Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO j DE AGOSTO DE 1909, EDICIÓN J, PAG. 12. íüioche sJa novedad, conduciendo á ana do UÜ himno á la patria y protestando enér ompafiía de soldados. Hacemos constar el rasgo del Sr. Delotas, ue bien merece ser tenido en cuenta por la ompañía del Norte. POR TELEFONO BARCLUWA, 6 1 T. gicamente de los hechos vandálicos allí realizados. Se acordó elevar un mensaje de protesta al Ayuntamiento de Barcelona y al presidente del Consejo de ministros. La resolución fue bien acogida por la opinión zaragozana. BARCELOXA, 6 M S f o m o de costumbre, también despachó con el Rey el presidente del Consejo. Al salir nos manifestó el Sr. Ma- ura. que las noticias recibidas de Mehlla carecían de importancia, y que en Barcelona seguía reinando completa tranquilidad. BABCEtONAj 6, í I El Sr. Maura puso á la firma del Rey el A consecuencia de las lesiones sufridas decreto nombrando gobernador civil de durante los pasados disturbios, han Barcelona á D. Evaristo Crespo Azorín, diTallecido 12 empleados de la Compañía de putado á Cortes. Tranvías. 151 Sr. Crespo Azorín perteneció á la CoLa Dirección de esta Sociedad ha dictado misión de la Cámara popular que entendió una orden enalteciendo el valor y la lealtad en el proyecto de Administración local y de su personal. se ha distinguido mucho defendiendo el dícLa mayoría de los heridos que están en tamen, el hospital van mejorando; algunos lian A yer cumplimentó al Rey nuestro ruinissido dados de alta y han pasado á disposi tro en Lisboa, señor conde de San ción del eapitán general. Los mozos de escuadra han llevado pre- Luis, el cual se ha ofrecido al Gobierno, sos á Atarazanas unos 25 detenidos en Mo- como comandante de Caballería que es, por nistrol, aeusados de haber formado entre si estima útiles sus servicios en Melilla. los revoltosos, LA EMBAJADA MARROQUÍ Repáranse activamente los daños matep l embajador marroquí, con el personal riales ocasionados por las turbas. El aspecto de la población no sólo es tran- de su séquito y el intérprete Sr. Ruiz, quilo, sino que reina en la c lies mucha visitó ayer una fábrica de cervezas. animación. p s t a tarde, á las cinco y media, se verifiC l Juzgado militar se han inhibido en fa- cara en el ministerio de Estado la ter vor del civil en el sumario instruido cera conferencia entre los representantes, contra seis obreros á quienes se acusa xle del Gobierno español y los enviados del haber ejercido coacciones sobre sus compa- Sultán. ñeros. En ella se dará cuenta de la respuesta de Según parece, el día 26 varios obreros Muley Hafid á lo dicho por España en la fueron en comisión á invitar á los trabaja- reunión anterior y se debatirán puntos sedores de San Martín á que abandonasen sus guramente muy interesantes. ocupaciones. LA DIPUTACIÓN DE BARCELONA La Policía prendió á los comisionados y los condujo á la Delegación. Los compañeA yer regresaron á Barcelona el vicepresiros de los detenidos protestaron, y los áni- dente de la Diputación, Sr. Sastres, y mos se- excitaron bastante. los diputados Sres. Bartrina y Lares, desSe telefoneó al gobernador civil indicán- pués de haber conseguido del Gobierno la dole la conveniencia de que se pusiera á los aprobación del presupuesto extraordinario detenidos en libertad; pero aquella autori- de aquella Diputación y haber sido ésta dad se opuso, ordenando que se les condu- autorizada para un empréstito de cinco mijera al Juzgado. llones de pesetas. Esta med- ida terminó de- exaltar á los reEl minstro de Hacienda, á petición de los voltosos, comentaron las agresiones y, como comisionados, ha accedido á eximir de deconsecuencia de éstas, vinoel choque entre rechos arancelarios los objetos que vayan la Policía y los paisanos. destinados al Museo Social, siempre que la El Juzgado se inhibió en favor de la ju- Diputación responda de que sólo servirán risdicción militar; pero ésta, como decimos, para figurar en Exposiciones. ha devuelto el sumario, por entender que el EL GOBERNADOR DE BARCELONA caso está comprendido en la ley de Huelgas. uando ayer salió de Palacio, el presidens Z AGOZA, 6, I O N te del Consejo dijo á los periodista- i a sesión celebrada esta tardepor el Ayun- que el Rey había firmado el decreto nom tamiento había despertado mucha ex- brando gobernador de Barcelona á D. Evapectación, siendo numeroso el público que risto Crespo Azorín. acudió á presentarla. El concejal Sr. GarLa noticia, al propagarse por los Centros cía Be eaguer presentó una moción para políticos, produjo sorpresa, porque entre los protestar ae los sucesos de Barcelona. En nombres que se habían citado como probadefensa cíe eLn. p. onu ció un elocuente dis- bles candidatos para ocupar tal puesto no surso en medio del mayor silencio, cantan- figmaba el del Sr. Crespo Azorín. a única población vecina donde no oeu rrieron disturbios la semana pasada ué Sarria, donde tienen grandes colegios as jesuítas, los escolapios y otros religiosos. T 1 vecindario se aprestó á la defensa, ex 3 ulsando á los revolucionarios que iban de tros pueblos. Después se inició una suscripción para bonar los jornales á ios obreros que no puieron trabajar. Se reunieron 6000 pesetas. La Sociedad Mutua de Fabricantes; como tras muchas entidades, ha protestado de os últimos sucesos. Los bomberos practicaron Teconocimienos en los pozos de algunas iglesias de San Iartin, donde los desórdenes no revistieron os caracteres de saqueo y pillaje que ea n oíros puntos. En algunos pozos se Han encontrado tía ajas, objetos del caito y dinero. I os diputados de la derecha de la Solida ridad han acordado firmar un escrito de protesta contra los sangrientos sucesos de la pasada semana. Afirman también en el escrito c u fe en la virtualidad del sufragio. Los diputados que forman la izquierda de dicha agrupación se niegan á suscribir el documento. El nuevo gobernador de Barcelona es aetuaimente diputado á Cortes p? r Chelva (Valencia) Pertenecía á la Comisión de Adminstración local, de la que entró á formar parte para ocupar la vacante que en la mis- ma dejó el Sr. Calderón cuando éste faé nombrado director general de Obras públicas. En los debates sobre dicho proyecto in tervino alguna vez. En Valencia ejerce la abogacía y es profesor de la Escuela Superior de Comercio. Vino al Parlamento por vez- onmera al elegirse las actuales Cortes. Actualmente se encontraba el Sr. Crespo Azorín en Valencia, de donde hoy llegará á Madrid. Conferenciará con el presidente del Consejo y con el ministro de la Gobernación, y saldráinmediatamentepara posesionarse de su cargo. UNA HUELGA INFORMACIÓN POLÍTICA DESPACHO CON EL REY p l ministro de Marina dijo ayer que los obreros declarados en huelga en El Ferrol no pertenecen á la Sociedad de Construcción naval. LO DJS BARCELONA p l ministro de la Gobernación repitió ayer que la tranquilidad en Barcelona es completa Las conferencias telefónicas con dicha población no quedarán restablecidas hasta que estén reparadas las averías ocasionadas en las líneas por los revoltosos, averias que son de verdadera importancia. 1 1 n hombre vive modestamente en su aie chinal sin desear ni ambicionar nada. El estado de su espíritu es de perfecta calma. Un día sale a. la calle. Le encuentra un amigo y le dice: ¿Le han nombrado á trstea para tal cargo? ¿A. mí? No. -Entonces será otro señor que se llama, lo mumo. ¿A usted no le notnbian- nada? ¿Para qué oinbre! ¿Cree usted queuojhene méritos para ello? El hombre pacífico continua su camino. Una idea ha entrado ya en su cerebro: el tiene méritos para- ser algo y no le nombran nada. ES OTRO En la puerta de una casa adonde va áliacer una visita, nuestro hombre encuentra otro conocido. ¡Caramba! -exc atna este señor echándole los brazos al cuello. ¡Venga usted acá! ¡Mi enhorabuena! jYa era hora de que se le hiciese á usted justicia! ¡Cuánto me alegro! El hombre pacífico ríe del engaño de sa amigo y le saca del error en que se baila. ¡Pero hombre, es absurdo! contesta e otro. -Si el nombrado debía ser usted... ¿Es que cree usted que no merece ese- cargo? ¡No tanta modestia! Todos sabemos lo que usted ha luchado y loante ha hecho por el partido. El amigo sigue ponderando los supuestos merecimientos del hombre pacífico- Cuando éste se despide de aquel señor, ya va peni sando: Es verdad; yo merecía un cargo por lo que he luchado en favor del partido. Sube á la casa adonde iba de visita nuestro buen hombre; la dueña y las niñas de la casa le dicen: -Ya hemos sabido que lian nombrado para tal cargo á un señor que se llama lo mismo que usted. Nosotros creímos al principio que era usted. Nos hubiéramos alegrado mucho. ¿Cuándo le van á dar á usted algo? Ya es hora de que le hagan justicia; otros con muchos menos méritos que usted están por ahí disfrutando de grandes empleos. El buen hombre escucha estas palabras y sale de ia casa diciendo: Tienei razó i, e me está postergando: he traoajsío ca ia SlUWIBIl i n n M U B n n I lUmilll inimn