Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 23 DE AGOSTO DB 7909, EDICIÓN i. PAG. 6. envíen tres dragas más y material suficiente para continuar los trabajos en ta bocana de Mar Chica; trabajos que avanzan muy poco, no sólo por las condiciones especiales del terreno, sino por falta de obreros y de obras defensivas. Así ocurre- -ha dicho el Sr. Molini- -que el dragado de un día lo ciega al siguiente una hora de temporal. Díjome que es absolutamente imposible calcalar cuándo quedará a tuerta por completo la bocana de Mar Chica, pues de continuar como hasta aquí el furioso temporaL de viento, todos los cálculos y todas las previsiones caerán por tierra Trabájase, á pesar de ello, con gran ahinco; pero la labor se halla sujeta á una porción de imprevistas contingencias. Mañana marchará á Sevilla el Sr. Molíui y dispondrá que salgan para Melilla tres dragas más, una de elevación, otra de las llamadas de rosario y otra de succión. También irán otros dos remolcadores. I os moros no tienen miedo alguno á los maussers, y eso se pudo apreciar desde la Posada del Cabo Moreno. l,o s oficiales de la compañía de Estella allí destacada estaban ayer observando el campo, cuando vieron que varios moros se acercaban cogiendo higos chumbos. Al apercibirse aquéllos de que les miraban hicieron varios disparos, á los que contestó el primer teniente D. Francisco Gareía Coso, que procede del regimiento de Álava. Uno de los proyectiles alcanzó á un moro por la espalda, y se le vio llevarse las manos atrás y caer al suelo. I, a vaina del cartucho de dicho tiro la guarda César Yothi como recuerdo. El primer disparo lo hizo el oficial á 800 metros, y los demás á 750. NUESTROS CORRESPONSALES hoy una mora joven que es una verdadera belleza. Goñi, que venía con nosotros, ha podido fotografiarla en el momento que ella se disponía á coger unas monedas que le había arrojado el capitán Maceta, de Artillería. 1 os turistas que suben á Camellos se de tienen en la carretera frente al pozo llamado de las Moras. En él, las mujeres é hijas de los refugiados llenan los panzudos cántaros rífenos y lavan las ropas. L, o que Mama la atención de las turistas es ver entre ellas dos soldados: son centinelas que cuidan no se aproximen los muchos que transitan por las inmediaciones. I,o s centinelas cumplen con exactitud militar la consigna y no hablan á las mujeres. Mirarlas, claro es que las miran; la disciplina no puede impedirlo. Después del relevo hubimos de pregustar á uno de los centinelas sus impresiones, y lacónicamente nos contestó: A mí no me gustan las mujeres sin me 3i as. I os disparos que ha hecho el Pmicesa de Asturias se tiraban á 10.500 metros. I,o s proyectiles han destrozado por completo una huerta, propiedad del hermano del Chaldy, en las inmediaciones de la Mar Chica. Las baterías de Sidi- Hamed también tiraron sobre dicho punto. I os moros que tienen bastante confianza en Ayuch, al verlo llegar á su campo le preguntaron qué buscaba, y él contestó: -Busco á un erístiano. -Todos están muertos- -le dijeron los morof; -míralos, y le mostraron un montón de caá a veres. Ayuch ha podido informarse de las bajas sufridas por los moros, que ascienden á un total de 500 muertos y 860 heridos. Dicen que en Alhucemas se elevan las bajas á 38 muertos y 86 heridos. Asegura que habló con el Chaldy, el cual (e dijo: ¿Busca á un cristiano? -Sí- -respondió Ayuch. -Mira si está entre esas 50 cabezas, y si no, entre los cadáveres. Deduciéndose de esto que aquellos salvajes han degollado á los prisioneros ó han cortado la cabeza á muchos de los que sucumbieron en las faldas del Gurugú, DETALLES Y CURIOSIDADES e e un cronista malagueño: D En el aduar de Camellos hemos visto p l ilustrado cronista de Las Provincias, de Valencia, en Melilla, Sr. Chavarri, dedica nn artículo, ilustrado con apuntes que él mismo ha hecho, de. los corresponsales de aigunos de los periódicos de Madrid en Me- lilla. Entre ellos figuran nuestros compañeros Sres. Sánchez Ocaña, Tur y Alba. He aquí sus frases y sus apuntes: Fuera injusto, hablando de periodistas en Melilla, no citar á dos amigos que vale de verdad: nuestro paisano Sánchez peaña, que trabaja de ¿irme y He perdona trabajo, viaje, excursión, visita, pregunta ni nada, con tal de eaI a dotación de los buques de la escuadra terarse de todo y en que toman parte en las operaciones es terar á IOB lectores. lar siguiente: Es una labor la suya Carlos V. -Comandante general, contraque es preciso verla almirante D. José Morgado. -Ayudantes de aquípara comprenderS. E. alféreces de navio D. Manuel Pita da la. Al propio paraíso Veiga y D. José Morgado. -Jefe de Estado de Mahoma será caMayor, capitán de navio D. José Chacón paz de subir, con tal Pery. -Oficiales de la mayoría de Estado de tener información; Mayor, tenientes de navio D. Victoriano y no hablemos de sa Sánchez- Barcáiztegui y D. José Velasco. -admirable y valencia- Comandante, D. Dimas Regalado, capitán na sencillez paradede navio. -Segundo comandante, D. Mateaer al propio gene- nuel Dueñas, capitáa de fragata. -Tercer ral Marina á fin de comandante, D. Manuel de la Puente, tepreguntarle cualquietrniente de navio de primera. cosa. Tenientes de navio D. I, eón AlvargonzáSánchez Ocaña c o lez, D. Indalecio Núñez, D. Carlos Boado, aoce bien esto. Ya otra D. Manuel üuiz Atauri, D. Ramón AlvarEL SR. SÁNCHEZ vez, cuando se creyó gonzález y D. Camilo Molíns. OCA ÑA que íbamos a l a gueAlféreces de navio: D. Vicente Boado, rra, vino enviado por D. Francisco Bastarreche, D. Pablo Hermida, D. Carlos Piñeira, D. Manuel Tejera y A B C, y dejó muy alto el pabellón, tan alto, que la Empresa de este periódico no D. Juan Aznar. Princesa de Asturias. D. Antonio Alonso ha titubeado en enviarlo ahora, á pesar de la gran importancia de la información que Sanjurjo, comandante, capitán de navio. Segando comandante, D. Ricardo Fer- había de hacerse. nández Puente, capitán de fragata. Con nuestro paisano Tercero, teniente de navio de primera don comparte sus tareas Adolfo Calandria. Tur, el melülense Tur, Tenientes de navio: D. Ángel Fernández alma de la población, Pina, D. Cristóbal D. Miguel Án- providencia de artisgel I,i añorD. I uisTnik Figueroa y- D. Joa- tas y escritores, coraquín Reig. zón de oro y bondad Alféreces de navio: D. Ramón Gómez, inacabable. Tur, antiD. Rafael Calvo, D. Miguel Montojo, D. Ra- guo redactor de El Ltfael Heras, D. José Moreno Guerra y don beral, y actualmente Isidro Fontenla. domiciliado aquí, es el Contratorpedero Osado. Primer coman- periodista meaos gadante, D. Manuel Tejera, teniente de navio cetillesco posible y de primera clase. más enterado de todo. Segundo comandante, D. José Fernández Sin este admirable Almeida, teniente de navio. compañero, ¡cuántas Alférez de navio D. Fernando Domínguez dudas no nos asalta- Vázquez. rían! Y las consultas á Contratorpedero Terror. -Comandante, el Tur son continuas, teniente de aavío de primera clase D. Án- inacabables Tur, ¿usgel Barrera puyando. ted conoce á Fulano? Segundo comandante, el teniente de na- Tur, para ir á tal punvio D. lyuis Cebreiro. to, ¿cuál cammo es el Alférez de navio D. José Cantillo y Ba- más corto? Tur, ¿dónrreda. de e n c o n t r a r í a tal Contratorpedero Audaz. -Comandante, el cosa? Tur va y Tur teniente de navio de primera D. José Gutié- vuelve, siempre amarrez y Fernández. ble, constantemente Segundo, teniente de navio D. Andrés El- risueño, dispuesto á B L SR T U R vira. favorecer á todo el Alférez de navio D. Rafael Estrada. mundo. Cañonero Vasco Núñez de Balboa. CoCompleta el trio que jne ocupa Alba, e! mandante, el teniente de navio de primera fotógrafo; la instantánea hecha hombre; todo D. Julio García Villar. nervios, todo improvisación, que á la vea Segundo, teniente de navio D. Tusto Mar- está en los campamentos, en el muelle, en tínez Gómez. el convoy, en el giobo, en el combate, inAlférez de navio D. Salvador Moreno cansable, inagotable, interminable, ¡y nunFernández. ca se está quieto este prodigio de actividad! LA MARINA EN CAMPAÑA