Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 18 DE AGOSTO DE 909. EDICIÓN i. PAG. 9. El heliógrafo de Cabo de Agua funciona frecuentemente con Chafannas y Melilla. Es probable que esta noche funcione el magnífico reflector del Hipódromo en combinación con la artillería del crucero Garios V. del envío de artillería Schneider, que es idea del general, según él mismo dioe, porque, aparte de que eso mismo se les ocurrió á los franceses cuando fueron á Casablanca y á Uxda, ¡si se realizasen todos los proyectos que tenemos y nos reservamos para mejor ocasión cada hijo de vecino, apenas quedaba un moro en el Rif para señal! En fin, casi paramos mientes en los trabajos realizados por la Policía, los cuales trabajos indueen á creer que ha sido descubierto el autor del célebre y misterioso crimen de la calle de Tudescos. No hay que alborotarse todavía; pero, en fin, dispongámonos, por si vienen bien dadas, á levantar un arco de triunfo á la Policía. El tiempo se porta desde el domingo á pedir de boca. De Barcelona, dos noticias interesantes: el fusilamiento de uno de los sediciosos y la cesación del estado de gaerra. Por la noche, tranquilidad y fresco completos. Maura. -Eso no es exacto ni puede serlo nunca. ¿Ha habido algo de firma? -No- -terminó diciendo el Sr. Maura, -no hay nada. Ni un solo decreto. MOTA TRISTE TELEGRAMAS DE MENCHETA MELILLA, 17, 10 M. LAS TRAGEDIAS DE LA LOCURA POR TELÉGRAFO PARÍS, 17, 4 T pl enemigo rompió el fuego al amanecer sobre las avanzadas. Nuestras baterías le contestaron reciamente. El día se presenta espléndido. Reina mar tranquila. El Ciudad de Mahón ha fondeado en estas aguas. La fuerza de Guardia civil que venia á bordo desembarcó inmediatamente. También fueron traídas á tierra las provisiones y pertrechos que conducía. MEUU. A, I? í T. A las dos y veintitrés minutos de la tarde de ayer llegó á Madrid Sí M. el Rey. Acompañaban al Monarca en su vtaje el infante D. Fernando, ios marqueses de Viana y de Zarco del Valle, el conde del Serrallo y los Sres. Loriga y Quiñones de León. Esperaban en la estación la llegada de Su Majestad los infantes doña Luisa y D. CarMEMLLA, I 7 $I V. los, el jefe del Gobierno, los ministros de Dein a tranquilidad. No ha regresado aún Gobernación, Hacienda, Guerra, Gracia y el Princesa de Asturias. Justicia y Fomento; los subsecretarios de Se confirma que en el bombardeo de Na- Estado y Gobernación; el capitán general, dor hicimos considerables bajas á los Sr. Villar y Villate; el obispo de Sión y el gobernador civil, señor marqués del Vadillo. moros. En el zoco se celebraba la feria de gaAl descender S. M. del coche, saludó canados. riñosamente á los infantes D. Carlos y doña Se elogia la puntería del buque de gue- Luisa, y en seguida, y separándose del grurra, á bordo del cual había conocedores del po que formaban las augustas personas, se aproximó al Sr. Maura, quien dio cuenta á terreno que fue cañoneado. Su Majestad de los telegramas recibidos de Melilla NOTICIAS Después se acercó al general Linares, con el que estuvo conversando algunos moDE ALHUCEMAS mentos. MELUXA, 17, 9 N. Terminada esta conferencia, S. M. salió r? n Alhucemas sigue el tiroteo. A primera de la estación, subiendo eu el landeau des hora de la tarde apareció en el campo cubierto que le coudnjo al regio Alcázar. enemigo una gran bandera blanca y poco Acompañaba al Rey e ¡marqués de Viana. después se vio avanzar por la bahia un cáTambién se dirigió á Palacio el infante rabo con dos hombres y ostentando también D. Fernando, en automóvil, con su ayudanen la proa bandera blanca. te el capitán de Húsares Sr. Pulido, que Al llegar el cárabo al pie de la muralla se había bajado á la estación á esperar á Su vio que los tripulantes eran dos hebreos, los Alteza. cuales venían comisionados por los moros para parlamentar. 1 Sr. Maura marchó en su coche desde Se los despidió sin oírles, diciéndoles que la estación á Palacio, donde le esperael comandante solo está dispuesto á hablar ba el Rey. con los caí des de cabiía. Media hora próximamente estuvo el seA las tres de la tarde, en vista de que en ía costa se veía muchos moros, las baterías ñor Maura despachando con S. M. Al salir le preguntaron los periodistas norompieron nuevamente el fuego. ticias respecto del avance de las tropas. -Hasta ahora no debe haber nada- -dijo el Sr. Maura, -pues el general Marina ha telegrafiado después de las diez de la ma 1 a impaciencia, esta vez justificada por ñana y se concreta á decir que ha enviado un sano españolismo, hizo que por la el Pinzón á Cabo de Agua con algunas tarde ayer se diese por comenzado el mo- fuerzas. vimiento de avance de nuestras tropas en Seguramente no ha considerado conveMelilla. niente el avance hoy, y desde luego eaio No hubo familia en Madrid que no des- permite afirmar que tendrá sus motivos doblase un croquis de Melilla para seguir á para hacerlo, conociendo como conoce el nuestros soldados por Nador, por la Rf- síin- general Marina todo aquello. No puedo darles, por tanto, noticia alga, por Mar Chica, por Cabo Negri... Él entusiasmo hizo olvidar las propias guna. -Se dice que el Rey visitará los Hospitadeclaraciones del general Weyler, tan comentadas durante todo el día, sobre todo les de Malaga, Cartagena y Alicante- -dijo aquellas según las cuales D. Valeriano tie- uno de los periodistas, -No; por ahora no Hay nada decidido. ne uu plan, como le tenemos todos los es- -Y aun afirman por ahí que S. M. irá á pañoles desde hoy hace precisamente un mes, cuando aquel ataque inesperado de Melilla con el mismo motivo. ¡Por amor ae Dios! -exclamó el sen los bárbaros rífenos. Y nada ri; Mos de lo r A ntes de zarpar el Princesa de Asturias con ferenciaron los generales Morgado y Marina. Se confirma que los moros fueron nuevamente castigados en el zoco del poblado de Nador. El general Marina marchó á recorrer los campamentos y á esperar el regreso del ouvoy. EL REY EN MADRID Ríerllmont, pueblo situado entre los bal nearios de Berck- Plage y París- Plage, ha sido teatro de saagrientos desmanes realizados por un loco. Un empleado de Aduanas, llamado Dau brége, ha apaleado espantosamente á 1 us suegros, los esposos Mercier. La mujer murió de la paliza, y el marido ha resultado con heridas- graves. Daubrege estaba disfrutando una temporada de licencia. Hace un año sufrió un ataque de enajenación mental á consecuencia de una crisis nerviosa provocada por un balazo que recibió en funciones del servicio. Recluido en un manicomio, pareció tranquilizarse y fue trasladado á Merlimont, donde vivía con su mujer y los padres áe ésta. Recientemente, Daubrege empezó á dar nuevas muestras de extravío, hasta el punto de que su suegro vióse obligado á atarle la víspera del crimen. Por desdicha, Daubrege pudo deshacer las ligaduras que Je sujetaban. Ya en libertad, dio terrible muerte á su suegra é hirió á su suegro. Hecho esto, fue en busca de su mujer, á quien pegó; pero la infeliz consiguió escapar y esconderse en la cuadra, donde se la encontró petrificada por el terror. Mientras tanto, el perturbado criminal amortajó el cadáver de su víctima y prendió fuego á ¡a casa, apagando después el incendio apresuradamente. Los vecinos acudieron para intentar la captura del loco. Daubrege les hizo frente con un cuchillo, y haciéndose paso con el arma se perdió entre las sombras de la noche. Los gendarmes salieron en su persecución. Daubrege tomó el tren de Boulogne, donde se hizo notar por sus excentricidades; mas al fin fue capturado por los gendarmes y conducido á la cárcel. E INFORMACIÓN POLÍTICA LO Dfc BARCELONA MADRID AL DÍA p l ministro de la Gobernacióu manifestó 4- 1 ayer á los periodistas que por la mañana se había celebrado en Barcelona una junta de autoridades, acordándose proponer al Gobierno el levantamiento del estado de guerra. El Gobierno aprobó e te acuerdo. Se ha hecho cargo, por lo tanto, del mando de la provincia el gobernador civil. subaiste en Barcelona, lo mismo que ea to) t España, la suspensión de las garantías constitucionales, aunque el Gobierno espera que inuy pronto se podrá prescindís de esta meiuda, volviendo á la normalidad. También participó el Sr. La. Cierva el fu silamiento del paisano Baró, del que aparte hablamos. EL PRESIDENTE 1 domicilio delSr. Maura acudieron ayer por la mañana los ministros de la Guerra y Gobernación. La entrevista tuvo por objeto tratar de la ejecución, ya realizada, del revolucionario Baró y de) levantamien to del estado de sicio en Baiceloua