Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CUESTIÓN DE MAERÜEOOS LOS SUCESOS DE MELILLA comienzo de una guarra de coaquista, que ea territorio de las condiciones topográficas del Rif y contra gentes de la índole de PARA LAS ESPOSAS E HIJOS sus pobladores sería larguísima, oneros? y DE RESERVISTAS DE MADRID cruenta? No podemos contestar con autoridad á Creyendo interpretar generalessentimien- tales preguntas, pues no somos depositarios tos y facilitar el medio deque á las esposas de secretos de Estado; pero, por los indicios é hijos de los reservistas incorporados á la de lo que se hace algo podemos columbrar, brigada de Cazadores movilizada en Ma- y miraudo á nuestro personal criterio, dedrid lleguen los auxilios de muchas perso- cir, sin rebozo ni empacho, lo que tenemos nas que, deseosas de prestárselos, ignoran por más oportuno sobre tales extremos. á quién han de enviar sus donativos, A B C mente de c abre una suscripción que desearía sirvie- deNo creemos que en la exista ni aninguno nuestros omo de ra para socorrer á las familias de todos los propósito degobernantes una guerra de conreservistas de Melilla, pero que para que el qunta, ni deeuiprenier que socorro no resulte demasiado pequeño tie- nen á fondo eu el nuestras tropas se interK. 11, ni ds provocar con ne que limitar á los déla Capitanía general ti o la hostilidad de cabilas muy alejada; de Castilla la Nueva. Pues de otra parte es hoy completamente neutrales. De abrigare de suponer que en otras regiones surgirán propósitos de tan aventurada empresa, se análogas iniciativas. manifestarían en preparativos de grandísiNo haremos gestiones directas para en- ma importancia, traducidos en acopios enorgrosar esta sus npción, pero admitiremos mes, en movilizaciones incomparablemente cuantos donativos se entreguen para ella en mayores que las decretadas y ea proyecto, las oficinas de Piensa Española, Serrano, 55, en copiosísimas compras de ganado y ea ó se nos remitan por correo. otros muchos síntomas, de los que ni vestiComo para ser tficaz ha de ser rápido el gio se advierte. auxilio, sólo durante corto número de días A juzgar por las muestras, lo que se pretendremos abierta la suscripción. Diaria- tende realizar, y esto es lo único razonable, mente publicaremos ios donativos recibi- es escarmentar durísimamente á nuestros dos, y, una vez cerrado el plazo de admisión inquietos vecinos, imponiéndonos á- ellos de ellos, entregaremos lo recaudado al ca- por uu alarde de fuerza, ya que sólo eso pitán general de Castilla la Nueva, Sr. Vi- respeta. ílar, para que por su conducto, el de los jeEstimamos indispensable una acción ofenfes de las zonas de reclutamiento, alcaldes siva fuerte y rápida; un recorrido por los y párrocos se distribuya equitativamente aduares cercanos pertenecientes á las- cabisu producto entre las personas á qmeaes se las inmediatas que nos hayan hostilizado, destina. dejando alií recuerdo amargo y duradero; Independientemente, de esto, el Consejo un empujón que barra la península de Tres de Administración ás Prensa Española ha Forcas, aventando á los que en ella nos resuelto abonar íntegro el jernal de los obre- seau hostiles; una batida a la madriguera ros de sus talleres que han tenido que mar- del Gu ugú; un avance hasta la it- seuibochar á Melilla á sus esposase hijos, durante cadiiia del 1 Í 0 Quert por uu lado, y ua atala ausencia de aquéllos, á los cuales reserva que á lx alcazaba de ¿jluáu. Una vez realisus plazas para cuando regresen. zadoesto, y escarmentados para muctio tiemA continuación insertamos los piimeros po ics enemigos can lo daro del castigo, donativos que encabtza la susenpcióu: ocupar con carácter definitivo posiciones Pesetas. que ga- au! cen paralo porvenir la seguridad u ¿ia plaza y del ferrocarril en toaa su D. Torcuato Luca de Tena, Presiextensión. dente del Consejo de AdminisPero para hacer esto rápidamente, para tración de Prensa Española 5.000 que la campaña sea breve, es preciso, y paD. José de Eiula, Director- Gerente de la misma 200 rece que el G Dierno lo ha cotupreudido, no escatimar tuerzas ni elementos. Preferible 5.200 es enviar cuatro ó seis batallones y otras TOTAL PESETAS. tantas bit- -rías más de lo indispensable que hacer que ¡as hostilidades se prolonguen; puts conviene tener presente que lo que alen aria a cabilas lejanas pira en i r contíngt lites que aumentaran el núuitr de enemigos que- te ¿iariaoios que cooibatir her o m o era de esperar, se van calmando las ría que pasara tiempo y tie. up J sin que les nerviosidades de los primeros momenhiciéramos padecer intensa y duraaieute ios tos, y ya se ve fueron debidas más á sor- rigores de fuerte represión. presa que á reflexivo movimiento. Si algo Es preciso que España entera se convenfaltara, basta á acabar con e las la gaharda za que la economía de trocas y recursos se actitud de las tropas expedicionarias, bien pagana á costa de meses y meses de camevidenciada á su ambo á Melilla, donae paña, de años de intranquilidad, de inucao iegúu telegrama de nuestro corresponsal más oro del que auora ae economizara, de especial, que con los batallones de Figueras mucha mis sangre que Ja que de una vez y Bdrbastro desembarcó ayer mañana en haya que verter. Es preciso pensar que d tr dicha plaza) entraron vitoreando con deli los medios dj una. breve y enérgica camparanle mttmtanno á España, á sus jefes y al ña es evitarse lo que podría Legar a conbravo Marina. vertirse en sangría suelta. Si algún amargor no? quedara de aquello, sobia tsio para acabar ue quitárnoslo. SUSCRIPCIÓN Pintos, enviadas desde Madrid, eran las siguientes: Guarnición de fllelilla: 6500 hombres, 153 caballos, 12 cañones de campaña y ocho ametralladoras. Brigada mixta de Cataluña, 5.900 hombres, 117 caballos, 12 cañones y cuatro ametralladoras, que dan un total de 12 400 hombres, 270 caballos, 24 cañones de campaña y 12 ametralladoras. pvecididamente no marchará á Melilla poi ahora más que la primera brigada de la división del general Orozco. Este quedará al frente del resto de su división, en expectativa de que las circunstancias exijan su embarque. Esta solución fue acordada por el señoi Maura y el ministro de la Guerra en recíente conferencia, según parece, para evitar que se encontraran en Melilla dos jefes de la. misma graduación. IMPRESIONES SOBRE LA CAMPAÑA zas acumuladas en Meltlla, que, de no set ascendido el general Marina y mantenido en su cargo, ó, mejor dicho, en el de general en jefe del ejército de operaciones, pudiera ser nombrado general jefe de Estado Mayor del general en jefe que se designase. El Diario Oficial del imnisterío de Marina publica ia siguiente Real orden: Siendo de urgente necesidad reponer los cargos de proyectiles de 57 milímetros á los buques que prestan servicio en las eos tas de Marruecos, y que en los almacenes del apostadero de Cádiz haya el repuesto de los mismos que se conceptúa por ahora necesario, S. M. (q. D. g. teniendo en cuenta que hay crédito suficiente para cubrir estas atenciones, ha tenido á bien disponer se adquieran de la Compañía Placencia de las Armas 1.000 granadas ordinarias para cañón Nordenfelt, de 57 milímetros; 1210 ídem de acero para ídem id. de id. 6 o botes d metralla para ídem id. de id. y 1.600 casquiUos para ídem id. de id. Es asimismo la voluntad de S. M. que no pudiendo el jefe inspector en la fábrica d i Santa Bárbara abandonar el reconocí miento de las pólvoras pendientes de elaboración, se traslade á Placencia, para la recepción y remisión á dicho apostadero de las municiones de referencia, el jefe auxi liar del negociado quinto de ia segunda sección de este Estado Mayor Central, teniente coronel de Artillería D. Diego de Lora, siendo esta comisión indemnizabie y duración probable de catorce días. Lo que de Real orden, etc. -Madrid de Julio de x -íerrándiz. iJj an sido destinados en comisión á la Sub intendencia del Gobierno militar de Melilla, sin dejar de pertenecer á su actual destino, los siguientes jefes y oficiales de Administración Militar: Co uisario de Guerra de segunda clase D. Constantino Gutiérrez y Basurco, de la Ordeuación de Pagos de Guerra. Oficíales primeros: D. Emilio Gasque 5 Azuar, de excedente y en comisión ea la Inspección general de las liquidaciones del Ejército, y D. Eugenio Sepúiveda y Molíaa, de encargado de efectos de la Fabrica de Artillería de Sevilla. Oficiales segundos: Don Pascual Aguirre y Guerrero, de la Orde. iacióu de pagos de Guerra; D Hercuiano Velayos y Gutiérrez, de la Capitanía general de la pri uera región; D. Félix Navarro y Nieto, de auxiliar uel tercec esiab. acimiento de remonta, y D Fernando Carb S y Forés, de la Capita nía general de ia sexta región. á propósito del envís Dlijóse ayer, general para mandar lasde un teniente fuer- A unque es indudable que la opinión no tsia sino resignada; que, con razón ó sin ella, uo es popular la campaña, la gente lia reflexionado que. á gusto ó á disgusto, no hay más remedio que responder cou golpes üadus á goipes recibidos. Pero la gente ígue preguntándose: ¿A que vanioi? ¿Cual es el plan? ¿era esto el NOTICIAS D 3 MADRID p, n los Centros oficiales. Segúu los datos oficiales del ministerio de la Guerra, las fuerzas q. ie había en Melilla hasta et momento de empezar el desembarco de las fuerzas de la brigada