Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SZCCION LITERARIA DOMINGO 8 DE ACOSTÓ DE 1909. EDICIÓN i. PAG 17. retrasos ni tropiezos? ¡Y se destspetan K la primera derrota! ¡Oh, el sexo fuerte! Alentar el afau que nos provoca, dar forma á la pas ón que nos convida, buscar el ideal con ansia loca, ntí encontrarlo jamás... esa es la vida! Uno- -No puede ser: lo siento. ¿No lo cree usted? Lo siento también. ¿Sí? Soy flor de la maravilla; á penas quieres matatme, y las penas me dan vida. Lucifer. EL ARCO DEL PUENTE I p n la época en que se construía el puente que exibte aún en Hasdams, pequeña municipalidad nonuauda, conocida al recente b. jo el nombre de Puelite del Arco, vivía un anciano arquitecto llamado Redans. Este Redans, de los más reputados entre sus colegas, tenía la dirección de los trabajos de! puente. I, as obras avanzaban con satisfacción general, prometiendo ser perfectas bajo todos conceptos: en solidez y en hermosura. Cuando los obreros llegaron al último arco no pudieron nunca terminarlo á pesar de todos sus esfuerzos y su perseverancia. Por la noche dejaban la obra acabada; pero cuando volvían al día siguiente el arco estaba desplomado: todo era recomenzar. Veinte veces lo recomenzaron y veinte veces también se vino á bajo. El desventurado arquitecto, responsable de la empresa, estaba poseído de desesperación y se arrancaba los pocos cabellos que le quedaban. El pobre hombre no sabía ya á qué santo encomendarse; las letanías de los patrones habían pasado, y no obstante sus continuas plegarias el arco se desplomaba siempre. Aniquilado por su fracaso, Redans no podía dormir; por la noche marchábase al campo, atravesando los prados, los bosques, pensando que no- llegaría nunca á concluir bien la empresa de la que había aceptado, Con apresuramiento, la dirección. ¿Cómo, él que era considerado como un maestro en su arte, iba á encontrarse con Bu descalabro? Pero se reirían de su desgracia si á toda costa no terminaba el puente. Redans, pensando en esto, golpeaba el suelo con impaciencia y juraba como nn pagano. En este momento estaba en un bosque, perdido en un estrecho sendero. Vio venir á lo lejos un viejecito, tembloroso, á paso lento; transcurrieron unos minutos, y al fin se encontraron. El desconocido se detuvo y miró fijamente á Redans; éste hizo un movimiento para retroceder; quería evitar que se le dirigiera la palabra. El otro volvió á mirar á Redans y se guardó bien de permanecer mudo. ¡Hola! ¡Hola! ¡Qué preocupado estás, mí querido Redans! ¿Será el arco del puente lo que tanto te apena? El arquitecto vióse adivinado; pero era demasiado altivo para confesar, y ensayó negarlo todo. ¡Oh! Es inútil ocultar lo que piensas: yo lo sé ya. Conozco la situación, y vengo para sacar adelante tu negocio. Tú no me conotes, es verdad. ¡Pues bien! Mira... Y el interlocutor de Redans se metamorJoseó en el demonio. Redans, espantado, tuvo la idea de huir del ángel malo, -que le ofrecía un concurso que no podía sino acarrear atroces consecuencias; pero su amor propio de arquitecto se alzó sobre él. -Acepto- -murmuró -pero ¿cuáles son tus condiciones? -Esta noche- -dijo Satán, -cuando esté dormida la población, yo vendré á construir el arco de tu puente con una legión de los luios. Te aseguro que lo que nosotros hagatnos no se desplomará. Por toda recompensa, fíjate en lo insignificante de ella, el primer ser viviente que pase por el puente me pertenecerá. ¿Quieres? -Entendido. Y continuaron su camino, cada uno por su lado. (St toniinuará. CUENTO. POR X PASATIEMPOS LAS COSAS CLARAS Don- Abundio asiste á- una discusión científica, y de prouto exclama: -Q iisiera decir una tontería. -Déjese de circunloquio -observa el presidente- -y diga de una vez que desea hablar. QUISICOSA, pon NOVEJARQUE. La solución, mañana. Solución al acertijo: (TE- n CERO- LA) TERCEROLA CORRESPONDENC 1 A PARTICULAR En esta seocíón se contestarán lat preguntas que nos hagan nuestros lectores. Para demostrar esta cualidad es necesario acompañar cada carta del cupón que publicamos en la sección de anunciosLa ¡itrección se reterva el derecho de no contestat á determinadas consultas que exijan gran extensión en la respuesta ó que no sean pertinentes. ¡Válgame San Pedro! ¡Válgame San Pablol ¿Con Lucifer mismo, nada menos, nablo? ¿Tiene usted intranquilos á dos matrimonios y ademas un genio de dos mil demonios? Y si yo le digo que es usted un pazguato, y que mé resulta algo mentecato, y un diablo de pega y un pobre cuitado... ¿se pondrá conmigo muy incomodado? No empuñe el tridente, y escuche tranquilo todas estas cosas que yo aquí le digo. Noj- uegue por vicio, ni beba por rabia. Olvide y desprecie á Xa. rata sabia. y quiera á la chica modesta y sencilla que por usted gime en- esa guardrlia. Deje bien tranquilo á ese matrimonio y pórtese al cabo como un buen demonioUn admirador de A B C- -r. a Raya á ua lado. 2. a Todas, cuando se dan bien y se tiene talento. Ninguna en caso contrario. 3. Frecuentemente de Magdalena. 4. Con bicarbonato. 5 a A los trece años. Flor de María. -i. De diez y seis á diez y siete años. 2. Ela blanco es mi predilecto. a 3. No se sabe. 4. Benavente. Muy complacida con mi nueva auiiguita; no dude usted de que soy señora. aun no creía usted que soy mujer? Raya ea medio, rizos huecos y ondulados, tirabuzones cortitos. De- esos no muy bajos, y coa hebillas. Gracias. Una del Henares- -Es usted cariñosísima para juzgarme. Use cocimiento de hojas de Ainé. Lávese con agua de salvado. Escríbame cuanto quiera. MARIACHO El mejor café: El primitivo, El úuico, es el verdadero torrefacto Una que la gustan las Margaritas. ¿Pero y sí. Se ¡levan. A la griega. Que haga juego con el color y estilo de la habitación donde vaya á estar. A la Mane á Marte, vals tzi ganes. Con potasa. Princesa. A la inglesa No hay de qué. Una inglesita. -T o hay mejor maestro que doña Necesidad. jQué prodigiosa obra! ¿1,0 ve usted? ¡Cuántas veces se lo he dicho, y lo dudaba ustedí ¡Voluntad, Necesidad, sublimes y poderosas palancas! Lo que ellas no muevan, no hay humano poder que logre hacerlo vacilar. A sus órdenes. tamente, pero no crea usted que es absolutamente, imposible. Al impulso del viento lanzada la chispa, ser puede terrible volcán. Del amor una sola mirada el altna y la vida nos puede abrasar. De Emilmat la excelente mixtura pudiera usted usar, y, sin duda, que es la gloria pura va usted á sospechar; pues verá que, como encantamiento, de noche á mañana quedará su cabeza, ¡oh, portento! sin ninguna cana. Oríensia Lertdane. -SisnAo muy alegre y afectuosa. signarse, galantes caballeros, y no por eso darse por vencidos en- la lucha. ¿Es que habían ustedes creído que todo en el mundo sale á pedir dé boca, como sobre rtledas; sin Un triunvirato de descontentos. -Hay que re- JDos morenas que admiran á Mariacho. -Sí, v a LA ESTRELLA MONTERA, 32, Teléfono 1.5 S 5 dolor de cabeza y neuralgias se calman en el acto con VALEROLIXA íMO. XRSAL, más eficaz qne 1 antipirina, é inofensiva, i u e i u s a r r a l 4 3 Uno sin pelo. -Petróleo Gal. Una americana, rubia. Xo es mucho, cier JAQUECAS MALA REAL IN LESA VAPOR DÍA 22 DE AGOSTO M. H. AVOH, Sale de Coruña y Vigo para Lisboa, Pernambuco, Bahía, Río j aneiro, Santos, Montevideo y Buenos Aires el Para más informes dirigirse á las Ageacias do la Compañía. Agente ea Vigo: D. ESTANISLAO DURAN. a en Lisboa: Sres. James, Rawes y C. Oficina de ia Compañía ea Madrid: A R E X W i 10 IMPRbNTA PRENSA ESP A ¡y OLA SERRANO, SS. MADRID