Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES 9 DE AGOSTO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 14. NOTA CURIOSA a Sociedad ífíSVettora áe Animales, sabéi s dora de que varios aficionados proyectaban celebrar na corrida con toros de muerte, presentó una denuncia ante el jefe Superior de Policía, el cual prohibió en el f i n u e se llevara á cabo el proyecto. más he temido el peligro ni las aventuras; pero nunca cargaría coa la responsabilidad de lanzar por mí un pueblo entero, mi pueblo, en los peligros. No quiero ser yo la causa de esos peligros, ni quiero aumentarlos. Cuando estalló la guerra entre Rusia y Japón, ofrecí al Zar tomar parte en la campaña. En el campo de honor he ganado dos NOTA CIENTÍFICA menciones honoríficas. He ganado el grado de teniente coronel en la Guardia rusa, cargo que aun desempeño. Jamás por voluntad mía fomentaré una guerra civil. Jamás conduciré á la ligera esp añoles contra españoles. (OR TELÉGRAFO Se me han atribuido aspiraciones gueL 11. LE, 8, J T a sección de electricidad médica del Con- rreras porque he sido edacado como soldagreso para el adelanto de Jas ciencias do, y esto es un error. Justamente porque se ha ocupado de la fulguración del cáncer, conozco todos los horrores de la guerra, que dio lugar á tantos comentarios, entre porque he visto morir á mi lado hombres que me eran extraños y álos cuales he amalos sabios cuando se descubrió. Después del entusiasmo de los primeros do por piedad en las ansias de su muerte, aiorneñtos, se produjo una reacción en los no echaría sobre mí la responsabilidad de centros científicos. Varios cirujanos emi- que mi pueblo conozca estos horrores por nentes, después de hacer experimentos, de- mi causa. Si hubiera de entrar alguna vez en E s clararon que el nuevo ínétodo era menos paña al frente de un ejército, sería para comíhcaz de lo que se había creído. De manera que era interesante conocer el batir la anarquía, para restablecer la paz, resultado de la discusión entre los sabios no para turbarla. Se ha llamado á los carlistas revolueio jue asisten al Congreso. El doctor Desplats, de tille, encargado narios, se les ha calificado de salvajes. ¡Como üe redactar un informe, después de hacer si fueran revoltosos y enemigos de su país! la historia de la fulguración y de demostrar No, nosotros queremos la paz. España encon interesantes datos estadísticos que el tera la desea. Sin embargo, la guerra en método ha alcanzado ya grandes éxitos, Marruecos es necesaria y nadie la puede Me parece innegable que poseemos un evitar. dó Yo he estado ya en Marruecos. l, a priagente poderoso que favorecí la defensa lo- mera vez, hace dos años, cuartdo los francal del organismo contra el eáncer, en de- ceses se batían en Casablanca; después, en terminadas condiciones que gonvieae estu- Enero, en u n a partida de caza. Entonces vi diar. formarse el movimiento hostil contra Espa E 1 doctor Keatnig- Hart, affltor del siste- ña, que ya fermentaba en dicha región. ma, comunicó luego documentos referentes L, os españoles tienen que contar con diá los experimentos que ha hecho. Estos da- ficultades mucho mayores que los franceses. tos abarcan doscientos cuarenta casos tra- TL cabilas del Rif son las más crueles, las cados por la fulguración. más peligrosas, y el terreno desfavorable l, a fulguración, y la ablación quirúrgica, hace difíciles las operaciones. No puede preaplicadas á tumores á veces muy avanza- verse un fin próximo de las operaciones. dos, han dado felices resula- dos en el 70 por Acaso un Gobierno más hábil hubiéía poxoo de los casos. dido prever la guerra actual. Se ha cometiNEI profesor Duret, de la Academia de Me- do error al consentir empresas en Marrue dicina, presentó tres antiguos cancerosos, eos sin asegurar antes los medios militares curados desde haee dos años de tumores preeisos. I as Compañías comerciales han malignos, considerados por los más eminen- emprendido negociaciones sin pedir autorites cirujanos como incurables. zación previa al Gobierno español, y esto V Afirmó que la fulguración da resultados ha hecho que el Gobierno haya sido sorque no se pueden alcanzar con ningún otro prendido por complicaciones beheosas. método. L, o que conmueve justamente á la nación Por fin, Mr. Fuge, de Marsella, manifes- es que se trata de intereses particulares. tó que la mayoría de sus enfermos mejora- Pero la guerra comenzada es preciso conron notablemente con la aplicación de la ducirla á buen fin. Esos intereses particulafulguración, y que en la mitad de los casos res son en el caso presente intereses nacioconsiguió la cicatrización, cuando menos nales. temporal. m X En Marruecos n o s e s a b e n u n c a c o n quién ha de negociarse, quién tiene el derecho y podejr de mando. L, os partidarios del antiguo sultán Abd- el- Aziz son aún muchos y poderosos. Muley Hafid reina en Fez, y sus otras En Rif, el p l diario vienes Neue Freie Presse ha publi- hermanos en dueño ciudades. El haelacorday reina. cado las siguientes declaraciones, he- Rohgi es el chas por D. Jaime en el castillo de Frohs- do las concesiones, ha concertado tratados, florf, donde reside actualmente, y de las y ahora que debe ejecutarlos nadie sabe cuales la Piensa española ha publicado ya dónde encontrarle. a perfidia merece un castigo. No es ya un asunto privado; va en un extracto telegráfico: V Quicre saberse- -ha dicho el hijo del pre- t ello el prestigio de España. tendiente- -la actitud del partido carlista Termina D, Jaime sus declaraciones difrente á los desórde fs que afligen hoy á ciendo: ¡Cómo hubiese yo querido esta España. blecer mi residencia cerca de la frontera es E 1 partido carlista es un partido de or- pañola! Pero para hacer resaltar mis inten? den, que pretende ser una esperanza y no ciones pacíficas, me establezco en Frohs ¿m espectro para España. Toda mi alma, dorf, este castillo inhabicado desde haca alma de patriota español, está con el Ejér- diez y ocho años. ¡Y todos mis votos, mi único voto, es el cito heroico que riega con su sangre el suebienestar de mi España! lo africano. V En otras circunstancias, mi más ardiente Esta es la parte más esencial de las decladeseo hubieia sido combatir á la cabeza de raciones que nos envía, traducidas, nuestro ese Ejército por el honor de su bandera. corresponsal Danubio, en carta que, fechada Vero es o 10 puede ser. el día 4 en Mondsee, recibimos ayer. H a y BOV soldado, he hecho dos campañas, ja- en el texto otros párrafos que 0 m. 1 tim. 0 g LISBOA, 8 1 0 N. SHARKLESTON CONFERENCIANTE POR CABLE dor Sharklestqn va á emprender una tourne e de conferencias en América y en Canadá. Los honorarios que percibirá serán muy elevados. Hay que esperarlo así, dicen los periódicos. L, a situación del notable hombre de ciencia es muy apurada porque tiene que hacer frente á las deudas contraídas para sus expediciones. Cuando preparaba su última expedición contaba con el apoyo económico de un grupo de ricos americanos, cuyo negocio después fracasó. Para cubrir los gastos ya otiginados Shakleston acudió á su familia, logrando reunir 500.000 francos, de los que se hizo responsable. El Gobierno de Australia le ha dado 500.000 francos, y el de Canadá, 25 000 El Gobierno inglés se negó á contribuir á 1 los gastos de la expedición. Shakleston, que no tiene más que una fortuna muy modesta, debe 850.000 francos, y para pagarlos emprende esta expedición Se conferencias. Cuenta con el apoyo del presidente Taft y de lord Grey, gobernador general del Canadá. EL FUEGO L a Prensa anuncia que el célebre exploraa LONDRES, 8 9 M. LUCHA CONTRA EL CÁNCER L UNA FAMILIA ENTRE LLAMA 3 POR TELÉGRAFO PARÍS, 8 6 T. DECLARACIONES DE D. JAIME yoda una familia, menos el padre, que se encuentra, gravísimo, ha perecido ¿consecuencia de un temblé accidente. El espantoso hecho aconteció del siguiente modo: Emilio Soulé, cochero de la Empresa industrial La Pastoriae, domiciliada en París ¿tenía que recoger en la estación de la Ga- j renne una remesa de 650 kilogramos de re- siduos de celuloide. Esta m a t e r i a ein neateniente inflamable, fue embalada en seis grandes cajas qué Soulé debía transportar en su vehículo. Aprovechando la ocasión, Soulé pensó ea proporcionar á su familia la distracción de un agradable paseo en el carruaje. A este fin, al pasar pos su domicilio recogió á su mujer y á sus dos hijo? Enrique y Gilberto, encantadores niños de tres y cinco años, respectivamente. N En la estación no ocurrió novedad. Cargadas las mercancías, ocupó la majer el gescaute y los niños se colocaron en medi del carruaje, mientras el padre se dirigía a una taberna próxima, invitado por un mozo de la estación. ¿Qué pasó cuando Soulé volvió al lado de su familia? Nadie puede explicárselo, Dícese que traía en la boca un cigarro encendido y que venía con objeto de dar á su mujer un vaso de refresco. A los pies de la mujer se encontraba una caja de carburo. Soulé, que no tenía sitio, acomodóse como pudo, disponiéndose á emprender la marcha. Pero en este instante se verificó una formidable explosión. El carburo se había incendiado, prendiendo acto continuo las seis cajas de celuloide, que comenzaron á despedir enormes llamas. L, as cuatro víctimas, al sentir el fuego que abrasaba sus carnes, se debatían, intentando es apar. I, as llamas se comunicaron á una casa itimediata. El caballo deljyehículo se carbonizaba por momentos. ItuMHI rnwBiimniii ummumnm