y el valle caminar y descansar en inedi- o déla hostilitemporal aquí reinante. El convoy ha salido esta mañana entre del Kert. dad y de la emboscada: ejercer las opuestas Convertidos estos caminos en carreteras, funciones de violencia y de atracción y ser, nubes de arena que levantaba el viento de aumentarían notablemente las facilidades en una palabra, los resortes qjie hábilmente Poniente. Mí vendaval que en esre instante azota es comerciales ea bien de todos, y los medios movidos por jefes inteligentes y discretos ledo; pero las tropas marchan animadas del de acción rápida y enérgica sobre las cabi- establezcan y señalen las tribus con jalones lasde Beni- Sicar, de Beni Bu- Ifrur, de Be- firmemente asegurados de pacificación y de mejor espíritu. ni Sídel y de Quebdana singularmente, y dominio, abriendo de tal manera un seguro quedaría unida nuestra base de operaciones y garantido camino á las empresas nació con Cabo de Agua ó Chaiarinas y Alhuce- nales para que respondan después con su mas en los extremos, y Melilla en el centro. patriotismo, su esfuerzo su trabajo y sus caEfectivamente, establecidas distintas vías pitales á secundar las aspiraciones y oriende acceso entre unos puntos y otros, se faci- tación definida de España en el imperio del litaría el movimiento de las columnas en Mogreb, ó sea el mejorar, engrandecer y oticias varias. En la sesión celebrada anteayer por la operaciones y el más pronto dominio de las aumentar el radio de su influencia y actividad civilizadora y expansiva en los teJunta de arbitrios de Melüla, ue preside el regiones próximas á Melilla y Ceuta Actualmente, en las cercaaías de la pri- -miónos próximos a sus posesiones afn infatigable general Real, se tomó el hermoso acuerdo de destinar las 3.000 pesetas mera de estas plazas ha empezado el gene- 5 canas consignadas en el presupuesto para tos fes CABPERA tejos que en el mes de Septiembre suelen (1) Dd. libro Colunmas at operaciones en Marruecos, TELEGRAMA DE MENCHETA ral Marina- coa acierto, método é intelígetN tía á desarrollar una política que va encajando en los moldes- modernos. Se han ocupado, hasta el momento en que escribimos estos apuntes, ía Restinga y Cabo de Agua, es decir, los dos extremos occidental y 1 oriental de la cabila de Quebdana. Se proyectarán probablemente la ocupación de otras posiciones más importantes para unirlas más tarde y poder ejercer una activa y eficaz acción polítieo- militar que permita la. explotación de aquellas ricas comarcas, en donde al dominar la intranquilidad y anarquía se nos señala el camino de expansrones coloniales bien justificadas y con el apoyo del dereeho, de la justicia y la razón. Tanto en las inmediaciones de llelilla como en las de Ceuta toda clase de Tratados nos favorecen y nos impulsan, no ya á transitorias operaciones de policía que retraigan á las empresas nacionales para llevar allí sus esfuerzos, sus iniciativas y sos capitales, sino á permanentes ocupacionesque mantengan el orden en las tribus, aseguren la normalidad del tráfico y permitan á nuestras plazasUesahogo y ventajoso porvenir, mostrando á Europa el esfuerzo y la aptitud de nuestra misión civilizadora y colonial. El Sultán de Marruecos, sea quien mese. ni ahora ni nunca dominará mas que en él terreno que pise, y esto con grandes dificultades. No cuenta, ni contará jamás con esas tropas regulares que nos ofrece el artíeulo 6. del Tratado de W- 1 Ras, y, poi consiguiente, al substituí España cou s- us soldados y elementos preconiza sus indiscutibles derechos, presta un señalado servieio á la causa de la civihza- Ción y atiende á sus principales conveniencias y á la seguridad de las posesiones que posee enclavadas e h el territorio mogrebino, d- entro de las cuales no es posible permanecer inactivos y recluidos Pero nv podemos cimentar en ilusiones ni en espejismos la labor seria y eficaz de España en África tal como nosotros la entendemos. Para construir esas vías de comunicación, para explotar- el suelo y subsuelo y para efectuar los trabajos que isean necesarios en un radio más ó menos lejano á nuestras plazas no es posible contar con la benevolencia de las cabilas, ni apoyarse con sus ofrecimientos ó protestas de afecto E DETALLES Y CURIOSIDADES N