Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 17 P E AGOSTO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 18 Uno que k gustan mucho las muckachat. i. a ¿Conque señor Manacho, a eh? ¡Pillín! Pues... acon talento y gracia. 2. ¿Medalla de oro? 3. Raya á un lado. Remedios. ¡Ya lo creo que hallo remedies para su mal! mire y apunte: Mistura Emilmat, Agua Africana y Belleza Venus Emilmat. ¡Como quien dice las tres Gracias! Tres preguntas. -Creo que valen tres ó cuatro pesetas. Con agua de ruibarbo. Es muy de moda. Un tío. -Utilicen también la Prensa francesa, puesto qne saben estuvo allí. Hagan gestiones en Buenos Aires, y no creo que se pueda hacer más. Un prometido. -Mire usted, como muy bien, no está muy bien una novia con patillas de chuletas. Antes de la boda hágala ir á la Clínica del doctor Mateos, Preciados, 28, y así llevará usted una mujercita presentable el día que se case. Las tres Panchitas. ¡Ay! No sé ni una palabra de tan graves problemas, A Ry Romero. -Ni me molesta, ni mucho menos. No recuerdo si llegó ó no á mi poder su carta. Si no ve la respuesta, puede repetir las preguntas, porque se habrá extraviado. Una amiga del simpático Julio. -Dada la se- DIALOGO ESTIVAL lUli querido amigo, ¡es usted un ser absur T d o y ridículo! ¡No le comprendo á usted! ¿Qué daño le ha hecho á usted el excelente autor de esos libros? ¿Qué se propone usted con eso? ¿Adonde va usted á ir á parar por ese camino? ¿Es eso lógico? ¿Es discreto? ¿Es correcto? -Perdone usted... tantas preguntas... -Todas las que me parecen convenientes. Esas y las que vendrán. Todavía no he coneluído. Su conducta merece eso y mucho más. ¿Pretende usted echárselas de hombre genial... como Loreto Prado? Cuando esos libros sean en realidad todo eso que dice usted, ¿qué habremos ganado con ello? ¿Y la soberbia y la vanidad de usted? ¿Qué ha- hecho usted para hablar de ese modo, un centenar de artículos, que luego ha coleccionado usted en cuatro volúmenes? ¿De quién serán las ideas de esos artíeulos? ¿Dónde las habrá rapiñado usted? Y además, ¿qué estilo es ese, incongruente, prosaico y descosido? Cuando un hombre hace todo eso, ¡tiene derecho á juzgar los libros ajenos? ¡Por favor... Déjeme usted hablar... espere un poco... -No espero nada. He venido á decirle la verdad á usted, y la diré hasta el cabo. ¡No faltaba más! Habla usted de maestros en periodismo... ¿Pretende usted hacer la crítica de lo que usted no puede comprender? ¿Qué importa que haya quince ó cincuenta maestros en periodismo Cada uno es maestro en lo que puede. ¿Quién se atreverá á decir que Fulano ó Mengano son ó no son periodistas ilustres? ¿Tiene usted acaso la balanza para decidir en estos casos? Pide usted sinceridad... ¿Es sinceridad quizá el incensar á tal ó cual personaje político? ¡Que no le oiga yo á usted hablar más de maestros en periodismo! ¡Al país no le interesa tal cosa, ni tiene nadie necesidad de saber si existen tantos ó cuantos! -Un momento... yo ruego á usted... ¡No me ruegue usted nadal No quiero oirle; no tieue usted excusa de ninguna clase. Iva opinión de usted ya no tiene para mi ningún valor. En cuanto á lo que pueda decir el cotarro de escritores, literatos y saltimbanquis, yo me cuido de ello como de lo que pasa en la Luna. ¿Qué criterio tienen ustedes para decidir si un libro es mediocre ó no? ¡Ningunol Si no existe, ¿cómo lo han de tener ustedes? Usted dice que esos libros son anodinos; pues bien, un día está usted en el campo; se halla usted solo, aburrido, fastidiado. Hace varios días que no ha leído usted nada; siente usted verdaderas ansias de leer y no tiene usted á mano nada. De pronto, rebuscando escondrijos, abre usted un armario y se encuentra usted uno. de esos libros que ustedes dicen que son insubstanciales. Lo coge usted; comienza á leer con indiferencia; los minutos y las horas pasan volando. Cuando le llaman á usted á comer, usted cierra el libro y se confiesa sin vergüenza que ha encontrado en él tanto placer espiritual como leyendo á Shakespeare, á Platón ó á Montaigne... ¿Anodino un escritor? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿En qué momee to? ¿Con cuales circunstancias? -Diré á usted... contestaré... -No, no; usted no ha de contestar á nada. Usted es un relatorista de boquilla. Usted se pasa la vida aturdiéndonos los oídos con textos del autor de los Ensayos, y luego hace usted cosa distinta en la realidad. Si abomina usted de lo absoluto, de lo abstracto, ¿por qué nos viene ahora queriendo aquilatar lo absoluto? ¡No hay nada que pueda ser juzgado en abstracto! Esta es la verdad pura y esto es lo que nos ha dicho usted mil veces. Todo es contingente y relativo. Un escritor insignificante puede en un momento dado encantarnos, y en cam- EMPBESA PEEIODISTICA PRENSA ESPAÑOLA SO 6I BDAD ANÓNIMA Capital: TRES MILLONES de pesetas PROPIETARIA DE LOS PERIÓDICOS ABC, BLANCO Y NE RO, ACTUALIDADES, GEDEÓN, GENTE MENUDA, LOS TOROS, Y DE ECOS, EL TEATRO, LA MUJER Y LA CASA Y LA GACETA DEL CRIMEN, PRÓXIMOS Á PUBLICARSE. CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN D. TORCUATO LUCA DE TENA k t Tft rt f T T t f T Í M T 2 x Ja. -OÜ (KiSJN LUt D. 1O SÉ DE ELOLA DOMICILIO SOCIAL SERRANO, 55, MADRID bio Shakespeare y Platón pueden aburrirnos. ¿No es eso? -Óigame usted... und palabra... -Ni una ni inedia. He dicho lo qae tenía que decir. Adiós; si no cambia usted de pensar, no me considere usted como amigo. AZORIN. riedad del caso, puede estar disculpado e que le escriba usted demostrando deseos de verle para hablar de lo sucedido. Pinta Reyes. -No hay ningún sistema natural para conseguirlo; quizá el tiempo haga su efecto; pero lo dudo. Sólo lo arreglaría con un tinte, pero en su caso no me parece que haría bien en adoptarlo. J. R. L. -1. Las violetas y las misíotis. 2. a María. Me alegro. Encarnación. ¿Que dónde se venden los Polvos calle de PARTICULAR númeroAngelina? En laVaronat. Fuencarral, 30, Perfumería Buen viaje En esta lección se contestarán ¡as preguntas que y que le pruebe bien los baños. nos baga nuestros lectores. Para demostrar esta Un barcelonés amante. -Justo castigo a su cualidad es necesario acompañar cada carta del perversidad. Sólo le queda el recurso de escupón que publicamos en ¡a sección de anuncios. perar... esperar y acumular... acumular la Dirección se reserva el derecho de no contestar pruebas para intentar ser creído. á determinadas consultas que exijan gran ex msión Un derroche de gracia. ¡Pero deje usted á en la respuesta ó que no sean pertinentes. cada cual con sus andenes! Que indague por Aly- Beyy su mujtr. -No recuerdo qué me vecindad, portería, tiendas y amista fes. La consultó el simpático matrimonio durante gracia y el talento son los cebos más segumis tiempos de secretaria. ¿Fue algo para ros. Ustedes verán si los poseen la debilidad de losjpies? De todos modos, me Hippías. -Tuesto que parece que aun le satisface muy mucho que tan satisfactorios tiene afecto, procure hablarla, y si no es poresultados obtuviesen. Verá usted, señor sible, escribirla diciendo que es usted siemAly- Bey: Los doctores no prestan á este pre el mismo, y que lo piense antes de forasunto ni pizca de atención; le suponen de malizar las cosas con otro. Si le rechaza, ollleno en el terreno de la coquetería, sin fijar- vídela por completo se en que es en el de la salud en el que hay España. -T s raro; si al regreso no que clasificarle. ¡Y mire cuan difícil es! ñales de vida, envíele una postal seria yda sedigComo todas las cosas, en cada individuo tiene un proceso distinto, y requiere reme- na diciéndole que explique su proceder. MARIACHO dios diferentes. Como no conozco á ustedes, ignoro el proceso y naturaleza. Como inofensivo, y casi creo que eficaz, puede seguir haciendo el plan de vida adoptado, añadiéndole la esgrima, seguida de ducha rusa. de comercio se liquidan grandes partidas de ABA Además, tome durante una temporada car- NICOS, SOMBRILLAS, PARAGUAS y BASTONES, bonato de litina de Perdriel. Cuando lleve preciosos modelos y a precios nanea yistos cor eo tres meses- tomándole, cambíele por el for- karatura. Calle de FÜENCARRAL, 19 y 21. miato de sosa, dos gramos en cada comida. Usted verá cuál de los dos medicamentos armoniza mejor con su naturaleza. ¡Ah! Y EL MEJOR esté usted tranquilo, porque con eso no le PAPEL DE FUMAR mato. Melitón. -Adquiera usted el Petróleo Gal. Guadalupe V. -Leche antefélica. Las otras dos cosas no tienen remedio. Una entusiasta patriota. -No admiten colaboración de fuera. Vea si puede publicarla en otra parte, porque, á juzgar por la muestra, lo merece. O. S. -Sí, señora; conozco 10 que usted desea. Vaya á la calle de Buencarral, n ¿mero 30, Perfumería Varonat, y adquiera Jabón Neutral Centrifugado. Encaje. No hay de qué. IMPRENTA PRENSA ESPAÑOLA Ramalhlo. -Si, flores, ó alguna hnaa bomSERRANO. 55- MADRID bonera. CORRESPONDENCIA POR CESACIÓN sur iiiMinnu ui -iBum