Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P E TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO V TELÉFONO ESPAÑA EN MARRUECOS D 5 TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELEFONO ANA CRÓNICA DE LA CAMPANA DE MELIL me demasiado vivo, como en tantas otra cosas de la vida, el egoísmo del hombre! Un egoísmo lógico, inevitable, que sólo se advierte desde lejos. Allí todo el que sabe leer, ¡naturalmente! abre sus cartas, las devora, las relee, las deletrea, y el que no sabe leer permanece torturado, deshecho, dándole vueltas febrilmente entre las manos al plieguecillo de papel, en espera de una buena alma en forma- de lector, que, ¡ay! tarda mucho en presentarse Es un placer espiritual el acercarse á estos pobres soldados, hermanos de aquella moza de la dolora de Catnpoamor, que dicen para su adentro: ¡Dios mío, quien supiera leer, quién supiera escribir. es un pla- neral en jefe? Quien deba y quiera, ya lo averiguará. imitóme á decir que aquí se Han recibido, procedentes de periódicos serios bien reputados del extranjero, telegramas pidienDE NUESTRO COMPAÑ 3 RO SEÑOR do amplios informes de sangrientas jornadas SÁNCHEZ OCAÑA ocurridas ayer solicitando extensos caCobre el avance. blegramas de la dramática grande lucha del Cuando estas líneas se pul quen, ¿será martes y miércoles... Sn hecho el avance de nuestras tropas? PuBasta. En tocando este punto de corresera ser, porque en estas cosas basta una ponsales y de periódicos extranjeros, ¡no es en del general en jefe rápidamente di- fácil dominar los nervios. Aquí han venido dida para que comience el movimiento. colegas muy digaos y muy serios. Pero hay Inclinóme, sin embargo, á creer que no. periódicos y periodistas, y... chitón, que arezco para ello de noticias, de iinpresio- de algunas indignidades recientísimas vale es directas, claro es; pero me apoyo en una más no recordarlas. razón fundamental, y es la referente al térTodo esto tendrá, creo yo, un término. taino de los preparativos que desde aquí ob- Porque- -repito lo de ayer- -lo menos que servamos, y sobre los cuales no decimos (ni podemos pedir es que los corresponsales nos dejarían decir) palabra alguna. extranjeros sean medidos con el mismo ra, Con todo, tampoco creo en largos aplaza- sero que no: otros. Y aun no sé si será basmientos, en resoluciones dilatorias... en lo tante. que se llama jurídicamente incidentes de previo y especial pronunciamiento Aquí r iluvio de cartas. ño hay, ni puede haber, incidentes ni pun- Desde que vino la división reforzada, tos previos. Si los hubiere habido, es segu- aumentó, como es consiguiente, la corresro que nuestro Gobierno los tendría resuel- pondencia para las tropas. Llegan los bartos. cos que traen correspondencia con tal núPor otra parte, el plan de Marina no es de mero de sacas, que el personal de Correos, noy, no es del momento; seguramente sur- trabajando más horas de las reglamentarias, gió y fue madurado en su cerebro antes de no puede hacer muchas veces el reparto en pedir los refuerzos; y aunque sería verosí- el mismo día. Como que solamente de certimil que ese plan, como ha ocurrido en todas ficados y sobres monederos vienen 2.000, Jas campañas, se examine, se contraste y 2.500,3.000 Y viceversa; en cuanto se anunJiasta se reforme en detalle, ¿es creíble que cia correo de salida, no hay sacas bastantes á estas horas esté todavía en tela de juicio? para encerrar el diluvio de sobres que viene Quedamos, pues. en lo mismo que queda- de los campamentos poco menos que ten mos las otras dos veces que este asunto ha carros. Cuando se juntan correo de arribo y cosido insinuado en mis nocas: las operaciones están decididas; no hay, ni puede haber, rreo que sale, el zaquizamí donde está ¡toni debe haber, trabas; no hay, ni puede ha- davía! instalada la oficina de Correos se ber, dudas sobre ello, y mejor es así por mil llena por todas partes de papel; los emplearazones; todo depende única, exclusivamen- dos permanecen horas y horas sin tener un te, de que Marina tenga, como quien dice, lugar para sentarse, y algunos de ellos tieen la ruano, reunidos todos ios hilos y pue- nen que estar custodiando los miles de cerda fiar el primer paso seguro de que tendrán tificados que se depositan en el suelo. Valas columnas la secundad dé contacto y de la mos, increíble! Cuando, hace pocos días, llegó el amigo Leal, nuestro compañero en la línea de comunicación y evacuación. Las impaciencias que en Bspaña bullen, Prensa de Madrid, que viene de jefe del serlas apreciamos aquí muy lógicas, muy jus- vicio, se quedó turulato. Desde luego se detas y hasta muy patrióticas, porque nos cidió tomar otro local. Pero, por dificultadicen que el pueblo español está ganoso de des que ignoro, no se ha tomado aún. que los rífenos lleven su merecido. Y ¿cómo Y hay que ver la casucha de Telégrafos y habíamos de extrañarlas, si aquí se respira Correos á las tres de la tarde. ¡Hasta la esel mismo ambiente, si aquí no hay un sol- calerilla que conduce á las habitaciones del dado que no sienta, y nó piense, y no diga jefe de Telégrafos se ha de utilizar! Los Jo mismo? cabos carteros distribuyen y reúnen N BI Pero una cosa es esa patriótica aspiración, SUEJCO. Y son los más favorecidos, los miy otra el empeño de que las operaciones mados por la suerte, los que pueden trabalian couieuzado con sigilo, á la sordina y bajar en los peldaños de la susodicha escalerilla. En el primer peldaño distribuye Cadesartollámlose batallas horrorosas. Al decir esto me refiero exclusivamente á zadores de Tal; en el segundo, el de Cual... la Prensa extranjera. ¿Qaé es lo que algu- ¡Una- risa! Si algún corresponsal extranjero nos coiresponsales telegrafían á esa Pren- se ha decidido á meterse en aquel pasillo y aquella zahúrda, me temo que nos denigre sa? ¿V r onde pasan, por dónde se dejan pasare- o JS versiones? Yo no puedo hablar con alguna nota demasiado pintoresca. Gracias á que esta nota puede tener, y de eblü porque habría de referirme á procedimientos y deficiencias de fuera de Meli- tiene, favorable contraste con el reparto en Ila, v sólo de tos sucesos fie Melilla debo los campamentos. AHÍ el servicio se efectúa scrb r ¿De dámíe salón y por qué se cir- con todos los medios de orden y de sosiego culan por clónele se circulan otras versio- necesarios. ¡Qué escena más animada, más emociones u? menos cUiilnas y malintencionadas, enfiladas á menoscabar el prestigio del ge- nante, más bonita! ¡Lástima que en ella aso- cer, os digo, el aproximarse á ellos, que están trémulos de impaciencia, y cogerles la carta é írsela leyendo, reconstruyendo, adivinando, empapándose uno en aquella dulce y bendita emanación de amor que brota de los palotes y de la zarabanda de letras, y luego, para alejarle la impresión sentimental, que ya escarabajea en los lagrimales, leer también el sobre- ¡Ah, pero si no habíamos íeiao el so bre! Mira, mira lo que dice el sobre: A tedto. batallón de Cazadores de Chiclana, tercera compañía. Y aquí en las esquinitas: Viva España! i Viva la tropa española, que es la mejor de todo el mundo! ¡OH Chiclana! ¡Y que nor debéis ni uno! ¿Qué le parece, muchacho? ¿Qué me parece? ¡Que es la pura veidá! ¡Que no hay tropa como esta, y que ¡viva Chiclana! F. SANCHEZ- OCAÑA. MEULLAj AG 03 T 0, Í O EL DRAGADO DE MAR CHICA I a laneha cañonera Cartagenera que se en cuentra en la Restinga, será botada al agua en. Mar Chica valiéndose de anguilas, con el fin de no tener que esperar á la terminación de los trabajos qne se están practicando en el canal para dar entrada á los barcos. En la operación de la botadura por este. procedimiento mecánico, dijo ayer el ministro de Marina que se emplearán dos ó tres días. También ha dicho el general Ferrándizque con el mismo objeto de ganar el mayor tiempo posible ha dispuesto que la batería flotante proyectada se proceda á armarla dentro áe Mar Chiea. MALAG- 2 2 3 T Procedente de Melilla, ha e trad e J este puerto el vapor Pastory Landero, remolcador de las obras del puerto de Sevilla. La travesía ha sido malísima á causa del temporal. A su bordo ha llegado el ingeniero don Luis Molini, quien marcha en el expreso é Sevilla. El objeto de este viaje es disponer que ss