Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i5 DE AGOSTO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6. no dominaban los fuegos de la artillería del fuerte. I,o s moros, ante los certeros disparos del Concha, abandonaron sus excelentes posiciones, corriéndose hacia el Oeste, siguiendo unos la playa y otros los riscos y crestas más elevadas, desde donde eontinuaban al tirotear contra el valiente cañonero, cesando el fuego de una y otra parte de los combatientes á eso de las cuatro de la tarde, que sólo se oía alguno que otro disparo de fusil hecho por los moros. Continuó el barco su crucero, volviendo á recalar en el Peñón después de la puesta del sol, acercándose con las debidas precauciones y las luces apagadas, no obstante parecer hallarse todo en calma y no versa moros funciola costa. Qué máquina infernal informativasencilla- enA eso de las nueve de la noche la plaza na al servicio de los moros? Es mente una máquina de la raza. Confieso que vióse obligada á romper nuevamente el fueyo no he visto el funcionamiento del arte- go, utilizando los cañones y las dos amefacto; pero los informes son de buen origen. tralladoras que, según digimos en la inforPrescindamos de los intérpretes y moros mación del lunes, aejó el Martín A. Pinzón adictos y confidentes que se han pasado con en la semana anterior, cruzándose además armas y bagajes al enemigo, y fijémonos en nutridos disparos y descargas de fusilería. este abigarrado, innaccesibíe campamento Entonces el General Concha se acercó inmediato á las baterías de Camellos, en cuanto le fue dable á la costa, y la prudenque viven los moros adictos de la cabila de cia y seguridad le aconsejaba, bombardeanMezquita. do una cañada inmediata al Peñón, en donDe este campamento á las casas de la ca- de era más nutrido el fuego del enemigo. bila se han organizado convoyes para traer L, os moros, castigados por el nutrido y la cebada y el trigo que aun guardan en certero fuego del fuerte y del cañonero, sus graneros. Ni una sola vez han sido hos- abandonaron las posiciones que ocupaban, tilizados estos convoyes por el enemigo, á cesando el combate á eso de las diez de la pesar de haber aparecido muchas veces por noche. la garganta y pequeña colina de su nombre, Nuestro intrépido cañonero, que manda ¿Por qué este salvoconducto extraordina- el teniente de navio de primera D. Eduardo rio? El salvoconducto llegaba en forma de Fernández, salió para Ceuta después de la una mora joven y bella, escoltada por unos media noche, en donde fondeó esta mañana cuantos rifeños, que la guardaban como si á las ocho. una representación de su jefe fuera. I, a herDe Ceuta vendrá al Arsenal de la Carraca mosa hija del Rif conversaba bajo la fron- á repostarse, esperándose de mañana á padosa vegetación de la Mezquita con otros sado. individuos de su raza de los que allí llegaEn el combate de ayer- resaltó levemente ban en busca de trigo, y al final de intere- herido en la pierna izquierda un cabo de santes diálogos recibían, como ofrenda, en- cañón, sin que ocurra otra novedad en la vuelto en paño blanco, algo de las dimen- tripulación, según telegramas que recibiesiones y aspecto de una carta. ron varias familias de los mismos. Del crucero Extremadura también hemos 1 odos conocen los excelentes servicios que recibido hoy extensa carta en la que nos viene prestando el moro afecto Sidi dan pormenores de dos diferentes hechos Mohamed Asmaní (a) el Gato, pero ignoran de sus armas, pormenores que recogemos, si bien, en parte, han sido ya pubheados por sin duda el origen del apodo. Hace muchos años, su padre, hombre el Diario en su sección telegráfica. Desde el día 3, que este buque, que mancomo él de elevada estatura, mantuvo una reyerta con otro indígena, viniendo á las daba nuestro bueno y respetable amigo el manos. En una de las acometidas hubo de capitán de fragata D. Joaquín Gutiérrez arañarle la cara, arrancándole tiras de pe- Rubalcaba, llegó á Melilla, diariamente bate llejo. Un español, el Sr. Berenguer, ya di- al enemigo, siguiendo las indicaciones, funto, que presenciaba la luchaf exclamó: como se ha dicho, de los globos, y muy es Este hombre es un gato y desde aquel pecialmente las lomas altas de las estribamomento se le llamó el Gato; los hijos de ciones del Gurugú, adonde no alcanzan por los rifeños fronterizos heredan los apodos la elevación de aquéllas los cañones de de los padres. Asmani es el Gato, y sus des- tierra. El día 8 estuvo el Extremadura en Alhucendientes conservarán el apodo, transmicemas, adonde fue á llevar víveres y pertiéndolo á sus descendientes. trechos- de guerra, como ya se ha dicho, realizando una buena operación. Antes de fondear el crucero fue hostilizado por el LOS BARCOS el fuego de los moros, que disparaban con DE GUERRA verdadero coraje. buque una embarcación Al desatracar del 8 AN FERNANDO, i 2 con parte de los pertrechos, el enemigo dirigió á ella el fuego vivísimo de fusilería. r e l Diario de Cádiz: El cañonero General Concha, que tiene Entonces, nos dice nuestro amigo, ordeá su cuidado la vigilancia de la costa ma- nó el comandante que otro bote, convenienrroquí de Ceuta al Peñón de Vélez, llegó á temente tripulado y artillado, protegiese al jfestejj ayer n en las primeras horas de la ya citado que conducía los pertrechos, commañana, y según telegramas particulares binándose el fuego de aquél con el de la arque recibimos hoy de cariñoso amigo, con- tillería de la plaza y el de nuestros cañones firmados oficialmente en la tarde de hoy, se Nordcnfelt de á 57 milímetros que usted acercó al mencionado Peñón, siendo de im- conoce, y con los que tan excelentes blanproviso hostilizado por nutrido fuego de los cos hicieron los alféreces de fragata alummoros, ocultos en los accidentes del terreno nos el 5 y 6 del pasado Julio, á que usted y en la playa, que á su vez descargaban tam- asistió y reseñó en el Diario. Así se hicieron las sucesivas expediciobién furiosamente sobre el Peñón. El Concha cañoneó toda la costa en las nes recorriendo la distancia de á bordo á la inmediaciones del Peñón, y singularmen- bahía y viceversa, y merced á las acertadas te aquedos parajes que por su elevación medidas del Sr. Rubalcabal no hubo que las luces misteriosas desaparecieron, internándose en las cañadas. Pero una noche quedó una lucecita sobre el campo, luz que se extendía poco á poco en perezoso transporte... ¿Qué era aquello? El nuevo sol descubrió la donosa incógnita. No lejos de la segunda caseta vagaba un perro, que llevaba colgado al puello un farolillo. I os moros no bajaban á la vía, pero enviaban sus exploradores. Y lo que pasa con estos exploradores ocurre con el plan de campaña, sucede con el relevo de las fuerzas y acontece con el emplazamiento de las baterías. I,o s moros se pasean tranquilamente fuera del exacto alcance de nuestros cañones. deplorar sensibles bajas, á pesar del nutrido fuego de los moros y de lo que afinaban la puntería. La operación duró desde las nueve tie la mañana hasta las cuatro y media de la tarde, siempre bajo el fuego enemigo A las cinco y media empezó otra vez el fuego sobre nuestro hermoso gaditano cru- cero, volviendo á tronar nuestra artillería. I as balas de los fusiles maüsser de los moros rebotaban en el costado del buque; muchas atravesaron los toldos; otras cayeron en cubierta, donde dejaron marcadas sus huellas. Salimos al anochecer de ayer de Alhuce mas (día 8) después de limpiar de moros las alturas y de haber derribado unas cuantas casas y muros del poblado en donde se iniciaron algunos incendios, y ya en Melilia (día 9) volví á disparar sobre las lomas más altas del Gurt: gú, adoede, como digo, no alcanza la artillería de tierra En Alhucemas tienen los moros monta do un cañón ea una de las lomas más altas, donde hay un parapeto ó vieja batería que logramos deshacer eon nuestros certeros disparos. Entre la tripulación rema gran entu siasmo y amor pal: io, y quisiéramos tener más elementos para combatir á estos salvajes. En todo el ejército de tierra reina también gran entusiasmo, y se tiene mucha confianza eu. el general Marina. CURIOSIDADES DE ACTUALIDAD íyuestra plaza africana de Meiilla, donde actualmente se desarrollan importantes operaciones militares, dista 130 millas de Ceuta, 79 del Peñón de Vélez de la Gomera, 57 de Alhucemas, 8 del Cabo de Tres Forcas, 12 de la Restinga, 27 de las islas Chafarinas y de Cabo de Agua, 115 de Oran, 114 de Málaga y 94 de Almería El pueblo español más cercano de Melilla es Adra. E- l Gurugú Alto está á 783 metros sobre el nivel del mar; el Gurugú Bajo, á 713. Iya distancia del primero á la plaza es da 7.980 metros, y la del segundo, 8.100. NOTICIAS DE MADRID A unque el avance de nuestras tropas en Melilla se había dado como seguro que se llevaría ayer á cabo, éste no se verificará, según las impresiones que se tienen, hasta mañana, con objeto de dar lugar á la llegada de la escuadra, que protegerá con sus fuegos el avanee hasta Nador del Ejército de operaciones. yamoién se dice, aunque no con carácter oficial, que tan pronto eomo lleguen á la costa de Marruecos los buques de la escuadra, el general Marina, de acuerdo con las instrucciones que lleva del Gobierno el jefe de la escuadra, destacará dos barcos para que vayan á aguas de Ceuta y Tetuán, atendiendo así las reiteradas y justas peticiones de nuestros compatriotas y extranjeros residentes en aquellas plazas. o l segundo teniente D. Manuel Alvarez Agurerich ha solicitado cubrir la primera vacante de su graduación que se produzca en el regimiento del Rey. El barco- aljibe que se envía á Melilia es el antiguo cañonero Eulalia, habilitado ahora para aprovisionamiento de agua. I, a lancha cañonera Cartagenera, que se envía también á Melilia, lleva un reflector y una ametralladora. n imEnu lui; irrPTP HB; nriluiT il i; nini Mijn- ininrii