Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. L U N E S 3o P E AGOSTO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 1. llares de voces roncas... y tendréis una pe- volvía Fernando á Madrid y se ponía á las queña idea de la Hofbrau, hacia la cual, por órdenes de su coronel; éste le aseguraba que, una fuerza magnética é inexplicable, todos por el momento, sólo se necesitaba un es los extranjeros se sienten atraídos tan pron- euadrón, y mi hijo, como es natural, en lugar de venir avernos, se ha quedado en España to lian pisado el suelo de Munich. UNICH Y LA HOFBRAU Antes de paraguardando su turno. Y yo también lo Ayer estuve allí con el Sr. Reichhold, y aguardo callada, pasando solo, como tantas tir de Munich voy á daros, queridos lectores, para que debo deciros que jamás he visto un es- otras madres españolas, una mirada rápida veáis lo importante que es la ciudad de ori- cándalo, una orgía como aquélla. sobre las nuevas fuerzas que salen para MeEn una misma mesa estaban sentados: lilla. Cuando leo las descripciones de los llas del Isar, algunos datos sobre la misina, tres coíottes, dos soldados, dos jóvenes y dos combates, con los hechos heroicos de los que que he podido recoger gracias á la amabilidad de mi colega y amigo el Sr. Reichhold. viejos, supongo que los padres de algunos entraron ya en turno, me siento orgullos de ser española. Munich es la tercera ciudad de Alemania de ellos. ¿Has comido algo, Ijiis? -preguntó la en cuanto á su población, que se compone Parecen legendarios los rasgos que se de 700.000 habitantes. Además viven aquí vieja á su marido. verdad: un artillero ve- -No- -respondió éste; -y á pesar de tener cuentan; pero son se llevaban los moros un 26.569 extranjeros, que se reparten de la sique en la refriega guiente manera, la mayor parte dt ellos el estómago vacío, vació... un vaso de cer- cañón; se precipita en medio de ellos gritanpintores y escultores: austríacos, 18.166; veza, tan grande como un cántaro, en un do: Esa pieza es mía y se la arranca otra húngaros; 1.863; rusos, 1.415; suizos, 1.537; abrir y cerrar de ojos. vez. Más una muía cargada de muOtro tanto hicieron las cocofíes, los solda- niciones tarde esarrastra otro de esos muamericanos, 901; ingleses, 444; italianos, laque dos y los dos jóvenes. 980; franceses, 297; holandeses, 134; dinachachos, en medio de una lluvia de balas de Antes de beber el tercer vaso, un joven ha- los moros, que se la llevaban. Todos se bamarqueses, 121; suecos, 84; servios, 80; turcos, 79; griegos, 73; noruegos, 96; búlgaros, bía ya entablado conversación con una de ten como leones. No se trata de esas gue 96; belgas, 32; asiáticos, 22, de los cuales las damas, y los dos soldados, con las otras rras en que vence el que tiene más dinero 12 japoneses; españoles, 19, y africanos, IX. dos y con los viejos, reinando en aquella para comprar cañones que llegan más lejos L. a capital de Baviera posee, además de sociedad una. tal fraternidad y libertad, que ó disparan más municiones por minuto; ésta infinidad de edificios públicos que pueden- muchos países reputados como libres hu- es una lucha cuerpo á cuerpo, como en los competir con los mejores de París y Viena, bieran podido tomar por modelo. tiempos en que España hacía temblar al Volví la cabeza y vi á dos viejos que es- mundo, y la verdad es, como dice Nilo Pa 46 monumentos y arcos de triunfo; 40 fuentes de mármol; 17 puentes magníficos sobre taban diciendo mil pestes del Gobierno ac- bra- en su canción de entusiasmo: el Isar, adornados con estatuas y figuras tual porque aumenta el impuesto de la cer ¡Que aun pueden llamarnos los hijos del Cid! simbólicas; 20 jardines y parques grandio- veza. ¡Que aumente el de los sombreros de las sos; 72 iglesias, todas grandes y hermosas; ¡1 5 más duro en estos momentos es el es 16 cementerios; 11 teatros, infinidad de ca- señoras! -decía uno, -y de un trago se bebía tar tan lejos! ¡Oír leer en otra lengua, por fés- conciertos y 118 museos, la mayor parte un litro de cerveza. personas de buena voluntad, noticias y- ¡Que paguen más contribución los ricos, nombres desfigurados! A veces se agarra de pintura y escultura. si este ladrón de Gobierno necesita dine- uno á esa última esperanza: ¿Será una equiEl Rathaus (Casa- Ayuntamiento) es una vocación? Eso me pasó al oir decir entre los obra magnífica. El Kaiser, cuando vino á ro! -decía el otro, haciendo otro tanto. -El lujo debe pagarse, pero la cerveza... que habían caído estaba un coronel, IbaMunich para asistir á su inauguración, dijo: ñez Marín No sé qué es lo que dije, ni Los habitantes de Munich pueden estar jamás. Y discutiendo como dos energúmenos, qué cara puse; sólo sé que la persona que orgullosos de poseer el más hermoso Ralevantáronse maquinalmente, se abrazaron, leía me dijo: Perdone... yo no sabía... Yo thaus de Alemania. Cerca del Rathaus se yerguen orgullosas lanzaron juntos el grito de prosit, que re- quería todavía convencerme de que no era por encima de los tejados de la capital las tumbó por toda la sala, -y... vaciaron otro posible, de que no tenía tiempo de haber llegado á Melilla; pero cuando leían la desdos torres de la catedral, cuyas cúpulas son vaso. En menos de veinte minutos bebieron cripción de lo bien organizado que estaba reproducidas siempre por los artistas cuancuatro vasos de cerveza cada uno; la friole- su plan de batalla, me decía el corazón: Es do quieren caracterizar Ta ciudad del arte y ra de cuatro litros... ¡y no hacían más que él, no cabe duda Y él fue; murió por la pa de la cerveza. Hoy dejaré el arte para hablaros un poco empezar! Entre tanto, la cerveza empezaba tria, una muerte digna de él; ¡pero la patria de la cerveza, es decir, de la Hofbráu (cer- á fermentar en el estómago, y todos los con- lo necesitaba tantol Unade mis grandes esvecería de la corte) que es la más antigua currentes empezaron á besarse, cosa que á peranzas, cuando pensaba en el porvenir de nadie extrañó, pues es ya moneda corrien- España, era Ibáñez Marín. 6 importante de Munich. -l, a Hofbrau, de estilo viejo alemán, es uno te en las cervecerías de Munich. Hace algunos años me regaló el marqués A media noche salí de la Hofbráu con mi de Aguilar de Inestrillas la historia del reáe los edificios más grandes del mundo. I, a cabeza hecha un tambo r, y dejé allí al se- gimiento de I usitania; leí el prólogo y prearquitectura es muy grave y algo triste; se asemeja más bien á una iglesia que á ñor Reichhold en train de tomar notas para gunté entusiasmada á mi hermana Isabel: una cervecería. El carácter frío y grosero un libro que está escribiendo, titulado Cos- ¿Quién es Ibáñez Marín? Naturalde los alemanes está, esculpido en sus pie- tumbres de Munich. mente, alguien que tienes que conocer me DANUBIO. dras, y eada vez que meto los pies dentro de contestó, y lo mandó llamar. Desde que Munich, Agosto, 1909. este establecimiento parece que las náredes cambiamos algunas palabras, es decir, una se me caen encima. sola: España nos comprendimos. No fue Una escalera monumental conduce á la sólo una amistad la que se forníó entre nosLA INFANTA PAZ íala de fiestas, donde caben 15.000 personas. otros, fue una alianza para servir á la paAlrededor de ésta hay infinidad de salas tria. El año pasado, cuando fue nombrado pequeñas y chambres separees, pudiendo conteniente coronel del batallón de Figueras, tener juntas unas 5,000 personas. me escribió todos los proyectos que tenía El patio de la Hofbrau es grandiosísimo, untaba las horas para ía negada de mis para que el cuarteljfuese para sus soldados j en vez de mesas cubren el suelo toneles hijos y nietos, que estaban ya en San la continuación de la familia quería inssobre los cuales los bebedores ponen sus Sebastián. Había preparado, con verdadera truirlos divirtiéndolos; yo le prometo que vasos de cerveza, de dimensiones colosales. chochera de abuela, las camitas, las sillas, ninguno volverá á su pueblo sin saber leer Reuniendo el patio, la sala de gestas y los baños y los juguetes, que depositan aquí y escribir me decía. demás localidades, pueden encontrar lugar para el verano, y que yo custodio como el Una tarde, antes de que mis hijos Fernanen la Hofbráu unas 25.000 personas, y si tesoro del Rhin. Porque tenéis que- pensar do y María Teresa se volviesen á España, añado que á cualquier hora- del día que va- que yo, que no me había separado nunca de fuimos todos al depósito de material para yáis allá lo hallaréis lleno de bote en bote, mi hijo Fernando hasta que España me lo las escuelas á escoger cosas para llevar de podréis haceros una idea de la importancia pidió, me paso todo el año soñando con las muestra á Ibáñez Marín: mapas del mundo, seis semanas que me lo presta. Seis sema- tipos de las razas humanas, estampas reprede una de las cervecerías de Munich. Describiros el ruido que reina allí, princi- nas es la licencia de los oficiales, y mis tres sentando acontecimientos históricos; yo palmente por la noche, es cosa casi imposi- hijos tienen el orgullo de no pedir nunca quería que lo viera todo. Todo lo que ence ble. Figuraos 25.000 personas gritando favores. rraba una idea patriótica, aunque no fuese Cuando yo lo creía ya camino de París, más que una tarjeta postal, iba á Ibáñe como locos y gesticulando sin cesar, un regimiento de sirvientas, todas jóvenes y her- recibí un telegrama de María Teresa: Re- Marín. mosas... corriendo de- derecha á izquierda trasado viaje; Nando está en Madrid. DesÚltimamente, cuando mi hijo Fernando con las manos llenas de vasos grandes de luego comprendí lo que más tarde me pasó por Munich, -de vuelta de su embajada como cántaros; una campana tocando cada explicaba por carta. España necesitaba más en Vieaa, le di una cartulina enrollada. vez que se decienta un barril, una música fuerzas en Melilla. A las pocas horas de lle- ¿Qué es esto ine preguntó. Para Ibá de regimiento interpretando piezas alema- gar mis hijos á San Sebastián telegrafió el ñez Marín le contesté. Era una estampa nas que en España llamaríamos marchas Rey que tenía que salir para África un es- que dan los dragones prusianos á sus sol fúnebres, y á cuyos acordes se mezclan mi- cuadrón de I usitania, y con el próximo tren dados como recuerdo cuando acaban el serDÉ NUESTRO CORRESPONSAL A B C ENALEMAN 1 A M DE MI VIDA