Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODAS PARTES ARTE, LITERATURA, SPORTS É INFORMACIONES SECCIÓN LITERARIA LA CABELLERA DE ORO POR JUAN LORRA 1 NE II Y ÚI TIMO PASATIEMPOS COPIO, COPIAS, COPIARE, POR MELITÓN GONZÁLEZ. Fueron las suyas unas bodas maga ucas. Grimaldi llevó á su mujer á sus Estados, cuyos subditos la saludaban atónitos, cantando el avenimiento de la rubia princesa y exclamando en todo el país, al ver la belleza de la nueva esposa: La aurora de Genova se levanta aquí todos los días. Por muy enamorado que estuviera en aquellos tiempos, el servicio al Rey era antes que el amor. Grimaldi volvió á su vida de corsario, dejando á la rubia melancólica en su castillo flanqueado de torreones. Una noche encontrábase en París, en la corte de la- Reina, mientras los cortesanos vanidosos se enorgullecían de sus aventuras galantes y conquistas amorosas, detallando las gracias y bellezas de sus damas. Grimaldi, sentado cómodamente, escuchaba silencioso la conversación. ¿Y tú, Monaco- -exclamó de pronto la Reina, -no tienes ninguna aventura que contarnos? Sería una lástima que un valiente no pudiera nonderar los encantos de su dama. ¿Y qué puedo contar á V. M. -preguntó Grimaldi. -La princesa de Monaco es tan hermosa, que para conquistarla fui á Genova, donde su padre era herrero; pero la princesa es celebrada en toda Italia; jamás hubo mujer, desde la Magdalena, que tuviese tan suave y hermosa cabellera... Eso dicen en mi país al menos. La Reina, un poco picada, porque también estaba orgullosa de sus largos y suaves cabellos, añadió: -En verdad, Monaco, tendría curiosidad por conocer esa hermosa cabellera. ¿No podría hacer que la viéramos en la corte? -Los deseos de V. M. son órdenes para mí. Mañana emprenderé viaje para buscarla. Dos meses estuvo ausente, y cuando ya los cortesanos empezaban á diecir que habría ido á encargar una belleza para presentarla á la Reina, los heraldos anunciaron á Grimaldi. La rubia majestad se levantó de su trono; Grimaldi venía solo. ¿Cómo es eso? -le dijo la Reina. ¿Te has burlado de nosotros? Grimaldi presentó á la Reina una gran caja de hierro, forrada de terciopelo carmesí, y, destapándola, vio en su fondo una magnífica mata de pelo sedoso, reluciente, na pesada madeja de oro que iluminó y perfumó la estancia. -Quise ver á la princesa y no su cabellera. ¿Cómo has podido cometer ese sacrilegio, ese crimen de lesa belleza? Cómo has podido cortar el pelo á tu mujer? Y con las manos cruzadas, los oíos abiertos, extasiada, no cesaba de repetir: ¡Cortar tan hermosa cabellera! ¡Eso es un crimen horrible! Entonces wíestó Grimaldi: -Vuestra Majestad me pidió lo que he traído, no la mujer. La princesa es sólo mía, y la guardo; pero tranquilícese mi Soberana no he quitado á mi mujer más que un mechón -Algunos sillares, ardiendo, penetraron en los portales de las casas de enfrente. desarrollándose la conmovedora escena que es de suponer en presencia del inanimado cuerpo del difunto. -CASTRO, ERRANTE. El vapoi Saint Nazaire ha fondeado en Versailles, conduciendo á bordo al ex presidente ñe Venezuela. -QUISICOSA, POR NoVEJARQUb, Señoras de Bugallal, Chavarri, Alcocer y Hornedo. Señoritas de Martínez de Irujo, Caro, Morphy, Borbón y Muguiro, Borbón y Madan, Herreros de Teiada v Servet v Af varez. Marqués de Laurencín y Sres. Martos. Orfila y Escobar. El 25, del infante D. Jaime. Marquesa de la Liseda (Ja coba Péref Aloe de Orellana) Señora de Porlíer. Duques de Béjar, Alba, Vistahermosa. Veragua y Lécera. Marqués de Benzú. Condes de Torregrosa, Liniers, Luque y Valverde. Barón de Sangarren. Señores Ramón y Cajal, Cardona. Elvira, Alba, González Arnao, Castellanos, Muñiz, Anglés, Botella, Quiroga, Nart, Castro, Colón y Aguilera, Morales de los Ríos, Muñoz Baena, Méndez VISTO, Mataix, Arimón, Be ruete y Ordóñez. 605011500 La solución, mañana. Solución á la intercalaciónHOR- TELA- NO 1 A REFORMA ARANCEL A R I A EN FRANCIA. De hace algún tiempo es éste un tema que va rodando por la Prensa española, siendo tratado con nuestra acostumbrada ligereza, y, como es tradicional también en nosotros, como arma política para herir al adversario. ¿Francia modifica, en uso de su perfecto derecho, su Arancel en sentido proteccionista, con lo cual quizá pueden salir perjudicados determinados productos españoles? Pues la culpa la tienen los industrial es, nuestro Arancel, los Gobiernos, que no atienden debidamente la defensa de sus intereses nacionales, etc. etc. Todo eso se ha dicho y repetido en letras de molde, queriendo hacer comulgar á los españoles con la rueda de molino de que Francia eleva su Arancel como una represalia tardía v iusta de nuestros Aranceles de 1906. Si los que todas estas fantasías han pro palado se hubiesen tomado el trabajo de ajear la información parlamentaria abierta por el Gobierno francés en 1904 para determinar la situación económica de las industrias textiles y la condición de sus obreros, y las Memorias y dictámenes de las comisiones de Aduanas, trabajo preparatorio de las modificaciones que discute estos días la Cámara francesa, no habrían incurrido en errores, ni estampado suposiciones gratuitas, pues en estos documentos oficiales y públicos se encuentran explicados minuciosamente los motivos que aconsejan la modificación de las tarifas francesas y su objeto, que ao es otro que proteger con mayor eficacia que en el Arancel de 1892 las distintas manifestaciones de la producción francesa. Ya en 1904 la mayoría de los patronos de las distintas industrias textiles pedían, como compensación de las leyes sociales de re ducción de horas de trabajo, inspección df las fábricas, leyes de accidentes y otras fis cales que gravan la produceión, un descuento en los derechos arancelarios de determinados artículos de la industria textil. Aquellos patronos demostraban, ó pretendían demostrar, en sus informes que los producios franceses venían gravados, por las razones expuestas, en un tanto por ciento que hacía imposible la competencia con Alemania. Bélgica é Inglaterra. Las industrias metalúrgicas, las de construcción de maquinaria eléctrica, las de quincallería, bisutería, sederas y otras mu- DE SOCIEDAD Han salido para Italia el ministro de los Países Bajos en España, Mr. Testa; para Fuenterrabía y San Rafael, respectivamente, D. Joaquín Ferrer y D. José Martos O Neale con sus distinguidas familias, y para Biarritz, los duques de Plasencia; para San Sebastián, la marquesa de la Laguna con sus hijas la condesa de Requena y la marquesa de Tenorio, y para el extranjero, el marqués de Casalaiglesia. Ha fallecido D. Federico Canalejas y Casas, hermano de los ya finados D. Francisco y D. José y tío carnal del ilustre ex presidente del Congreso D. José Canalejas y del senador vitalicio D. Luis, á los cuales enviamos nuestro más seatido pésame. Los condes de la Patilla han sufrido la desgracia de perder á un hijo de corta edad. Se halla enferma de algún cuidado la señora viuda de Salvan También está delicada la señora de Valdés Fauli. La joven marquesa de UgeHa continúa muy aliviada. Se ha concedido naeionalidad española al hijo mayor de la marquesa de Villahermosa, D. Luis D. y González Orbegosi, hermano del conde de Premio Real y casado con una condesa de Talleyrand Périgord. El 24 serán los días de la duquesa de Mandas. Marquesas de Pidal, Campo Sagrado, Toca y viudas de Vistabella y Valdeiglesias. Condesas viudas de Villariezo, Casa- Miranda y Morphy. Baronesa de Casa- Davauiio.