Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JK B C. VIERNES 6 DE AGOSTO DE 1909. EDICiON t. PAG, BEL 01 A UN DESERTOR MILLONARIO POR TELÉGRAFO PAÜÍS, í 4 T. n la noche del 19 de Julio último, los agentes de Seguridad detuvieron a u n joven elegante que salía de una cervecería del bulevar Saint Michel. El suceso causó gran sensación, pues el detenido, Félix Godard, muy conocido en aquel distrito, donde vivía fastuosamente, es hijo de un acaudalado negociante, que posee, además, una cuadra de carreras cuyos colores han triunfado eu frecuentes ocasiones. El individuo en cuestión desertó hace años de un regimiento de Infantería, de guarnición en Nancy, y ha ingresado en la cárcel de Cherche- Midi, de donde saldrá para comparecer ante el consejo de guerra. Godard no tenía gran aficióu al servicio militar. Al día sig- uiente de llegar al cuartel evadióse escalando el muro del edificio, y tomando el primer tren para París fue á reunirse con una encantadora joven de los alrededores de la Salpetriere. El idilio duró hasta que el padre tuvo conocimiento de lo que sucedía, y, previa la consiguiente amonestación, hizo volver á su hijo al regimiento. Pocos días más tarde, el incorregible militar repitió su evasión, que esta vez tuvo carácter de definitiva. El padre, furioso, cerróle su puerta, propoméndobe no volver á verle jamás, de lo que no pareció cuidarse Félix. A pesar de su peligrosa situación, dedicóse á frecuentar los cafés y demás sitios públicos, prefiriendo sin escrúpulo alguno aquellos donde solían reunirse los oficiales del Ejército. El desertor aparentaba un falso sentimiento patriótico, jurando siempre por la bandera, el honor y la patria. Recientemente, su madre, de quien recibía el dinero para sus francachelas, falleció. Las cuestiones de la herencia atrajeron la atención de las gentes hacia Godard. Este, viéndose rico, descuidó las precauciones para ocultar su personalidad, lo que ha dado lugar á la importuna intervención de la Policía. E fue posible saber nada en concreto aún de quién sea la persona designada para ese puesto, porque los ministros guardaron reLos príncipes D. Reniero y D. Felipe dé serva. Borbón, que se hau incorporado al regimiento de Húsares de la Princesa, donde EL GENERAL LÓPEZ DOMÍNGUEZ A yer estuvo en Palacio el general López prestan sus servicios, fueron ayer á Palacio Rey. Domínguez, quien cumplimentó al Rey. para visitar al fue después, en unión del iü El Monarca LO DE BARCELONA fante D. Fernando y del conde del Serrallo, C l ministro de la Gobernación dijo ayer á almorzar en el palacio del marqués de que en Barcelona rema completa tran- Viana. Hasta las tres de la tarde permaneció ei quilidad. Anadió que ha dado orden de que se res- Soberano en la residencia de su caballerizo tablezcan las conferencias telefónicas con mayor, regresando después al regiojAlcázar. todas las provincias, excepto Barcelona. Esta excepción se debe á la aglomeración CURIOSIDADES de servicio y al deseo de consultar con el general Santiago antes de restablecer ese UN CRIMINAL medio de comunicación. DE PALACIO pl gobernador interino de Barcelona ha apercibido á los concejales republicanos que se negaron á votar la protesta de aquel Ayuntamiento contra los sucesos allí desarrollados. COMEDIANTE POR TELÉGRAFO PARI 3, S, 6 T. FIRMA D ¿L REY TAespués del Consejo firmó ayer S. 31. los siguientes decretos: Hacienda. -Uno sacando á subasta por quinta vez la mma de Arrayanes y otro exceptuando de las formalidades de subasta las obras que han de ejecutarse en el local de la Dirección de Contribuciones. Fomento. -Ascendiendo en su empleo al inspector general de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos D. Vicente arciéa. ídem al ingeniero jefe D. Francisco Hernández de Tejada ídem id. á D. José Rodríguez Spiteri. ídem á D. Luis Morales. Disponiendo que se comprea dos aparatos de torreón y linterna para los firis de Alhucemas y Melilla. INGLESES UN BOXEADOR CONDENADO POR CABLE L 0 ND 1 ES. Si t T. n curioso incidente acaecido ayer pone de relieve la entusiasta afición del pueblo inglés al boxeo y demás ejercicios atléticos, en que la fuerza física es el elemento INFORMACIÓN principal Un antiguo campeón de boxeo, POLÍTICA Bruge, fue condenado, por diversas llamado estafas, c SOB 3 E EL CONS JimO á diez años de trabajos forzados. Últimamente tuvo la fortuna de lograr c u estado y a- decadente la actualidad y el interés de los sucesos ocurridos en Bar- una reducción de su condena, y, en consecelona, la gente que concurre á los Centros cuencia, fue trasladado á la cáreel de Peupolíticos vuelve á tomar por tema para sus tosiville, donde debía terminar la semana que le faltaba para ser puesto en libertad. comentarios las cuestiones políticas. Enteradas sus numerosos admiradores de Ayer hizo el gasto el Consejiílo celebrado por el Gobierno después del Consejo en Pa- que Bruge pasaría por Londres al traslalacio, dándole vueltas á este hecho y querien- darse al nuevo establecimiento penitenciado sacar del mismo consecuencias y deriva- rio, dirigiéronse en tropel á la estación de ciones que cada cual adornaba á su gusto. Waterloo. Pero las autoridades tuvieron la. Los ministros afirmaron que el Consejiílo prudencia de hacerledeseender en Vauxhall había tenido por objeto tratar del expedien- la estación anterior á Londres en esa línea te de indulto de los reos de Cáceres, habien- Cundió la noticia, y los amigos de Bruge do convenido en reservar el acuerdo. Tam- asaltaron los trenes próximos á partir, llebién parece que se ocuparon de las nego- gando al andén del Vauxhall en el momento en que el campeón, encadenado con otro ciaciones con la embajada marroquí. El ministro de la Gobernación dijo ano- delincuente, descendía de su vagón. Fue che á ios periodistas que estaba enterado de necesario que los agentes rodeasen al preso cuantas versiones circulaban alrededor del para impedir que se aproximasen los maniConsejil! pero que todas eran infundadas, festantes. Las aclamaciones duraron Largo aparte, claro está, de la facilitada por el Go- rato, no cesando hasta que el héroe desapareció en un carruaje acompañado de sus bierno a! terminar la reunión. guardianes. EL GOBSRNADOR DE BARCELONA Las entusiastas masas no estaban, ciertaO oy firmará el Rey el decreto nombrando mente, compuestas de lo más escogido del pueblo inglés; pero el hecho demuestra la al gobernador de Barcelona. Para ocupar este cargo se indicaba ayer excesiva afición de los británicos al deporte insistentemente al Sr, Pérez Moso; pero no del puñetazo. IP i eón Beisséte, á quien ios Tribunales acá ban de enviar á un correccional, es un conocido estafador, de ingenio y audacia verdaderamente notables. Hace algunos años, León Beisséte fue condenado á cuatro meses de prisión por fingirse abogado y presentarse con desfachatez indescriptible ante los Tribunales. No obstante, la pena quedó sin aplicarse, y Beisséte, encontrándose sin recursos, no vaciló en vestir la toga segunda vez. B l u engaño subsistió, y Leóa pudo ejercer largo tiempo la profesión. Pero más tarde fue descubierto el fraude, y vanos clientes estafados solicitaron el procesamiento de Beisséte. Entre las hazañas del audaz petardista, hay una que merece los honores de la publicación. Beisséte consiguió atrapar á un infeliz que sostenía na cuestión litigiosa con un banquero. El supuesto abogado ie hizo presentar una demanda, que, como tantas otras, fue admitida. La sentencia no fue favorable al cliente, y Beisséte, desesperando de coorar sus honorarios, apeló á un recurso ingenioso para conseguirlo. A este fin anunció al litigante que el banquero había sido llevado á la cárcel. El pleito se vería en una fecha determinada, en la cual debía su cliente presentarse. Llegado el día, dirigióse el pubre hombre al Tribunal. En el Palacio de Justicia encontróse á Beisséte, que le dijo apresuradamente: Llega usted demasiado tarde, amigo mío. Acabo de obtener un éxito brillante Ya iré a contárselo á su casa. Monsieur X regresó todo satisfecho á su domicilio. Al entrar en éste encontró sobre la mesa un falso telefonema firmado por el presidente de la Sala y concebido en los siguientes términos: Su defensor ha pronunciado un informe maravilloso. Es un maestro en la oratoria. El banquero ha sido severamente condenado, como merecía. Tengo el gusto de comunicárselo para su satisfacción. Pocos instantes después llegó Beisséte y cobró los honoianos al litigante triunfador. La despreocupación de Beisséte no se reducía á fingirse abogado soiamente. En otras ocasiones itízose pasar por agen de Policía. Cierta vez, naoienao encontrado un cuente que tenía créditos contra un empleado de banca, se presentó á éste, diciéndole: -Tengo el encargo de cobrar el crédito que Mr. X... posee contra usted. Si no me paga usted ahora mismo, le detendré. He aquí el mandato judicial que me autoriza para ello y mi tarjeta de agente de la Policía. El se negó á satistacer ia deaaa,