Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 12 D E AGOSTO D E 1909. EDICIÓN i. a PAG. reunión en el Zoco para tomar decisiones en cuanto á la actitud que han de observar. El estado de espíritu d- e esta guarnición y del vecindario no puede ser mejor. Todos rivalizan en celo en la defensa de la plaza, ALHUCEMAS, 8 y, á pesar de durar la situación en que nos e la Agencia Fabra: eneontramos desde el día 28 de Junio, no ha Desde mi última carta del día 4 110 ocurrido aquí el menor incidente. han cesado los moros de hostilizar cada día Una gran parte de ello es debido á las la población desde las alturas que dominan muchas y acertadas medidas que adoptó ia misma, contestando con certeros disparos desde el principio el comandante militar de las piezas de artillería y la Infantería que la plaza, D. Justo Cumplido Montero, el guarnece esta plaza. cual en todos momentos está recorriendo El fuego del enemigo el día 4 fue para im- los puntos de mayor peligro, muy bien sepedir que el vapor Sevilla dejara aquí el cundado por los demás oficiales, quienes no agua que traía, siendo continuamente tiro- cesan de vigilar á los centinelas para evitar teados los botes que realizaban las opera- que pudiera el enemigo intentar algo duciones de carga y descarga. rante la noehe. El María de Molina, que estaba fondeado La actitud y actividad de todos ellos inen estas aguas, tomó parte en la defensa, fundan la mayor confianza á la población. haciendo varios disparos de cañón. A 1 EL 1 LLA, i J 6 T Al anochecer zarpó el cañonero, y á las once de la noche el Sevilla con rumbo á Me- 1 as noticias que se reciben de Alhucemas dicen que los moros Granen hostilizanlilla. Eran las dos de la madrugada cuando do la plaza con sus tiros. cesó el fuego enemigo El otro día, con referencia á informes del El día 5, sobre las ocho, llegó el Almirante comandante del Extremadura, se supo que Lobo, que creyendo los moros era barco mer- disponían de un cañón de pequeño calibre cante empezaron á tirotearle. Arreció el fue- con el cual habían conseguido hacer alguno go al salir el primer bote del transporte, que otro disparo. Hoy parece que han condando principio tanto de éste como de la seguido meter dos proyectiles en la plaza; plaza á un fuego tan nutrido, que vióse obli- uno cayó en la explanada déla Marina y el gado el enemigo á retirarse de las trinche- otro dio en la pared del hospital, causando ligeros desperfectos, pero sin desgracias ras que ocupaba frente á la población. Se pudieron llevar á cabo entonces las personales. El fuego de fusilería es incesante, sobre operaciones de descarga del siguiente material de guerra que el transporte llevaba: todo de noche, en que aprovechando la obspara la Infantería, 50.000 cartuchos maüs- curidad los moros se atreven á acercarse ser; para ia Artillería, 2 Ó 0 granadas ordina- hasta ia playa. De día desaparecen. rias; cien granadas de metralla, dos cajas de Es necesario el empleo de gemelos de pólvora y otros varios proyectiles. gran alcance para poder observar sus meTranscurrió el resto del día sia novedad. nores movimientos y verlos cuando disparan Desde aquí se distinguieron los destrozos detrás de los matorrales y cambian de escausados por nuestra artillería en el pobia- condite al notarse descubiertos por la ardo, viéndose numerosas casas completa- tillería. mente destruidas. L, as diferentes baterías de la plaza íes han Pasó la mañana del día 6 con sólo algu- causado con sus certeros dispatos numerosas bajas. nos tiros sueltos por parte de los rífenos. Ayer un cárabo lleno de rífenos tuvo la A las dos de la tarde llegó el barco pesquero Sirena, al cual se le avisó que no fon- osadía de aproximarse. I, a batería de la deara dentro del puerto por haberse obser- plaza hizo fuego con tan certera puntería, vado la reunión de unos grupos enemigos. que una granada cayó en la misma barquiContra éstos no tardaron en romper fuego lla, ocasionando la muerte á varios de los las piezas de artillería. Certeros disparos moros que la ocupaban. I a pequeña embarcación huyó rápidaecharon por tierra desde el principio la escuela moruna y varias casas inmediatas á mente, y á pesar de las importantes averías ella. También la Iniantería hizo muy bue- sufridas pudo refugiarse en la costa antes nos disparos contra los moros que huían de que se le enviase el segundo cañonazo. 1 I a noticia de que los moros de Alhucede las granadas, viéndose muchos de ellos mas poseen cañones, aunque no sea más rodar por tierra. El día 7 reinó tranquilidad hasta medio- que uno y malo, produce alguna inquietud, día, hora en que empezó nuestra artillería porque si insisten ea los disparos y consiá bombardear al enemigo. Contestaron los guen afinar la puntería pueden causar senmoros, sin consecuencia, y á la una de la sibles desgracias. madrugada cesó el tiroteo. I,o s disparos de fusilería, en cambio, no A las seis y media de la mañana del preocupan á nadie. I, a plaza de Alhucemas, por sus condiciovolvió otra vez á romper la plaza el fuego de cañón y fusilería contra las trincheras y nes estratégicas de islote, está á cubierto de lomas que dominan á ésta, siendo contesta- eualquier agresión. El punto más cercano á la costa es de siete cables, ó sea 840 brazas, do por los cabileños. Poco después se presentó el crucero Ex- ó, más claro todavía, mil cuatrocientos y tremadura, que para proteger el desembarco pico de metros. I,o s moros que hostilizan lo hacea desde de los víveres y municiones que traía tuvo que hacer uso de su artillería, secundado la Punta del Cerro y desde las lomas del monte Malmurí, es decir, á 1.700 y 1.800 por las baterías de tierra. En el momento en que cierro esta carta, metros. El comandante de Alhucemas tiene tres de la tarde, continúan las operaciones adoptadas todas las precauciones necesarias para evitar que las balas perdidas, pues de descarga. Entre el material destinado á esta plaza claro es que á tal distancia no hay blanco 1 figuran dos morteros, de que creemos se certero por cabileño que sea el tirador, causen daño á la guarnición y al vecínda- hará uso muy pronto para desmontar al ene migo un cañón que tiene emplazado en la rio, prohibiendo que se asome la gente á las ventanas y á las azoteas y cubriendo las camaj or altura. Según me comunican desde el Peñón de lles que se enfilan desde la eosta con traviela Gomera, parece que los moros de aque- sas y parapetos de sacos de arenaPara agredir seriamente la plaza, con sellas cabilas se oponen á que los Beni Urnagas hostilicen dicha plaza, y que tratan de guridad de causar daños, los moros tendrían imponerles fuertes multas por haber roto que disparar dentro de la bahía ó intentar ynVi TVesto. Mañana, ¡unes, celebrarán una un deser- ha. rcc, opt t O S MOROS DE ALHUCEMAS D mostrado que no es posible lo uno ni lo otro. I a guarnición de Alhucemas se compone de una compañía del regimiento de Melilla, un destacamento de la compañía de mar, otro de Artillería y otro de Sanidad. También se dice que ha sido tiroteado el Peñón de Vélez de la Gomera, en el cual hay análoga guarnición, al mando del comandante de Infantería D. Alfonso Alcayna. Por las mismas razones que en el Peñón de Alhucemas, la agresión carece igualmente de gravedad AÍCULL 2, I I N, oiruiuican de Alhucemas que ha llegado, iespués de recorrer toda la costa, el cañonero Geneial Concita, cañoneando seguidamente con fuego nutridísimo los aduares de la cabila de Torres. Después enfocó los tiros contra la cabila de Mostazar, disparando veinticinco granadas, que dejaron arrasados los caseríos. El bombardeo del General Concha na resultado tan eficaz, que no se ve un moro en toda la costa ni se oye un solo disparo. I a batería de San Martín contribuyó eficazmente á la operación bombardeando las lomas del Malmusi. Hubo granadas que explotaron en medio de nutridos grupos morunos, viéndose volar por los aires cuerpos y miembros sueltos, mientras los que habían resultado ilesos huían á la desbandada con ensordp edora gritería. OC 4 ÑA. OTRO CÁRABO APRESADO p l cañonero Ge? ieral Concha, que recorre la costa para evitar el contrabando de guerra, apresó ayer tarde, cerca de la ensenada Mater, un cárabo de gran tamaño que navegaba costeando. Al ordenarle el cañonero que se detuviese para reconocerlo, los moros que lo tripula- ban sé arrojaron al agua, y una vez que sal- taron á tierra empezaron á hostilizar el buque. El cañonero rompió el fuego de cañóa, la marinería hizo uso de las ametralladoras, huyeron los moros y el cárabo fité apresado. Contenía gran cantidad de pólvora negra y cartuchos CEUTA, IO, 7 T. TELEGRAMAS Ayer mañana senos comunicó en Gober nación el telegrama oficial siguiente: 7 ylEULLA, IO, 11 En Alhucemas volvió enemigo á romneí fuego, aumentando en intensidad, siendo contestado por la plaza, y caasó bastantes destrozos. En Peñón tambiéti ha habido tiroteo sin importancia. Convoy de hoy en ésta ha sido hostilizado como de costumbre, sin que haya que lamentar bajas. comandante del cañonero Bazán, que dice lo siguiente: El comandante del General Concha, en Río Martín, me dice lo siguiente: Ayer, día 9, á las siete de la tarde, entrfc ensenada Mater y Sidi. -Altar, cabila de Ghonora, avisté un cárabo de grandes dimensiones navegando muy atracado á la costa. Hice por él, arrió vela y ganó tierra, arrojándose al agua la tripulación; envié bote armado para reconocerlo, y desde tierra empezaron á hostilizarnos, primero con ti ros sueltos, r 1 y cdescargas después, sin que desde á bo o o 1 0 o: -o ÍD O Í I 1 ministro E 1 ma hora de Marina ha reciDído á últide la tarde un telegrama del