Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES a 3 DE JULIO P E LITIGIO EDICIÓN i. 30 no de ambos partidos quiso ceder? T 5 Ss iíe los funerales del último descendiente mas culino de Luis XIV nabo en. Francia dos TESTAMENTO partidos ó fraccioaes realistas: el de don DE CHAUCHARO Carlos y el del conde de París. E primero trataba de resucitar el estanPOR TELÉGRAFO darte blanco; el secundo aceptaba la banSj íi 6 T. dera tricolor. Eduard- o Hervé, uno de los V uelve á ser comidilla de actualidad 1 más conocidos escritores del partidos de Or asunto de la herencia del famoso mi- leans, designó á sus adversarios con el nomllonario fundador de los almacenes del Lou- bre de Blancos de España y el polemista vre, Mr. Chauchard. Marchand, partidario de D. Carlos, apellidó Un contratista de obras públicas avecin- entonces á sus adversarios con el de Blandado en Rodez, Mr. Ciauzel, se personó en cos de Eu aludiendo al castillo de Eu, re las diligencias judiciales oponiéndose al le- sidencia veraniega del conde de París. vantamiento de sellos y al inventario de la herencia de Chauchard, en virtud de su a polémica, amenizada por estos cüispacualidad de primo del difunto y además zoá del ingenio, divirtió á las masas como acreedor del causante. durante algún tiempo; pero, salvo contadas Fundamenta Mr. Ciauzel su derecho á la excepciones, no llegó á caldear el ánimo de herencia de Chauchard en la circunstancia los afiliados. La pretensión de D. Carlos al de ser, como éste, descendiente de Pedro trono de Francia fue muy pronto consideChauchard, fabricante de cencerros en Ro- rada como un absurdo quijotesco. dez, y apoya sus títulos de acreedor afirPese á todo, el Pretendiente quiso consermando que le pertenece la herencia de la var hasta el fin su gallarda actitud, defentía de ambos, Juíia Chauchard, cuyo capital diendo seriamente sus derechos sobre el fue origen del que logró reunir el multimi- trono francés. Eu París tuvo mucho tiempo llonario que acaba de fallecer, pues aquella nn representante oficial, que fue el duque señora, que por cierto es una figura nove- Maulé. Quiso del mismo inodo someter lesca, ayudó á Mr. Chauchard á fundar los S á los Tribunales franceses la cuestión de almacenes del Louvre y le facilitó cantida- si ¡e pertenecían juntamente las jefaturas des de importancia, según resulta de una de la Casa de Borbón y de la de Francia. escritura fechada en Rodez, siendo aquella Como el conde de París hiciese desaparecer señora superíora de las monjas del Sagrado ae su escudo de armas una insignia herálCorazón de María, dica que distinguía en pasados tiempos el Así y todo, la solicitud de Chauzel h a sido blasón de las ramas segundonas de los bla sones ostentados por las primogénitas, fue desestimada. Por otra parte, en el testamento de Chau- demandado por D. Car os ants ia primera chard existe una cláusula por la cual que- Sala del Tribunal civil del Sena. dan desheredados todos los parientes del Los magistrados se negaron á decidir el multimillonario, y nadie, hasta la fecha, ha curioso litigio, y ia Casa de Francia se enformulado oposición ninguna á esta termi- contró así con dos jefes, uno francés y otro nante voluntad. español. No es de esperar que la rivalidad De todos modos, el incidente relatado ha nos arrastre á la guerra civil. puesto otra vez sobre el tapete el asunto Chauchard, y los parisienses se han enjuaEN EL AGUA gado la boca con millones y más millones de francos en estos últimos días. EL r g ó por Tin, llegar el primero á la meta de Trouville. Un minuto después llegaba Maas. La travesía quedaba hecha por Doms zn. cinco horas y dos segundos. Maas empleó cinco horas, un minuto y tres segundos. Era además la primera vez que se lograba hacer esta travesía á nado. NOTAS TEATRALES ÍR 4 N TEATRO X, a popular Viuda ale -a- -gre, de cuyo reestreno coa el título de Dora, la viuda alegre, dimos cuenta ayer, tuvo anoche mayor y más feliz éxito que en su primera audición. El público hizo justicia á la. señorita Ba rinós, la más artista, y acaso la única cantante, de todos los intérpretes de la obra, aplaudiéndola en todos los números que canta. Y como la obra está bien puesta en escena y su música es ya popular, p ¡uede afirmarse que será la obra de la temporada y la que sostenga el teatro abierto todo el verano. i ARDINES DEL RETIRO üsta noche, alas -diez, la banda municipal dará un concierto en la Exposición de la Infancia, con arreglo al siguiente programa: Primera parte. Lá gracia de Dios (pasodoble) Roig. El primer día feliz obertura a (1 vez) Caballero. Jota de la Dolores Bretón. Secunda parte. Casse Noissette- SuiteTnaikow- ky obertura miniatura: a) Marcha b) Danza de la fée Drayee. c) Danza rusa T r e p a r t e Danza árabe e) Dan. za china f) Danza de Mirlitons Etienne Marcel. Vals, de Saint Saé ns. Tercera parte. Ótelo- fantasía- Verdi El último sueño de la Virgen y ManonMinueto (1 a vez) de Massenet. Rapsodia húngara (núm. 2) Listz. HUÉSPED ¡LUSTRE V CURIOSIDADES DE EL HAVRE A TROUV 1 LLE POR TELÉGRAFO PAKÍS, 2 2 4 T. I F n suceso intentado muchas veces, y siempre fracasado, se ha realizado con éxiPOR TELÉGRAFO to feliz y en medio del entusiasmo de los PAKÍS, 2 2 3 T. dos pueblos que han sido testigos: el paso á Dublica Le Fetit ournal un interesante ar- nado del Estrecho del Sena, entre El Ha tículo de baint Simonin á propósito de vre y Trouviüe. D. Carlos, del cual artículo son ios datos siEl triunfo ha sido para el nadador holanguientes: dés Doms, Mucho antes de ser recibido por D. CarA las nueve y treinta y seis minutos, seis los tuve ocasión de verle, en 1883, con mo- nadadores se pusieron en fila en el muelle tivo de los funerales del conde de Cham- de San Juan de Ei Havre. A una señal del bord, celebrados en Goritz, y que dieron lu- starter, barón de Crawher, se lanzaron al gar á la separación de los blancos de Es- agua. paña y los blancos de En En la primera hora, dos nadadores que Don Carlos, descendiente de I uis XIV, no podían resistir la corriente tuvieron que de la rama primogénita de los Borbones, retirarse. pretendía tener la prelación sobre los prinEn la segunda, otro nadador, el soldado cipes de Oxleáns, que descendían de uaa Bonenfant, campeón de El H vre, tuvo tamsegunda rama. Sus partidarios le reputaron bién que subir á la embarcación que le sejefe de la Casa de Francia. Los prosélitos de guía. Orleáns respondían que, á lo uaás, podría En la tercera Hora solamente seguían naser jefe de la Casa de Borbón; que, siendo dando Doms, holandés; Maas, belga, y León español, no le asistía derecho alguno á re- Vaseur, francés. Este último tuvo que retipresentará la Casa de Francia, y, por últi- rarse también. mo, que el título de jefe de la Casa de FranDespués sufrió Maas un pequeño desvacia debía recaer sobre el jefa de la de Or- necimiento, que su contrincante Doms aproleáns, á pesar de que ésta última estuviese vechó para adquirir ventaja. formada por segundones. A las cuatro horas de natación, los dos Ambos partidos estableciéronse en dos campeones llegaban frente á ViUerville, con hoteles de Goritz. Uno ostentaba la insignia 1.200 metros de intervalo. de la Corona de Hungría; el otro, la de los Doms había hecho tat esfuerzo, que tuvo Tres Emperadores. El francés más notable que detenerse y quedar á flote para reparar del partido carlista era el conde Mauricio fuerzas, bebiendo una botella de Champad Andigné, secretario del conde de Chaai- gne que le dio su entrenador. foord. Entre los dos hoteles, las idas y veuiMaas quiso aprovech irse de esta pausa das de los emisarios eran incesantes. Pero de su contrincante y logró un avance de imfueron n vano todos los esfuerzos. Ningu- portancia. Ptro Doms volvió á la lucha 7 A PROPOSITO DE D. CARLOS El. PRINCIPE DE POR TELÉGRAFO SAMANDPB, 2 2 7 M. U a entrado en la bahía y fondeado f ren te al muelle de Maüaño el yate Prime se AHcie, conduciendo á borbo á S. A. al príncipe de Monaco, cuyo viaje anuncié hace pocos días. Las autoridades de Santander subieron al yate para saludar al Príncipe. Este manifestó que permanecerá aqui cuatro ó cinco días, dedicándolos á realizar excursiones al interior de la provincia, dp cuya belleza tiene noticias. Visitará algunas- cavernas prehistóricas de Santillana y el Puente de Arce y Puente Viesgo. SANTANDSH, 22, Í 2 VL J- 3 a llegado, procedente de París, el sabio francés aoate Breuil, de la Academia Francesa de Ciencias, c ¿n objeto de acom pañax al Príncipe de Monaco en su excursión á la gruta de Altamira, que el abate ha estudiado hace varios años. En seguida de su llegada íué á bordo del yate y conferenció coa el Priucipe, y después, en el último tren de la línea dei Cantábrico, marchó á Santillana, con objeto de preparar la excursión á Altanara, que se realizará mañana. También íae á bordo del yate á visitar al príncipe de Monaco el padre salesiano C a ballo, que viene á hacer estudios naturalistas en esta provincia. Dijo el P. Carbcillo al Príncipe que él había dw cuoíerto una gruta más importante que la tía Alta mire, cua pinturas y grabados p b! s M i l J M i l t i illl IIÜIMMI I I ni! M