Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 38 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 14. Híce la travesía de 38 kilómetros, más I seis á causa de mis vacilaciones, en treinta y ocho minutos. Consumí seis de los 13 liiaros de petróleo que llevaba. ACTUALIDADES Un pohceman fue quien primero me vio. Hacia mí acudieron pronto algunos periodistas para pedirme una interviú. L, os haEste popularísimo semanabitantes dormían aún, rio publica hoy un námero Estas son, brevemente referidas las pede interés excepcional, en ripecias de mi viaje I a esposa de Blériot ha expresado sus cuya parte gráfica figuran nuimpresiones del siguiente modo: merosísimas instantáneas he Tenía yo el presentimiento de que si alguien podía atravesar la Mancha, ese alchas en Melilla, en el mismo guien era mi marido. Al mismo tiempo comcampo de la lucha, por su prendía que era deber mío el hallarme cerca de él para el caso en eme se produjera alfotógrafo Sr. Alba, y otras, gún accidente. también numerosas, de los Conseguí la autorización de seguir de lejos á mi marido en el contratorpedero. sucesos ocurridos anteayer Salimos por ¡a mañana áe Calais y aguaren Barcelona, y de los cuadamos mar adentro que saliera el aeroplano, E 1 monoplano se puso en marcha; pero les es Actualidades Ja privoló con taf rapidez, que el bar n le oerdió mera revista que da informapronto de vista. Tuve momentos de horrible angustia. ción. No veíamos ya nada, y temía que, en el caso de producirse un accidente, no puÉxitos como éste parecen diera prestar su ayuda el contratorpedero. reservados al periódico á que Marchábamos velozmente, no se veían nos referimos, y por ellos, y a las costas francesas y aún no se distinguían las costas inglesas. Mi desesperación desde su aparición se ha coaumentaba á medida que pasaba el tiempo, locado á la cabeza de los de ¿asta que vinieron hacia nosotros algunos barcos que nos anunciaron que mi marido su clase. había conseguido su objeto. Entonces fui la mujer más feliz del tnuad Al llegar á Dower, mi marido me aguareaba en el muelle y me dio detalles del éxi- do y su profundo conocimiento de las cuesto alcanzado Inútil hablar de la inmensa tiones de África, mereceu toda la coufianzg. del Gobierno, y seguramente se la otorgará alegría que entonces sentí, también en absoluto la nación entera. Considera esto indispensable, pues enPOLÍTICA tiende que los españoles están obligados á secundar la obra del Ejército mostrándose á DECLARACIONES la vez seguros de que las tropas hau de cascabiláS IMPORTANTES tigar duramente á laslucha ydel Rif, saliendo victoriosas de la afirmando la POR TELEFONO soberanía de España en el territorio marroPAMPLONA, 1 7 2 T. quí próximo á la plaza. f n periodista de esta población ha celeA juicio del Sr. Dato, impónese una tre brado hoy una interviú con el presi- gua en los apasionamientos políticos, para dente del Congreso, Sr. Dato. dar paso á la sensatez y al patriotismo, y Interrogado éste acerca de la apertura afirma que la Prensa debe orientar en tal ¿el Parlamento, manifestó que la contesta- sentido á la opinión. ción negativa que dio el Sr. Maura á la miSupone que los defectos contenidos en la noría solidaria que acerca de esto le pre- actual ley de Reclutamiento serán subsaguntó indica claramente la ac itud del Go- nados inmediatamente que las Cortes se bierno entero, pues que éste se halla con- abran, aprobándose el proyecto que el Goforme é identificado en absoluto con el pre- bierno presente al Congreso, estableciendo sidente. la instrucción militar obligatoria y el servi Respecto á mí- -añadió, -secundaré de- cio de las armas para todos los ciudadanos. cididamente la obea del Gabinete en este y Confía en que la cuestión interior, doloen todos los asuntos. rosa é inoportunamente suscitada en BarNo cree que las minorías insistan en sus celona, se solucionará pronto ante las enérPretensiones, siquiera no sea más que en gicas medidas adoptadas por el Gobierno. consideración á los intereses nacionales. El Sr. Dato negóse á hablar de política Contestando á otras preguntas del tepot por razones fácilmente explicables, dado el r, dijo el Sr. Dato que las obras de calefac- puesto que ocupa. ción y renovación de aire que actualmente Dedicó grandes elogios al edificio de la Se realizan en el Congreso no se terminarán Diputación, manifestándose sorprendido hasta el mes de Septiembre, y esto impedi- ante el excelente archivo de Navarra v la da también que las sesiones pudieran cele- perfecta conservación de sus libros. brarse en el salón correspondiente. Hoy ha visitado la catedral y la AudienRespecto á a. cuestión marroquí, mani- cia, almorzando con el gobernador. festó el presidente del Congreso que los Por la tarde le obsequiará con un té el pactos internacionales que nos obligan á coude de Guendulaín. defender la zona próxima a las plazas fuerL, a jira á Roncesvalles no se decidió á ces, protegiendo los intereses nacionales eu- aceptarla por las circunstancias en que la ropeos que allí exrstan, nos impone necesa- nación se encuentra. riamente la de prestar decidida cooperación Mañana le dará la Diputación una comi la obra que realiza el brillante Ejército da íntima. que está congregándose en Melilla. Dato permanecerá en Pamplona hasta los Elogió el Sr. Dato en tonos elocuentes el primeros días de la semana próxima, marHeroísmo de los soldados, la bizarría de los chando después á San Scbastiáa. jefes y oficiales y la pericia de los geneEl viaje al extranjero lo ha suspendido rales. para poder atender mejor al desarrollo de Agregó que los generales Marina y Gar- los sucesos en los cuales el país tiene puescía Alaave, por us grandes dotes de man. ta su atención, s 1 MRRES 1O NBS VIAJE DE UN PRINCIPE POR TELÉGRAFO SANTANDER, l 6 6 T, p 1 príncipe de Monaco, quien desembarcó esta mañana sin que lo advirtiera nadie, paseó por las calles más céntricas, visitó los mercados y pescaderías y, acompañado de un ayudante de campo y del cónsul de Monaco, fue á despedirse del gobernador civil, con quien conversó largo rato, diciéndole que llevaba uu recuerdo muy grato de Santander y que se proponía volver con objeto de permanecer más tiempo y realizar varias excursiones científicas y algunas cinegéticas, pues desea perseguir á los rebecos en los picos de Europa. Desde el Gobierno dirigióse en automóvil al Ayuntamiento, siendo recibido al pie de la escalera de honor oor el alcalde y algunos concejales. Preguntó al alcalde por el estado del diestro Pepete, cuya cogida presenció, manifestando que la penosa impresión que aquélla le produjo no se le olvidaría nunca. Visitó el Príncipe el Museo municipal, elogiando la patriótica y culta idea de su fundación, y más tarde recorrió las demás dependencias, incluso la Biblioteca, donde se detuvo largo rato! En ésta le enseñaron una obra que él regaló hace meses, refereate á la gruta de Altamira, y el Príncipe prometió seguir enviando cuanto publique, y especialmente lo que se refiera á las grutas prehistóricas de la provincia. Al serle presentado el concejal y presidente del gremio de pescadores, D. Manuel Martínez, comenzó el Príncipe á hablarle de pesca, dando una verdadera conferencia sobre esta materia. Dijo que venía observando que la pesca va desapareciendo de la costa occidental de Europa, y es de temer que acabará por extinguirse de modo total, cosa que debiera preocupar á los Gobiernos, pues el día que esto suceda quedarán en la miseria muchos millones de familias de distintas naciones. Entiende que esta desaparición del pescado débese á la falta de leyes protectoras, producto de un convenio internacional, pues las que existen son malas, quizá por estar hechas por hombres que desconocen en absoluto las cuestiones fundamentales de la pesca- y no quieren oír las opiniones de los que hau consagrado su vida á los estudios oceánicos, investigando cuanto se refiere á las especies que viven en el mar. Atribuye en gran parte la desaparición de la pesca al empleo de redes de arrastre ett todos los mares libres por infinidad de barcos de todas las naciones, que no sólo destrozan la cría, sino los fondos, arrastrando los criaderos. El Príncipe ofreció enviar para la Biblioteca sus cartas marinas y estudios sobre las profundidades de los mares en las diversas s latitudes. Al despedirse entregó 500 pesetas para los pobres. A las seis de la tarde zarpó para I á Corana, donde se detendrá para hacer sondeos. LA SALUD EL COLERA EN ALEMANIA POR TELÉGRAFO p n Alemania reina vivísima emoción con motivo de la muerte de un americano atacado de cólera enKoenigsberg. Mister Roger Winfield, natural de Fouá du I, ac, en el Wisconsin, estaba realizando su viaje de bodas por Enrona. Ai ve ver da BERLÍN, 2 7 9 N. 5ll! III r