Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 20 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 8. guardia toda la noche para impedir que los Tos Guelayas, se asegura aquí que de eníre rebeldes atacaran por aquella parte el cam- varias cabilas próximas á esta plaza marpamento, y que seguían dispuestas á hacer charán más de cinco mil hombres á comba- i cuanto les fuera posible para impedir su tir contra nuestras tropas en Melilla. avanee TANGES, J II M. Moratinos le indicó la conveniencia de TM oticias de Fez. que si se verificaba por aquel lado alguna J Las cabilas del Esfc. de Fez, partida agresión de los rebeldes se corrieran por la derecha para dejar libre el campo de com- rias del Roghi, celebraron ayer una reunión, acordando no repetir los pequeños ataques bate. omportarnieato de las tropas. contra Fez é invitar al Roghi para que se Fue admirable. Ni un solo inoi ponga á la cabeza de los rebeldes, amenani aun en aquellos de mayor peligro, deca- T riste convoy. Poco después de las once de la mañana zándole con elegir otro jefe en caso de no yó la disciplina y la obediencia á las órdellegó el tren sanitario con los muertos y he- emprender una acción decisiva con los rínes de los jefes. en el combate Venían en camillas, Hasta los moros leales que constituyen ridos sobre vagones, otras en los coches de fenos. También se dice que está acordado un arla Policía, y de cuya fidelidad se llegó á te- unas misticio de dos meses entre los imperiales mer, han dado pruebas inequívocas de su las ambulancias. Los muertos fueron bajados á hombros y y los rebeldes para dedicarse á las faenas afecto para nosotros. Se batieron con gran íejositados en el suelo hasta su conducción de la recolección agrícola. valor y han sufrido muchas bajas. Por este El moro Chesa, de la cabila de Quebda- al cementerio. El capellán Sr. Solomilla rezó Fez, donde motivo renace la tranquilidad en se han divulgado el día 1 %io s na, estuvo batiéndose sin descanso todo lo un responso. Los heridos fueron trasladados al hos- sucesos ocurridos en Melilla el día 9. que duró el combate, siempre al lado del Muley Hañd envió 5.000 duros á la me general Marina, como si quisiera resguar- pital. Casi todos los soldados muertos han sido halla de Benitnitir, pero los conductores del darle con su cuerpo. El capitán Zegrí, ayudante del general identificados por carta jue llevaban en los dinero fueron robados y apaleados á tres kide Marina, al dar unas órdenes, recibió un ba- bolsillos, los sus familias ó sus novias. de los lómetros de las murallas Entre muertos figura, lazo en la silla del caballo. En el mismo mo- telegrafiados, ej sargento delademás 3 ARGEL 0! I, O, 1 JW regimiento de mento el general se llevaba una copa de ron África Prudencio Alonso. f ontra a guerra. á los labios; una bala se la quitó de la mano Los moros arrebataron el cadáver, lo mu- V Un grupo de jóvenes recorrió estaño y la hizo añicos. tilaron horriblemente y se disponían que- che las Ramblas hasta la plaza de la UniMerece citarse la conducta del capitán del marlo, cuando un g rupo de soldados álogró versidad, donde se disolvió dando gritos de regimiento ás África Sr. López Ochoa, hijo recuperarlo en un encarnizado combate ¡abajo la guerra! y muera Comillas! del general del mismo nombre. La Policía detuvo á siete. En el momento en que los rífenos ataca- cuerpo á cuerpo. Eí acto careció de importancia. El sargento Alonso tenía una cruz pen, ban con ímpetu salvaje y que grupos nume- sionada por la defensa de un fuerte en Filirosísimos de moros llegaban á la carrera pinas, en donde estuvo prisionero de los jpn los Centros oficiales. cerca de la posición de Coloco, dos seccio- tagalos diez y seis meses. Ayer mañana temprano empezaron á nes, rodilla en tierra, hacían fuego con adSu viuda bajó al campamento á esperar el circular en Madrid rumores de que en el mirable serenidad, como si, más que en un cadáver, desarrollándose una escena dolonuevo encuentro de nuestras tropas con IO combate empeñado, estuvieran en un ejer- rosísima. moros en Melilla habíamos sufrido muy sen cicio militar, siblespérdidas, aunque no se precisaban. A las voces de mando de ¡carguen! ¡preMELIU. 4, ig, 11 V. Desgraciadamente, los rumores tenían paren! ¡fuego! los soldados preparaban sus T etalles sueltos. fusiles y los disparaban sin que sonase nin- El día ha transcurrido con tranquili- fundamento, pues al recibir al mediodía el gún disparo fuera de tiempo. dad. Por la mañana hubo un pequeño fuego Sr. La Cierva á los periodistas les manifestó El capitán Sr. Mena, herido, como he di- de fusilería haeia el barranco de Sidí Musa. que el combate de la tarde y noche del que continjiaba á las cinco de la cho, en un brazo, se negaba en absoluto á Por la tarde se sintió también ligero ca- domingo, del lunes, se habían ñoneo desde la posición del general Marina. mañana las últimas hora en queMelilla, ha (abandonar el mando de su compañía miennoticias de tras no se diese la orden de ¡alto el fuego! Uno y otro hecho carecieron, según mis in- recibido Sólo consintió en retirarse con la promesa formes, de importancia. Todo quedó reduci- bía sido rudísimo, y que, entre otras, habíade que se le permitiría volver al combate do á disparos sueltos para dispersar alga- mos tenido la sensible pérdida del teniente coronel D. Julio Ceballos, del comandante una vez practicada la cura provisional de nos grupos sospechosos. de Artillería Sr. Rollo y del capitán de la su herida. Los médicos del cuartel general, capitán p l total de nuestras bajas, según los últi- misma Arma Sr. Guiloche. El número de Andújar y teniente Serret, y los de la sec- mos informes oficiales, es de 12 muertos heridos ha sido también importante. También nos manifestó el señor ministro ción sanitaria del Hipódromo, capitanes y 24 heridos. Clemente, Sánchez, Bargrave y Herraz, se Sigue ignorándoselas bajas de los moros de la Gobernación que había quedado reportaron admirablemente, acudiendo desde porque éstos se llevaron la mayoría de los compuesto y funcionando el cable entre Melilla y Ceuta. el primer momento á los lugares de mayor muertos y heridos. peligro para auxiliar á los heridos. Al pie de las alambradas se han encontraa noticias oficiales facilitadas anoche as También son merecedores del mayor en- do 20 cadáveres, son de que durante todo el día de ayei comio los capellanes D. Alejo Fernández, reinó la tranquilidad en el campo de MeliD. Fernando Salamilla y D. llamón Santa odas las tiendas de campaña de la posi- lla, excepto en las últimas horas de la tarción del general Marina eestán acribi- de, que hubo un pequeño tiroteo. Olalla. El primero en la primera línea de la posición principal, y los otros dos en la lladas á balazos. segunda caseta del ferrocarril, realizaron Se ha observado que la mayor parte de por prodigios de valor y desprecio á la vida, las balas enemigas perteneeen á cartuchos f- oy A las la mañana llegará el Sr. M a M dos auxiliando espiritualmente á los heridos y de sistema modernísimo y de excelente ca- también el Rey. y media de la tarde llegará lidad. confortando á los moribundos. El Nuestras tropas han consumido en la ac- cado Gobierno celebrará un Consejo dediá los asuntos de Marruecos. ción 50.000 cartuchos. Miguel Hernández, Nicolás Jordán y Alfonso Gay. Batallón Disciplinario de Melilla, Andrés Blasco. Eusebio López, soldado; Luis Pablo, sargento del Disciplinario; Celedonio Aguilera, Francisco García, Faustino Ruiz y Esteban Pedrosa, artillero, 0 t L T DESPUÉS DEL COMBATE solo moro. A las diez de la mañana se presentó en el campamento del Hipódromo- -en donde los generales Del Real é Imaz han permanecido toda la noche á la expectativa- -el moro el Gato, jefe de los trabajadores rífenos de las obras del ferrocarril, y celebró una dete mda conferencia con el jefe del campamento, comandante Morattnos. Dijo el Gato que las cabilas ironterizas amigas de España estuvieron haciendo moros leales. VosEl día de hoy amanecí tranquilo. un El campo extenor apareció desierto, sin i os refuerzos. Ha desembarcado del vapor Puerto Rico el batallón de Estella, y del San Francisco, tres compañías de Alfonso XII y la plana mayor del batallón. Unas y otras fuerzas prestarán servicio en la plaza. ALHUCEMAS, t 1. u oy sale para Málaga la brigada de Ma drid, que manda el general Pintos, Allí embarcará para África. íicialmente se ha rectificado la cifra de las bajas ocurridas en el último corábate. Son 13 muertos y 18 heridos. f l Gobierno niega fundamento al rumor de que se piense enviar al general Weyler á mandar las tropas de Meliíla. Del general gobernador militar de 3 f ¿lilla al minislro de la Guerra, el 18, á las doce y vein- futras noticias Los moros del campo fronterizo continúan trayendo sus mercancías á esta plaza para venderla- s. No obstante las protestas de amistad hacia España hechas por los Bani Urriguel y las seguridades que dieron de que no marciana ninguno ds los suyos en auxilio de O elato del combate. te. Esta tarde rompió fuego enemigo obre posiciones ocupadas. Guarnición plaza salió muran IIIWWIMHIHIiilUiHIHI 11111 1111 I