Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 5 DE AGOSTO DE 1909. EDICIÓN K PAG. 8 sias profanadas; la caja de los escolapios, forzada y repartida, no constituye robo: claro, eran propiedades de curas... Dice el Sr. Saint Albans Harmer, testigo presencial de mayor excepción, corno extranque soa gestes con lasque muchas veces ha acuerdo ministerial, que, sobre obedecer 8 simpatizado el Sr. Soi y Ortega; gentes que un principio de justicia, envuelve el deseoen alta voz salean io que él ha predicado, de dar satisfacción ajustas aspiraciones del y en voz baja lo que no nos atrevemos á país afirmar que él haya aconsejado. Pero ahí Además, de la supresión ae la redención jero: Permitid que no relate el martirio de los están sus declaraciones de ayer, donde no á metálico al servicio militar obligatorio no religiosos, los ultrajes á las religiosas, los safrifi hay una sola palabra de simpatía ni conmi- hay más que un paso, que seguramente dacios brutales á que fueron sometidos... Sólo diré seración para las víctimas; sin una sola para rán las Cortes en cuanto e reúnan, complefue muchos han muerto acuchillados al pte de los condenar, y sí muchas para atenuar los ho- tando asi la obra de progreso que inicíala altares; otros, descuartizados, paseando sus restos rrores cometidos por turbas salidas de la medida adoptada por el Consejo de minisen lo alto de pértigas; que no pocos murieron de hez soeial, removida por quienes saben po- tros. muerte lenta... Muertos, heridos, sepultados en- nerse en salvo á tiempo: bien emigrando, Estamos seguros de que la noticia que ayei tre las rumas? ¡Qmen sabe su número! Cuando bien amparándose tras la inmunidad parla- dimos, y hoy comentamos en estas líneas, (ada comunidad haga su recítenlo, se sabrá. mentaria, bien quedándose en casa cuando merecerá la aprobación unánime y el aplauHablando de los incendios, confiesa el se- las gentes que ellos empujaron con sus pro- so general de España. ñor Soi que son 38 los quemados ó chamus- pagandas roban, incendian, matan. tados con tono y comentarios que dan lugar No, no es posible que juicios cual los puá; la sospecha de que á dicho señor le pare- blicados en El País por el Sr. Sol y Ortega ce una lástima que los últimos no hayan pa- queden sin protesta viril y honrada; no es olvió á apretar ayzz el calor. SI sol apresado de la chamusquina; pues luego agrega lícito que pública, aunque hipócritainen tó de lo Un io. El otro Sol... y Ortega que estos 38 conventos é iglesias son los te 3 se manifiesten simpatías por vües incen- desbarró, pero no de lo lindo, sino de lo feo. únicos edificios que han sufrido en Barcelo- diarios; monstruoso es disculparlos. Ante su- El vio un H- ¡en id CasteLa a doscientas na. ¿Querrá decir este únicos que le pare- cesos como los de Barcelona no hay más re- mil per no lia visto a lora nada pucen pocos? Podrá no ser, pero asidlo parece. medio que deslindar los campos; frente á r r v ...reelona. ¡Santa Lucía, patrona Verdad es que nos da la noticia de que los ellos ó con ellos. Y en el último caso, lo vi- de w. i, le conserve la suya! incendios han sido prendidos hasta con relati- ril, aun cuando sea inhumano, es ponerse Siguió comentándole los sucesos de Barva cortesía, por simpatia á las pobrecitas francamente á su lado, acompañarles con celona y siguió injuriándose inconscientemonjas y á los frailes... Si no produjera in- la tea en una mano y el puñal en la otra, mente á los cafres y á los salvajes, porque dignación, daría risa esta novísima especie exponiéndose á perecer con elíos. llamar asía los asesinos de las turbas de le incendiarios corteses. Ve el Sr. Soi y Ortega el remedio en Barcelona es suponer que en Cafrería se ¿A qué esos aspavientos? dice, refirién- un ¡cambio de Gobierno! en mucho mitin, cometen tales horrores. Y no hay derecho á dose á la violación de sepulturas... Tiene etcétera, etc. y no nos habla hoy de muchas suponerlo siquiera Halló buena acogida el acuerdo de suprirazón; desenterrar cadáveres para arrastrar- escuelas laicas y muchos libros y folletos los atados al extremo de cuerdas, para de- anarquistas porque hoy no se atreve; mas mir las redeucioaes á metálico del servicio jarlos tirados en esta plaza ó en aquella es- todo se andará, como le dejen; ve el reme- obligatorio. Ya era hora; pero más vale tarquina, es cosa de poca monta; para el indul- dio en una prudente indulgencia con los que de que nunca. gentísimo juzgador de asesinos y profana- en ningún país pueden ser considerados Por lo demás, en Madrid, tranquilidad, dores de la paz de las tumbas, eso no indica como reos políticos, sino como criminales. completa; no Oftsrre na Ja, no pasa nada. ferocidad, sino curiosidad infantil. i ¿Qué Y es natural, puede que á solas piense que De sucesos, una ratería ó un accidente íí más, si hasta nos pinta el cuadro de ios vio- entre ellos habrá algunos descamados poi lo sumo, como ocurrió ayer. ladores de sepulturas llorando de compa- las propagandas que él ha Jhecho Por la noche, mas calma; pero chicha y sión por los desenterrados... Lo cual es de I os que á todas horas nos hablan de fa- achicharradora. suponer sucedería antes de decidirse á arras- natismo religioso; los que claman por ¡a litrarlos. bertad de conciencia que aquí disfrutatodc EL TRIUNFO Arrepentido sin duda de su afirmación español, no consideran fanáticas á esas horde no haberse cometido asesinatos, inexac- das que ellos empujan contra los templos y DE BLER 1O T titud indisculpable en quien había como los sacerdotes, no tienen una palabra de noespectador de los sucesos, desmentida en la ble censura contra las huestes que ellos pfn nuestra información gráfica de hoy pu página segunda del mismo periódico- que in- han levantado; los que nos hablan de fra- bhcamos dos fotografías del homenaje serta las palabras del Sr. Sol y Ortega; com- ternidad universal levantan gentes que ase- que acaba de serle tributado en París al inprendiendo que ha llegado más allá de lo sinan, saquean, incendian... signe aviador Luis Blénot, el primer nomtolerable, confiesa algunos de aquellos aseY pasará ésta y pretenderán de nuevo li J bre que ha atravesado en aeroplano el canal sinatos, pero llalla manera de disculparlos bertad para difundir doctrinas que tales fru- de la Mancha. diciendo: supongo que se defenderían morirían tos dan; libertad para seguir envenenando El Ayuntamiento parisiense dio en su ho en ia lucha... De modo que la culpa fue de ai pobre pueblo, haciendo de su conciencia ñor una recepción solemue, á la cual concuellos por defenderse del saqueoy del incen- un infierno; de su pensamiento, ua caos; de rrieron las más notables personalidades de dio, por ponerse delante de los altares para su mamo, un azote de la patria; seguirán pi- la capital francesa. En todo el trayecto, desevitar profanaciones. L, a verdad: es mucha diendo libertad para predicar el suicidio de Neailly, donde vive B ériot, hasta el intemperancia é intolerable fanatismo el de de España. Hotel de Ville, una muchedumbre inmensa le estos sacerdotes, y verdaderamente las ¡Desdichada de ella si lo ocurrido no sir aclamó con e- itusiasmo. timoso que los conventos de jesuítas, que, ve de escarmiento! ¡Desdichada si aqaí uo El mismo dia fue obsequiado con un bansegún palabras del señor senador, temen por- se distingue entre la legítima libertad polí- quete de 500 cubiertos por el Aero Club de que deben, hayan escapado á la quema y ai tica, socml y civil, que es bien inapreciable, Francia. Asistieron eminentes personalidasaqueo, porque si se defendieron deberían, con la libertad de desmoralizar á gentes des, entre las cuales figuraban varios mihaber muerto... Pero es el caso que esos que expertas y sencillas, con ia de atizar envi- nistros, y hubo brindis elocuentes, á los cuapudieron defenderse fueron los únicos con dias y odios, con la de acumular rencores, les contestó, sinceramente conmovido, el los que no se atrevieron los sediciosos. con la de predicar cual lícitas las aboaiina- agasajado. Las causas del movimiento, según la mis cion- s mas odiosas, con ia de permitir apoma autoridad, son, entre otros motivos de logías más ó menos vergonzantes de Jl ¡LOi TOROS orden sentimental -vaya un sentimentalisa d lie disputa ni discute á Los loros lá ca mo) el carácter de explosión popular. ConN itegoría de primer periódico del muntra esto hay que gritar: ¡Falso, monstruosa- L REDENCIÓN dr en su cldSt: Para convencerse de que lo mente falso! el pueblo no es una horda de basta coa ver detenidamente cualquiera bandidos, el pueblo no es culpable de esos A METÁLICO es, los números que Heva publicados, y en crímenes, el pueblo, el verdadero pueblo, los I J no de los acuerdosadoptados por el Go- de execra y pide su castigo. bíerno en el Consejo de ministros que los cuales sorprenden el arte- de su confec ¿Remedios... El primero, naturalmente, celebró el martes fue el de suspender la re- ción y el interés de su texto y sus fotograes que caiga Maura, ¿cómo se había de ocu- dención á metálico dei servicio militar para bados, por ninguna otra publicación anáio rrir otro? Hay que seguir haciendo política los excedentes de cupo que fueren llamados ga superados ni igualados hasta la fecha. El número de esta semana contiene arde odios y rencores, hay que olvidarse de á filas como para los reclutas de la quinta la patria para no atender sino á combatir al del presente cupo. La redención no será ad- tículos ilustrados con fotografías referentes á Rafael Sánchez Beb á Quinito y á los odiado presidente. mitida en ningún caso. ¿Responsables? A creer á Sol y Ortega, Que la medida es importante y plausible, Bombita; un trabajo muy interesante de oadie concretamente; á eso se tira. ¿Inicia- no necesitamos decirlo. En estas circunstan Hache, el reputado crítico taurino; uaa indores... Duda que los haya; una explo- cias, en que los sucesos de Barcelona y la tencionada caricatura, y reseñas ilustradas sión casi espontánea como si esas maldades campaña de Melilla reclaman el espaciq de las corridas de toros y novillos últimapuuieran ser espontáneas en el corazón hu- de nuestras columnas para dar satisfac- mente celebradas en Madrid, Sevilla, t, a mj. no. En cuanto á los iniciadores, conscien- ción á la ansiedad pública, no os es po- Coruña, Valencia, Cartagena, La Solana, te- I; UOÍ, inconscientes otros, todos sabemoSv- sible consagrar gran espacio á comentar esa Carabiiachel y Vallecas. M DRID AL DÍA V