Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 27 DE AGOSTO DE 1909. EDICIÓN 1. P G 12, NA EJECUCIÓN LA TRAGEDIA D UN REO CEUTA, 2 6 4 T. n oapifia. A Jas dos de aytr tarrie ingreso en capilla el reo José Cano Vítente. Momentos antes el cabo le Infantería Antonio Sevilla le leyó la sentencia, en presencia del juez de instrucción y del teniente corone) don Martin Román, el goberna ior del Castillo del Hacho, director de la Colonia pemten aiid, D. Fe lenco Pere emplea los del penal, hermanas de la Paz y de la Caridad, D Andrés tfrsi, hermano y sacerdote señ jr Ferrari S i) tid, los seg ares Romero, Orozeo Utory Vlayorei- secretir uár Novelle, jefe del eáestaca nento, capitán Saiotea oficiales Aíuaaz y Vlonno, meiicos mi litares Suaza y L, pta capellán del regimiento del S rralio, D. Cleto Mira, y yo, único period sU provisto de pase, debido a Ja amabilidad del general Alda ve. El reo escacho l sentencia co i valentía y pidió permiso para despedirse de lo- i. Al comunicar á José Cano la noticia, é te no pareció inmutarse, y Se puso en marcaa caminando serenamente. Mostraba las manos libres; no asi los pies, qne, a prevención de toda audacia, se loa habrán sujetado con unos grilletes. Vendaba su cabeza un p muelo. El chaleco y pantalón del traje que vestía eran de color claro Iba seguido y vigilado de cerca escrupu lusamente. p u g a y salto mortal. Cuando el reo pa ó junto á la muralla del Sur, su instnto de vida le hizo apelar a un extraordinario recurro para librarse del suplicio apovando la mano izquierda sobre el pretil del muro y asiendo coi la diestra las trabas del grillete, dio un sa to enorme, salto mortal, verdaderamente de titiritero, y se lanz al abismo. La estupefacción de todos los presentes fue tremenda Ei piquete que custodiaba al reo nizo fuego contra el e nim diata uente se destaca ron en persecucon del fugitivo algunos nu meros Cuando Alegaron á darle alcance nabía muerto Lo mélicos le apreciaron dos h ndas de anua de luego y couaiocior cerebral Un tiro le había entrado por la oreja íz quic- rda, y otro por el hombro derecho, producie idole uo vomito de sangre. El cadáver fue condua lo al lugar de las ejecuciones, formando allí la guarnición de la fortakza y la p ación del pena! b Esta desfilo ante el ca iaver, el cual, encerrado en un modesto féretro, recibió sepultura en el cementerio de los ajusticiados. D l- Z Y OCHO TJROS EL MARTIRIO DE UNA MIÍJ 3 R OR TELÉGRAFO PA tis 26, 6 r. pañerus Escoltada par un p quete se le ¡levó á los calabozos a mde aque. ios se bailaban, prodigándole hastia de consuelo Después se r- g stro a Cauo, por si al des pedirse da sus ocupan ros ie hubieran fa cuitado artaidi y no se le enconi. ro na Ja. Seguidamente ingreso en la capilla, qua se halla sita i da en amplia ndve, destacan dose de ¿a pared un gran Ci act jo. El teo se sentó rodetdo del personal c ta do, qtie! e hi piadosas reí exioues. El reo pidió ver a u hermano Manuel que tamb ea cumple condena por houiicl dio, se le concedió y subió aquel custodia do desde el departaaicnio don le sa llalla oa La entrevista de ambos hermanos dun D 6 SOCIEDAD Nuestro querido amigo é ilustre colaborador D Fraucisco Rodriga z Marín esta recibiendo muchas en norabuena- con motivo de hiber idu nombrado consejero de IÜS truccion pública. A esos plácemes por tan merecido no nbramiento uniólos el nuestro muy afectuoso. tlledia hora. Manuel se emocionó mucho, y terminad, la entrevista se le con lujo a la eni ruiena CEUTA, S 6 í r ntes de la ejecución El reo solicito hablar con los confinados telipe V ¿que (Lobato) y Ragiero Virjes Caballero, los cuales entraron en la caEl próx mo lu íes, festividad de Santa pilla y eoaiusicarou al reo ue habiau gesRosa de Limi, celebrarin ÍUS días la mar tionado su mduko. quesa de Mont- Roig las condesas de M rasol y Be chite, las sen jras de B u ¿r Vaz A estas gestiones habían coadyuvado i AyunLdunento l i Cama ¡a de Comeicio y f 1 quez, L ote He, S jottorno, Pere Seoa ie, Z lyas Ca npu auo, Caldeion y Odores, bao Centro Hispan ¿iarroqui r A las seis de 1 ¡tarde el sentenciado totaó Millan y ysenontas Del A co, Rtinos Pow r, Ja dou, bpoicorao, Go izaiez Sopa, gal in ¡saste es, Jcrtz y cafe, acooi Alvarez y ¿i aun. panado ae sus compañeros Vázquez y Virnes, Ha dado á luz con toda felicidad en el Terminada la comda, el Cano encargó a pa auo que sua p idres, loa señores de irnes que escribiese a su novia y a un ner Schott, poseen en Gioraitar, la señora marmano sayo ejue e tratante en ganados ea s quesa de Lendi- tie Vlllacasas. El sacerdote P Ferrari impuso al reo un escapa ario de la Virgen del Carmen qae El auditor general del ministerio de MaCano beso y colgó al cuello. rina, D Eladio YíiUe, y sa distinguí la esA primera hora de la madrugada Cano posa, qu acaoan de regresar de 1 Ferrol, recibió en ia capilla la visita dei Sacerdote han salido ayer para baiza. P. Santias, coa quien co ifeso. Esto no obstante, ao llego a- omu gar. Los hijos geme os de los barones ae A. nSerum las tres, áe la mañana cuando toino day ¿hrtU b ¡lo jautiza los co i ¡os nomores chocolate de Carlos üaivadur y de Luis Jesús. Después se acanto, pero u estado de nerviosidad era tal ue no logro conauar el sueno. El último hijo de los señores 1 de González Pasado aljúa tiempo nstó que le peiraiConde scia apadrinado por sus tio a ba tiesen ver y ltA. faiSi -a otros p i- idos Conronesa del S jiar de Espinosa y D JoaquioE IOS estuva t as Tersando largu rato, Gonz? ltz Cojae, y recibirá ei nombre de Se acercaba t k- sra fatal. tensando. A To hace mucho tiempo acaeció un espan to o dra na en Aubervilliers, donde una señora dio muerte a su nundo, aprovecha i lose de su sueño para dispararle diez y ocho tiros de revolver El juez de instrucción ha realizado una infirmación obie el suceso, dando lugai al esclarecimiento de ciertos hechos que serán favorables a la procesada cuando esta comparezca ante los jurados Rcsu ta que el marido asesinado B lutis ta Rigard, hizo sufrir a su mujer despiadados sup iuoa, golpeándola mhumaaameute v apoderándose del dinero q íe ganaba la poore oía t r con penoso trabajo de quince fcoras diau is El bárbaro mando mientras tanto, holgazaneaba el día entero, embnagandos de continuo Lo dos btjos dei matrimonio padecían también las crueldades de su de naturaiuado pidre La cu uaoie ha relatado al juez los sufrimientos de que aquel verdugo la hizo vi ti- oía eu los cinco anos de su matnijoaio. Todos los asertos de ia infeliz han sido corrobora ios por las pruebas practicadas y las declaraciones de los estigos La desdictia la mujer asegura que vaciló durante muchos Jias sin decidirse a dar muerte a. u marido. Ul revolver toconpró con objeto de defenderse de las terribles agresiones de este. Para tomar su resolución fue necesario que Rigard llegase al colmo de sus bestiaudarí- s sin ejemplo. El día 27 dejuuo, la procesada preuaro U cena de 3 a marido Al servírsela, el brutal Rigard, enturecido, arrojo por ia ventana pía os cubiertos. A i ontuiuacioii apaleo a la mártir e hizo rodar á puatap és al hijo mas pequeño. Alada me Rigard huyo despavorida, ea comaama de sus uijos Al regresar al domicilio conyugal ene niro a su taari 10 durmien 10 coa loau uau juilidad. Los dos ni ños piorrumpieron tu llanto pidiendo de cooier. lil de sus h jos que no podi i satisfacer por faltar e diuero en ia casa, concluyo de desesperarla Fuera de si, cog o el revolver y disparó contra su mando ti- cargo el arma dos veces hasta dejarle acrijiUaüQ a balazas. El dunmeate uo se movió Había recibido ea el cuerpo uiez y OLUO proyectiles Ei jue ¿tía puesto ea libertad p- ovisional a V ue iiijíard, a fin de que pueda atender I al cuidado de sus n jo ei menor de los cuales ticae catorce incs es. LOS GU RJIAS Y LOS POBRES 1 a j o se te ocurra, oh, caro lector ir a pa Scar en cocue por la Ca- tel ana a la caída de la tarde si no quieres verte csediado por mendigos que se ueigan de la capota del vetiicuio y te piden uaa h o s n d coa tono quciii ubroso. Alujares con criaturas, propias o aiqu ladas, u brazos, aucia ios, va e. udmanos, g jilos, e t c cuaato coastituye el h mpa de Aladnd tolerada por las au onda es y fomentada por la pas vidad oheia tOi- aan por ca u JO oe aecioa el citado paseo Los extianjeios que visitca Madrid se creerán ai ver esos cuadros que se aaiTai; ea un adjar af íca- o, y preguntaran si hc. y caides. Y si tú, lector, ai ooservar piguna oai a de ¿U 3 t dids montados tan f r LI ¡a í a i a o fiel m ii de conducir al La e saru- reo al lusjar at s ¡s ¡i a ts ecuujue 3 se veinte de la maf r i ó a Jasa 1 0 Ayer talleció en esta corte la distinguida señora doaa Antonia Teuono espora ae nuestro querido amigo ei senador a i re. no D Justo ieitinez, a amen II,I KHBII i: aiillira: IHIlltIIi: ill ra! ni: ií! fii numn