Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CUESTIÓN DE MARRUECOS LA CAMPAÑA DE MBLILLA dental de Yebel- Sidi- Hauiet y de la vertiente oriental de las estribaciones últimas del Gurugú han visto más de 150 muertos abandonados, confirmando, además, como DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL anteayer anticipaba ya, que junto á ellos SR. SÁNCHEZ OCAÑA Y DE NUESTROS había muchos fusiles y saquitos de municiones, lo que indica que la huida fue á la CORRESPONSALES desbandada y que no tuvieron tiempo de ME 1 JLLÍ, i J 8 M. recoger, según su costumbre, los muertos y pequeños detalles. las armas. Con orden verdaderamente admiraEn las laderas fele á base de una vigilancia exquisita se re- que indican haberdel Atalayen hay rastres arrastrado pelió anoche á los moros, quienes, como se tos, rastros que se pierden en muchos muerun sembrado esperaba, iniciaron ligeros tiroteos en ex- de hierba forrajera. tensión muy larga, obligando á responderTambién han sido encontrados les de todos los campamentos y puestos ballos y muías muertos, con sus varios camonturas avanzados. sin quitar, nuevo dato demostrativo de que La morisma, cuya táctica es ya conocida el ataque de nuestros soldados sólo les dio fie nuestras itropas, acercábase arteranieu- tiempo á los jinetes para salvar la vida. te, y por medio de disparos sueltos pretenEn Sidi dían provoear descargas cerradas, que ellos ron los alrededores dede Musa quedamás muerteman siempre como blanco, guiándose de tos, sobre el campo de ellos 80 morosblanca, la mayor parte de arma les fogonazos; pero nuestros soldados, obe- teniendo algunos cadáveres el cráneo desdeciendo eiegamente y con admirable sere- trozado á culatazos, efecto de la terrible lunidad las órdenes de jefes y oficiales, des- cha que allí se entabló cuerpo á cuerpo con truyeron la táeSica rifeña. economizando dis- las fuerzas del malogrado coronel Alvarez paros á la vez. Cabrera. Esto confió á los cabileños, que avanzaLos confidentes de la cabila de Mazuza ron en dirección del Hipódromo y del zoeo, han confirmado que ayer enterraron junto haciendo nuestras posiciones avanzadas al- al cauce del Zeluáa 83 muertos, y que por gunos disparos, á los que respondían los la parte de Levante del Atalayen, cerca de inoros, dando con ello lugar á que la línea Mar Chica, hay 40 muertos sin- enterrar. de tiradores hicieta rápidas descargas y Otros confidentes de Beni- íSicar que tamfueran rechazados. bién han podido recorrer el campo, confirLas piezas de artillería siguieron con dis- man que los muertos de Beni- Said, de Beniparos sueltos bsiubardeando los barrancos Bufrur y de Bocoya pasan de 300 solamente del Gurugú. los recogidos por los suyos, los cuales dicen Al amanecer los moros volvieron á tiro- que el número de muertos dejados en el tear las posiciones de Sidi Musa, aunque campo y en sitio adonde no llegan nuestros sin confiarse tanto como otras veces y pro- reconocimientos es mucho mayor. curando parapetarse, aprovechando más En el combate tomaron parte muchos caque nunca los accidentes naturales, del te- bileños de Beni- Snasem, llegados anteayer rreno. Únicamente un g rupo bastante numeroso, mismo y conducidos por un célebre santón los en el que figuraban varios jinetes, se pre- de El Arbaa, asegurando más confidentes que bajas. sentó á la descubierta. El teniente coronel que son loshora han tenido también- -yo no se asegura Baños destacó eutonces dos compañías, que heA últimatodavía comprobarlo- -que nuesá áessargas cerradas hicieron retroceder al tra podido ha producido enormes destroartillería enemigo. zos en una harca que estaba dispuesta á En esta descubie rta tuvimos un capitán y atacarnos en sus posiciones del Gurugú y cinco soldados heridos. que fue disuelta por el fuego certero de una Los moros intentaron luego correrse ha- batería emplazada en las avanzadas de Yecia la derecha, pero tampoco pudieron con- bel- Sidi- H; met. seguir su objeto por impedírselo las tropas Lo que es xndudabl y esto lo podemos acampadas en Cabrerizas. comprobar todos de de la plaza, es que constantemente, desde que el día amanece hasta que el sol se pone, se ven enormes bandadas de pájaros carnívoros cernidos INFORMACIÓN sobre los barrancos, y en cuanto caen las DE AYER sombras, en eS silencio augusto de la noche, oyen los centinelas avanzados aullidos de TELILLA, iS, l i l i i chacales en las tenebrosidades de los baI as bajas de los moros. Toda la población acudió esta mañana rrancos y en lo profundo de las hondoá enterarse del resultado del ataque de ano- nadas. ás refuerzos. che, sabiéndose que: no han hecho los moros Al amanecer fondearon los transat otra cosa que fatigar á las tropas; pero sin avanzar una pulgada ni desorganizar el me- lánticos Lean XIII Isla de Luzón. Del primero ha desembarcado el batallón iior detalle de los campamentos. Desde las posiciones avanzadas se ha vis- de Cazadores de Llerena cén 24 jefes y ofito perfectamente COITO los moros bajaban ciales, 32 sargentos, 773 iadividuos de tropor los barrancos á recsger sus muertos y pa, 70 cajas de equipaje y 41 cabezas de ga- sus heridos. Cuando por cualquier circuns- nado. También viene la compañía de Telétancia el grupo se hacía un poco compacto grafos con cincojefes, seis sargentos, 94 sollos artilleros emplazaban una pieza y les en- dados, 50 cajas de material y 35 mulos y un caballo. viaban una granada. En el mismo buque han llegado cinco méA medida que el tiempo avanza y se recogen nnevas referencias, se acrecienta más dicos militares. El Isla de Luzón conduce la segunda bai, a idea de que los moros han debido tener e a estos últimos combates pérdidas enormes. tería de montaña, una de Administración Los moros confidentes y las parejas ex- Militar, 395 hombres, 336 cajas de material ploradoras de Caballería de Treviño, que y equipajes, 268 cabezas de ganado y cuatro ísta mañana, después de las últimas esca- piezas dé Artillería de montaña. Todas estas fuerzas empezarán hoy mismo ramuzas, han reconocido el terreno, dicen siae en los Darrani; os de la vertiente occi- á prestar servicio LA NOCHE DEL SÁBADO Tranquilidad. Hasta ahora hay tranquilidad en el campo. El general Marina- salió á las siete de la mañana, dirigiéndose directamente á las últimas posiciones, parece que- con propósito le reforzarlas. A las ocho salió para la segunda caseta un largo eonvoy con víveres y agua. Fue escoltado por tires compañías de Ca zadores y una sección de Caballería, y, según comunicaron por teléfono, llegó si novedad. La mayoría de los hebreos, temerosa de que los soldados los confunda con los moros, ha decidido vestir á la europea. Muchos moros han marchado en barcosA Tánger y Ceuta. El comandante del crucero Numancia ha dirigido una comunicación al general Marina, felicitándole, así como á las tropas, por su conducta en los últimos combates. ipl coronel Arespacochága. Esta mañana ha sido enterrado en el cementerio el cadáver del coronel jefe de la Comandancia de Artillería de esta plaza, D. Joaquín de Arespacochága y Montoro. fallecido anoche en el hospital Militar. Venía padeciendo desde hace tiempo una afección cardíaca, que le tenía sujeto por prescripción facultativa á un régimen especial de exquisitos cuidados. Los sangrientos acontecimientos de esto ¡días, no sólo le hicieron romper con este régimen, sino que le llevaron á cometer excesos impropios de su gravísimo estado de salud. El día 9, cuando los moros realizaron st pr mera agresión, el coronel Arespacochága se encontraba en el lecho. En cuanto tuvo noticia de lo que oeurría, se tiró de la cama, vistió el uniforme, pidió el caballo y se dirigió al lugar del combate. A partir de aquel día, su actividad nc tuvo sosiego. Una por una ha reeorrido todas las posiciones para inspeccionar y tenet perfectamente asegurado el funcionamiento de las baterías. Y de acuerdo con las instrucciones del comandante general de la plaza y campo, se multiplicó en todo momento para contribuir, en cuanto de él dependiese- -que era mucho, -á los mejores resultados de las operaciones emprendidas. Esta actividad y la serie continua de emociones sufridas al ver caer uno tras otro á sus subordinados más queridos, exacerbó la dolencia, ya gravísima, del pundonaroso coronel. Desde el campo exterior y casi á viví, fuerza fue trasladado al hospital y en él ha muerto rodeado del cariño y el respeto de todos. El coronel Arespacochága tenía cincuenta y nueve años, y llevaba treinta y tres en el Ejército. En Melilla, donde era justamente apreciado, ka causado muy honda sensación la noticia de su fallecimiento. MEUU. A, z 5, I T. p l contrabando. Arrecian las protestas por el contra bando, que se realiza en las costas con grave perjuicio de nuestros intereses. Los moros salen al paso de los barco contrabandistas y recogen en balsas las armas y municiones que aquéllos les llevan. Después retiran las balsas con cabos unidos á sus lanchones, y así se verifica el contrabando. A nmento del harca. Circula con insistencia el rumor de qua el harca aumenta sus fuerzas día por día