Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 2o DE JULIO DE. 1909. EDICIÓN J. PAG. reforzar fuerza general Marina y posicio nes intermedias. Comandante militar Alhucemas coinuuica que agitadores aquellas cabilas han conseguido que vengan los 5.000 hombres á engrosar hai ka, ofreciendo enviar más. Plazas menores y destacamentos Restinga y Cabo de Agua. sin novedad. Sigue fuego noche; e- n este momento bajas que conozco son: teniente coronel Infantería Julio Ceballos, comandante y capitán Rollo y Guiloche, muertos, y varios oficiales y tropa, heridos. Se han reforzado posiciones durante combate con batería y media montaña y dos compañías regimiento Melilla. Al amanecer marcharán nuevos refuerzos y convoy municiones. da fue general Imaz á posiciones ocupadas por general Marina. Alba de Tormes (batallón) irá convoy raciones y municiones, apoyado por fuerza plaza, qae estuvo toda la noche en posiciones. Hasta ahora tengo noticias un teniente coronel Infantería, un comandante Artillería y capitán mismo Cuerpo y ocho tropa, muertos, y un capitán, dos tenientes Infantería y veinticinco tropa, heridos. r ubriendo bajas. Para cubrir las bajas producidas eu el combate, han sido destinados el comandante de Artillería D. Joaquín Perteguer Astudillo y el capitán del mismo Cuerpo don Ángel Alvarez y Or olceta. I os militares muertos. El teniente coronel D. Federico Julio Ceballos había sido destinado al regimiento de Melilla en la propuesta de Abril último y ejercía el cargo de juez instructor en dicha plaza. Había nacido el 27 de Septiembre de 1851, y á los veinte años no cumplidos, el 4 de Septiembre de 1871, ingresó en el Ejército. El comandante de Artillería D. José Royo Villego nació el 28 de Marzo de 1860. Había sido trasladado á la Comandancia de Melilla, desde la de Cartagena, y mandaba en la actualidad el grupo mixto, formado poruña batería de montaña y otra montada. Había ingresado en el servicio en Junio de 1879. El capitán D. Enrique Guiloche y Bonet había nacido en Junio de 1874. é ingresó en el servicio en 1892. Mandaba en el grupo mixto la batería montada, y era persona muy conocida en Madrid porque aquí estuvo durante muchos años de teniente en el 10. montado. CRÓNICA REGÍ a i a Reina doña Cristina, después de haber salido en coche á comprar juguetes para sus nietos, regresó á Miramar y recibió en audiencia al Sr. Cobián y al duque de Baena con su hija. e n el tren de la costa ha llegado el pán cipe Enrique de Prusia, que manda la escuadra alemana surta en Bilbao, En la estación le recibieron el embajador de Alemania, el secretario de la Embajada, príncipe de ¿íppe; el cónsul de Alemania y el oficial de la secretaría del Rey, conde de la Unión. El príncipe, cou sas ayudantes, se dirigió al Hotel Continental, ea donde almorzó. Desde Palacio le fue comunicada la noticia de su llegada al Rey, que estaba en Guetaria. También se participó á S. M. el deseo del augusto huésped de vo ver á Bilbao hoy mismo. Pidió en seguida D. Alfonso que se le enviasen á Guetaria dos automóviles para venir después de almorzar. Serie de 6 metros: i. Enia; 2. Machuca? Serie de 6 metros y asimilados: NmaizSerie o? ider classe i. Catatóme; 2 Papoose, y 3.0, Dios salve á la Reina. Del segundo jefe, el ig, á las cinco mañana. A las seis de la tarde entraron eu el pj to los torpederos Osado y Audaz- Fondearon al ladoadel Tenor. Los buques de la escuadra española anclados en este puerto prolongarán su estancia aquí algunos días. Saldrán oportunamente para encontrarse en El Ferrol cuando el Rey visite Galicia. tx IJelsegimdo jefe, á la 1,3 tarde. -Madruga- I os infantes D. Fernando y doña María Te resa llegarán mañana eu e ¡primer expreso. La Reina Cristina saldrá a recibirlos á la estación. El miércoles, por la tarde, continuarán su viaje con dirección á Munich. h! NES, JC) I i N. SAN SEBASTIAN POR TELEFONO 1 LUN S, ig 4 r. p -Rey llegó al Club Náutico á las nueve de la mañana, con sus avudantes los señores Boado y Águila. En seguida se trasladó al Hispania en ana canoa- automóvil para hacer la regata- crucero á Guetaria. A las diez y cuarenta minutos se había dado salida á todos los balandros; escoltando al Rey salieron el Terror y el Mac- Makón, el vapórelo Perico Y otras muchas embarcaciones. Por tierra se trasladaron á Guetaria, entre otras personas conocidas, los marqueses de Cubas, Baroja y Bayamo. Al principio soplaba escaso viento, pero luego aumentó la brisa. A las once de la mañana, cajo ¡as estriba c ¡ones del castillo de la Mota, han fondeado el Carlos Vy el Priticesa de Asturias, y príncipe Enrique conferenció cou el práctico mayor del puerto sobre el calado que tiene la bahía, acordando que el LUNES, I 9 N próximo miércoles venga á estas aguas el u Majes- ád el Rey llegó á Guetaria á las crucero Imbeck. S ¡doce menos cuarto, llevando en su ba- Entrará á las siete de la mañana y permanecerá en ésta dos días. landro á la marquesa de Bayamo. El Príncipe, acompañado de su ayudante, Desembarcó poco después y se unió á los balandristas que, con el Ayuntamiento permaneció en Miramar hasta las seis mey otras Corporaciones, Sé hallaban esperán- nos cuarto, asistiendo al té. También estuvo en Palacio el almirante dole en el muelle. También habían acudido á recibir á Su Morgado. Dos automóviles de la Real Casa aguarMajestad muchos aristócratas que veranean daban el regreso del príncipe Enrique de en aquella encantadora playa. El pueblo estaba engalanado con redes, Palacio para conducirlo á Bilbao. Alas seis y cuarto salió de esta capital, banderas y flores. Después de los saludos y presentaciones siendo despedido por el embajador y el coade rigor, emprendió el Rey la marcha hacia sul de Alemania. El próximo miércoles volverá con sus hila iglesia, seguido de los balandristas é injos, haciendo el viaje en automóviles que vitado s. le enviará el Rey. Precedíalos una banda de música. Prepáranse festejos en honor de los mariDespués de la visita á la iglesia, que estaba engalanada, trasladóse el Monarca al nos alemanes. palacio de los marqueses de Casa Torre. p s t a noche ha subido á Miramar ut, coSubió á las habitaciones que le tenían des- -misión del Club Náutico para confetinadas, y después de lavarse y cambiar de renciar con D. Alfonso sobre la celebracióa ropa salió al jardín, donde se sirvió un al- de un festejo náutico extraordinario para el muerzo, al que asistieron 150 comensales. En la mesa de honor, á la derecha é iz- próximo miércoles Las Reinas Victoria y quierda del Rey, tomaron asiento la mar- vistarán en la bahía de la María Cristina requesa de Casa Torre, losipresidentes de los dros que tomaron parte enConcha los balanlas regatas. Clubs de regatas de San Sebastián, Bilbao y Santander; los marqueses de la Mina, el SAN SEBASTIAN, J O 1 M comandante de Marina, el gobernador y p l Rey ha marchado á Madrid en el sudlos Sres. Echagüe y Boado. expreso para despedir la corte Una banda de música amenizó el al- brigada de Cazadores que vaen Melilla. á lá á muerzo. La resolución la adoptó S: M. repentinaEl Rey salió á las dos y cuarto en auto- mente, comer, móvil con el general Echagüe y los mar- todavía después de muchos y á estas horas la ignoran personajes palaqueses de la Mina, llegando aquí á las tres tinos. menos cuarto. Le acompañan el conde del Serrallo y sus En otro automóvil uu ayudante ayudantes Sres. Aybar y Águila. y el gobernador. El Rey El Rey muéstrase complacido de la ex- bastián. regresará el miércoles á San Secursión. E p l príncipe Enrique subió á Miramar 4 las tres y media acompañado de sus ayudantes. Poco después siguiéronle Mr. Tattenbach y el secretario del Príncipe. El secretario del Gobierno civil cumplimentó ai Príncipe. o í resultado de la regaía- Tacero de Gtre taria es el siguiente: Serie de 15 metros: primer premio, Hispania, patroneado por el Rey; segundo, T mga, por el duque de Medinaceli. Serie de 10 metros y no asimilados: i. Corzo, propiedad del Rey; 2 CarmenSerie de 10 metros y asimilados: i. Titani; 2. a, Sogahnda. Serie c! e 8 metros: i. Cisco; 2. Maitia. fíerie de 8 metros y asimilados: Aufa. VALENCIA Y SU EXPOSICIÓN POR TELEFONO LUNES, 19, J T por ¡a noche se espera al Osado. i a Expcsición. Los periódicos ocúpai. se en la noticia que adelanté de la probable visita del rey Eduardo á Valencia. La noticia considérase cierta, pues las negociaciones siguen con gran actividad. Días pasados estuvo aquí un funcionarlo del Aimuantazgo comprobando algunos datos de nuestro puerto, y dentro de muy poco tiempo tal vez marehe á Londres el embajador de Inglaterra para ultimar los detalles de este viaje. Como ya dije, se celebróla grandes f ste-