Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 24 DE APOSTO DE 1909. ED 1 ClOaN i. PAG. 8. ¿otíio eoEsecueacta de los toscos elementos desuñados á ello e el material en- servicio al principio de la campaña, hacía tuviese pocos partidarios el tiro desde posiciones ocultas, que por tal motivo, aunque de aplicación, se le consideraba excepcional. Esto, unido á que muchas veces el pru 3 ente buen sentido de procurar cumplir la misión sin sufrir bajas se atribuye á algo más que al instinto de conservación, hizo srae los artilleros rusos, dando pruebas de in valor temerario, se presentasen al descubierto á pesar de las enormes bajas sufridas, hasta que del mismo general en jefe partió la iniciativa de la ocultación. El cañón Schneider- Canet cumple con toda perfección las condiciones que para este empleo se exigen, y cumplirá aún mejor cuando se le dote del alza panorámica Qoertz, cuya adquisición está decidida. Los elementos de que consta y los procedimientos que, según los casos, se emplean para la puntería con aquéllos, claro es que nocaben en la índole de este artículo; basta saber que la pieza Schneider- Canet puede hacer fuego, no sólo desde la llamada cresta de arti Hería y con las desenfiladas del hombre á pie ó á caballo, sino con desenfiladas mayores de cuatro metros, que es el límite de ocultación de los fogonazos de las piezas; en resumen, siempre que el terreno no impida el paso de los proyectiles, tampoco impedirá la puntería y, por consiguiente, la ejecución del fuego de las baterías Schneider- Canet. MARIANO ROYO VILLANOVA Capitán de Artillería. NOTICIAS D SAN FERNANDO AGOSTO 2 1 p n el puerto taagerino se hallaba de apos tadero el cañonero Marqués de la Victoria, que manda el capitán de fragata señor Pintado, y que hoy fondeó en la Carraca para repostarse de carbón. En más de una ocasión recogimos en estas notas noticias de interés de los servicios que nuestra Marina presta en Marruecos, de las condiciones impropias de muchos de nuestros buques para ese servicio y de las penalidades que en ellos pasa el personal. buques destinados en Marruecos, tiene allí la misión de vigilar hasta Larache el contrabando de armas, permaneciendo días y días sin bajar su dotación á tierra por hacerse con ella difícil la comunicación, debido á los fuertes vientos reinantes del Este y Oeste, que son frecuentes, y no disponer estos cañoneros de embarcaciones ó botes de vapor para ello; salvándose en muchas ocasiones esta deficiencia porque elcomaadante del crucero francés. Dupuy de Lome, monsieur Itier, pone galantemente su bote á disposición de nuestros marinos. En aquella rada el abastecimiento de agua á nuestros buques nácese igualmente con dificultad y escasez, careciendose de ese principal elemento para servicios indispensables. Pero siendo muchos los inconvenientes y mayores las penurias de nuestros marinos por las deficiencias del material, nada tan penoso y mortificante para ellos en esta época que el desembarco de rífenos procedentes de Argelia, que miran nuestra gloriosa bandera con recelo y á los españoles con odio mal disfrazado; y más deprime el ánimo tener que reconocer barcos que arbolan nuestra bandera, por sospechosos de contrabando de armas, escuchando del moro representante dei Sultán conceptos como éste: Ya tú ves que yo, moro, tengo que venir á registrará ios buques españoles para que no entre contrabando de armas para mis hermanos Concepto tanto más mortificante cuanto que después de uno y otro registro en barco español no se encuentran en ellos indicios de ese criminoso comercio. Como ejemplo de ello, se nos cita en la carta que tenemos á la vista el siguiente caso: El día 16 del actual salió el Marqués de la Victoria á cruzar hasta Larache. Navegaba ei buque próximo a la costa para mayor vigilancia y observar si había algúa cárabo ó falucho que oíreciera sospecha, cuando en las proximidades de Arcils pasó al costado del Victoria el bergantín goleta denominado No izó el buque la bandera, y el moro Ahx, embarcado en el cañonero, comunicó al señor comandante sus sospechas de que el bergantín fuese contrabandista. Viró el Victona é hizo por el velero izando la señal de pare usted inmediatamente puesto que además Id bandera debía y tenía obligación de izarla al ver nuestro buque. Como el bergantín no se daba por enterado, ni detenía su marcha, se le hizo un disparo de cañón con un cartucho de saludo. Se le dio aicance, y el cañonero envío un bote, mandado por el oficial de guardia don Juan Cano, que, con gran trabajo, llegó al costado del bergantín por la mucha mar tendida del N. O. que le hacía dar violentos bandazos. Ya al costado del buque velero, transoordaron á su bordo el oficial Sr. Cuao y el moro Alrx, mandando aquél arbolar la bandera española y ordenando al comandante que el buquepaiscara, como así lo hizo, pracEsperanza. El Marqués de la Victoria, como los demás LA CRUELDAD DEL SULTÁN ontinúan las fiestas que el Sultán orde nó se celebrasen con motivo de la victoria alcanzada sobre el Roghi. El cónsul de Francia deseaba unirse álos ¿e España y Alemania para hacer á Muley Hafid observaciones acerca de las torturas inconcebibles impuestas á los partidarios del Roghi que cayeron prisioneros Los cónsules español y alemán consideráronlo inoportuno. Me dicen que los oficiales de la misión militar renunciarán á dirigir las operaciones si el Sultán no se compromete á ser en lo sucesivo más humano después de la victoria. Es tan grande el orgullo de Muley Hafid, que probablemente contestará que puede pasarse sin los consejos de los oficiales extranjeros. Cuanto se diga de las torturas impuestas á! bs heridos en el campo de batalla después de la victoria del día ri resultará pálido al lado de la realidad. FEZ, J 9 TANGES, 2 3 1O Ni. ticándose el recotiocnníetito, -ee giencio el Sr. Cano dolorosa impresión de su visita, pues el Esperanza h- abía salid el día 4 del actual de Carache para Valencia y Barcelona, pero el llevante que ea estos pasados días reinó y llevar el bergantín sus aparatos náuticos ea estado deplorable motivó estuviese varios días medio desorientado y sin rumbo fijo en la costa africana, esperando que el viento le favoreciese para noíer enfilar el Estrecho de Gibraltar. Triste es- -nos dice nuestro amigo- -la vida del mar; pero más triste para muchos de esos hijos del trabajo, que, ma retribuidos, no sólo exponen su vida luchando con los elementos, sino que luchan también los que por estas costas trafican con el temor de caer en poder de los moros. Ello me hace sospechar que en esa constante lucha se llega al atontamiento, pues sólo así se comprende la impasibilidad de la tripulación del Esperanza, cuyo capitán, don Juan García, llevaba una serie de rroches sin dormir. Nada e encontró á oorao, y el cañonero siguió su viaje á Larache, de doade después de comunicar con el cónsul regresó á Tánger el 19. Telegráficamente se ha dispuesto por el ministerio de Marina que continúen las obras para armar y artillar convenientemente los cuatro gánguiles que se encuen tran en el arsenal. Estas obras, que hablan empezado y st suspendieron por orden del ministro, continuarán desde el lunes próximo. Los gánguiles serán convertidos en baterías flotantes, habilitándolos de planchas defensoras del fuego de fusilería. NOTICIAS TTodos ios ministros negaron ayer que en el Consejo que celebraron se hubiera tratado de las operaciones de Melilla. ¿Se han ocupado ustedes del viaje de los enviados de Muley Hafid al Rif? -preguntó un periodista al ministro de la Guerra. -Tampoco. rea ustea que sólo nos hemos dedicado al despacho de expedientes. ¿Puede usted calcular cuándo comenr zara el avance? ¿Lo sé yo acaso. 1 Sso ha de disponerlo Sólo el general Marina. ¿Se van á enviar más tropas á MarmfC eos? -Ni un mas, como no lo pida el general Marina. Y no añadió más el ministro ae la Guerra. C e están movilizando 16.000 aomores, que serán distribuidos entre ei Campo de Gibraltar y Malaga, ó trasladados en muy breve tiempo ala plaza española donde más necesaria sea su piesencia, Con tal motivo, y por disposición del capitán general, ayer fueron relevados los destacamentos de Ocaña y Campamento, en la forma siguiente: Para cubrir el destacamento de Ocaña ba sido relevada la fuerza del regimiento de Asturias, núm. 31, por un capitán del regimiento del Rey, dos oficiales del regimiento de Covadonga y cuatro sargentos, ocho ca bos, tres individuos de banda y 65 soldados, todos reservistas, del regimiento inmemorial del Rey. ¡El destacamento del campameato y hos pital militar, cubierto por el regimiento de Covadonga, núm. 40, ha sido relevado por el capitán de León, nótn. 38, D. Manuel Delgado, llevando á sus órdenes na oficial de Asturias, núm. 31; cuatro sargentos, ocho cabos, dos individuos de banda y 45 soldados, reservistas ue regnaiento de León, DE OTRAS COSAS DE MARRUECOS jpl Raisuli, temeroso del empuje de las ca bilas, se ha retirado á Zinat. Un radiograma de Casablanca acusa gran agitación en Ducala y temores de que repercuta en la Chauia. El Roghi ha reunido unos doscientos partidarios que tenía dispersos, y cree poder hacerse respetar de los beni- mehara, MARRAXESH, Jt 3, 8 M. TÁ G 6 R %3, 1 T. El capitán Mr. Jacquet, director de la fábrica de armas, ha llegado á esta población. Creíase que su presencia produciría alguna agitación entre los indígenas, pues se decía que sa llegada obedecía á la iflea de organi- ar la policía. Afo. uñadamente no se alteró en lo más mínimo ia tranqr dad, y la población continúa en su estado normal.