Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 24 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. conserve sus destinos hasta que regresen. Leyóse otra del Sr. Lequerica pidiendo se abone el sueldo ó jornal á cuantos reservistas empleados del Ayuntamiento marchen á Mejilla, y reservar sus puestos á los de plantilla y á los jornaleros. Fue, como la anterior, tomada en consideración. met el Hach de Aguada, protegida por e cuadrón, tuvo que- ser apoyada por fuego fusilería, regresando sin perder más que una cuba escuadrón. Tuvimos un herido. OE NUESTRO RE DACTOK SR SÁNCHEZ OCANA Y 0 E NUESTROS CCMÍESPONSALES MEU 1. LA, i 3 8 M. i os telegramas recibidos anoche en Ma dnd hacen ver que los rifeños han vuelto á atacar á nuestras tropas con la táctica en ellos peculiar: después de tantear con simples escaramuzas- -las del jueves, indudablemente, -la situación de nuestras fuerzas y su número aproximado en las posiciones que ocupan y acometiendo en masa. Lfi. característica de este nuevo ataque ha sido el de sostenerle casi todo el día, cosa que no sucedió en los anteriores, en los cuales el enemigo buscó como auxiliar de sus planes la obscuridad de la noche. El de ayer debió comenzar también de noche, pero cerca ya del amanecer, prolongándose durante toda la jornada. Nuestras tropas, las que salieron de la plaza para atajar al enemigo, que se disponía á atacar nuestras posicioaes de Sidi Musa y la Posada del Cabo Moreno, lograron no sólo rechazarlas, sino perseguirlas- largo trecho, ocupando nuevas posiciones que la prudencia aconsejó desocupar al Hegar la noche por no tener tiempo para atrincherarlas. Hemos tenido muy pocas, pero sensibles baias, entre otras, ¡as del coronel Alvarez Cabrera, que voluntario fue á Melilla, y las de un capitán y dos oficiales; pero lo evidente es que se ha repelido la agresión, que se ha castigado duramente al enemigo y que se conservan todas ios posiciones que se conquistaron desde el primer momento. En Madrid circularon anoche rumores que no queremos ni debemos recoger, efecto no sólo de las exageraciones que espíritus ruines se complacen en propalar, sino de evidentes deficiencias de las informaciones oficiales, en las cuales el público querría ver toda la verdad, lo mismo cuando fuese satisfactoria quejcuando. fuese dolorosa, porque así tendrá confianza plena en aquéllas y sabrá rechazar toda insinuación sospechosa ó poco verosímil. RESUMEN DEL DÍA DE AYER 1 nforines oficiales. Ayer tarde se nos facilitó en Guerra el telegrama siguiente: Melilla, 23,1 m. Gobernador militar á ministro Guerra: Hoy sólo ha habido tiroteo de poca importancia desde estribacines 6 arugú entre posiciones Hamet el Hach y Sidi Musa, habiéndoles alejado con algunos disparos de cañón. fin Hamet el Hach, un herido. Desde los límites se han disparado algunos cañonazos hacia una cañada del Gurugú, sitio de Aguada, donde decían confidentes había grupo numeroso, ignorando resultado en él. fín el ataque de la noche del 20 murió en Sidi Musa el intérprete práctiEL DÍA D AYER co del regimiento África, llamado, Bl GomaMEUU. A, ai, 9 JVU ri, cumpiieudo fielmente con su deber. Han fallecido en hospital teniente Mé- M oticias diversas. TM Salimos casi juntos de Málaga el Rarida Francisco Caro y tres de tropa. Según noticias de buen origen, la harca bal, el General Valdés y el Menorqutn, éáte se ua dividido en dos partes: una tiene su con víveres y material de guerra; aquéllos centro en el rio de Bonaza, próximo a Sara conduciendo los batallones de Figueras y de Masusa, y otra parte esta en estribacio- Barbastro. La tropa mostróse muy animada durante nes Gurugú, teniendo ambas propósito atacar nuevaui- ente posiciones, particularmen- la travesía é hizo el desembarco con el mayor orden. te de noche. 3 cuando artillería regresaba á Sidi Ha- Al saltar á tierra, los soldados vitorearon LAS ESCARAMUZAS DEL JUEVES C n mis telegramas de anoche decía que por la tarde se había oído cañoneo por la parte de la posición principal. No di más detalles porque la censura no me hubiera permitido comunicarlos, ya que sólo se autoriza la transmisión de los partes oficiales, y el relativo á este cañoneo no había llegado aún al Gobierno militar. He aquí lo único que se permite telegrafiar. A las cinco de la tarde se supo que los moros intentaban avanzar hacia lasegunda caseta. En previsión de un ataque, el general Marina dispuso que una batería se situara en el Hipódromo para apoyar los fuegos que hacía la otra, situada en el cuartel general. A las seis de la tarde se vieron grupos de enemigos en la cañada próxima á la posición de Sidi Musa, comenzando un tiroteo suelto. El enemigo, cañoneado desde el Hipódromo y el cuartel general, se replegó a las alturas del Gurugú. Los disparos de las baterías fueron certeros. Los primeros les sorprendieron y les hicieron salir de la eañada. La artillería de Si di- Musa batió las crestas de las montañas, con objeto de impedir el acceso 3 e los moros que las coronaban, y que parecían tener el propósito de atacar. Funcionaron también las ametralladoras, pero parcamente, sobre seguro, haciendo bajas en la harca. En el campamento se notan vestigios de los últimos combates. Se ha observado que los moros disparan con balas explosivas. A las ocho de la nuche reinaba completa tranquilidad; pero á las ocho y treinta hubo otro nuevo y breve cañoneo. A media noche la ciudad y el campo estaban completamente tranquilos, aunque, en espera de los acontecimientos, se había redoblado la vigilancia. Los cabiieños de Mezquita que permanecen fieles á España estuvieron toda la noche ocupando posiciones, con objeto de impedir por Occidente el paso de la harca. El general Imaz sigue en la posición principal, y el general Manna lleva la dirección de las operaciones. Se dice que los moros llegaron á la cañada y al observar las posiciones de la? tropas del Hipódromo y las fuertes avanzadas vecinas á Melilla se retiraron á municionarse y descansar. Esto hace suponer que, más que combatir, lo que en realidad se proponían era enterarse de la situación exacta de las posiciones, seguramente para intentar un nuevo ataque. Las bajas del enemigo en el combate del día 20 se calculan en 118 muertos y 250 heridos. á España y á los jefes y oficies, demostrando un entusiasmo delirante. El general Marina, que acudió al mue He para presenciar el desembarco, fue objeto de una calurosa ovación por parte de las tropas expedicionarias. Cuando comenzaba el desemoarque cruzó por lugar próximo el entierro del oficial fallecido ayer en el hospital, y al verlo los soldados redoblaron sus vivas á España y a Ejército Al poco rato de saltar á tierra conierencié con el general Marina, quien me reciUó afectuosamente, reiterándome, sin embargo, las advertencias hechas á otros corresponsales respecto á la censura de telegramas. Según parece, el enemigo ha recibido re cientemente refuerzos de dos cabilas de Alhucemas La noche última transcurrió tranquila. Ha aparecido otro cadáver de los cuatro Cazadores que pasados días se ahogaron La censura limítame este despacuo. MEULLA, 23 i 2 H. r esemoarco de tropas. esta mañana temprano llegaron el San Iráncisco, el Almirante Lobo y el Numancia con el Ademas del Rabal y el General Valie s, resto de lot batallones de Fi ¿ueras y Barbabtro, y el escuadrón de Lusitauia, primeras fuerzas de la brigada del genera! Pintos. Las fuerzas llegadas ho 1.817 hombres, 117 caballos, 34 ametralladoras, agregada- s á las que había, dan un total de 14 217 hombres- 387 caballos y 16 ametralladoras. pjl telegrama oficial que esta madrugada nos ha sido facilitado es el siguiente: Melilla, 23 Julio, á las 1830. General gobernador á ministro Guerra: Ebta madrugada se ha generalizado e ¡ataque á nuestras posiciones, principalmente á Sidi Musa y Posada del Cabo Moreno. A media noche salló columna coronel Alvarez Cabrera para proteger ataque Sidi Masa, llegando oportunamente con seis compañías y sección montaña, y ai hacer salida para rechazar enemigo, objeto que logró persiguiéndolo más de dos kilómetros, murió al frente de las tro ¡as, con un capitán de África y dos oficiales, teniendo también trece heridos. Combate siguió hasta bien entrado el día, en que el enemigo se alejó por parte de Posada de Cabo Moreno, continuando el fuego, aunque débilmente por parte del enemigo, ocupando nuestras tropas al avanzar posiciones que abandonan al anochecer por faltar tiempo para atrincherarlas. Cazadores Figueras y Barbastro, acto seguido de desembarcar, se han empleado en líusa de fuego. Cuando sepa fijamente el número de bajas daré cuenta. Hasta aquí las noticias oficiales. He aqui ahora las del servicio especial de A B C. A 1 ELILLA 2 3 6 T. NUEVO COMBATE SANGRIENTO- 1 a salida. Los temores de que las escaramuzas de anoche sólo fueran por parte de los moros un tanteo para disponerse á un nuevo y sangriento combate se han confirmado, por- -desgracia. A primera hora de la madrugada los cabi leños que coronaban las lturas del Gurugú t empezaron á hostilizar á nuestras tropas, y poco después el comoate se generalizaba e: todas las posiciones, principalmente en la Posada del Cabo Moreno y Sidi Musa. Para proteger esta ultima salló de la plaza una columna compuesta de seis compañías y una sección de Artillería. Liego muy oportunamente, rechazando á los enemigo? persiguiéndolos mas de dos kilómetros.