Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, ABLE, TELEGRAFO Y TELÉFONO jjg) g ESPAÑA EN MARRUECOS DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO m Y TELEFONO LA CAMPAÑA DE MELILLA POR CORREO Y POR TELÉGRAFO CRONSCA DE L A CAMPANA. (DE NUESTRO COMPAÑERO SEÑOR SÁNCHEZ OCAÑA) MELILLA, I f- onsideraciones. Relatado y comentado el combate del áia 27, telegrafiados los detalles de las opeíacioues de estos días, quédale al cronista poco que relatar en estas cuartillas, que escribe después de dar al telégrafo lo que Ocurre durante el día. La misión de todo periodista en circunstancias como las presentes es ver, oir y callar. Agreguemos que escribir para innovación de frase tan conocida. De lo que he oído hoy á personas que conocen el Dais y que indudablemente tienen confidencias, voy á escribir unas cuantas cuartillas. I o que hacen los rífenos. Dícenme esas personas á quienes me peñero que las cabilas de esta región están al corriente de lo que sucede por correos que á pie recorren las montañas y pregonan los sucesos de la manera que más les conviene. De esas tribus, sólo las que viven dentro de un radio de 60 kilómetros de Melilla han enviado contingentes á la harca del Gurugú. Su objetivo es el impedir que los españoles rebasemos la línea de nuestras posiciones permanentes. Las otras eabilas esperan noticias para enviar refuerzos ó para hostilizar nuestras plazas de Alhucemas y Peñón de Vélez. Acaso ha contenido á las tribus vecinas de estos islotes el ves: que no se ha desembarcado refuerzos. Hay que tener en cuenta que los rifeños Que pueblan las cercanías de Alhucemas se consideran deseen nentes de los árabes que fueron expulsados de España después de crear las maravillas de que son depositarías Granada, Córdoba, Sevilla y otras poblaciones españolas. Existe entre esa gente la leyenda de una predicción, según la cual los rífenos descendientes de Boabdil conquistarán las plazas españolas de la costa africana, embarcarán en ellas sobre navios que nos arrebatarán, vendrán á la Península y se harán dueños de ella, como hicieron Muza y Tarlk. a Alhambra volverá á ser suya! En los momentos de guerra como los actuales, esa leyenda se repite de aduar en aduar para mover el ardor de los montañeses. Entretanto, niéganse á suministrar á las plazas el agua y las provisiones que ordinariamente venden para la población penal. Claro es que viendo llegar de Málaga nuestros bareos con todo lo que esas plazas requieren, sus ilusiones sufrirán gran quebranto. Pero ello es así. La leyenda subsiste, y como los Sultanía, naturalmente, no creen en ella y no ndcea nada por llegar á su cumplimiento, el respeto á la autoridad del l o que los moros creen. Soberano es cada día menor. -Sea lo que quiera el origen del primer Hay que tener en cuenta también que la chispazo, ello es que á la guerra se han mujer rifeña es fanática, como lo son gene- lanzado estas tribus con todo el aparato que ralmente todas las mujeres, y que la mujer ellas la dan y con la mira de lucro que podel Rif no es un ser tan despreciado como nen en sus contiendas. en los demás países árabes. Sólo un escarmiento duro y rápido puedt El rifeño es musulmán, pero poco arabi- poner término á sus osadías. El rifeño cree zado. Cree que sus mujeres son las privile- que como Alá quiera darle la victoria, de giadas en belleza entre las de su raza. nada le sirven al cristiano sus cañones, sus Realmente es la rifeña inteligente, fiera, barcos y sus ejércitos. amorosa y fiel. Sólo ante el efecto de las balas y de la Asiste al combate desde las últimas tilas, granadas siente el desaliento y duda de la excitando á los combatientes, maldiciendo eficacia de sus invocaciones alcoránicas. á los que retroceden y procurando consolar Por sí ó por no, elige sus mejores tirado y curar á los que caen. res y los coloca en primera fila, bien parapetados, ó bien escondidos en las sinuosidar ómo explican la guerra los rifeños. Un periodista francés que ha salido em- des del terreno, para hacer certeros blancos barcado para Nemours, donde se propone en nuestras filas. telegrafiar á su periódico de París, me ha Aun esos mejores tiradores rifeños no re leído sin reservas los telegramas que lleva sisten la tentación del robo, y algunos de redactados. Confío en que antes de que su los que han caído muertos por las baUs de periódico llegue á Madrid se publiquen es- nuestros soldados ha sido porque se han descubierto, porque ai ver caer á algún soltas líneas en A B C. Se lo he advertido. No ha puesto reparo, porque él está se- dado cerca han salido de su madriguera guro de que ha dado con la causa inicial de para arrebatar al caído el arma que llevaba, y entonces han sido blanco de nuestros fula guerra. Hace primero historia del famoso Roghi, siles. La artillería de tiro rápido será la qut quien después de diez años de guerra conmuy prontp convenza fanático tra los Sultanes y creyendo apoderarse del que no puede decirse al sí propio: rifeño de á- ¡Fíat? Trono de Muley Hassan, luego de Muley de Alá y no corras! Aziz y hoy de Muley Hafid, abandonó Zeluan, tras de cuatro años de residencia, anda por los alrededores de Fez confiado en su triunfo y en su proclamación. NOTICIAS DIVERSAS El Roghi, juzgándose soberano del territorio, hizo concesiones mineras; el Roghi DEL DÍA repartió armas en abundancia para que sus adeptos combatiesen contra el Sultán; pero los rifeños, especialmente los Guelaya, se e n t r e los moros se distingue uno por stx llamaron á engaño cuando consideraron tenacidad, que ha sido bautizado con que las minas podían ser suyas. el nombre de Juanito el cazador, y siembre Entonces fue cuando uno de los mejores que se oyen silbar las balaá dice la bizarra lugartenientes del Roghi, el caid Chaldy, guarnición: Ya está Juanito haciendo de encargado de regir la Aduana instalada por las suyas. cuenta del pretendiente en Mazuza, alarmaEl general lmaz dispuso que los mejore, do eonja construcción del ferrocarril, se pre- tiradores vigilaran sus movimientos, y ansentó á las autoridades españolas- -habla el teayer tarde dieron muerte á uno de los ricompañero del diario parisino- -para disua- feños. Después hubo más tiros, lo que dedirlas de que autorizasen tal proyecto. muestra que son varios los Juanitos que se Construyanse caminos- -dice que mani- dedican á cazar al que se pone á tiro. festó el Chaldy, -derríbense casas, explótenLas obras de fortificación de la segunda se minas; pero nada de ferrocarriles, porque caseta están muy adelantadas y la prote los rifeños son enemigos de toda vía férrea. ción del campamento ofrece grandes seguHan oído á los oraneses que las locomoto- ridades. ras incendian los campos y las cosechas, y Se hacen trabajos ímprobos por aescubrii ante esta amenaza son capaces de las ma- agua, para cuyo objeto una porción de obreyores tropelías. ros, pagados á buen precio y prácticos en el Refiere el periodista francés otras nego- terreno, se dedican á abrir pozos, por ver si ciaciones que siguieron, de las cuales yo se logra dar con la cantidad de líquido que debo hacer gracia al lector, y termina di- hace falta. ciendo que el Chaldy, en una última entreLos moros de Beni- Unaguel (Alhucemas vista, conminó con romper las hostilidades han regresado á su aduar, transportando si España persistía en rebasar la línea de los innumerables muertos y heridos qué su zona. durante estos días han tenido en los comSupongo que en Nemours habrá agrega- bates, dándoles sepultura á los cadáveres. do el corresponsal á sus telegramas algunas Poco después fueron al zoco, acordando líneas para consignar que si ocurrieran las reintegrarse de nuevo á la harca. cosas como las cuentan, ninguna autoridad El comandante del regimiento de Melilla del mundo se hubiera sometido á la conmi- i D. Luis González Mata ha depositado sobre nación de un Chaldy, por muchos que fue- la tumba del bizarro jefe de Figueras, señor sen sus prestigios entre la gente rifeña. Ibáñez Marín, una hermosa corona, que le