Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 16 DE AGOSTO DÉ 1909. EDICIÓN 1. PAG. 9. destinándose sus productos al socorro de familias de reservistas. gida ál Gabinete griego se parece mucho á un ultimátum. -No, es una Nota sencilla. Algo más enérC e ha puesto á la venta en los principales gica quizá que la primera... establecimientos el himno de la Expo- ¿Qué piensa usted de las negociaciones sición, cuyos productos destinan su autores entre Turquía y fe. ecia? ft la Asociación Valenciana de Caridad. -Qae kubiese sido preferible eme la Suse abstuviera. prl Sr. Symian está organizando la excur- blime Puertacuestión da i a bandera? ¿Y de la sión de algunas personalidades france- -No sé nada nuevo acerca de ese sas que vendrán el? K del corriente y esta- dente. Tenemos la esperanza de que losincicrerán dos días. tenses no nos causarán decspsiones. Prepáranse varias fiestas en su honor. -Para terminar, le rogaré que sintetice en una sola frase sus impresiones sobre la ENTRE HSRMANOS situación actsial. -Mi opinión es que no existe peligro alguno si el elemento militar joven turco no UN PUÑETAZO hace tonterías y si los cretenses se muestran TERRIBLE juiciosos. No creemos aquí en complicaciones graves. POR TELÉGRAFO BtnDE -S, ¡S, 9 N. L- 0 ND 3 E 3, 15, 9 N. entra Punteret de ua poco lejos, para cía hasta la mano una estocada buena, q e, basta. (Muchas palmas. TTercero. También negro y ua poquito ma yor que el anterior, pero muy corto de defeasas. Pacomio pasó bien en tres lances de casa, y escuchó pa was. I, a liáia se lleva caá desorden, y el portugués es muy tario para tomar cuatro arañazos, dar un porrazo y uiafir uua jaca. Qaedado llegó á banácriuas, y estuvieron muy prontas Oteguita y s uito. Ei primero puso uu par bueno, y otro delantera el segundo. Repite Qrteguita (ion uno superior, y Fresquito cierra con uno malo aprovechando. ¡r ogida de Pacomio. Pacomio sufre dos coladas en los doa primeros pasas por el lado izquierdo y cambia de mano para con la diestra dar cuatro buenos pases. Oaegaita ayuda bien, y tras dos pases por alto entra derecho, encogiendo el brazo de la espada, y da una estocada contraria de la que sale volteado y lastimado del pie izquierdo. Se retim fermería entre aplausos, y sal uarto, negro, bien puesto, también pe queño y un tanto alto de agujas. Este toro es voluntario y pegajoso, pero tiene g- ran debilidad de rcjios. Tomó cuatro varas, dio dos caídas y murió un caballo. El Sordo inaugura el segundo tercio coa un gran par, y el Pescadento llega muy bien con otro par que queda un poco delaa EjH lá aldea de Setneus, cerca de Saint Ma caire, ha ocurrido un drama cuyas circunstancias han impresionado vivamente en la localidad. Se estaba aventando el trigo en el campo, y, según costumbre, tomaban parte en la faena todos los individuos de la familia propietaria. En elia figuraban los hermanos Esterburg, sobrinos del dueño de las mieses. l l e garon UHOS niños, hijos de Julián, uno de los sobrinos, quejándose de oue una mujer les había maltratado. Como interrumpiesen la labor, el hermano mayor, L, eón, echó de malos modos á los chiquillos. Entonces su padre se fue amenazador contra su hermano. Este levantó el puño derecho, y descargándole contra su hermano Julián le dio un puñetazo tan terrible que éste cayó muerto con el cráneo fracturado. El agresor se dio á la fuga. Después fue á su casa, se vistió con. el meior traje que tenía y se presentó á las autoridades, que le entregaron á los gendarmes para que le condujesen á L, a Rióle. CONFLICTO EN PUERTA oinuuican desde I, a Canea que un grupo de paisanos armados ocupó anocae la fortaleza coa objeto de custodiar la baudera griega que en ella ondea. e asegura que la flota turca no va á la is. a de Carpathos, sino a las costas del Asia Menor. Este cambio de rumbo parece qne obedece á la Nota que ayer entregaron á la Sublime Puerta los embajadores de las potencias protectoras. s CONSTANIIVOPLA, ¡5 10 K. TOROS Y NO AILLOS EN MADRID p n esta sexta novillada de abono debuta la ganadería de la Oasa. Reaí portugue sa, con seis novillos, que serán estoqueados por Jaqueta, Punteret y Pacomio Penbáñez. La temperatura es asfixiante y el cielo nos amenaza con una tormenta. L, a entrada es mejor qae ¡a del domingo anterior, especialmente en la zona tórrida. A las cinco en punto se hace el paseo entre nutridos aplausos, y se da suelta al primero. Negro bragao, con buenas armas y corretou. Jáqueta, después que la fiera toma un refilón, intenta parar los cuatro pes de touro, y oye aplausos por unas verónicas atropelladas. Tardeaudo mucho, hizo el lusitano mediana pelea para tomar ci- ico varas por tres descensos y un refilonazo. No hubo víctimas, tispiuosa y Pesoaderito partían, sobre salten do el segundo, que llegó muy bien. Esoinosa derrochó la prudencia. Qaedado había estado el toro en palos, y as í uy encontró Jáqueta, quieu al dar el pumer pase sufrió una colaaa, y no pasó na Ja gracias á la oportuna intervención del Sordo, que fue justamente aplaudido. Dos pases y un pmcaazo Ionio Jió el espada. Otro, desarmando el toro Una faena pesada, en la que intervenen todos, y media tendida y contraria. Un intento con arrancada, en la qae toca alga. Se eciia el toro y aun hay quisa C egundo. Negro, pequeño, cornioorto y es currido de carnes. l, a cabrita hizo la pelea huyendo y rebrincando, y hasta volvió repetidas veces la Crira para tomar en conjunto ¿os reñloues y tres varas por uua caída. Incierto llegó á palos, y Veguita cuadró bien con un par abierto. Manuel Martínez, hermano del difunto CerrajíiAS, llega bien á ia cara y sólo prende un palo. Repiten los dos bieu, y cuando sale a matar Punteret esta el toro nervioso y con tendencias á marcharse. Con vaientia quiere el espada recogerlo, y se le va a cada pase. Ln faena, es laboriosa, y cuando paecle LA CUESTIÓN DE CRETA POR CABLE Y TELÉGRAFO LO. iD. tES, l 5 I T, M o h a variado la opinión de los Círculos políticos ingleses acerca de la cuestión de Creta; se continúa creyendo que esa cuestión puede tener una solución pacífica. L, os informes que hemos recogido en los Centros oficiales son optimistas, á pesar del tono alarmante de los despacnos que se reciben de Coustantinopla. -Lo que más tememos- -me decía hoy alguien que está muy bien enterado de lo que sucede, es que ei elemento innitar joven turco, cuyas tendencias son conacidas, cometa alguna imprudencia y que la energía del Gabinete actual se gaste en luchar contra esas tendencias. ¿Y si los esfuerzos de las potencias son inútiles, si Turquía envía tropas á la frontera griega y barcos á la isla de Creta? -hsa es una pregunta delicada... no se puede profetizar en materias diplomáticas. ¿Es que las potencias se cruzarían de brazos? ¡De ningún modo! -exclamó mi interlocutor. -Supongo que mtcrvenarianios. ¿Diplomáticamente? -No se trataría ya de cambiar notas. Pero todo indica que no llegaremos á ese extremo. No hay que o ¡vidar que Turquía solo puede llegar á Grecia pasando al través de las potencias, y que éstas constituyen Dtj sólida pantalla. -i i i w o tue la segunda Nota turca Eri- tero. Repiten amóos, superiormente el primero. Jáqueta se encuentra coa u i toro bravito y torea con valentía, pero sin salsa, para dar un pinchazo delantero y caído y media delantera, saliendo por la cara. Intenta el descabello y deja media estocada en el testuz, acostándose el portuguesino. Quinto. Es más grande que el anterior, negro listón, astiblanco y muy corto de cornamenta. Punteret fija al incierto toro, y éste entra con ímpetu y derriba al tomar las dos primeras varas. Jaqueta hace un buen quite á Cuatrodedos, y el toio toma otra vara, también coa porrazo y quite de Punteret. A raíz de esto se reserva la fiera y el re dondel se convierte en baratillo Hubo otra vara, con la que se formó ua. total de cuatro, por tres porrazos y una vio time Cerrajuias y veguita clavan tres pares y medio buenos. Punteret brinda a un espectador de barrera del i. Al principio torea bien; pero luego el toro se queda y el torero se desc uña, para, desde muy lejos, dar un pincnazo en hueso. Ouo ídem id. y tras pocos pases más, una estocada hasta la mano, uu poco contraria, con la que se ecua el cornúpeto. ho levanta el puntillero; intenta el cuíco el descabello, y vuelve á caer para siempre el toro. Hay palmas, regalo y uuas gotas como panecillos. Más grande que los anteriores, ne gro listón y bizco del izquierdo. L, a lidia se comienza entre un verdadero ciclón, Cesa éste un tanto, y el toio, con gran poder y bastante voluntad, toma iusta siete puyazos por cuatio caí Jas y tres defunciones. El Zurito Chico agarró un buen puyazo. Coge los palos Jáqueta y clava un palo suelto al cuarteo. Fiesquito se conforma tauibién cotí un palitroque, y un peón, que debe ser José Carm iia, c ava un par regu. lar, ceirauuu t u u u meu íUJ 4 uieute Frcs-