Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES a 8 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG, i 3. DE SOCIEDAD Se halla restablecido de las calenturas que ha padecido el ministro del Ecuador en E ñ a D. Víctor Rendón. Las noticias que se reciben de San S ¿bastiáu dicen que el jefe superior de Palacio duque de Sotoinayor, se ha agravado en su enfermedad. De todas veras hacemos votos por la ínei del ilustre enfermo. Han salido: Para San Sebastián, los señoíes Arruche, Armé, marquesa de Oquendo y marquesa de la Habana; para Santander, los Sres. Franco y Elias con sus familias; para Avila, el Sr. Ibáñez; para Viga, el señor Granda; para Gijón, el Sr. D. José María Fernáudez y familia; para Hendaya, el Sr. D. Joaquín Díaz y familia; para Cambo, D. Teófilo Benard con su familia; I L Uis Massa y Macarra, y para Zarauz, el duque üe Granada. ASUNTO HARTING LAS FARSAS DE UN POLICÍA POR TELÉGRAFO AN PETERSBIMao, 2 7 c) N. t Oegún parece, ó Landesea se en cueutra actualmente en San Petersburgo. Hace algunos, días, Mr. Senxenoff, periodista y ciudadano francés, creyó reconocer al policía en uno de los más concurridos resiauraiiis de dicha capital. Mr. Setnenoff comunicó su descubrimiento á varios amigos, siendo aprestado inmediatamente, pero puesto más tarde en libertad. El Retch publica una sensacional interviú con Hartíng, á quien un redactor del periódico fue siguiendo hasta el Jardín de Verano, situado en los alrededores de la Embajada inglesa. En esta conversación, Harting reconoce su identidad con Lamiesen. Desmiente, á pesar de ello, que haya desempeñado el papel de provocador, y declara haber sido calumniado por Bomtzeff. Extraviada su mente juvenil por absurdas ideas, se asoció á los terroristas; pero después prestó singulares servicios al Gobierno, que los reconoció concediéndole una pensión de 12.500 francos. Harting hace elogios de Azew, que ha sido, según él mismo dice, su mano derecha Azew trabaja á estas horas en Rusia, sia que Harting pueda decir la clase de trabajo á que se dedica. Esta interviú ha causado sensación en San Petersburgo. SUSCRIPCIÓN Creyendo interpretar generalesseatiüiíentos y facilitar el medio deque á las esposas é hijos de los reservistas incorporados á la brigada de Cazadores movilizada en Madrid lleguenlosauxilios. de muchas personas que, deseosas de prestárselos, ignoran á quién han de enviar sus donativos, A B C abre una suscripción que desearía sirviera para socorrer á las familias de todos los reservistas de Melilla, pero que para que el socorro no resulte demasiado pequeño tiene que limitar á los de la Capitanía general de Castilla la Nueva. Pues de otra parte es 3 e suponer que en oteas regiones surgirán ínáiogas iniciativas. No haremos gestiones directas para en. v. i- esta suscripción, oero admitiremos PARA LAS ESPOSAS E HÍJOS DE RESERVISTAS DE MADRID las oficinas de Prensa Española, Serrano, 55, ó se nos remitan por correo. Como para ser eficaz ha de ser rápido el p o r la Dirección deClases pasivas se ammauxilio, sólo durante corto número de días cia que los que percibía sus haberes teadremos abierta la suscripción. Diaria- en aquellas oficinas habrán de presenteras, mente publicaremos los- donativos recibi- en las siguientes fechasr dos, y, una vez cerrado el plazo de admisión Día 2 de Agosto. Montepío militar, da de ellos, entregaremos lo recaudado al ca- la F á la 1,1. Jubilados, comandantes. pitán general de Castilla la Nueva, Sr. ViDía 3. Montepío militar, de la M á la Q. llar, para que por su conducto, el de los je- Tenientes y alféreces. Marina. Cesantes Sefes délas zonas de reclutamiento, alcaldes cuestros. Remuneratorias. y párrocos se distribuya equitativamente Día 4. Montepío militar, de la S. á la Z. su producto entre las personas á quienes se Montepío civil, de lá R á la Z. Capitanes destina. Piaña mayor de jefes. Independientemente de esto, el Consejo Día 5. Montepío civil, de la E á la IX de Administración de Prensa Española ha Tropa. resuelto abonar íntegro el jornal délos obreDía 6. Montepío militar, de la A á la E. ros de sus talleres que han tenido que mar- Montepío civil, de la A á la D. Coroneles. char á Melilla á sus esposas é hijos, durante Tenientes coroneles. la ausencia de aquéllos, á los cuales reserva En los días 7 y 9 se verificará ei pago de sus plazas para cuando regresen. las nóminas de haberea de altas, superviA continuación insertamos los primeros vencias, residentes en el extranjero y todas donativos que encabeza la suscripción: las nóminas sin distinción, y eL- io, las redenciones. Peaetas. D. Torcuato L, uca de Tena, Presidente del Consejo de AdminisPROGRESOS DÉLA AYIACÍ 0 X tración de Prensa Española 5.000 D. José de Blola, Director- itérente BLER 1O T RELATA de la misma 200 M. Pórtela 25 D. Ramiro Suárez y Bermúdez... 25 D. Fernando de Vicente Herranz. 250 POR TELÉGRAFO Sr. C. deD 50 PARÍS, 1 10 M. Yo 5,25 Qíériot, después de atravesar el Canal de 0 Doña Carmen López, viuda deFerla Mancha en su aeroplano, h enviaaández de Henestrosa roo do á un periódico de París el relata de su Sociedad anónima fábrica de certravesía. vezas El Águila. 250 Concebí el proyecto de atravesar el EsD. Francisco Molina 5 trecho- -dice Bléríot- -desde que supe que Un señor que no da su nombre... 10 mi amigo L, athatn había fracasado. Su enD. José Bertrán y Musitu 25 sayo fue glorioso, pues él es qtfieo ha enseD. Francisco Viñalsy Torrero... 25 ñado el camino á los aviadores, D. F. Muñoz 50 L, a noche misma escribí al Daily Ufaii, Viuda dejordana 25 pues contaba con los elementos- necesarios Viuda de Hervy 25 para probar fortuna. Mi motor Anzani, de Doña Petra Santíbáñez 50 25 caballos, se había portado admirableCondesa de Melgar 250 mente en varias ocasiones, y además tenía D. José de Marco ri á mi disposición el aparato que había volaD. Guillermo Pozzi 25 do en Juyisy durante cincuenta; minutos, y D. Carlos A. Mendo, agente del que había recorrido 41 kilómetros entse Cuerpo de Vigilancia 25 Etampes y Orleáns. De manera que concebí la esperanza de realizar mi intento sin coTOTAL, PESETAS... C. 431,25 rrer más riesgos que los que suelen presentarse en la aviación: una bujía que se engrasa ó un hilo eléctrico que no responde al NOTA SANGRIENTA contacto. L, o que más me preocupaba érala neblina. Ensayé mi aparato durante diez niintiLAS HAZAÑAS tos, y me puse en marcha. Hasta la mitad no alguno. MarDE LOS APACHES del caminouna hubo tropiezo 70 ó 75 kilómechaba con velocidad de POR TELÉGRAFO tros por hora, á 50 metros del agua, adelas PARÍS, 27, a T; tándome esforzaba en. seI Jn. 0 de los vicarios de la iglesia de San guirme y al Escopette, que se una velocidad que caminaba Juan Bautista, situada en el barrio de de 23 millas por hora. con Belleville, pasaba á las nueve de la noche Ai cabo de algunos minutos le perdí de por la calle de Palestine, cuando de un grupo de apaches, compuesto por cuatro mucha- vista. Entonces, para no apartarme de la líchos de diez y siete á veinte años y otras nea que debía seguir, coloqué el timón ea tantas muchachas, se destacó un individuo posición vertical. De ese modo tenía la seque, sin más explicaciones, le dio un tre- guridad de conservar la dirección de Dewer. Sin embargo, cuando empecé á ves las mendo puñetazo en el vientre. El abate Leiterer, así se llama el agredi- costas inglesas, resultó que me hallaba, á do, persiguió á su agresor, y le propinó una siete kilómetros al Este de Dower, Esta fue soberana paliza; pero en auxilio del apache para mí un contratiempo, pues había indicado al Daüy Mail que mi interveación. era acudieron sus compañeros. En ese momento apareció un ciclista, de bajar en Dower. Observé que. los barcos ibaa todos en. k Mr. Loms Mony, que recriminó á los apaches. El abate se alejó mientras continuaba misma dirección, y comprendí q e deMa la disputa. seguirlos. Por fia llegué á la vista de la. p I os apaches trataron de rodear á Mr Mony. blación. y del puerto, que, desde ana altura Este dejó su bicicleta contra la pared y se de 80 metros, me parecieron muy pequeños. dispuso á repeler cualquier agresión. ¿Dónde tomar tierra? latente hacerla en TJno de los apaches se acercó traidoramen- las colinas vecinas, vaarias veces pero- el te al ciclista, le hundió un. puñal en. la es- viento me lo impidió. Observé, qxte- cerca del palda y huyó, sin que todavía haya logrado castillo de Dower había una planicie en ío detenerlo la policía. alto de unas rocas, y allí rae dirigí resueltaMonsieur Mony ha sido trasladado en es- mente. Conseguí mi intento y asj es iodo taclc rr. ve al hosDital Tetón CLASES PASIVAS su HAZAÑA