Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A b C. LUNES DE AGOSTO DE javamente, la preciosa niña- Pilarcita Fernández Golfín y Montejo. A esos testimonios de pésame unimos el nuestro, muy sentido. Ha salido para San Sebastián el señor D. Luis Roig; para Santander, el señor O. Germán Asúa; para La Corana, el señor D. Miguel Campos, y para Hendaya, losseBores D. Francisco Poblet y la familia de O. Juan Rózpide. DE NUESTRO CORRESPONSAL. EDICIÓN 7 X PAG. ESTADOS UNIDOS PASATIEMPOS RECUERDO- Es un recuerdo ese pelo, ¿eh? -Sí; pelo de mi esposo. -Pero su esposo vive, ¿no es verdad? -Sí; pero ahora está calvo M E N U D E N C I A POK NOVEJARQUE, LA REFORMA. ARANCELARIA POR CABLE WASHINGTON, A B C EN L 1 S 8O A. INTOLERANCIA POLÍTICA e todaslas intolerancias es la intolerancia política, porgue es la más ciega y la más apasionada. I os republicanos lisbonenses acaban de mostrar el sumo grado de su apasionamiento de partido, encañándose en las personas de dos diestros que el pasado domingo to. íearon en una de las plazas de esta capital, í siendo intolerantes no podían menos de ser injustos y, lo me es to ¡avía mas grave, vengativos y exagerados en la forma de efectuar esa veaga. ¿a. Parece que corrió, difundiéndose entre los espectadores, la especie de que los expresados lidiadores habían declarado como testigos en un proceso incoa io en Vizen contra algunos republicanos acusados del delito de ofensas á la renglón del Estado. Este solo hecho bastó para que la multitud que llenaba Jos asiento del circo formulase las o á s violentas protestas contra los dos toreros, haciéndoles victimas de toda clase de vejámenes, insultos y agresiones. Sobre los infelices lidiadores cayó un enorme número de proyectiles llevados á la plaza con ese fin, pues uo de otro modo puede justificarse su presencia en los bolsillos de los espectadores. Hubo protestante que acometió con uo martillo á los d s diestros. Y lo mejor del caso es que al día siguiente, en los díanos de mayor circulación, explicaron los dos toreros que no hibían ni lejanamente figufado como testigos en el tai proceso. La saña de ios repuoiic- m. hd demostrado esta vez lo que ya dio a conocer en anteriores ocasiones: su aCKu. uui ia o eran cía política. Si es cierto que unaitisia que vive de los públicos no ucoe en ningún momento exteriorizar opiniones polínicas contrarias á la mayoría de esos púohcos, no es menos verdadero que la intolerancia de partido, cuando se eierce con injusticia, es más bárbara y deplorable. El suceso á que aludimos no conduce a otra cosa sino á sentar un temóle precedente, que, si el ejemplo frucufeoa, impedirá á los artistas exponer libremente su criterio. A este paso, ocurj ira que un dramaturgo- profesión siempre eu co. uacto con ei publico- -se verá forzado a ruiicu. izar las. instituciones de la sociedad, sin participar, no obstante, de los sen ti une utos republicanos de la galena. V como se da entre nosotros la circunstancia del poco estímulo dispensado á los artistas en la época de crisis mental por que atravesamos, todo lleva á creer que la pintura y L escultura, las artes más plásticas, deben iospuarse en ios símbolos republicanos para que sean aceptadas por el público. Esta corriente se na iniciado ya ea la pintura, gracias a uu cuadro, famoso n Lisboa por su ridiculez, que es una de las formas de la celebi i lad. LJS republicanos son capaces de deleader monstruosidades artísticas si llevan claramente estampado el sello de la democracia. Así, por ejemplo, no vacilan en aplaudir con entusiasmo el aborto pictórico en que un artista desequilibrado representa la figura de Cristo estrechando ia oitria del jefe de los repu- La peor de 1 La solución, mañana. Solución al acertijor CE- D- RO blicanos. El autor ha sido proclamado genio por el mismo periódico que excitó á las turbas de la plaza contra los desgraciados lidiadores. Tan risible veredktum es una prueba palmaria é irrefragable de su intolerancia política. pTL MATRIMONIO D ít, RFY U n perió dico de Lisboa da como cierta la noticia de que don Manuel II irá durante el próximo otoño al extranjero, en compañía del presidente del Consejo, con el fin de concluir definitivamente el asunto de su futuro matrimonio. Los demás diarios se limitan á publicar la noticia á título de información, sin asegurarla ni desmentirla. De confirmarse el rumor, nuestra tutura reina será la hija mayor del duque de Fife, sobrina de Eduardo VII y nieta de la reina Victoria. No es la primera vez que se habla del casamiento de Manuel II con una princesa de Inglaterra hija de dicho ¡duque, y por esta razón la noticia parece no carecer de fundamento, por mas que en las esferas oficía es se guarde una severísima reserva acerca de este punto. Mconsieur Payne sometió ayer á la Cámara de representantes el informe de la Comisión mixta encargada de conciliar ¡os proyectos votados en atibas Cámaras reformando las tarifas de Aduanas El informe citado disminuye en general lo derechos de Aduanas actualmente eu vigor, rebajando los que se refieren á objetos útiles para la vida, mientras eleva los relativos á artículos de lujo. Et capitulo de metales es el que ha sufrido reducciones de más importancia. El de las barras no se ha modificado; en cambio, el délos algodones se ha variado mucho y con un aumento medio de 3 por ioo. Las sedas y sederías también han sufrido un aumento. Las pieles se admiten libremente, y se rebajan los derechos á los cueros y guarniciones. Disfrutarán también de libre entrada las obras de arte de mas de veinte años de antigüedad. A la madera para la fabricación de pipas se la impone un 15 por roo de derechos, ad En la misma torma se aumenta hasta un 70 por 100 á los encajes de lujo. También se aumentan los derechos sobre alhajas, tarjetas postales, trajes y fuegos ar- j tifi cíales. Para la aplicación de la tarifa máxima se crea un Tribunal de alzada y Consejo de consignatarios de Aduanas. El proyecto autoriza la abrogación de los tratados de reciprocidad, los cuales se darán por caducados, notificándolo diez días después de la promulgación de la 1- y de. Aduanas. NOTA CURIOSA LA CENSURA ANTE EL PARLAMENTO POR CABLE Z. ONDPE 9, 1, 5 T. i a comísióu encargada de pedir explica ciones á Mr. Redford, director de la ceisura teatral, acerca del criterio que seguía al rechazar ó adoptar las obras dramáAFF NSO SAYO ticas, se ha reunido de nuevo para interrogar al censor. MILITARES. Míster Robert Harcourt, secretario parlamentario del ministerio del Interior, le na interrogado acerca de una traducción de Edtpo Rey, hecha por Mr. Courtnej Míster Redford contestó que existía ya una traducción de Dryden, representada en POR TELÉGRAFO 1670, y que, á su juicio, bastaba esa traducA consecuencia ae un duelo verificado en ción. Hannover entre el teniente von RotheRefiriéndose á la interdicción de algunas uauyeljefe de escuadrón retirado conde escenas de la comedia patriótica el Home de Kcenigsmark, este ú titao, que fue el pro- de un ingles, manifestó el censor que la provocador, ha sido condenado á cuatro meses hibición partió de autoridades más altas de reclusión en una fortaleza, y su adversa- que ja suya. rio á un día de la misma pena. Míster Redford explicó por que prohibió Nada ha podido saberse de las causas qus se representara Momia Vaitna y autorique originaron el daelo. zó la representación de The Devil, á pesar No es éste un caso aislado. El Tribunal de ser muy semejantes los argumentos de de Eisenach ha tenido que entender en nu- ambas obras dramáticas. La primera es, semerosos duelos realizados á principios de gún el censor, una obra literaria, pero ineste año entre vanas oficiales de ¡a guarni- moral, mientras- la segunda no es más que ción y el coronel tíchutzbacn, cuya esposa una obra de gtan espectáculo. observaba una conducta censurable, Bernard Shaw, que tanto ha sufrido de la Uno de los oficiales fue gravemente heri- censura, atacó duramente al censor, sin hado en un duelo á pistola, y noy ha sido con- cer el proeeso de la censura y hasta admidenado á cuatro meses de cas- tiendo la utilidad de ésta. Dijo que estaba tillo. dispuesto á someterse á las leye ero no El consejo de guerra ha impuesto tres al criterio de un hombre que es incapaz de meses de la misma, cuse de tacoto al ofi- juzgar déla moralidad o, miiior cuidad uc a ¡cial herido. COsdS EL DUELO c N T R i MILITARES i HIBlílBrrilTiBlliiiíim TBan: n i: i n i n i j